Covid-19 y el día después

Hace un mes que estamos soportando un duro encierro. Nuestras libertades individuales han sido cercenadas no para instaurar un régimen totalitario sino para proteger nuestra salud. Ante la ausencia de una vacuna, la cuarentena es el único antídoto que disponemos para protegernos del Covid-19. Todo parece indicar que su estadía en el planeta será prolongada. Ahora bien, en algún momento desaparecerá o dejará de ser una amenaza. A partir de entonces comenzaremos a vivir una nueva etapa. Nosotros, qué duda cabe, no seremos los mismos. Los cambios que se avecinan en la era post-coronavirus serán muy profundos pero nadie puede asegurar hoy cómo serán. Pero de lo que nadie duda es que nada será igual luego de que pase el tsunami provocado por el Covid-19.

A continuación paso a transcribir unas reflexiones de la socióloga y escritora Maristella Svampa que versan, precisamente, sobre el día después de la pandemia.

Reflexiones para un mundo post-coronavirus

Maristella Svampa

ABRIL 2020

Pandemias hubo muchas en la historia, comenzando por la peste negra en la Edad Media y pasando por las enfermedades que vinieron de Europa y arrasaron con la población autóctona en América en tiempos de la conquista. Se estima que entre la gripe, el sarampión y el tifus murieron entre 30 y 90 millones de personas. Más recientemente, todos evocan la gripe española (1918-1919), la gripe asiática (1957), la gripe de Hong Kong (1968), el VIH / sida (desde la década de 1980), la gripe porcina AH1N1 (2009), el SARS (2002), el ébola (2014), el MERS (coronavirus, 2015) y ahora el Covid-19. Sin embargo, nunca vivimos en estado de cuarentena global, nunca pensamos que sería tan veloz la instalación de un Estado de excepción transitorio, un Leviatán sanitario, por la vía de los Estados nacionales. En la actualidad, casi un tercio de la humanidad se halla en situación de confinamiento obligatorio. Por un lado, se cierran fronteras externas, se instalan controles internos, se expande el paradigma de la seguridad y el control, se exige el aislamiento y el distanciamiento social. Por otro lado, aquellos que hasta ayer defendían políticas de reducción del Estado hoy rearman su discurso en torno de la necesaria intervención estatal, se maldicen los programas de austeridad que golpearon de lleno la salud pública, incluso en los países del Norte global. Resulta difícil pensar que el mundo anterior a este año de la gran pandemia fuera un mundo «sólido», en términos de sistema económico y social. El coronavirus nos arroja al gran ruedo en el cual importan sobre todo los grandes debates societales: cómo pensar la sociedad de aquí en más, cómo salir de la crisis, qué Estado necesitamos para ello; en fin, por si fuera poco, se trata de pensar el futuro civilizatorio al borde del colapso sistémico. Quisiera en este artículo contribuir a estos grandes debates, con una reflexión que propone avanzar de modo precario en algunas lecciones que nos ofrece la gran pandemia y bosquejar alguna hipótesis acerca del escenario futuro posible.

La vuelta del Estado y sus ambivalencias: el Leviatán sanitario y sus dos caras

Reformulando la idea de Leviatán climático de Geoff Mann y Joel Wainwright, podemos decir que estamos hoy ante la emergencia de un Leviatán sanitario transitorio, que tiene dos rostros. Por un lado, parece haber un retorno del Estado social. Así, las medidas que se están aplicando en el mundo implican una intervención decidida del Estado, lo cual incluye desde gobiernos con Estados fuertes –Alemania y Francia– hasta gobiernos con una marcada vocación liberal, como Estados Unidos. Por ejemplo, Angela Merkel anunció un paquete de medidas sanitarias y económicas por 156.000 millones de euros, parte del cual va como fondo de rescate para autónomos sin empleados y empresas de hasta diez trabajadores; en España, las medidas movilizarán hasta 200.000 millones de euros, 20% del PIB; en Francia, Emmanuel Macron anunció ayudas por valor de 45.000 millones de euros y garantías de préstamos por 300.000 millones. La situación es de tal gravedad, ante la pérdida de empleo y los millones de desocupados que esta crisis generará, que incluso los economistas más liberales están pensando en un segundo New Deal en el marco de esta gran crisis sistémica. A mediano y largo plazo, la pregunta siempre es a qué sectores beneficiarán estas políticas. Por ejemplo, Donald Trump ya dio una señal muy clara; la llamada Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica contra el Coronavirus (CARES, por sus siglas en inglés) es un paquete de estímulos de dos billones de dólares para, entre otros objetivos, rescatar sectores sensibles de la economía, entre los cuales está la industria del fracking, una de las actividades más contaminantes y más subsidiadas por el Estado.

Por otro lado, el Leviatán sanitario viene acompañado del Estado de excepción. Mucho se escribió sobre esto y no abundaremos. Basta decir que los mayores controles sociales se hacen visibles en diferentes países bajo la forma de violación de los derechos, de militarización de territorios, de represión de los sectores más vulnerables. En realidad, en los países del Sur, antes que una sociedad de vigilancia digital al estilo asiático, lo que encontramos es la expansión de un modelo de vigilancia menos sofisticado, llevado a cabo por las diferentes fuerzas de seguridad, que puede golpear aún más a los sectores más vulnerables, en nombre de la guerra contra el coronavirus. Una pregunta resuena todo el tiempo: ¿hasta dónde los Estados tienen las espaldas anchas para proseguir en clave de recuperación social? Esto es algo que veremos en los próximos tiempos y a este devenir no serán ajenas las luchas sociales, esto es, los movimientos desde abajo, pero también las presiones que ejercerán desde arriba los sectores económicos más concentrados. Por otro lado, es claro que los Estados periféricos tienen muchos menos recursos, ni que hablar Argentina, a raíz de la situación de cuasi default y de desastre social en que la ha dejado el último gobierno de Mauricio Macri. Ningún país se salvará por sí solo, por más medidas de carácter progresista que implemente. Todo parece indicar que la solución es global y requiere de una reformulación radical de las relaciones Norte-Sur, en el marco de un multilateralismo democrático, que apunte a la creación de Estados nacionales en los cuales lo social, lo ambiental y lo económico aparezcan interconectados y en el centro de la agenda.

Las crisis como aprendizajes para no caer en falsas soluciones

La pandemia pone de manifiesto el alcance de las desigualdades sociales y la enorme tendencia a la concentración de la riqueza que existe en el planeta. Esto no constituye una novedad, pero sí nos lleva a reflexionar sobre las salidas que han tenido otras crisis globales. En esa línea, la crisis global que aparece como el antecedente más reciente, aun si tuvo características diferentes, es la de 2008. Causada por la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, la crisis fue de orden financiero y se trasladó a otras partes del mundo para convertirse en una convulsión económica de proporciones globales. También persiste como el peor recuerdo en cuanto a la resolución de una crisis, cuyas consecuencias todavía estamos viviendo. Salvo excepciones, los gobiernos organizaron salvatajes de grandes corporaciones financieras, incluyendo a los ejecutivos de estas, que emergieron al final de la crisis más ricos que nunca. Así, en términos sociales y a escala mundial, la reconfiguración fue regresiva. Suele decirse que la economía volvió a recuperarse, pero el 1% de los más ricos pegó un salto y la brecha de la desigualdad creció. Recordemos el surgimiento del movimiento Occupy Wall Street, en 2011, cuyo lema era «Somos el 99%». Millones de personas perdieron sus casas en el mundo y quedaron sobreendeudados y sin empleo, la desigualdad se profundizó, los planes de ajuste y la desinversión en salud y educación se expandieron por numerosos países, algo que ilustra de manera dramática un país como Grecia, pero que se extiende a países como Italia, España e incluso Francia. En vísperas del Foro de Davos, en enero de 2020, un informe de Oxfam consignaba que de solo «2.153 milmillonarios que hay en el mundo poseen más riqueza que 4.600 millones de personas (60% de la población mundial)». En términos políticos globales, produjo enormes movimientos tectónicos, ilustrados por la emergencia de nuevos partidos y liderazgos autoritarios en todo el mundo: una derecha reaccionaria y autoritaria, que incluye desde el Tea Party hasta Donald Trump, desde Jair Bolsonaro hasta Scott Morrison, desde Matteo Salvini hasta Boris Johnson, entre otros.

Por otro lado, si hasta hace pocos años se consideraba que América Latina marchaba a contramano del proceso de radicalización en clave derechista que hoy atraviesan parte de Europa y Estados Unidos, con sus consecuencias en términos de aumento de las desigualdades, xenofobia y antiglobalismo, hay que decir que, en los últimos tiempos, nuevos vientos ideológicos recorren la región, sobre todo luego de la emergencia de Bolsonaro en Brasil y el golpe en Bolivia. A esto hay que añadir que América Latina, si bien sobrevivió en pleno «Consenso de los Commodities» a la crisis económica y financiera de 2008 gracias al alto precio de las materias primas y la exportación a gran escala, poco logró conservar de aquel periodo de neoextractivismo de vacas gordas. En la actualidad, continúa siendo la región más desigual del mundo (20% de la población concentra 83% de la riqueza), es la región donde se registra un mayor proceso de concentración y acaparamiento de tierras (gracias a la expansión de la frontera agropecuaria), además de ser la zona del mundo más peligrosa para activistas ambientales y defensores de derechos humanos (60% de los asesinatos a defensores del ambientes, cometidos en 2016 y 2017, ocurrieron en América Latina) y, por si fuera poco, es la región más insegura para las mujeres víctimas de femicidio y violencia de género. Así, la resolución de la crisis de 2008 y sus efectos negativos se hacen sentir hoy con claridad. Estas salidas, que acentuaron la concentración de la riqueza y el neoliberalismo depredador, deben funcionar hoy como un contraejemplo eficaz y convincente para apelar a propuestas innovadoras y democráticas que apunten a la igualdad y la solidaridad. Al mismo tiempo, deberían hacernos reflexionar acerca de que ni siquiera aquellos países del Sur que durante el «Consenso de los Commodities» sortearon la crisis y aprovecharon la rentabilidad extraordinaria a través de la exportación de las materias primas, utilizando las recetas del neoextractivismo, funcionaron ni pueden presentarse como la encarnación de un modelo positivo.

Ocultamiento de las causas ambientales e hiperpresencia del discurso bélico

Anteriormente afirmé que la reconfiguración social, económica y política después de la crisis de 2008 fue muy negativa. Quisiera ahora detenerme un poco en las causas ambientales de la pandemia. Hoy leemos en numerosos artículos, corroborados por diferentes estudios científicos, que los virus que vienen azotando a la humanidad en los últimos tiempos están directamente asociados a la destrucción de los ecosistemas, a la deforestación y al tráfico de animales silvestres para la instalación de monocultivos. Sin embargo, pareciera que la atención sobre la pandemia en sí misma y las estrategias de control que se están desarrollando no han incorporado este núcleo central en sus discursos. Todo eso es muy preocupante. ¿Acaso alguien escuchó en el discurso de Merkel o Macron alguna alusión a la problemática ambiental que está detrás de esto? ¿Escucharon que Alberto Fernández, quien ha ganado legitimidad en las últimas semanas gracias a la férrea política preventiva y a su permanente contacto y toma de decisiones con un comité de expertos, haya hablado alguna vez de las causas socioambientales de la pandemia? Las causas socioambientales de la pandemia muestran que el enemigo no es el virus en sí mismo, sino aquello que lo ha causado. Si hay un enemigo, es este tipo de globalización depredadora y la relación instaurada entre capitalismo y naturaleza. Aunque el tópico circula por las redes sociales y los medios de comunicación, no entra en la agenda política. Esta «ceguera epistémica» –siguiendo el término de Horacio Machado Aráoz– tiene como contracara la instalación de un discurso bélico sin precedentes.

La proliferación de metáforas bélicas y el recuerdo de la Segunda Guerra Mundial atraviesan los discursos, desde Macron y Merkel hasta Trump y Xi Jinping. Algo que se repite en Alberto Fernández, quien habla constantemente del «enemigo invisible». En realidad, esta figura puede fomentar la cohesión de una sociedad frente al miedo del contagio y de la muerte, «cerrando filas ante el enemigo común», pero no contribuye a entender la raíz del problema, sino más bien a ocultarlo, además de naturalizar y avanzar en el control social sobre aquellos sectores considerados como más problemáticos (los pobres, los presos, los que desobedecen al control). El discurso bélico confunde y oculta las raíces del problema, atacando el síntoma, pero no las causas profundas, que tienen que ver con el modelo de sociedad instaurado por el capitalismo neoliberal, a través de la expansión de las fronteras de explotación y, en este marco, por la intensificación de los circuitos de intercambio con animales silvestres, que provienen de ecosistemas devastados. Por último, la fórmula bélica se asocia más al miedo que a la solidaridad y ha conllevado incluso una multiplicación de la vigilancia ante el incumplimiento de las medidas dictadas por los gobiernos para evitar los contagios. No son pocos los relatos, en Argentina así como en otros países, que dan cuenta de la asociación entre el discurso bélico y la figura del «ciudadano policía», erigido en atento vigía, dispuesto a denunciar a su vecino al menor desliz en la cuarentena. En suma, es necesario abandonar el discurso bélico y asumir las causas ambientales de la pandemia, junto con las sanitarias, y colocarlas en la agenda pública, lo cual ayudaría a prepararnos positivamente para responder al gran desafío de la humanidad: la crisis climática.

Horizontes posibles. Desde el paradigma del cuidado hasta el gran pacto ecosocial y económico

El año de la gran pandemia nos instala en una encrucijada civilizatoria. Frente a nuevos dilemas políticos y éticos, nos permite repensar la crisis económica y climática desde un nuevo ángulo, tanto en términos multiescalares (global/nacional/local) como geopolíticos (relación Norte/Sur bajo un nuevo multilateralismo). Podríamos formular el dilema de la siguiente manera. O bien vamos hacia una globalización neoliberal más autoritaria, un paso más hacia el triunfo del paradigma de la seguridad y la vigilancia digital instalado por el modelo asiático, tan bien descrito por el filósofo Byung-Chul Han, aunque menos sofisticado en el caso de nuestras sociedades periféricas del Sur global, en el marco de un «capitalismo del caos», como sostiene el analista boliviano Pablo Solón. O bien, sin caer en una visión ingenua, la crisis puede abrir paso a la posibilidad en la construcción de una globalización más democrática, ligada al paradigma del cuidado, por la vía de la implementación y el reconocimiento de la solidaridad y la interdependencia como lazos sociales e internacionales; de políticas públicas orientadas a un «nuevo pacto ecosocial y económico», que aborde conjuntamente la justicia social y ambiental. Las crisis, no hay que olvidarlo, también generan procesos de «liberación cognitiva», como dice la literatura sobre acción colectiva y Doug McAdam en particular, lo cual hace posible la transformación de la conciencia de los potenciales afectados; esto es, hace posible superar el fatalismo o la inacción y torna viable y posible aquello que hasta hace poco era inimaginable. Esto supone entender que la suerte no está echada, que existen oportunidades para una acción transformadora en medio del desastre. Lo peor que podría ocurrir es que nos quedemos en casa convencidos de que las cartas están marcadas y que ello nos lleve a la inacción o a la parálisis, pensando que de nada sirve tratar de influir en los procesos sociales y políticos que se abren, así como en las agendas públicas que se están instalando. Lo peor que podría suceder es que, como salida a la crisis sistémica producida por la emergencia sanitaria, se profundice «el desastre dentro del desastre», como afirma la feminista afroaestadounidense Keeanga-Yamahtta Taylor, recuperando el concepto de Naomi Klein de «capitalismo del desastre». Hay que partir de la idea de que estamos en una situación extraordinaria, de crisis sistémica, y que el horizonte civilizatorio no está cerrado y todavía está en disputa.

En esa línea, ciertas puertas deben cerrarse (por ejemplo, no podemos aceptar una solución como la de 2008, que beneficie a los sectores más concentrados y contaminantes, ni tampoco más neoextractivismo), y otras que deben abrirse más y potenciarse (un Estado que valorice el paradigma del cuidado y la vida), tanto para pensar la salida de la crisis como para imaginar otros mundos posibles. Se trata de proponer salidas a la actual globalización, que cuestionen la actual destrucción de la naturaleza y los ecosistemas, que cuestionen una idea de sociedad y vínculos sociales marcados por el interés individual, que cuestionen la mercantilización y la falsa idea de «autonomía». En mi opinión, las bases de ese nuevo lenguaje deben ser tanto la instalación del paradigma del cuidado como marco sociocognitivo como la implementación de un gran pacto ecosocial y económico, a escala nacional y global. En primer lugar, más que nunca, se trata de valorizar el paradigma del cuidado, como venimos insistiendo desde el ecofeminismo y los feminismos populares en América Latina, así como desde la economía feminista; un paradigma relacional que implica el reconocimiento y el respeto del otro, la conciencia de que la supervivencia es un problema que nos incumbe como humanidad y nos involucra como seres sociales. Sus aportes pueden ayudarnos a repensar los vínculos entre lo humano y lo no humano, a cuestionar la noción de «autonomía» que ha generado nuestra concepción moderna del mundo y de la ciencia; a colocar en el centro nociones como la de interdependencia, reciprocidad y complementariedad. Esto significa reivindicar que aquellas tareas cotidianas ligadas al sostenimiento de la vida y su reproducción, que han sido históricamente despreciadas en el marco del capitalismo patriarcal, son tareas centrales y, más aún, configuran la cuestión ecológica por excelencia. Lejos de la idea de falsa autonomía a la que conduce el individualismo liberal, hay que entender que somos seres interdependientes y abandonar las visiones antropocéntricas e instrumentales para retomar la idea de que formamos parte de un todo, con los otros, con la naturaleza. En clave de crisis civilizatoria, la interdependencia es hoy cada vez más leída en términos de ecodependencia, pues extiende la idea de cuidado y de reciprocidad hacia otros seres vivos, hacia la naturaleza.

En este contexto de tragedia humanitaria a escala global, el cuidado no solo doméstico sino también sanitario como base de la sostenibilidad de la vida cobra una significación mayor. Por un lado, esto conlleva una revalorización del trabajo del personal sanitario, mujeres y hombres, médicos infectólogos, epidemiólogos, intensivistas y generalistas, enfermeros y camilleros, en fin, el conjunto de los trabajadores de la salud, que afrontan el día a día de la pandemia, con las restricciones y déficits de cada país, al tiempo que exige un abandono de la lógica mercantilista y un redireccionamiento de las inversiones del Estado en las tareas de cuidado y asistencia. Por otro lado, las voces y la experiencia del personal de la salud serán cada vez más necesarias para colocar en la agenda pública la inextricable relación que existe entre salud y ambiente, de cara al colapso climático. Nos aguardan no solo otras pandemias, sino la multiplicación de enfermedades ligadas a la contaminación y al agravamiento de la crisis climática. Hay que pensar que la medicina, pese a la profunda mercantilización de la salud a la que hemos asistido en las últimas décadas, no ha perdido su dimensión social y sanitarista, tal como podemos ver en la actualidad, y que de aquí en más se verá involucrada directamente en los grandes debates societales y, por ende, en los grandes cambios que nos aguardan y en las acciones para controlar el cambio climático, junto con sectores ecologistas, feministas, jóvenes y pueblos originarios. En Argentina, el gobierno de Alberto Fernández dio numerosas señales en relación con la importancia que otorga al cuidado como tarea y valor distintivo del nuevo gobierno. Una de ellas fue la creación del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, así como la inclusión en el gobierno de destacadas profesionales, cuyo aporte en clave feminista atraviesa de manera transversal distintas áreas del Estado. Este gesto hacia la incorporación del feminismo como política de Estado debe traducirse también en una ampliación de la agenda pública en torno del cuidado. Es de esperar que las mujeres hoy funcionarias asuman la tarea de conectar aquello que hoy aparece obturado y ausente en el discurso público, esto es, la estrecha relación entre cuidado, salud y ambiente. En segundo lugar, esta crisis bien podría ser la oportunidad para discutir soluciones más globales, en términos de políticas públicas. Hace unos días la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés), propuso un nuevo Plan Marshall que libere 2,5 billones de dólares de ayuda a los países emergentes, que implique el perdón de las deudas y un plan de emergencia en servicios de salud, así como programas sociales. La necesidad de rehacer el orden económico mundial, que impulse un jubileo de la deuda, aparece hoy como posible. Aparece también posible impulsar un ingreso ciudadano, debate que se ha reactivado al calor de una pandemia que destruye millones de puestos de trabajo, además de profundizar la precarización laboral, mediante esquemas de teletrabajo que extienden la jornada laboral.

Sin embargo, es necesario pensar este New Deal no solo desde el punto de vista económico y social, sino también ecológico. Lo peor sería legislar contra el ambiente para reactivar la economía, acentuando la crisis ambiental y climática y las desigualdades Norte-Sur. Son varias las voces que ponen de manifiesto la necesidad de un Green New Deal como el lanzado por la diputada demócrata Alexandria Ocasio-Cortez en 2019. Desde Naomi Klein hasta Jeremy Rifkin, varios han retomado el tema en clave de articulación entre justicia social, justicia ambiental y justicia racial. En el contexto de esta pandemia, ha habido algunas señales. Por ejemplo, Chris Stark, jefe ejecutivo del Comité sobre Cambio Climático del Reino Unido (CCC), sostuvo que la inyección de recursos que los gobiernos deben insuflar en la economía para superar la crisis del Covid-19 debe tener en cuenta los compromisos sobre el cambio climático, esto es, el diseño de políticas y estrategias que no sean solo económicas sino también un «estímulo verde». En Estados Unidos un grupo de economistas, académicos y financistas agrupados bajo la consigna del estímulo verde (green stimulus) enviaron una carta en la que instaron al Congreso a que presione aún más para garantizar que los trabajadores estén protegidos y que las empresas puedan operar de manera sostenible para evitar las catástrofes del cambio climático, especialmente en una economía marcada por el coronavirus. Con Enrique Viale, en nuestro último libro Una brújula en tiempos de crisis climática (de próxima publicación por la editorial Siglo Veintiuno), apuntamos en esta dirección y por ello proponemos pensar en términos de un gran pacto ecosocial y económico. Sabemos que, en nuestras latitudes, el debate sobre el Green New Deal es poco conocido, por varias razones que incluyen desde las urgencias económicas hasta la falta de una relación histórica con el concepto, ya que en América Latina nunca hemos tenido un New Deal, ni tampoco un Plan Marshall. En Argentina, lo más parecido a esto fue el Plan Quinquenal bajo el primer gobierno peronista, que tuvo un objetivo nacionalista y redistributivo. Sin embargo, Argentina no venía en ese entonces del desastre, tenía superávit fiscal y los precios de las exportaciones de cereales eran altos. Era un país beneficiado económicamente por la guerra europea y eso le dio al gobierno peronista una oportunidad para generar condiciones de cierta autonomía relativa, orientando su política de redistribución hacia los sectores del asalariado urbano. Así, no hay aquí un imaginario de la reconstrucción ligado al recuerdo del Plan Marshall (Europa) o el New Deal (Estados Unidos). Lo que existe es un imaginario de la concertación social, ligado al peronismo, en el cual la demanda de reparación (justicia social) continúa asociada a una idea hegemónica del crecimiento económico, que hoy puede apelar a un ideal industrializador, pero siempre de la mano del modelo extractivo exportador, por la vía eldoradista (Vaca Muerta), el agronegocio y, en menor medida, la minería a cielo abierto. La presencia de este imaginario extractivista/desarrollista poco contribuye a pensar las vías de una «transición justa» o a emprender un debate nacional en clave global del gran pacto ecosocial y económico. Antes bien, lo distorsiona y lo vuelve decididamente peligroso, en el contexto de crisis climática.

Esto no significa que no haya narrativas emancipatorias disponibles ni utopías concretas en América Latina. No hay que olvidar que en ka región existen nuevas gramáticas políticas, surgidas al calor de las resistencias locales y de los movimientos ecoterritoriales (rurales y urbanos, indígenas, campesinos y multiculturales, las recientes movilizaciones de los más jóvenes por la justicia climática ), que plantean una nueva relación entre humanos, así como entre sociedad y naturaleza, entre humano y no humano. En el nivel local se multiplican las experiencias de carácter prefigurativo y antisistémico, como la agroecología, que ha tenido una gran expansión, por ejemplo, incluso en un país tan transgenizado como Argentina. Estos procesos de reterritorialización van acompañados de una narrativa político-ambiental, asociada al «buen vivir», el posdesarrollo, el posextractivismo, los derechos de la naturaleza, los bienes comunes, la ética del cuidado y la transición socioecológica justa, cuyas claves son tanto la defensa de lo común y la recreación de otro vínculo con la naturaleza como la transformación de las relaciones sociales, en clave de justicia social y ambiental. De lo que se trata es de construir una verdadera agenda nacional y global, con una batería de políticas públicas, orientadas hacia la transición justa. Esto exige sin duda no solo una profundización y debate sobre estos temas, sino también la construcción de un diálogo Norte-Sur, con quienes están pensando en un Green New Deal, a partir de una nueva redefinición del multilateralismo en clave de solidaridad e igualdad. Nadie dice que será fácil, pero tampoco es imposible. Necesitamos reconciliarnos con la naturaleza, reconstruir con ella y con nosotros mismos un vínculo de vida y no de destrucción. El debate y la instalación de una agenda de transición justa pueden convertirse en una bandera para combatir no solo el pensamiento liberal dominante, sino también la narrativa colapsista y distópica que prevalece en ciertas izquierdas y la persistente ceguera epistémica de tantos progresismos desarrollistas. La pandemia del coronavirus y la inminencia del colapso abren a un proceso de liberación cognitiva, a través del cual puede activarse no solo la imaginación política tras la necesidad de la supervivencia y el cuidado de la vida, sino también la interseccionalidad entre nuevas y viejas luchas (sociales, étnicas, feministas y ecologistas), todo lo cual puede conducirnos a las puertas de un pensamiento holístico, integral, transformador, hasta hoy negado.

Share
Subscribe
Notify of
guest
33 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago

EXCELENTE ART !

SI SE DESEA “ABRIR LA ECONOMIA” por presion de empresarios y trabajadores, LOS NEGOCIOS y EMPRESAS DEBERAN RESPETAR LA REGLA DE DISTANCIAMIENTO DE 2 METROS y USO OBLIGATORIO DE BARBIJO.

COMO EN MUCHOS NEGOCIOS y EMPRESAS NO HAY SUF LUGAR, SE DEBERAN IMPLEMENTAR VARIOS TURNOS. LA HIGIENE o SEA LIMPIAR DESPUES DE UN TURNO DEBE SER MUNICIOSA.

LA COSTUMBRE DE TOMAR MATE, COMPARTIENDO EL MATE y BOMBILLAS (aunque se la limpie con una servilleta) DEBE TERMINAR. CADA PERSONA DEBE TENER SU PROPIO MATE y BOMBILLA.

NUESTROS GAUCHOS QUE COMPARTIAN EL MATE y BOMBILLA NO SABIAN DE VIRUS, BACTERIAS, etc. ASI QUE ESA LINDA COSTUMBRE DEL MATE ENTRE AMIGOS DEBE CONTINUAR, PERO MODIFICADA y no solo hasta que se disponga de una vacuna.

LA COSTUMBRE DE BESARSE CUANDO SE PRESENTA UNA PERSONA, DEBE TERMINAR. TAMBIEN EL BESARSE CUANDO AMIGOS, SE ENCUENTRAN. HASTA QUE HAYA UNA VACUNA DISPONIBLE.

EL REGRESO A LA NORMALIDAD, IMPLICARA UNA “NORMALIDAD” DIFERENTE A LA ANTERIOR ANTES DE LA PANDEMIA.

Horacio
Horacio
5 months ago
Reply to  Maria O'Connor

CERRA EL CULO FORRO VOS KRUSE Y LA IDIOTA RETARDADA DE MARIA.
LEAN A ELADIO FERNANDEZ Y VERAN LO QUE LA JUDIADA LE TIENE PREPARADA A LA POBLACION MUNDIAL.

HORACIO MARTÍNEZ
5 months ago

ESTIMADO SR. HERNÁN KRUSE: LA GRIPE ANUAL DE LA CUAL EXISTE VACUNA Y SE APLICA, PRODUCE UNAS 650.000 MUERTES ANUALES. LA MAL LLAMADA GRIPE ESPAÑOLA – HOY CON ESTUDIOS MAS CERTEROS- ESTIMÓ EN UNOS 100.000.000 DE MUERTOS. (LA GRIPE LA EXPORTÓ USA DESDE KANSAS CON LOS REGIMIENTOS QUE INGRESARON A EUROPA , A SABIENDAS DEL EM DE QUE IBAN ENGRIPADOS EN CANTIDAD Y LO OCULTARON) LOS NÚMEROS QUE ESGRIMEN LOS GOBIERNOS SON CASI RIDÍCULOS SI SE COMPARAN. CREO QUE LO QUE HAY DETRÁS DE ESTO ES UN REORDENAMIENTO GLOBAL DE LA ECONOMÍA,UNA DOMESTICACIÓN DE LA POBLACIÓN , Y LA SALIDA DE JUEGO DE INFINITUD DE PYMES DE TODO TIPO. Y SI CON ESO NO LO RESUELVEN LES QUEDA SIEMPRE LA SOLUCIÓN BÉLICA LA QUE TODOS LOS DÍAS TOMA FUERZA HASTA QUE AL FINAL CUALQUIER COSA LA DESMADRE.

⚽
5 months ago

ESO NO ES REORDENAMIENTO

ESTO ES CAOS

EL CAOS QUE GENERA EL CABAL

SOBRE ESE CAOS ELLOS P R E T E N D E N

IMPONER SU PUTO NUEVO DESORDEN MUNDIAL

LA CONSIGNA VERDADERA DETRÁS DE ESTO ES DESTRUIR EL ORDEN CRISTIANO

Ruperto
Ruperto
5 months ago

Se le escapo un detalle a la escribidora kichnerista, la pandemia se origina bajo el imperio de un gobierno comunista de alto control sobre la poblacion y sin libertad de expresion, Estado paradigmatico, modelico y admirado por peronistas/comunistas. Al igual que en Chernobyl, el Estado comunista lo primero que hace es ocultar la situacion, lo que impide su posterior control. Si en China hubieran “Medios de Prensa hegemonicos”, como dice la Cristina, estos hubieran hecho publica la situacion local y hubieran salvado al planeta de este desastre, pasandole por arriba tambien al comunists director de la OMS , que por supuesto tambien oculto la situacion para preservar a los camaradas chinos. Los paises de mejor repuesta s la situacion, Taiwan, Japon, Alemania, Corea del Sur; bajos impuestos, equilibrio fiscal. Ahora a China no le bastara la mano de obra barata para radicar empresas, se iran a otro lado. Rusia, nuestra “Madre Patria Industrial”, no se sabe que va a hacer con el petroleo a 20 dolares el barril. El gobierno peronista/comunista de Argentina no tiene insumos ni para testear porque es explicitamente estafador, nadie le fia ni por un peso. Con Macri al menos tendrias credito. El material sanitario que viene de China, esta probado que es defectuoso
De China solo es confiable lo que es de marca de multinacionales occidentsles u otros paises asiaticos.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago
Reply to  Ruperto

Quien es ” la escribidora kichnerista ” ?

No se si te referis a mi, ya que soy la unica mujer que postee un comentario en este art del Sr. Kruse.

Por las dudas, te aclaro que no soy kirchnerista, ni peronista Tampoco macrista. Vote en el consulado argentine, pero no vote por el Sr. A. Fernandez, ni por M. Macri. Nunca vote por los kirchner, ni por Macri.

Voto en el consulado y generalmente voto algun partido chico. Tampoco soy democrata o republicana en EEUU, me interesa mucho mas partidos chicos que reconozco no tendran oportunidad de ganar.

Hay una tendencia muy grande entre los foristas de IP de etiquetar gente, asi que se assume que otros comparten ciertas ideologias; pero asumir sobre otros que no se conoce personalmente siempre lleva a mal interpretaciones.

Quizas no te referias a mi y en ese caso la que estoy asumiendo soy yo y seria mi error.

Ruperto
Ruperto
5 months ago
Reply to  Maria O'Connor

Escribidora kichnerista, me refiero al extenso escrito que introduce Kruse a continuacion de lo que el dice. La Svampa que escribe y que no se entero de la caida del Muro de Berlin. Y si se entero no lo registro.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago
Reply to  Ruperto

Ruperto:

En casi todo el mundo, todo proviene de China, con la excepcion quizas de Alemania y unos pocos paises,

Yo creo que fue un error muy grande, que las empresas transnacionales de paises occidentales mudaran sus fabricas a China en busca de mano de obra barata.

Alemania tiene muchas cooperativas que fabrican hisopos, indumentaria medica, etc Como son cooperativas no buscan mano de obra barata ya que cada trabajador es tambien socio.

En Alemania las cooperativas son consideradas patrimonio cultural aleman. (*)

En el estado de Missouri una entidad esta enjuiciando a China por no haber sido claro en relacion a esta pandemia pero solo se hace como modo de protesta honorifica, porque esa demanda no tendra oportunidad de prosperar

——————-

(*). Cooperatives are the economic form with the most members in Germany; it is part of the intangible cultural heritage. Friedrich Wilhelm Raiffeisen is regarded as the founder of the cooperative movement. His conviction was that many people working together can manage what one person cannot manage alone. Today, Germany’s 7,500 cooperative enterprises have more than 20 million members.
https://www.deutschland.de/en/topic/business/cooperatives-examples-from-germany-and-around-the-world

Ruperto
Ruperto
5 months ago
Reply to  Maria O'Connor

Si viene de China por la virtud de la mano de obra barata, a cambio EEUU obtiene mercado para colocar su produccion de alimentos y agrarios, que es lo decisivo (por algo el sionismo descalifica y hostiga al campo argentino en vistas al Plan Andinia). De todas formas lo que exporta de valor China, corresponde a multinacionales de EEUU, Corea del Sur, Taiwan, Japon, Europa. Lo tecnologicamente decisivo las multinacionales lo hacen en paises de origen o confiables (chips electronicos en general) y arman en China, que no tiene multinacionales de primera linea y deben vender barato para estar en el mercado. Otra ventaja de producir en China, El Estado garantiza quw no haya sindicatos, huelgas ni regulaciones ambientales. Ahora, despues de lo del coronaviris, eso es lo que va a revision, la localizacion de industrias y armadurias por parte de multinacionales, asunto que venia de antes y candidatos para proveer mano de obra barata aparecian India y Brasil.

Ruperto
Ruperto
5 months ago
Reply to  Maria O'Connor

De acuerdo con las cooperativas, pero yo veo que lo decisivo, lo que hace la diferencia economica entre las naciones, son las multinacionales que proyectan al mundo. Desde Argentina, de Alemania registro; BMW, Daimlers Benz, Bayer, AUDI, Siemens, entre otras.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago
Reply to  Ruperto

Ruperto:

No hay una receta igualitaria para todos. Las transnacionales emplean gente generalmente en regions de un pais pobladas y con mayor nivel adquisitivo.

Las cooperativas y algunas empresas estatales en paises desarrollados van a zonas mas pobres, mas despobladas y que si no existieran cooperativas y algunas empresas estatales, no habria nada. Nothing for nothing leaves nothing ! como la cancion de Billy Preston.

Si vas a buscar una solucion unica nunca un pais alcanza su desarrollo. No se puede usar la misma politica economica en la region central Argentina (Entre Rios, Buenos Aires, Santa Fe, Cordoba, Mendoza) que en el resto del pais. Si haces asi terminas con una region desarrollada y el resto en manos de feudos.

Alemania, Japon, Francia, salieron de la pobreza pos Guerra con cooperativas. Una vez que la pobreza bajo, las cooperativas quedan en regiones menos pobladas y mas pobres para dar trabajo a esa gente.

Por eso, es que no creo en ideologias porque generalmente dan una solucion unica a problemas muy diferntes.

La empress privada, incluyendo transnacionales son un gran motor de desarrollo, nadie lo niega. No obstante, en los lugares donde la empresa
privada nunca va a ir por no considerarlo redituable, DONDE NO HAY NADA, tenes que utilizar cooperativas y algunas empresas estales PORQUE NADA X NADA ES IGUAL A NADA !

2:19
Billy Preston – Nothing from nothing 1975

Nothin’ from nothin’ leaves nothin’
You gotta have somethin’ if you wanna be with me
Nothin’ from nothin’ leaves nothin’
You gotta have somethin’ if you wanna be with me
I’m not tryna be your hero
‘Cause that zero is too cold for me, brrr
I’m not tryin’ to be your highness

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago
Reply to  Ruperto

MUCHAS COOPERATIVAS SE CONVIERTIERON CON EL TIEMPO EN CORPORACIONES.

UN EJEMPLO ES LA COOPERATIVA VASCA MONDRAGON QUE ES PARTE CORPORACION.

Alemania y los paises escandinavos tienen transnacionales, que emplean gente en las grandes ciudades; fuera de esas grandes ciudades la mayoria de la gente trabaja en cooperativas.

La mayoria de los alemanes, noruegos, suecos, trabajan en cooperativas. En EEUU, fuera de los 10 o 12 estados mas poblados 1 de cada 3 personas trabaja en una cooperative.

Al mismo tiempo Noruega, Alemania, EEUU , etc tienen corporaciones transnacionales, pero estas solo van donde hay mucha poblacion y con un nivel adquisitivo de medio a alto.

NO HAY UNA SOLUCION UNICA. NUNCA. EN NINGUN LADO.

⚽
5 months ago
Reply to  Ruperto

RUPERTO LOS TESTS NO SIRVEN

PARA SABER QUE CLASE DE PATÓGENO ES SE NECESITA HACER MICROGRAFÍAS….

Ruperto
Ruperto
5 months ago

Va a haber mas muertos a consecuencia del hambre resultante de la paralizacion economica, que a consecuencia de la pandemia. Aca se esta destruyendo la economia mas de lo necesario, no para evitar la pandemia, sino para patearla dos o tres semanas para adelante.El gobierno comodo, porque ejerce poder como si fuera Cuba y la gente con sueldos del Estado, que son los mas, por ahora no sufren la situacion.

⚽
5 months ago
Reply to  Ruperto

YA LES ESTÁ GUSTANDO GOBERNAR ASI

ADEMÁS COMO LOS POLITICASTROS PUEDEN CIRCULAR LIBREMENTE SEGURO DEBEN ESTAR ENCANTADOS EN NO TENER TRÁNSITO Y TENER TODA LA CIUDAD PARA ELLOS SOLOS……HIJOS DEMILPUTAS

⚽
5 months ago
Reply to  Ruperto

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

.

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

.

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

⚽
5 months ago
Reply to 

EN SAN LUIS

UNA SEÑORA CON TRES HIJOS Y UN NIETO FUE MALTRATADA POR LA POLICÍA

LA LLEVARON AL HOSPITAL LA VOLVIERON A TRASLADAR A LA COMISARÍA Y AL OTRO DÍA FUE ENCONTRADA AHORCADA!!!

HIJOS DEMILPUTAS GENOCIDAS MALDITOS

⚽
5 months ago
Reply to  Ruperto

https://www.mdzol.com/sociedad/modus-operandi/2020/4/14/la-familia-de-la-mendocina-muerta-en-san-luis-cuestiono-la-autopsia-72872.html

Florencia Magalí Morales (39) fue detenida -supuestamente- por violar la cuarentena el domingo 5 de abril en Santa Rosa de Conlara, San Luis. Ya en la comisaría, la encerraron en un calabozo. La mujer fue hallada muerta poco después, colgada de un cordón que estaba atado a la bisagra de una puerta. Al principio se habló de un suicidio. Pero su familia cree que la mataron.

De hecho, este martes el abogado Santiago Calderón Salomón -que integra la querella junto a Federico Putelli- pidió que el médico forense que hizo la autopsia amplíe su informe, puesto que el escrito no da detalles sobre posibles lesiones. Se habla, incluso, de concretar un nuevo estudio con un perito de parte. La inquietud cobra especial relevancia porque los allegados a Florencia Magalí aseguran que quizá hubo algún tipo de maltrato o abuso que derivó en asesinato.

Radiograma G6777 132/74
Radiograma G6777 132/74
5 months ago

Hoy en Infobae —- Corrupción, propaganda política y esclavitud: el duro relato de profesionales que integraron las misiones de médicos cubanos
https://www.infobae.com/politica/2020/04/23/corrupcion-propaganda-politica-y-esclavitud-el-duro-relato-de-profesionales-que-integraron-las-misiones-de-medicos-cubanos

OPINIÓN o SUGERENCIA….
…… ¿Y QUE ESPERAN LAS DISTINTAS ASOCIACIONES MÉDICAS ARGENTINAS y AFINES PARA DECLARAR UN “ALERTA” DE PARO NACIONAL?…
**************

Belugablanca
Belugablanca
5 months ago

LA GUERRILLA CRIMINAL CASTRO GUEVARISTA TERRORISTA, QUIZO TOMAR EL PODER POR LAS ARMAS ENTRE LOS AÑOS 1968/1980 Y SOMETER A LA PATRIA, AL COMUNISMO, GRACIAS A DIOS NO LO LOGRARON.EN 1975 EL GOBIERNO CONSTITUCIONAL DE ISABEL PERON, LUDER,CAFFIERO, ROBLEDO,RUCAUF ARAUZ CASTEX, MEDIANTE DECRETOS Y REGLAMENTOS MILITARES ORDENARON EL ANIQUILAMIENTO DE LOS INSURRECTOS, DE LA LECTURA DEL DECRETO SE SIGUE QUE ERA POR OPERACIONES ARMADAS, CONTRA LOS INSURGENTES, QUE NO ERA UNA SIMPLE AYUDA A LAS POLICIAS QUE YA HABÍAN SIDO SUPERADAS.
SIN EMBARGO EN ÉSTOS ÚLTIMOS AÑOS VEMOS QUE SE QUIERE LA TOMA DEL PODER POR EL NEOMARXISMO UTILIZANDO OTROS MÉTODOS, COMO LA BATALLA CULTURAL, LOS DDHH, LA EDUCACIÓN, LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y AHORA LOS ENFERMÉDICOS CUBANOS.

⚽
5 months ago
Reply to  Belugablanca

LOS PONE BOMBAS DE LOS SETENTA SON LOS MISMOS QUE ESTÁN AHORA EN EL GOBIERNO CON EL

MONTONERO GENOCIDA LORENZETI A LA CABEZA.

⚽
5 months ago

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

HASHTAGS#######¿A cuánta gente ESTÁ MATANDO el “QUEDATE EN CASA”?

⚽
5 months ago

⚽
5 months ago

Raquel Fernández
Hace 2 días (editado)
Totalmente de acuerdo. El confinamiento es de egoístas borregos-esclavos. Mi familia y yo hemos pasado este mes un calvario con mi abuela enferma que cada día está perdiendo la cabeza, está siendo un desgaste psicológico y emocional brutal. Sin salir a la calle, solo para comprar. Ha habido días en los que he estado irritadisima, si no era por la enfermedad demencial de mi abuela era por la falta de vitamina C y sol. Ahora está en el hospital y con la psicosis colectiva del virus ayer por poco multan a mi madre en el bus por ir a ver a mi abuela al hospital por no llevar el justificante de los cojones.

Por cierto, recomiendo la película “Hijos de los hombres”, donde ya se ve todo el plan éste con la vacunación obligatoria, tests masivos, esterilización y aborto-eutanasia. La película se sitúa en el 2027 por el plan para alcanzar la meta de despoblar el mundo para el 2030.

56

Josep Maria Aguasca Ribot
Josep Maria Aguasca Ribot
Hace 2 días
Para que los propietarios del ganado que quede y sus familias vivan en una atmósfera libre de Co2.

2

Pitilitripili De Pi
Pitilitripili De Pi
Hace 1 día
Hay mucha gente con tratamiento psicológico que lo está pasando fatal. No me extrañaria que hubieran muchas muertes por suicidios, pero esas tampoco las van a contabilizar claro. Esta banda de asesinos que nos gobierna está encantada con todo lo que está pasando. Mientras caemos como moscas y estamos encarcelados en casa, instauran su dictadura comunista a golpe de martillo y sin pausa. Cuando algun dia nos liberen igual ya no hay pais que recuperar.

———————————————————————————————————–

Josep Maria Aguasca Ribot
Josep Maria Aguasca Ribot
Hace 2 días
Para que los propietarios del ganado que quede y sus familias vivan en una atmósfera libre de Co2.

…………………………………..

SIIIII BUEN PUNTO!!

⚽
5 months ago

Flippy/Fliqpy Bourokhen
Hace 2 días (editado)
El lema “Quedate en casa” es de tono muy MK Ultra, lo tienes en todas las cadenas de televisión, radio, periódicos físicos y digitales, Youtube, etc…

61

Estrella B
Estrella B
Hace 2 días
Programación en silencio. Puro y duro MK ultra

6

No al establishment Dominicano
No al establishment Dominicano
Hace 2 días
Que es MK?

1

Estrella B
Estrella B
Hace 2 días
@No al establishment Dominicano búscalo MK Ultra, técnica utilizada por la CIA para el dominio psicológico. Por ejemplo se pueden usar ciertas frecuencias, colores…para de manera subconsciente,meter todo lo que se quiera programar,en la mente de alguien.Un tipo de manipulación

3

No al establishment Dominicano
No al establishment Dominicano
Hace 2 días (editado)
@Estrella B Gracias

1

Alberto Ortega Molina
Alberto Ortega Molina
Hace 1 día (editado)
Me encanta que se hable de esto porque nos están haciendo un control mental en masa a más inri el proyecto MK ultra no tiene más fin ke el control de una gran masa

2

Cynthia Durán
Cynthia Durán
Hace 1 día
@No al establishment Dominicano mind control.

1

Carlos R
Carlos R
Hace 1 día
Ni en Italia aplauden ya, menos aqui que la gente es retrasada

18

El Ojo Oscuro .
El Ojo Oscuro .
Hace 19 horas
Que razon que tienes.

Conarejo sin mas
Conarejo sin mas
Hace 2 días
Hospitales vacíos y los mayores muriendo como perros abandonados en las residencias.
Es algo monstruoso.

29

MARISE
MARISE
Hace 1 día
En las residencias y en las casas con miedo de ir al hospital y no salir aunque tengan otras enfermedades…..

⚽
5 months ago

EB-87
Hace 1 día
Efectos varios de estar encerrado durante meses:

-Depresión,debilidad y tristeza en general (suicidios,resentimiento del sistema inmune…)

-Mayor incidencia de las alergias,sobre todo asma y ácaros

-Aumento de peso (con el consecuente perjuicio para la salud en muchos campos)

-Trastornos del sueño (fatiga,más debilidad inmunológica)

-Disminución de la vitamina D por no tomar sol (menos sistema inmune aun)

-Pérdida de masa muscular y debilitamiento general por la falta de ejercicio

-Mayor consumo de mass mierda,pornografía y netfllix estúpidos sobre guiones que lavan el cerebro

-Tendencia a esta cada vez más ocioso sin nada que hacer,lo que acaba generando delirios mentales como el que sufren algunas vaquitas que salen a insultar y amenazar por el balcón

-Normalización progresiva de la idea de que estar encerrado es aceptable

-En caso de tener alguna infección pulmonar: mayor dificultad del organismo para expulsar los parásitos,al estar en una atmósfera más reducida en la que vuelve a respirar una y otra vez los mismos patógenos que echa al toser/estornudar

-Tendencia a comprar alimentos menos perecederos par salir menos,tipo conservas y comida rápida en detrimento de la fresca y saludable,lo que acaba mermando la disposición sobre todo de vitaminas.

-Aumento del consumo de drogas,sobre todo alcohol y tabaco,para intentar evadirse de la realidad en medida de lo posible

Y OJO,esto es solo a nivel personal de cada a la salud. En lo profesional y económico mejor ni hablemos…

15

😎👍

Marcelo Fariña
Marcelo Fariña
Hace 3 horas
Décadas de Telemierda lograron descerebrar a toda la sociedad.

Manuel Ayala
Manuel Ayala
Hace 1 día
Por éso y por razones científicas.

Yo cada vez lo veo más así:
El SARS viene de las vacunas, en especial la de la gripe. El virus no está ahí afuera, sino en las venas de los que se han vacunado. De modo que año a año harán lo mismo. Y la renta universal será para pastar transgénicos y aceptar ésta forma de vida de reclusión y vacunación sistemática. Y el uso de mascarilla aumenta la posibilidad de activar el sars.

⚽
5 months ago

Mi marido siempre salió a la calle y yo desde el día 15 de cuarentena también vamos al monte a caminar 3 kilómetros si no vamos nos volvemos locos… no hacemos tonteras pero despejamos cada día días o así salimos… no te pueden multar es alarma no estado de sitio o de excepción legalmente no te pueden multar ni detener, tenemos que salir a trabajar y ganar pasta que a mi nadie me la da a salir a la calle y abrir negocios con cabeza con distanciamiento vale con mascarillas y guantes y ya vamos viendo por el camino pero a salir a la calle coño!!!

38

Subversivo 3
Michael Foster
Michael Foster
Hace 2 días
CORONA FRAUDE.

3

La verdad del eterno
La verdad del eterno
Hace 1 día
Estan enfermos .en fermo es fermo firmeza y en es falta y será, FALTA DE FIRMEZA EN UNO MISMO

Luis Alberto Martín
Luis Alberto Martín
Hace 6 horas
no te pueden multar pero lo hacen… lo mismo que tu y tu marido no podeis salir pero lo haceis!! :-) sale mas caro recurrirlas que pagarlas

Marcelo Fariña
Marcelo Fariña
Hace 3 horas
La salud no se cuida escondiéndose en un agujero.

no mentiras si verdades NMSV
no mentiras si verdades NMSV
Hace 2 días
Yo en. Mi cuenta digo lo que quiera que vengan cuando quieran pero callarme en la vida!! Tenemos que ser todos arriba España 🇪🇸

14

Esther Granda
Esther Granda
Hace 2 días
Los datos de muertos los MANEJA LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL….. MOMO se llama el programa (no digo más)

18

MrFeynmanDiagram
MrFeynmanDiagram
Hace 1 día
MOMO es una base de datos europea que contabiliza la mortalidad

Olp S
Olp S
Hace 1 día
Mañana, como hemos hecho muchos desde el primer día, todos a pasear. Y el que tenga tienda que la abra, basta ya de dictadura roja.

8

B. R.R.
B. R.R.
Hace 2 días
Dos bares y una tienda de mi calle ya no abrirán en junio. Ya me lo dijo la cajera del supermercado que está en contacto con todos.

13

résistants dans l l’ombre la résistance
résistants dans l l’ombre la résistance
Hace 2 días
No Los ninos para quitarnolos habrir Los ojos

Estamos en orden mundial

Es un estado totalitario

20

Tere Bas
Tere Bas
Hace 1 día
Puedes explicarlo,por favor.Como nos los van a quitar?🧐🤔

1

résistants dans l l’ombre la résistance
résistants dans l l’ombre la résistance
Hace 1 día
@Tere Bas si porque es là historia de babyluona son siglos de historias que reinan sobre la humanidad

Los que govirrnan no actuan como Los veis esa no es la verdsdera perdonalidad usan perversion y nuestros ninos. Hacen cosas horrorosas

Los roban siempre Han sido Ellos ya esta esplotando en el Mundo entero.
Ya no de puede permit

Son muchos siglos

Conoces El El nuevo orden mundial

Mira loque estan haciendo
No se puede salir pero dejan salir los ninos

Es Totalemente contradictorio.

3

résistants dans l l’ombre la résistance
résistants dans l l’ombre la résistance
Hace 1 día
@Tere Bas Ellos los gogiernos y los que govirrnan Mundo entero es lo que quieren nuestros hijos
No Los dejeis or a la escuela protejerlos .

1

résistants dans l l’ombre la résistance
résistants dans l l’ombre la résistance
Hace 1 día
@Tere Bas sobre todo tener cuidado .

résistants dans l l’ombre la résistance
résistants dans l l’ombre la résistance
Hace 1 día
@Tere Bas luego nod pondran la ley martial .
Lo que estamos viviendo es horroroso estamos sequestrado pot décision de Ellos mismos

Y la réduction de la poblacion Mundial es muy duro peroes la realidad debemod set fuerte

résistants dans l l’ombre la résistance
résistants dans l l’ombre la résistance
Hace 1 día
@Tere Bas Vivo Francia aqui informo

1

Hace 2 días
YO ME SUBO AL MONTE TODOS LOS DÍAS UN PAR DE HORAS Y NO HE DEJADO DE SALIR UN DÍA. NO CUMPLÁIS LA CUARENTENA FARSA
SALUD Y LIBERTAD

35

Jorge Guillem
Jorge Guillem
Hace 2 días
Dejate el teléfono en casa, por si acaso😉

10

Hace 2 días
Guillem siempre lo dejo en casa, jejjejejeje.

6

Jorge Guillem
Jorge Guillem
Hace 2 días
muy espabilado 😄

2

Hace 2 días
Guillem esto de la geolocalizacion no es nuevo, desde la tecnología gsm ya podían hacerlo. triangulan tu posición usando tres repetidores. Así hacían volar los israelíes a los rebeldes de hamas. la llamada que les hacían solo era para que supiesen que iban a morir y segundo después un misil lanzado desde un helicóptero a tres o cuatro km. impactaba contra el teléfono.
Los que queremos un mundo libre y justo lo tenemos chungo, pero no hay que dejar de luchar porque de dejarlo estaríamos perdidos.
Salud y libertad

4

golpederemo 9
golpederemo 9
Hace 2 días
tu que puedes

1

Pitilitripili De Pi
Pitilitripili De Pi
Hace 1 día
afortunados vosotros que teneis monte. Yo solo tengo un barrio de mierda con viejas en las ventanas vigilando.

Carlos Juan
Carlos Juan
Hace 1 día
@Pitilitripili De Pi Ponte una bata blanca y verás como te aplauden .

1

Luis Alberto Martín
Luis Alberto Martín
Hace 6 horas
@streetwarrior16 que sabes de los drones?

⚽
5 months ago

JAJAJJAJAJAJAJJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJ

PARECE QUE LOS YANQUILANDIOS NO ESTÁN DE ACUERDO CON LA PROGRE BOLCHE OCONOR

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ MUY BIEN!!

.

.
.

⚽
5 months ago
Reply to 

MARÍA…..!!

MARÍETIS OCONORIETIS…..!!!!

MIRÁ!!!!

MIRÁ!!!

TE DEJARON UN MENSAJE ESPECIAL PARA VOS

JAJAJAJAJJAJAJA

YOU CAN TAKE YOUR FACE MASK

AND SHOVE IT WHERE THE SUN DON´T SHINE

.

AHHHHH JAJAJAJAJAJAJ

NI QUE ME HUBIERAN LEÍDO EL PENSAMIENTO ESTOS YANQUILANDIENSIS

JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago
Reply to 

EEUU TIENE 50 ESTADOS y APROX MAS DE 320 MILLONES DE HABITANTES

LOS QUE PROTESTAN, SUMANDO TODAS LAS PROTESTAS EN LOS 50 ESTADOS, NO LLEGAN AL MILLAR DE PERSONAS.

_____________

⚽
5 months ago

!
!
5 months ago

.-.
.-.
5 months ago

bueno, si de golpes de estado hablamos….hay para hacer dulce y de todos los colores.