Terrorismo en América Latina, Uruguay y la ONU

El atentado criminal de hoy en Perú no fue más que otra muestra del accionar del terrorismo que hoy invade América Latina, llámese narcotráfico, llámese “Tormenta Bolivariana” dirigida desde Venezuela por los narco gobernantes Maduro y Cabellos, que ya ha causado cientos de muertes en Colombia, Ecuador, Chile y otros países.

Al menos 18 muertos (diez hombres, seis mujeres y dos niños) es, hasta el momento, el saldo del criminal atentado de los narco terroristas en Perú. No murieron en batalla; no murieron manifestando por una causa; murieron en el ejercicio de sus derechos como libres ciudadanos, murieron trabajadores, murieron estudiantes, murieron amas de casa, murieron niños que recién conocían la vida, murieron mujeres embarazadas, murió gente como nosotros que lo único que querían era que se les respetara su primer derecho, o sea el derecho a la vida.

Ante esta alocada carrera de atentados sin control en América Latina llevados a cabo con una demencial y fría planificación, nos preguntamos:

¿Quién está a salvo de la demencia individual o grupal si se utiliza este tipo de recursos de destrucción masiva incontrolable, planificada desde un país integrante de ONU y OEA?

¿Qué régimen o qué doctrina o qué sistema político puede permanecer al margen de situaciones como las indicadas?

La presencia brutal del terrorismo internacional niega y rompe con el sistema democrático y destruye el ambiente para la vigencia de los derechos humanos, la seguridad y la libre circulación, por lo que surge la necesidad de hacer un compromiso entre los gobiernos para prevenir y erradicar ese mal, no solo en el marco de los convenios de la ONU y la OEA, sino también a nivel bilateral.

Uruguay, que vivió tempranamente los efectos del terrorismo, debe adoptar una firme actitud en la Asamblea General de ONU, reclamando el más firme cumplimiento de todas las resoluciones y recomendaciones emanadas de ese organismo, a nivel de comisiones que tratan el terrorismo internacional y en las cuales Uruguay a tenido una activa participación.

Uruguay debe comprometer a la Asamblea General a realizar el mayor esfuerzo dentro de sus atribuciones, para prevenir y combatir este fenómeno que amenaza la paz, la estabilidad y la seguridad nacional.

Es necesario que Uruguay proponga establecer a nivel de ONU, un sistema mundial de información y una red de recopilación y transmisión de datos para hacer más eficiente el combate contra el terrorismo.

Todos los aspectos del terrorismo constituyen crímenes contra la humanidad, el terrorismo es la forma más brutal de la anulación de los derechos humanos, por lo que no debemos ser cómplices silenciosos de las actividades de la más triste y aberrante profesión de nuestro planeta.

Jorge Azar Gómez

Ex representante de Uruguay ante ONU

Share
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Bertha Sánchez
Bertha Sánchez
23 days ago

Excelente y oportuna propuesta, es hora de que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional y la Comisión de Derechos Humanos de la O.N.U. comiencen a ejercer sus funciones.