Tomas de colegios secundarios porteños

Señor director:

Son inadmisibles las «tomas» de colegios secundarios porteños, como el Mariano Acosta, de la Ciudad de Buenos Aires, incitados por la presidente del Centro de estudiantes del colegio Acosta, Carla Andrade, y el kirchnerismo, que protestaban contra la ministra de Educación, Soledad Acuña, que ha denunciado ante la Justicia esas «tomas» inaceptables por quienes, se quejaban por las viandas que consideraban insuficientes, dado que la Ciudad de Buenos Aires los alimentan, pero esos maleducados/as han vandalizado los colegios y hasta tiraban las viandas, que provee la Ciudad, a los inodoros -repito tiran los alimentos a los inodoros-, de los colegios, y, luego, se quejan de que las viandas que les provee la Ciudad eran insuficientes, como tras esa situación delincuencial apañada por los concejales del Frente de Todos kirchnerista; considero que ha llegado la hora de que los padres, que mal forman o deforman a sus hijos, sean sometidos penalmente por la Justicia, e indemnicen a la Ciudad de Buenos Aires, por ser responsables de esas atrocidades, y se les aplique las sanciones correspondientes para terminar con esas violaciones a las escuelas, lugar de formación ética y moral de los estudiantes, y que sirva de ejemplo para que no se repita.

Con cordiales saludos,

Alfredo Nobre Leite

DNI 18.221.024

n.alfredo52@yahoo.com

Share
Subscribe
Notify of
guest

5 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Epicardio
2 months ago

Excelente su posición que comparto. No se pueden permitir tales ilícitos de esos incipientes energúmenos y que el peso de la ley caiga sobre los responsables, padres y/o docentes, según fuese la participación por acción u omisión de tales responsables.

Doc. Marañon
Doc. Marañon
2 months ago
Reply to  Epicardio

Si mocosos de porquería.

EL CHUMBIAO
EL CHUMBIAO
2 months ago

El narcotráfico, el contrabando, la trata de personas. Tres delitos que indefectiblemente se llevan a cabo con la participación de dirigentes políticos.
El descripto estado de la Provincia de Mendoza es resultado de políticos chapuceros con fuerte influencia de ideas trotskistas como lo fue y son dirigentes de todos los partidos políticos en danza, carentes de todo sentido de identidad nacional y por eso vacío de patriotismo y vocación de servicio y de honestidad.
Desde el defensor de los guerrilleros del ERP, de contenidos trotskistas, que proclamaba para la gilada que “con la democracia se come, se cura y se educa”, incrementador de vagancia, de la dádiva gubernamental y pérdida de la cultura del trabajo con las cajas PAN, Alfonsín, admirador de la dictadura castrista, hasta el presente, la casta política con su tropa de mercenarios llamados “periodistas” han alentado de toda manera la indefensión de la Nación, entregando territorio argentino a otras naciones o abandonándolo a bandas criminales.
La eliminación y/o degradación de las fuerzas armadas y de seguridad, la persecución de su personal, fue necesario para entregar la sociedad argentina al dominio de los negocios ilícitos y actividades de bandas criminales, mano de obra de los partidos políticos que, amén del saqueo fiscal al pueblo obtenían mediante esa asociación delictiva los recursos para la corrupción comprando voluntades y el pago a punteros del caos.
Es innegable que Argentina es un país que se encuentra ya al borde del precipicio. Nada diferente pero más grave que durante los años 1973 a 1976.
A esto se ha llegado mediante la distorsión de la historia y un relato falaz. Privando de conocimiento y conciencia histórica los pueblos están destinados a repetir sus errores. Ha sido el objetivo de la gran mayoría de los dirigentes políticos, periodismo, militares, empresarios, sindicalistas y jerarquía de la Iglesia Católica.
Sin brazo armado que la defienda sólo queda la actitud que asuma el pueblo, aún sano y patriota, en defensa de su libertad y dignidad, dos valores que tienen su precio, generalmente alto.
La inmovilidad llevará sin duda alguna a la tiranía del crimen organizado desde la política o con esta.
 

Javier
Javier
1 month ago

No se.

Es una posicion razonable pero estamos hablando de una ciudad con una poblacion en su mayoria irrazonable.

El votante de CABA es progre. Y ese votante elije tanto al kirchnerismo como a PRO, la UCR, y demas basuras por el estilo.

Estan viviendo como desean vivir aunque a uno le parezca inaceptable ese tipo de conducta.

Proponerles orden no resultara. Te hablaran de reglamentizar las tomas, no de su prohibicion o de directamente devolver el poder arbitrario necesario a las autoridades para poder poner orden.

Cuando el porteño se jacta de ser un votante sofisticado (a diferencia de nosotros los palurdos de las provincias) y uno puede ver lo que elijen como que es para hacerlos humildes con la risa.

Jorge
Jorge
1 month ago

Judicializar, criminalizar, declarar inadmisible e inaceptable a la protesta, es ejecución de violencia política. El autor, y sus comentaristas, añoran la Noche de los Lápices, fue el momento en que sintieron al Estado de su lado y a los terroristas de 14 años reprimidos como se merecen.