Costa Atlántica: En medio de los cortes de luz, la eléctrica de Macfarlane decidió anticipar el reparto de ganancias

En medio de las quejas de los usuarios por la demora en la rehabilitación del suministro cortado durante el último temporal y de los cuestionamientos del gremio de Luz y Fuerza y dirigentes opositores por la falta de inversiones, Alejandro Macfarlane -el dueño de EDEA, la distribuidora eléctrica de la costa atlántica- aprobó una polémica decisión a favor de los accionistas privados de la empresa.

Sin haber dado señales de querer mejorar el deficiente servicio que presta la empresa que adquirió hace dos años, Macfarlane decidió llevar adelante un reparto anticipado de ganancias por un total cercano a los 195 millones de pesos.

Por medio de una nota remitida a la Bolsa, la firma IEBA (Inversora Eléctrica de Buenos Aires) en su carácter de sociedad controlante de EDEA notificó que el directorio de esa empresa resolvió “por unanimidad la distribución anticipada dividendos en efectivo por un importe de $ 194.544.916, sobre los Estados Contables Trimestrales al 30 de septiembre de 2016”.

Ex directivo de Repsol en la década del 90, ex CEO de Edenor y actual director del banco Macro del grupo Brito, Macfarlane logró -gracias a sus contactos y a la estrecha relación que tuvo con Daniel Scioli y la administración kirchnerista- convertirse en pocos años en uno de los principales dueños del negocio eléctrico bonaerense.

Su primer paso lo dio en diciembre de 2011, cuando se quedó con el manejo de Edelap, la distribuidora eléctrica de La Plata y los partidos vecinos. Luego, en los últimos meses de 2014 consiguió desembarcar al frente de EDEA.

Casi al mismo tiempo en que aprobaba el cuestionado reparto anticipado de dividendos, la gestión de Macfarlane en EDEA recibió un duro embate del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata que salió a denunciar la falta de inversión, el incumplimiento de las reglamentaciones indicadas por los organismos de control y la precarización de las condiciones de trabajo.

La secretaria del gremio, Romina Quintas advirtió que Macfarlane “realizó en Edelap una política tercerizadora y precarizadora, con polifuncionalidad de sus trabajadores, y ahora quiere aplicar lo mismo en EDEA”.

La dirigente gremial destacó que “EDEA no invierte en mantenimiento, ni en la prevención del servicio y después suceden cosas como las que pasan con miles de usuarios de luz cada vez que hay un temporal”.

Denunció que “EDEA solo tiene un centro de atención para 500.000 usuarios que cuenta con apenas nueve trabajadores” y que ha tercerizado y subcontratado tareas con empresas que no están dentro del convenio de la actividad, no cumplen con la capacitación ni con las normas de seguridad laboral”.

En tanto, el intendente de Ensenada, Mario Secco también se sumó a las voces que cuestionan el manejo que Macfarlane viene haciendo al frente de Edelap.

Resaltó que la empresa “no ha invertido un solo peso en la localidad y vemos que con cada tormenta se caen los postes de media tensión y los transformadores que dejan a varios barrios sin luz”.

Antonio Rossi

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *