Estemos atentos con el Fiscal Diego Luciani

Nos estamos acercando al inicio de los alegatos del fiscal (que comenzarán el 1º de agosto), en el juicio por la Obra Pública de Vialidad donde la principal imputada como Jefa de una Asociación Ilícita es la Vicepresidenta de la Nación.

Serán 9 jornadas que abarcarán 3 semanas en las que aunque sea por zoom, CFK deberá estar presente y escuchar cada una de las evidencias que ha recopilado Luciani durante la Instrucción de la causa para luego hacer su descargo final antes del veredicto de los jueces del Tribunal Oral.

Aunque no pretendamos convertirnos en “pájaros de mal agüero”, es necesario que, tal como suele apuntar el muñeco Gallardo, “estemos con la guardia bien alta” siguiendo atentamente los movimientos que vaya a dar, de aquí hasta que finalice su largo alegato el citado fiscal.

Porque, si la memoria no me falla, y haciendo un veloz racconto hubo varios fiscales que investigando al kirchnerismo tuvieron inconvenientes, tropiezos o “se suicidaron” (recordemos a Campagnoli y el Juri que debió afrontar, al no repuesto Fiscal Sosa, en Santa Cruz, al suicidado Fiscal Nisman, a la Fiscal Goyeneche, recientemente destituida tras lograr la condena del ex gobernador de Entre Ríos Sergio Urribarri).

Acompañemos, entonces, con nuestra mirada, seguimiento y atención los pasos de este Fiscal Federal, para que podamos seguir contando en la justicia con funcionarios probos, que tanto le hacen falta.

Roque Villazán

rovillazan@gmail.com

Share
Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Sergio
Sergio
12 days ago

Por las dudas, si no le funciona la PC, que escriba a máquina, pero que no llame a ningún técnico en computación..

Argento41
Argento41
12 days ago

Cuando el relato se cae; la verdad se levanta.
No se sabe cuando; pero que un día será ¡Ese Día!, está más que claro.
Aparecerá un día el «yo no los voté»; como tantas veces.Es de esperar que no sea demasiado tarde.

Epicardio
Epicardio
11 days ago

Comparto y deberemos -¡Todos!- estar muy atentos a cómo se seceden los acontecimientos. Esa señora es peor que «Pepita La Pistolera», un engendro del mal que no escatima nada con tal de sacarse de encima lo que le puede estorbar o comprometer.