Espada de Damocles

La característica común de la clase política argentina, dominada por su idiosincrasia y su ineptitud, es organizar sus territorios de gobierno (país, provincia o municipio) emulando el funcionamiento de un casino en el que los que ganan son siempre los mismos y los que pierden también.

Por otra parte, si el populismo es el signo distintivo de dichos gobiernos, con su gestión generalmente logran como resultado hacer más ricos a los ricos y simultáneamente hacer más pobres a los pobres.

Concomitantemente, para el logro de sus fines, ejecutan acciones que limitan la libertad de pensamiento produciendo una paulatina e inconsciente reducción de la libertad de expresión.

La herramienta de uso habitual para el dominio de la gente, sobre todo de los más carenciados económica y educacionalmente, es el miedo, persiguiendo que ese segmento poblacional no cambie de bando político.

Bajo el actual sistema de gobierno, el país navega diariamente hacia un futuro cada vez más incierto y sin contar con una buena brújula.

El regreso al gobierno de una oposición estratega, planificadora y patriota es la última posibilidad que la República Argentina tiene para evitar que la afilada espada de Damocles, que pende sobre su cabeza sostenida por una sola crin de caballo, se rompa en cualquier momento y acabe con su vida.

Oscar E. García

osedgar@yahoo.com

Share
Subscribe
Notify of
guest

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Facundo Bertinetti
Facundo Bertinetti
7 months ago

Buen día. De ser oportuno, podría considerarse que la espada o guillotina no pende de crin de caballo o débil cosa parecida. En consonancia con el artículo, que expresa «que los que ganan y los que pierden siempre son los mismos», Espada o Guillotina están frenadas por Cadenas, las mismas «Rotas Cadenas» referidas en Himno Nacional. Y las cabezas debajo de espada p guillotina son las de la clase política; cuya única virtud, arte, oficio o profesión es dar gastos al erario de quienes sostienen espada o guillotina con brutal fuerza de la ignorancia, que solamente podrá ser vencida con la Luz de la Educación…