El nuevo paradigma económico del siglo XXI

El fenómeno de la globalización económica ha conseguido que todos los elementos racionales de la economía estén interrelacionados entre sí debido a la consolidación de los oligopolios, la convergencia tecnológica y los acuerdos tácitos corporativos por lo que la tercera ola de la recesión económica que se avecina será global y vinculante y tendrá como efecto colateral el irreversible ocaso de la economía global. Para llegar a dicho ocaso. cuyos primeros bocetos ya están perfilados y que terminará de dibujarse en el próximo quinquenio, han contribuido los siguientes elementos:

El bombardeo incesante de la publicidad, el uso irracional de las tarjetas de plástico, la concesión de créditos instantáneos con sangrantes intereses y la invasión de una marea de productos manufacturados de calidad dudosa y precios sin competencia provenientes de los países emergentes habría favorecido la instauración del consumismo compulsivo en los países desarrollados. Para saciar dicha bulimia consumista, las multinacionales apátridas o corporaciones transnacionales intensificaron la política de deslocalización de empresas a países emergentes en aras de reducir los costes de producción, lo que se habría traducido en la desertización de incontables sectores productivos de los países del Primer Mundo y que habría quedado en evidencia tras la irrupción de la pandemia sanitaria.

Por otra parte, el brutal incremento del consumo de materias primas y productos elaborados por parte de China y resto de países emergentes debido a sus espectaculares crecimientos de los PIB unido a la intervención de los brokers especulativos ha conllevado una espiral de aumentos de precios de las materia primas que se ha traducido en una inflación desbocada que forzará a la subida de tipos de interés por parte de los Bancos Centrales y que significará la ruina para los países con una Deuda externa desbocada.

Dicha Deuda sería fruto de la sustitución de la doctrina económica de Equilibrio presupuestario de los Estados por la del Déficit endémico, (práctica que por mimetismo adoptaron las economías domésticas y las empresas y organismos públicos y privados), y que han contribuido a la desaparición de la cultura del ahorro, al endeudamiento crónico y a la excesiva dependencia de la Financiación Exterior.

Ello aunado con el crecimiento estratosférico de los precios del crudo y energéticos, forzará a dichos países a adoptar políticas de decrecimiento con la subsiguiente contracción del comercio mundial y que provocarán el finiquito de la globalización económica, teniendo como efectos colaterales el fin del turismo de masas, el retorno de las empresas deslocalizadas y la entronización de la economía circular y de los productos de etiqueta ECO que terminarán por perfilar el retorno a los compartimentos económicos estancos en el horizonte del próximo quinquenio.

Germán Gorraiz López

Analista financiero

Share
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Maria O'Connor
Maria O'Connor
12 days ago

Lo que toda estadista sabia en el pasado era que nunca se deben poner todos los huevos en una sola canasta.
Luego, vinieron los absolutismos como el marxismo que creían
que todo absolutamente, todo debe ser estatal.
Ahora, están los libertarios que son absolutistas y
creen que todo absolutamente todo, debe ser privado.
Los comunistas decían que todo absolutamente todo era
culpa de los ricos explotadores.
Los libertarios creen que todo absolutamente todo, es
culpa de los pobres que viven del estado.
 
Por eso a mí me gustaría ver gente de ciencias en los
gobiernos. Los científicos entienden que los absolutismos no existen en la
naturaleza.
Los científicos entienden que cuando una hipótesis
falla, deben regresar a 0 (cero) y formular otra hipótesis, seguir los parámetros
científicos y si se prueba valida, formular una teoría.
Al científico no lo asusta reconocer que se equivocó,
porque los fanatismos y los absolutismos son anticientíficos.
 
Los libertarios que además de absolutistas, son
anarquistas y violentos con el símbolo robado de la bandera de Gadsden, unidos
a grupos supremacistas blancos atacaron el capitolio norteamericano, porque se niegan a aceptar
la derrota de su líder.
(No son los únicos en robar símbolos ajenos. Los nazis
robaron las esvásticas a pueblos ancestrales que vivian en lo que es actualmente
Nepal. Los supremacistas blancos están robando el símbolo de la cruz celta
irlandesa.).

Roban simbolos ajenos y les cambian su significado, porque el fanatismo no les permite entender el verdadero significado del simbolo robado.
 
Espero que el futuro presidente argentino sea alguien que se adapte al mundo moderno, que comercie con todos aquellos países que puede comerciar.
 
Espero, que el próximo gobernante elegido dentro de dos años; ponga la mayoría de los huevos en la canasta liberal y global; pero tenga otras canastas adicionales para poner huevos en reserva, evitar absolutismos y porque la situación internacional puede cambiar y hay que estar preparado. En realidad, eso es lo que hacen todos los países.
 
Los países poderosos pueden parecer pregonar absolutismos, pero ellos no lo practican.
 
Alberto Fernández ascendió al poder por la ineficiencia de Mauricio Macri, y a su vez Mauricio Macri ascendió al poder por la ineficiencia de Cristina Fernández Kirchner. No olvidemos esto, no tropecemos nuevamente con la misma piedra.
 
Espero que la oposición en Argentina sepa elegir un buen candidato a presidente. Espero que la oposición elija a una persona inteligente, racional, idónea, creativa que no se deje llevar por absolutismos, honesta y con sentido de ética y honor.
 
Espero que la oposición no elija a quien probo ser ineficiente en el pasado, ni elija a un absolutista anti-establishment.  Hay mucha inteligencia en Argentina, no la sigamos desperdiciando eligiendo siempre a quien no esta capacitado o capacitada, solo porque tiene un aparato político por detrás .

Last edited 12 days ago by Maria OConnor