Las pujas de poder en la legislatura bonaerense que viene: El radicalismo gana poder en Cambiemos, las internas peronistas a la orden del día

Los movimientos en la legislatura bonaerense son los típicos de estos tiempos donde deben asumir nuevos diputados y senadores pero además se reforma el eje de acuerdos del oficialismo con la oposición. Tras la elección del 22 de octubre Cambiemos quedó fortalecido en ambas cámaras, sobre todo en senadores donde alcanzará la mayoría propia. Ahora es el tiempo de las definiciones de la autoridades de la legislatura y de cada uno de los bloques más importantes. La disputa de la vicepresidencia de diputados, y el avance del radicalismo en la conducción de los bloques de cambiemos.

Manuel Mosca sorteó una incipiente operación de algo que no estuvo en duda nunca: su continuidad como presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. Desde las usinas de Elisa Carrió se alentaba su reemplazo por Maricel Echecoin y se lo ubicada al marido de Gladys González, que jura el miércoles como senadora nacional, en el lugar que tiene el ministro de gobierno Joaquín De La Torre. Está claro que Vidal tiene una buena relación con Carrió pero hay límites. No sólo de ella, sino de la mayoría de la política que aún explora como será el mentado recorte del gasto político en la legislatura bonaerense.

La firmeza de Mosca le permite por estas horas tejer acuerdos y sentarse a conversar con la oposición, pero también poner límites en los propios. Entre otras cuestiones abortar intentos internos de armar sub-bloques que tributen para Cambiemos como sucedía hasta aquí. Nada de eso. Los diputados que ingresaron en las listas oficialistas, van derecho al bloque. Nada de inventos para sostener algunos cargos y beneficios extras. Algunos diputados de la tercera sección electoral que reeligió lo vivió en carne propio cuando esbozó la idea de sostener su independencia de bloque.

Sí ha quedado confirmado que la conducción del bloque oficialista estará en manos del radical de Mar del Plata Maximiliano Abad. Su apellido está ligado a Ernesto Sanz dentro de la interna de la UCR y ocupará el lugar de otro radical, Jorge Silvestre. En el caso de Abad, tiene una excelente relación con Manuel Mosca, pero además se considera que ha sido clave para el armado de Cambiemos en Mar del Plata, donde a pesar de la mala gestión del intendente Arroyo, se impuso gracias a la imagen de María Eugenia Vidal. La movida electoral de Abad es considerada clave de todas formas para ello. Además de las operaciones para que peronistas de la quinta sección electoral acompañaran las votaciones del presupuesto y la reforma fiscal.

En el senado, la presidencia del bloque seguirá en manos del radicalismo bajo la batuta de Roberto Costa quien renovó su mandato por la sección de donde es oriundo, la primera. Es de Escobar y mantiene un enfrentamiento local con el kirchnerista Ariel Sujarchuk. Además nunca rompió sus lazos territoriales con Gustavo Posse, el alcalde de San Isidro quien supo mantener, durante años a otro ladero en diputados como Walter Carusso, muy cerca siempre de los temas judiciales bonaerense.

El reciente acuerdo de interlocución con el peronismo basado en los intendentes “dialoguistas” que se quedaron con la presidencia del PJ, abre también la puja por la vicepresidencia de la Cámara baja hoy en manos del massista Ramiro Gutierrez. El hombre de Dolores se ha ganado el respeto de sus pares, pero su continuidad allí va más allá de ello. Los intendentes peronistas buscan desplazar a Massa como los interlocutores preferidos de Vidal y quieren ese lugar para sí. El alcalde de Lomas de Zamora Martín Insaurralde propone a un hombre suyo que llegará el 10 de diciembre, Fernando Otermín y funcionario en su municipio. Pero aún la puja está abierta. Allí también Hugo Corvatta, intendente de Pigué, quien propone a Marisel Merquel. Sí los alcaldes definieron a Julio Pereyra como titular de un bloque que se escindirá de los más cercanos a Cristina Kirchner. Esto incluso le está trayendo críticas al intendente de Florencio Varela. Su bloque sumará a Carlos Urquiaga, ex intendente de José C. Paz Carlos Urquiaga -hoy lejano a Mario Ishii quien le cuestiona la gran deuda que le dejó en el municipio y el faltante de dinero de obras que no se hicieron- quien reemplazará a Horacio González, presidente del cuerpo durante el sciolismo que decide alejarse de la política quizá para mirar más de cerca sus cuestiones privadas en el sur de Brasil.

Lo que sí está garantizado, a pedido del oficialismo, es la división del peronismo al menos en dos bloques. Por eso, el rol del bloque de Sergio Massa seguirá teniendo mucha importancia. Son de arranque 13 legisladores que hoy discuten quién los comandará. Esa definición puede ser también un motivo de fricciones con definiciones inesperadas. La labor de Jorge D’Onofrio como jefe en el senado, es una experiencia vital que ahora podría reeditarse en la cámara baja.

Como dato de color hay que sumar los movimientos del siempre sorprendente José Ottavis quien también quiso imponer en la discusión de las autoridades a Rocío Giaccone, dirigente de La Cámpora de Junín que va por su segundo mandato como diputada provincial tras su primera experiencia en el gobierno K cuando ocupó lugar en el INCAP. Horas de definiciones. Y de mucha rosca. Como es habitual.

Sebastián Dumont

Share

1 comment for “Las pujas de poder en la legislatura bonaerense que viene: El radicalismo gana poder en Cambiemos, las internas peronistas a la orden del día

  1. ALIANZA 2 FRACASO RETOTAL
    29/11/2017 at 9:33 AM

    Durante los primeros cien días creyeron en las promesas que nunca se concretaron de la lluvia de inversiones- Despues de las ultimas elecciones del 22 de Octubre tampoco- No se animaron- No les importa- persiguen el poder incluso a costa de saberse mas cuestionados que los anteriores- Pretenden seguir con el saqueo sin consecuencias- Se equivocaron- ya se ven las consecuencias- Pronto se sentiran-
    Gran decepción y desahucio de sus votantes mas capaces y sensatos- El resto tardara un poco mas-
    Sólo nos queda esperar impavidos, el siniestro imparable de la ALIANZA 2-

    precisamente la radicalización termina como con de la rua- diría peor-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *