Corrupción y desastre educativo

En su edición del jueves 16 de febrero Página/12 publicó un aleccionador artículo de Mempo Giardinelli titulado “Corrupción y desastre educativo”. Dice el escritor chaqueño: “Es reiterado-y perverso-el accionar del Gobierno y su sistema comunicacional tapando corruptelas con dizque noticias, frívolas y negadoras. Distorsionan la realidad y la vida colectiva, y así mantienen a la sociedad entre azorada y confusa, sin capacidad de respuestas. A todo lo cual contribuye, y esto es quizás lo más grave, la lenta y debilucha reacción de la oposición política. O de lo que debería ser la oposición. La semana pasada fue paradigmática en este sentido: el escándalo del Correo Argentino… se morigeró con las distracciones maquiavélicas que mantiene el sistema multimediático acerca de Nisman y los fiscales chirolitas, más el enorme espacio dedicado a los premios Grammy y otras tonterías. Todo lo cual oculta de hecho el desguace de la educación en la Argentina. Nada menos. Y es que casi no hay información ni análisis acerca del vaciamiento del Ministerio de Educación de la Nación, que desde finales de 2015 viene discontinuando todas las políticas pedagógicas implementadas desde 2003, las cuales, aun con fallas e imperfecciones-que también hubo, sin dudas-pusieron el acento en la inclusión social, acabaron con el analfabetismo, establecieron un plan nacional de lectura ejemplar y pusieron en marcha el extraordinario y nunca bien ponderado Conectar Igualdad, programa que cerró la brecha digital a favor de millones de estudiantes, además de que generó tecnología y trabajo argentino” (…).

“Como si no pudieran soportar que en los últimos años la educación ensanchó la base inclusiva, considerada y tratada como un derecho colectivo, ahora desde el gobierno macrista-radical se acelera el reemplazo de pedagogos por gerentes, así como se introducen empresas e instituciones transnacionales en el sistema educativo” (…) “Estos tipos, digan lo que digan, están transformando al Ministerio de Educación en una organización burocrática que deja de pensar la educación por niveles y modalidades (con lo que ignora la realidad específica de miles de escuelas que hasta ahora contaron con equipos técnicos de especialistas para situaciones pedagógicas concretas) y la sustituye por una lógica que desresponsabiliza al Ministerio de la vida cotidiana de escuelas, maestros, profesores y estudiantes que pasan a ser meros sujetos de una modalidad de evaluación que en realidad es de control, como ha denunciado El Manifiesto Argentino la semana pasada en un documento en el que proponemos volver a un sistema educativo nacional único” (…) “La parafernalia de la corrupción de este gobierno, que es infinitamente superior a la del kirchnerismo-cuando sin dudas la hubo y es también repudiable, dicho sea de paso para los que todavía ven la realidad con un solo ojo, y miope-al ser negada y protegida mediáticamente impide toda reacción popular, con lo que se fortalece la vigencia de un sistema de gobierno (el macrista) que ya es considerado en muchos países como uno de los tres más corruptos del mundo”.

“El daño educativo que viene ejecutando el macrismo es de una vastedad y perversión ilimitadas, y aunque no sale en los diarios ni la telebasura lo menciona, existe y será de consecuencias atroces. Baste mencionar que el actual ministerio ya liquidó todos los programas de educación sexual y de prevención de la violencia escolar; el plan nacional de lectura; las orquestas infantiles y juveniles, y una variedad de programas que abarcaban la memoria de la historia reciente, la visión crítica de los medios y la educación por el arte. Y también liquidaron el sistema de formación docente virtual, gratuito y en servicio, que comenzó con la iniciativa “Nuestra Escuela”. En medio de tanta mentira y frivolidad, y tanta vacación del presidente, el sistema educativo argentino hace agua por todos lados y su perspectiva más probable es hoy un mix de arancelamientos, intereses empresarios y copias de experiencias transnacionales con criterios desnacionalizantes” (…) “Todo esto está siendo tapado por el periodismo servil que padecemos, que oculta y distorsiona lo que pasa. “Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante”, sentenció hace unos años el gran comunicador polaco Riszard Kapucinsky. Pues aquí y ahora cabe agregar que, además de perder importancia, en la Argentina de Cambiemos la verdad es para algunos apenas un vil negocio”.

Vinculado con el artículo de Giardinelli es el artículo de Paul Krugman titulado “En la cima del poder, un temible vacío de cerebros”, publicado por La Nación el miércoles 15. Dice el Nobel de Economía: “(…) Lo que hemos visto durante las últimas tres semanas, por el contrario, es un despliegue impresionante de la más burda ignorancia en todos los frentes. Y lo que es peor, nadie en la Casa Blanca ni en sus fuerzas en el Congreso parece verlo como un problema. Parecen creer que el saber o incluso los rudimentos de cualquier tema son para los mequetrefes. La ignorancia es de los fuertes. También puede verse en las cuestiones legales: en un análisis que ha sido ampliamente citado, el experto legal Benjamin Wittes describe el infame decreto sobre los refugiados como “maldad atemperada por la incompetencia”, y señala que al leer el decreto “la sensación es que no pasó por las manos de un solo asesor legal competente”. Lo vemos también en cuestiones de seguridad nacional, donde el presidente sigue confiando en un jefe de asesores sospechosamente cercano al Kremlin y que parece extraer su información estratégica de las teorías conspirativas” (…).

“Y en lo económico, aunque ahí directamente no hay nadie. El Consejo Asesor Económico, supuesto encargado de aportar asesoramiento técnico, ha sido rebajado de rango en el gabinete, pero eso poco importa ya que no han nombrado a nadie a cargo. Pero no quiero ser demasiado duro con nuestro “tuitero en jefe”: el desprecio por el saber y la experiencia es generalizado en el partido al que pertenece. Los más influyentes economistas republicanos no son académicos serios de tendencia conservadora, que los hay y en cantidad, sino consabidos chapuceros que cuentan con los dedos, literalmente” (…) “Y, por supuesto, ése es el punto: cualquier abogado competente habría dicho que la exclusión de los musulmanes es inconstitucional, cualquier científico competente habría dicho que el cambio climático es real, cualquier experto electoral les habría dicho que no había millones de votos inválidos y cualquier diplomático competente habría dicho que el acuerdo nuclear con Irán es razonable y que Putin no es nuestro amigo. Por lo tanto, la competencia debe quedar afuera”.

“A esta altura, alguien podría decir: “Si son tan sordos, ¿cómo es que ganaron?”. Parte de la respuesta es que ese desprecio por los expertos tiene eco en buena parte del electorado. La única fuerza oscura que operó durante estas elecciones no fue el fanatismo, sino el antiintelectualismo, la hostilidad hacia las “élites” que se atreven a decir que las opiniones deben sustentarse en la razón y el estudio. También es cierto que hacer campaña y gobernar son dos cosas muy distintas, algo especialmente cierto en tiempos en que los medios de noticias dedican mucho más tiempo obsesionándose con los pseudoescándalos de los contrincantes que indagando sobre las políticas concretas que piensan implementar. Pero ahora la cosa es real y todo indica que la gente que quedó a cargo no tiene idea de lo que está haciendo, y en ningún frente. De alguna manera, esa desorientación podría ser una ventaja: la incompetencia bien podría atemperar la maldad. Y no hablo sólo de la derrota judicial por el decreto sobre inmigración: la ignorancia de los republicanos ha convertido la que prometía ser una guerra relámpago contra el Obamacare en un embrollo, para beneficio de millones de personas, y el derrumbe del índice de aprobación de gestión de Trump tal vez ayude a aminorar la marcha hacia la autocracia. Pero, mientras tanto, ¿quién está a cargo? Las crisis se presentan sin avisar y en la cima del poder hay un vacío de cerebros. Es de temer, realmente es de temer”.

La sesión extraordinaria convocada el miércoles 15 en la Cámara de Diputados para debatir las reformas al régimen de ART, fue aprovechada por la oposición para criticar al gobierno por el polémico acuerdo entre Macri y su señor padre e intentar aprobar una iniciativa para que el presidente de la nación y los funcionarios involucrados rindan cuentas delante de los legisladores. La intención opositora finalmente naufragó pese a contar con el apoyo de la mayoría porque el oficialismo logró trabar el debate programado. Héctor Recalde, presidente del bloque del FPV, advirtió que “el Congreso tiene la obligación de hacer algo, pero con la mayoría que generan el oficialismo y sus aliados es difícil” y apuntó sus dardos contra quienes suelen acompañar las propuestas macristas: “ya llegará el día en que se den cuenta de que tienen que ejercer una posición en serio porque se están robando el país”. Al comienzo de la sesión fueron presentadas varias cuestiones de privilegio (más de treinta), muchas de ellas referidas al polémico acuerdo celebrado entre el presidente de la nación y su señor padre. Hubo diputados que portaron carteles en sus bancas con leyendas como “choreo argentino” y “Mauricio es Macri”. El presidente del bloque K colocó sobre su escritorio un pequeño buzón rojo que le fue obsequiado por los trabajadores del Correo como agradecimiento por la defensa que en su momento hizo de sus fuentes de trabajo durante el menemismo. El diputado explicó ante página/12 que decidió llevar “el buzón como un símbolo. A mí los trabajadores me lo regalaron, pero Macri ahora nos quiere vender un buzón a todos los argentinos, nos quiere engañar”. Y agregó: “ofenden a la inteligencia del pueblo cuando quieren sostener que uno puede comprar hoy con un peso lo mismo que compraba en 2001”. Soledad Sosa, diputada del FIT, fue la primera en plantear una cuestión de privilegio. Expresó a viva voz que su intención era la de denunciar al presidente de la nación por el acuerdo sellado con su señor padre por el Correo, al que comparó con casos de corrupción acaecidos durante el kirchnerismo: “desde las bolsas de López a la condonación presidencial, hay un régimen político que se sirve de utilizar las finanzas del estado para el enriquecimiento personal”. Como la moción no estaba incluida en el orden del día, su tratamiento obligaba contar con el apoyo de dos tercios de los presentes. 103 diputados se pronunciaron a favor de someter la iniciativa a debate. Si embargo, ese número resultó insuficiente ya que el oficialismo logró reunir, con la ayuda de sus aliados, 79 votos en contra de la iniciativa. Recalde señaló que su bloque insistirá con la interpelación cuando quede inaugurado el período de sesiones ordinarias del Congreso y efectuó críticas sobre la invitación efectuada al ministro Aguad y otros funcionarios por la Comisión de Comunicaciones de la Cámara-. “Es una invitación amigable, que no sirve. Se debe hacer una interpelación en el recinto con las bandejas de público habilitadas para que el pueblo vea las discusiones y participe, con cordialidad y sin violencia, para que escuche las explicaciones del gobierno. Queremos que a la luz de todos nos digan por qué intentaron hacer esto, aunque sabemos que no tienen nada que explicar. Es de conocimiento de todos que la familia Macri estuvo de los dos lados del mostrador”, expresó. Diana Conti criticó a Cambiemos por “impedir al Congreso el control constitucional”. Su colega Rodolfo Tilhade describió la negociación de los Macri como “una secuencia delictiva que terminó en un acuerdo espurio” y criticó a aquellos legisladores que “en su desfile por los medios de comunicación para explicar lo inexplicable, hicieron lo mismo que el Gobierno: echarle la culpa a gobiernos anteriores. El neuquino Darío Martínez comparó el acuerdo de Macri con Macri con un buzón: “está claro que los argentinos en las elecciones han comprado un buzón. Es el momento de ponerle freno a este Presidente”. Felipe Solá, ex gobernador bonaerense y referente del Frente Renovador, consideró que el acuerdo es “vergonzoso”, y refiriéndose al presidente, señaló que “los bien educados creen que pueden hacer cosas que los maleducados no pueden”. Luego se preguntó cómo los diputados radicales “no pidieron todavía la renuncia del ministro Aguad” por la carencia de respuestas satisfactorias (fuente: “Nada de dar explicaciones en el Congreso”, Página/12, 16/2/017) (*).

En su edición del jueves 16 La Nación publicó un muy crítico y polémico artículo de Luis Majul titulado “El grave problema de Macri”. Dice Majul: “El presidente no tiene un pequeño problema de comunicación. Tiene un problema mucho más grave, complejo, profundo y abarcativo. Tiene un problema político. Y uno de los grandes” (…) “Mauricio Macri parece no terminar de entender cómo se mueven ciertos sectores de la Justicia, el ultrakirchnerismo, parte de la oposición, los medios y los periodistas. Es decir, el conjunto del sistema que influye sobre la mirada de buena parte de la sociedad” (…) “¿Qué debería haber hecho el jefe del estado para evitar el denominado Correogate? Debería haber confeccionado, antes de asumir, una lista de asuntos sensibles que podrían desatar potenciales conflictos políticos y administrativos durante su mandato. Debería haber incluido en la lista, por supuesto, los temas que podrían dar lugar a sospechas de corrupción o representar conflictos de intereses” (…) “Al principio, con la promesa de la formación de un fideicomiso ciego, dio la impresión de que Macri le había prestado debida atención al asunto de ser y parecer. Es decir, la decisión de entregar la administración de su fortuna a una organización sobre la que él no podrá influir. Pero la señal se detuvo con ese gesto. Y después ni Macri ni sus asesores siguieron pensando cómo podían hacer para evitar las repercusiones negativas de hechos como sus periódicas visitas a su amigo Joe Lewis en La Patagonia” (…) “Y ni qué hablar del espinoso asunto del Correo. La verdad es que Macri hizo mal en no poner sobre la mesa en cuanto asumió el conflicto de intereses con la empresa de su padre, para que fuera considerado por los organismos públicos correspondientes. Hubiera sido una inteligente y honesta jugada política. Anticipatoria de cualquier operación judicial o de prensa. ¿Por qué no lo hizo?” (…) “Porque el presidente siempre vivió este asunto con culpa. La culpa que le habrá endilgado el padre mientras el litigio permanecía abierto. Cristina Fernández, Julio de Vido y los incondicionales de la ex presidente siempre intuyeron esa debilidad de sangre. Ya habían olido el mismo perfume cuando impulsaron la denuncia de las escuchas y lograron el procesamiento del entonces jefe de gobierno de la ciudad, aunque al final el juez Sebastián Casanello le dictó la falta de mérito” (…) “Pero lo que deberían entender Macri y quienes lo rodean es que mañana irán por su primo Ángelo Calcaterra, su amigo Nicolás Caputo o cualquier vínculo que huela a favoritismo, aunque sus empresas funcionen dentro de la ley y sus contratos con el Estado sean inmaculados. Para eso, tendrán que mostrarlos antes o someterlos a consideración de organismos independientes insospechados. Y además deberán transmitir a los amigos y parientes que seguir haciendo negocios con organismos públicos les puede costar la reputación y eventualmente la cárcel. E incluso el propio Mari debería asimilar, como una regla de juego, que siempre habrá algún fiscal, un juez, un camarista y muchos políticos dispuestos a comérselo crudo para sacarlo de la cancha y ganar las próximas elecciones”.

(*) En la tarde del jueves 16, el presidente de la nación brindó una conferencia de prensa en la Casa Rosada donde puso en práctica una vez más la estrategia del ensayo y el error. Macri admitió “errores” suyos y señaló que lo importante es no persistir en el error. Respecto al acuerdo con la empresa Correo Argentino y los cambios en el cálculo de las jubilaciones, el presidente manifestó: “si me equivoco doy un paso atrás y me corrijo”. En relación con el polémico acuerdo con el Correo, el primer mandatario expresó que había instruido al ministro Aguad “para volver a foja cero. No hay ningún hecho consolidado, no sucedió nada, no se pagó ni se cobró”.Y agregó: “le dije que vayamos a la Cámara, a la Justicia y digámosle “empecemos de cero”. Queremos un acuerdo integral que heredamos de 14 años sin solución. Que los jueces dispongan de los expertos para terminar con este tema, que no resolverlo perjudica al Estado y mi tarea es cuidarlo”. “Además de la solución que nos propongan, le pedimos al Congreso de la Nación que la AGN (Auditoría General de la Nación) audite la propuesta que haga la Justicia y de su visto y conforme para que la podamos implementar, intentando la mayor transparencia posible a este hecho que la única buena intención que tuvo el ministro fue resolver algo que nunca se resolvió, porque el estado no cobró lo que tenía que cobrar”, sentenció. Sobre el juste a las jubilaciones, el presidente aclaró que “la resolución del aumento jubilatorio anunciada ayer (miércoles 15) se anuló y se liquidará como siempre”. Y añadió: “la solución no fue publicada en el Boletín Oficial, la orden se modificó. Este gobierno después de años y años de reclamos de nuestros abuelos hizo una reparación histórica. Una sociedad que no respeta a sus abuelos, a su trabajo y su tradición es una sociedad difícil de transitar” (fuente: “El gobierno ya anuló el cambio en las jubilaciones”, La Nación, 16/2/017).

Hernán Andrés Kruse

4 comments for “Corrupción y desastre educativo

  1. Diego
    17/02/2017 at 5:36 PM

    ¿Esta persona percibe su ingreso de IP por la cantidad de palabras?
    Verifico que transcribe otros textos de medios públicos que todos conocemos, pero no su particular análisis de los hechos!!
    Lindo curro!!

  2. Elea
    17/02/2017 at 7:22 PM

    7/02 – 10:15 – Tener “memoria y archivo” ayuda a contextualizar mucha información que con el tiempo se vuelve fundamental. Esto nos pasa como medio, ya que muchas investigaciones y notas publicadas por OPI hace varios años, han tomado clara vigencia y algunas (como en caso de Báez/Kirchner) han llegado a ser “premonitorias”. Hoy, en medio de la controversia entre el gobierno actual a cargo de Mauricio Macri y el Correo Argentino, rescatamos una nota de archivo del año 2009, cuando Macri y Néstor Kirchner hacían negocios con la plata del Estado.

    Lo que hoy la sociedad argentina vive con asombro, en relación a las vinculaciones “empresariales” alrededor del Correo Argentino entre Macri y Kirchner, OPI Santa Cruz lo había anunciado en un informe de investigación, realizado el 25 de febrero del año 2009. En aquel momento bajo el título “A pesar de lo que dijo Kirchner, en el Correo Argentino sigue facturando Macri”, se detallaba cómo tras los discursos del ex presidente Néstor Kirchner, que parecía enfrentado al empresario “neoliberal” Franco Macri, en realidad estaban enjuagando negocios juntos.

    Allí se demostraba que un negocio de 120 millones de pesos al año involucraba a varios funcionarios nacionales de ese entonces y los concesionarios postales. Se dejaba expresado cómo era la red de vinculación de intereses, pactada entre la época de la privatización menemista del Correo Argentino, hasta la reestatización impulsada por el kirchnerismo. Lo que simulaba ser “del Estado” en realidad era un fabuloso negocio postal que manejaban algunos vivos con estrechas vinculaciones políticas y algunos de ellos eran “CEOS” que solo tenían como herramienta un teléfono, desde las cómoda oficina del Correo Argentino en Comodoro Py. El informe, difundido por OPI en el 2009, obtenido de fuentes irrefutables y con acceso a documentación que demostraba las estrechas vinculaciones entre las empresas relacionadas con la familia Macri y el “estatizado” Correo Argentino, nos ayuda hoy a comprender mentiras y verdades de los actores que han estado de los dos lados del mostrador (empresario/presidencia), ante la opinión pública se mostraron siempre como “enemigos”, pero han sido socios a la hora de repartir la torta pública que cortaban del Estado nacional y pagábamos (y pagamos) todos nosotros.

    A continuación vamos a transcribir textualmente la nota del 2 de febrero de 2009. La misma decía lo siguiente:

    En el año 2001 cuando el Correo Argentino era administrado por Macri, la creación de empresas satélites encargadas de las funciones básicas del mismo, la logística, los sistemas y la contratación de personal eventual, formaron parte de las importantes inversiones que se realizaron entonces; y después de quitarle la concesión, a pesar de que el Correo Argentino S.A cuenta con personal capacitado para realizar estas tareas, las empresas vinculadas a Macri continúan facturándole millones de pesos al Estado. En esta investigación que iniciamos a partir de testimonios valiosos y documentación certificada, intentaremos poner a la luz los intereses que persisten en el negocio telepostal y que recicla a los mismos actores.

    Tal como OPI pudo comprobar a través de los respectivos contratos a los cuales tuvimos acceso, la empresa ITRON es la encargada de los sistemas del Correo Argentino, BAYTON la encargada de la contratación de personal eventual que desempeña tareas en diferentes sectores, tanto jerárquicos como operativos y uno de sus directivos es el Sr Gustavo Muzlera, Director de Negocios Corporativos de la Región Centro del Correo hasta 2004, según consta en los acuerdos y convenios establecidos.

    “El mayor negocio lo tiene LDA” nos indicó un alto funcionario del Correo Argentino que prefirió el anonimato. La empresa Logística de Avanzada S.A (LDA), se encarga de la distribución del Correo Argentino en casi todo el territorio nacional. Luego de que la empresa FUREX se declarara en quiebra en el año 2002, nació LDA, una firma vinculada a Armando Amasanti de la empresa SIDECO (hombre de confianza de Franco Macri en la desaparecida SEVEL) ex directivo del Correo que pasó de la administración privada a la estatal, pero al poco tiempo se alejó de la empresa.

    El vínculo de estas empresas con ex empleados y en algunos casos aún empleados del Correo Argentino S.A, ubica en el ojo de la tormenta los contratos que éstas tiene con en ente estatal; sumado a esto el estrecho vinculo con el grupo Socma.

    Recursos Humanos S.A

    Entre el 15 y el 20 % del personal que desempeña tareas en el Correo Oficial es eventual, es decir, contratado por BAYTON. Esta empresa se encarga de los recursos humanos del Correo, sin embargo, el ente Estatal posee su propio personal de recursos humanos. El sueldo promedio de un ingresante contratado directamente por el Correo Argentino ronda los $ 2.000, mientras que uno contratado por BAYTON no supera los $ 800, tomando como referencia una misma área de trabajo.

    La presión ejercida por los sindicatos ha logrado la reducción de los eventuales, sin embargo, la gran brecha que existe entre los haberes percibidos por el mismo trabajo, deja al descubierto el negocio que proporciona el Correo Argentino a la empresa de recursos humanos.

    Logística de avanzada

    Los mil quinientos recorridos que maneja LDA en toda la Argentina, son operados telefónicamente por dos personas que lo hacen desde las oficinas de la empresa que están instaladas dentro de uno de los edificios del de Correo Argentino en la base Internacional situada en Comodoro Py en Capital Federal, donde emplea a no más de 20 personas; lo mas llamativo es que esta empresa que maneja la logística en todo el país no posee un solo vehiculo utilitario propio.

    La rentabilidad que produce LDA ronda el 30% de lo facturado, el balance del año 2007 superó los $120 millones de pesos; alrededor de 36 millones de pesos genera aproximadamente este negocio para los propietarios, arriesgando muy poco.

    Al terciarizar los servicios que debiera brindar la empresa, los problemas recaen sobre aquellas que prestan servicios para LDA. Consultamos a varios y las respuestas fueron rotundas “toda la torta es para ellos y sin poner un solo vehiculo en la ruta”, las tarifas que paga LDA a las empresas que subcontrata son muy diferentes (e inferiores) a las que ellos cobran.

    Pase de mano

    Este es un claro ejemplo de las diferencias monetarias en las tarifas, un recorrido de 600 km donde se unan dos localidades, es facturada al Correo Argentino S.A en aproximadamente $ 22.500 por LDA; sin embargo a la empresa que realiza el recorrido con vehículos y personal propio le abonan alrededor de $ 17.000, los números dejan claramente marcada la diferencia monetaria entre quien realiza el servicio y quien lo gestiona.

    “Nosotros pagamos, cargas sociales, obras sociales, sueldos, combustible, vehículos, seguros y ponemos en riesgo nuestro capital en las rutas, mientras ellos solo hablan por teléfono” confesó un jefe operativo de una de las empresas subcontratada por LDA.

    En este punto cabe destacar que no son más de cuatro las empresas, las mismas operan en Buenos Aires, Córdoba, La Rioja, Mendoza y Patagonia. En el resto del país LDA contrata monotributistas; esta situación complica mucho a los empresarios. Un chofer de camión monotributista que recorre 25000 km mensuales cobra alrededor de $ 3.000 por las distancias a recorrer y viaja con un ayudante que cobra unos $ 2.500, correspondiendo alrededor de un peso el km. En cambio una empresa que tiene a sus choferes bajo el convenio de trabajo debe abonarle por la misma cantidad de km cerca de $ 9.000, tanto al chófer como al acompañante.

    LDA lleva operando cerca de siete años en todo el país, al consultar OPI a un alto funcionario del Correo Argentino que controla la logística en la zona sur del país nos indicó “nunca conocí, ni recibí un llamado de alguien de LDA”, sin embargo señaló, “los que intentaron cuestionar por qué LDA mantenía los contratos con nosotros y no las empresas que realmente realizan el trabajo, ya no están mas en la empresa” remarcó.

    Otra fuente del Correo Argentino nos confeso, “es imposible luchar con políticos que muerden de esta empresa”.

    Sin embargo lo más llamativo fue lo que nos confesó un ex empleado del Correo Argentino, “a mi me rajaron por querer sacar del medio a LDA y brindarle los contratos a las empresas que realmente invierten y laburan, “tendrás que aprender a convivir con LDA me dijo por teléfono y sin titubear un Ministro de la Nación” puntualizó.

    Desde la reestatización del Correo Argentino en noviembre del 2003, los negocios entre Macri y el estado no finalizaron. Llamativamente los contratos entre LDA, BAYTON e ITRON continúan. Varias de las locaciones que posee el Correo Argentino S.A son propiedad del grupo Macri, la sede central de operaciones logística del Correo emplazadas en Monte Grande en la Av. Fair 1101, provincia de Buenos Aires, es un claro ejemplo de ello; los millones de pesos que se pagan mensualmente por el alquiler de esta locación van a parar directamente a las arcas del ex gerenciador del Correo Argentino.

    Digamos que si y luego que no

    Por Resolución Nº 107 del 20 de julio de 2007 la Auditoría General de la Nación (AGN) elaboró un informe en base a auditoría practicada en las contrataciones del correo, desde la inscripción de la Sociedad Anónima en agosto de 2004 hasta el 30 de junio de 2006.

    Por lo tanto el informe abarcó el período que comprende desde el 27 de Junio de 2005 hasta el 25 de Agosto de 2006 y en tal sentido la AGN señala “El Correo Oficial de la República Argentina S.A. viene contratando con la firma Logística de Avanzada S.A. (LDA) -prestataria del mismo servicio para la empresa en forma previa a la rescisión de la concesión- el transporte terrestre de correspondencia, desde su creación y hasta la fecha de vigencia del Pedido Abierto Nº 4400000049 el 3 de diciembre de 2004 en el cual se integran al mismo, a pedido de la empresa, los servicios de custodia vehicular y seguimiento satelital”.

    En la verificación de la muestra de contratos llevada adelante por el equipo de auditoría figura, en primer lugar, el suscripto con la firma Logística de Avanzada S.A. (LDA) y en este caso entre otras observaciones la AGN verificó que, mediante la Cláusula 4.5. del contrato original “las partes (Correo y LDA) habían acordado encomendar a una empresa de auditores independientes la verificación del cumplimiento de las obligaciones asumidas en el contrato, tanto sea en el aspecto operativo, administrativo, cumplimientos de compromisos y toda otra obligación que pudiera corresponder.

    El 9 de diciembre de 2005 el Correo informó que “no existe registro de haberse efectuado la contratación de estudio de Auditoría Externa alguna”.

    Aclaró además que la cláusula comentada quedó redactada por inercia de la gestión anterior y que en la administración del Correo Oficial de la República S.A., la cláusula se eliminó por entender que carece de sentido contratar una auditoría externa.

    Amigo son los amigos

    Tal le refirieron a esta Agencia el macrismo sigue conduciendo los destinos de la empresa y la línea gerencial de la compañía estatal aún continúa ocupada por hombres que hicieron toda su carrera en el Grupo Socma (Sociedades Macri) y se desempeñaron en el Correo durante la gestión postal de Franco Macri.

    A pesar de anuncio con bombos y platillos de la reestatización y las fuertes críticas hacia el menemismo por parte de Néstor Kirchner mientras dirigía el país, las raíces del Correo Argentino las maneja el mismo grupo que el ex presidente denostó y dijo arrancárselo de las manos para mejorarlo, hacerlo más eficiente y terminar con la corrupción. (Agencia OPI Santa Cruz)

  3. EL CANTARO
    18/02/2017 at 10:31 AM

    EL DAÑO EDUCATIVO LO HACEN LOS SINDICALISTAS, QUE EN VEZ DE BREGAR POR UNA MEJOR CALIDAD EDUCATIVA DE LO QUE MENOS TIENEN LO HACEN CON PEDIDOS DE AUMENTOS ,IMPAGABLES QUE NINGUNO DE LOS ARGENTINOS RECIBIMOS
    SON UNA LAKRA DE CORRUPTOS QUE TENDRÍAN QUE ESTAR EN LA CÁRCEL POR EXTORSIONADORES DE LA NACIÒN ARGENTINA IGUAL CASO SON LOS GREMIOS ESTATALES.

  4. TITO
    19/02/2017 at 9:58 AM

    DIEGO : sabés que pasa, que si este Kruse no se la rebusca con el
    “copie y pegue”, levantando boludeces de otros nabos como él,
    su capacidad de raciocinio para elaborar opiniones y expresarlas
    como lo haría un buen periodista no le permitiría ni siquiera escribir
    para el Paka-Paka. Y bueno . . . comer hay que comer, qué joder

    En cuanto al rejunte que hace para elaborar su albóndiga; para qué
    hablar. Quién podría leer un comentario tan previsible como el del
    enanito cabezón Giardinelli, un fracasado escribiente al que le queda
    enorme su pomposo calificativo de “escritor”. Apenas un “cagatinta”
    —- diría Sarmiento —- que mira al “Pulitzer” con la misma resignación
    que Fito Paez miraría a Gardel.
    Kruse, Yardinelli, el Página de Verbitzky . . . todo de segunda . . .
    no sirve.
    Solamente tres míseros comentarios de lectores tiene este artículo
    que no es precisamente el alarde de síntesis que proponen las
    academias. Por eso colaboré con el mío para que el cumpa Kruse
    avale su supervivencia en este foro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *