Los altos costos estanflacionarios de tratar de eliminar la inflación inercial sólo con restricción monetaria

Domingo CavalloÉste es el título se una sección de mi informe de consultoría del 31 de julio, cuya primera parte reproduje en un post anterior. Aquí transcribo sólo la parte conceptual. Para quienes quieran ver el informe completo, que incluye la descripción de las metas económicas que el gobierno podría lograr para 2017 si diseñara y anunciara un Plan de estabilización y desarrollo capaz de quebrar la inercia inflacionaria, lo acabo de subir a la página “artículos en español”.

La mayor parte de los analistas independientes proyectan tasas de inflación del orden del 2% mensual para los meses finales de 2016 y para todo el año 2017, porque consideran que los salarios nominales continuarán aumentando en el orden del 32%, como lo hicieron durante 2015 y 2016. Los aumentos salariales influyen no sólo sobre los costos de producción del sector privado sino también sobre las erogaciones salariales y jubilatorios del sector público.

Es precisamente este ajuste de los salarios basado en la inflación pasada lo que crea la inflación inercial. La inflación inercial se ve agravada por el sinceramiento de la inflación reprimida que resulta de las distorsiones de precios relativos producidas. Este es precisamente el caso de Argentina en 2016.

La política monetaria no está bien equipada para luchar contra la inflación inercial porque el principal mecanismo de transmisión a los precios es el tipo de cambio como ocurre en economía abiertas en las que se persiguen metas de inflación manejando como instrumento monetario a la tasa de interés.

Si la economía fuera financiera y comercialmente cerrada, la política monetaria influenciaría sobre la inflación por el efecto depresivo del aumento de las tasas de interés sobre el consumo y la inversión. La recesión creada por el aumento en la tasa real de interés eventualmente quebraría la inflación inercial, por un lado aumentando la desocupación, lo que haría bajar las pretensiones salariales de los trabajadores y, por el otro lado, induciendo expectativas de inflación más bajas. Los efectos recesivos de las políticas monetaristas de estabilización son normalmente elevados y largos.

En economías comercialmente abiertas pero todavía cerradas a los mercados financieros, como ocurre cuando hay controles de capitales, las políticas de estabilización influyen sobre la tasa de inflación también a través de la apreciación de la moneda local agregando así al tipo de cambio como mecanismo de transmisión para reducir la inflación actual y esperada. El tipo de cambio tiende a apreciarse no porque entren capitales sino porque la recesión interna libera producción para las exportaciones. La apreciación cambiaria induce mayores importaciones y éstas ayudan a contener el aumento del precio de los bienes comercializables, lo que reduce la inflación. Este mecanismo de transmisión normalmente atenúa el efecto recesivo del aumento de las tasas de interés pero a costa de generar un déficit comercial que puede desalentar la producción de bienes comercializables externamente en el mediano plazo. El déficit comercial puede llegar a ser grande y largo en el tiempo, pero eventualmente remueve la inflación inercial.

En economías financieramente abiertas pero aún comercialmente cerradas, especialmente por el lado de las importaciones, la apreciación cambiaria necesaria para quebrar la inercia inflacionaria puede resultar muy grande y larga y generar un gran déficit comercial también por el desaliento a las exportaciones, lo que termina agregando más recesión a la que producen las altas tasas reales de interés. La apreciación cambiaria puede resultar incluso más elevada aún si el gobierno agrega al influjo de capitales externos colocando deuda en el exterior para financiar su déficit.

Este es precisamente el caso de la economía Argentina en 2016. Se trata de una economía con fuerte inflación inercial agravada por el sinceramiento de la inflación reprimida, que es financieramente abierta pero todavía comercialmente cerrada a las importaciones por consideraciones de protección industrial. Además tiene un alto déficit fiscal. En esta clase de economía, el mecanismo dominante de transmisión es el tipo de cambio. La a cambiaria puede ser grande y durar mucho. Por lo tanto el Peso puede llegar a estar muy sobrevaluado, incluso más que si el Banco Central hubiera sujetado el valor del peso al del dólar como el principal instrumento para estabilizar la economía.

La alta tasa de interés pagada por el Banco Central para colocar las LEBACs induce altos costos del financiamiento en pesos para los dos sectores, el público y el privado. En consecuencia, los dos tienden a financiarse en dólares. Si el Banco Central no compra el influjo de capitales originado en el financiamiento externo de los déficits, el peso se apreciará mucho. La apreciación del peso ayuda a desinflar los precios de los bienes comercializables externamente, pero como los salarios y los precios de los bienes no comercializables continúan aumentando por inercia, la apreciación es aún mayor en términos reales. La apreciación real es aún mayor si por razones de protección industrial se restringen las importaciones.

Cuando hay señales claras de sobrevaluación del peso, la reacción natural de cualquier Banco Central es intervenir en el mercado cambiario comprando reservas, pero para ello tiene que emitir pesos. Luego, para absorber la liquidez excesiva tiene que vender LEBACs y termina incurriendo en los altos costos financieros que en primera instancia el gobierno trató de evitar financiándose desde el exterior en lugar de hacerlo en el mercado interno.

Esto es precisamente lo que el Banco Central ha estado haciendo durante los primeros siete meses de 2016. El Banco Central ha comprado 8 mil millones de dólares en términos netos y ha colocado una cifra equivalente en pesos de LEBACs adicionales. Como el margen entre la tasa de LEBACs y el ritmo de devaluación se mantiene alta, el Banco Central genera un déficit que tiene las mismas consecuencias económicas que el déficit del gobierno. De esta forma la política monetaria restrictiva termina siendo desestabilizadora. Por esta razón la intervención directa del Banco Central en el mercado cambiario termina derrotándose a si misma.

La predicción para el escenario base de 2017 supone que este mecanismo perverso se repite en 2017. Es como si la economía estuviera en una trampa inflacionaria de la que no puede salir.

La única forma de escapar de esta trampa es encontrando modos efectivos de quebrar la inercia inflacionaria y, al mismo tiempo reducir el déficit fiscal y la tasa nominal de interés. En la próxima sección proyectamos cuál sería el curso de la economía durante 2017 si un plan integral de estabilización capaz de alcanzar la meta del 1% de inflación mensual fuera aplicado desde enero de 2017.

Domingo Cavallo

http://www.cavallo.com.ar/

Share

6 comments for “Los altos costos estanflacionarios de tratar de eliminar la inflación inercial sólo con restricción monetaria

  1. ALICIA SUSANA YORIO
    30/08/2016 at 11:58 AM

    Caballo anda a opinar donde no te conocen, los políticos y economistas insultan nuestra inteligencia.

  2. Estoy podrido
    30/08/2016 at 7:45 PM

    Ladrón, mercenario cara dura. Hay que aplicarte el código militar, y el castigo por traición a la patria.Tenes las manos manchadas de sangre.

  3. 31/08/2016 at 12:17 AM

    Eistimado doctr Cavallo:
    Leo dus comentarios no sumo inteses. Mas alla de la natural discrepancia que surge invevitablemnte entre personas que ejercen en serio su facultad de observar y pensar, hay un eslabon que nos conecta. La coincidencia en reconocer que sufrimos in crescendo los efectos de opesimo orden econiomico . Él es la causa eficiente de los graves procesos sociales vividos desde hace casi 90 años. LOs mojones de esta derrota son tres impulsos legislativos que han ido acumulando por muchas causas pero porn efecto de tre momentos legislatibvos: 1) el Codigo Civil de 1870, 2) el sistema de recursos del Estado nacional establecido en 1932 “provisoriamente para siempre” mediante la Ley cde impuesto a los reditos y generatriz del actual sistema que incluye mas de 90 leyes de impuestos al trabajo ,la inversiona de capital y al consumo y , finalmente y lo peor, c) la sustitucion por la dicitadira de 1943 del orden economico de libre mercado mandado a establecer la la CN , por sistemas del tipo: ordenes economico centralmente dirigido por el gobierno nacional, vigentes desde entonces al dia de hoy. El 6 de septiembre de este año, en La Facultad de Derecho (UBA) a las 17 horas presentaremos el libro “PROGRESO ECONOMICO CON JUSTICIA SOCIA ¿MAS RECURSOS PUBLICOS CON MENOS IMPUESTOS? , acto que como autores del libro lo invitamos para i que ud. cuente con el y lo considere. LO analizaran varios profesores entre los que expondran entre otros Raul Cuello, Eduardo Conesa y Antonio Margariti, ademas de qjuienes han hecho investigacion de campo para comprobar la vialidad del proyecto. Seria muy importante que asistiera, en cuyo caso aguardamos su confirmacion. Con el mayor respeto lo aguardamos. Con nuestros saludos, Hector Y Guillermo Sandler

    • Vengador
      31/08/2016 at 4:22 PM

      Más que observar y pensar, hay que recordar, Pero claro no hay que pedirle peras al olmo, no espero que el liberalismo sea ético siendo que niega todo concepto moral.

      Entre bueyes no hay cornadas.Juramentos de Logia asi lo requieren.

  4. Vengador
    31/08/2016 at 4:16 PM

    Tiene usted la caradurez de seguir hablando de economía, traidor …

  5. MAXIMO EL OPADIPUTADO
    31/08/2016 at 4:58 PM

    SOS UN INTEGRANTE MAS DE LA ARMADA BRANCALEONE DE LA ECONOMIA, OPINA DE REPOSTERÍA PERO PRIMERO HACÉ EL CURSO, PORQUE SINO VAS A OPINAR SIN SABER DE REPOSTERIA TAMBIEN,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *