¿Comprar un avión presidencial, o un hidrante para el país?

Lo primordial está primero que lo secundario (es de sentido común).

Sr. Presidente: su actitud suena a un poco egoísta, al pretender adquirir una aeronave para que usted viaje cómodamente. Bien puede viajar en una aerolínea en primera, y así ahorrarle a la Nación 25 millones de dólares. Pretender cubrir sus propias necesidades, no es precisamente lo más adecuado y justo. No hay que olvidar que durante el mandato del Mauricio Macri, el expresidente había querido efectuar la compra y el Kirchnerismo lo acusó duramente. En las 23 provincias de Argentina, varias de ellas han tenido incendios de bosques en los últimos 20 años. Si tomamos en cuenta la actual y severa sequía por la que atraviesa la república, es muy probable que estos sucesos se desencadenen con mayor frecuencia, causando mayores daños, que en años anteriores. Cada año se registran en nuestro país cientos de fuegos forestales. Invertir en la compra de esta clase de aviones, no es un lujo… ¡Es una necesidad imperiosa y urgente! La república atraviesa por situaciones comprometidas y difíciles. Señor Alberto Fernández: renuncié a esa compra inútil y así podrá destinar el dinero a donde realmente corresponde. Todavía está a tiempo. Su solidaridad para con el pueblo argentino será bienvenida.

La defensa de la soberanía es también cuidar de nuestros recursos naturales.

Hugo Modesto Izurdiaga

DNI 11.604.534

Villa Madero – Buenos Aires. Partido de la Matanza

Share
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments