Fernando Báez Sosa, víctima de una jauría asesina

El júbilo social del pueblo argentino por el triunfo del campeonato del mundo de nuestra selección nacional acontecido en Qatar se ve eclipsado por el desarrollo del juicio contra los agresores del joven Fernando Báez Sosa.

Es un enero empañado por el recuerdo del homicidio de Fernando, un joven comprometido con la sociedad, hijo de una familia ejemplar de inmigrantes, estudiante de derecho y contaba con sólo 18 años al momento de su asesinato.

Cuando el esparcimiento y la diversión de individuos se torna en acciones violentas y destructivas es evidencia clara de un deterioro peligroso de una sociedad en plena crisis moral y ética.

El rugby es sin dudas un noble deporte, como tantos otros lo son, pero hasta en el templo del bien se manifiesta el diabólico mal. Fundamento de la existencia de esta malvada oscuridad se aprecia cuando 8 rugbiers, jóvenes como Fernando, actuaron cual despiadada jauría criminal dando muerte a un semejante luego de una cobarde y artera golpiza. La valiente caballerosidad es enaltecida en la práctica del rugby. Estos delincuentes han deshonrado a este digno deporte. Cobraron fuerza y “espíritu de grupo” para delinquir y matar, colocaron sus músculos al servicio de la malignidad más cruel.

Casi un equipo completo de rugby contra un inocente joven ¿Cómo calificar este hecho sin sentir profundo dolor y aversión por los agresores?

Como condimento funesto al homicidio que estaban cometiendo vociferaban – “negro de mierda”- según aseveran los testigos. Esta discriminación califica de una forma mucho más drástica la maldad de los “deportistas” que degeneraron en espeluznantes criminales.

Según las crónicas de los testimonios volcados en el juicio oral y público, Lucas Pertossi da el primer golpe artero estando Fernando distraído, y Máximo Thomsen propina el puntapié final luego de acomodar la cabeza de la víctima como si se tratara de un balón de rugby. Repetimos nombres que se hicieron públicos en el juicio público y con la intención de que la barbarie no se refugie en un anonimato cómplice.

La cúspide de la indignación llegó cuando familiares, vecinos y periodistas oyeron el testimonio de testigos presenciales que contaron que escucharon decir claramente a uno de los agresores: “A este negro de mierda me lo llevo de trofeo” ¡sin palabras, sólo lágrimas de indignación surgen del público presente!

Claro que estas criminales conductas poseen causas. Educamos el intelecto, generamos “triunfadores”, fomentamos la competencia y no la solidaridad, enaltecemos la materia “olvidando” el espíritu, subestimando el valor de los sentimientos. No, basta de endurecer el alma con conceptos despiadados. ¡Eduquemos el corazón, así lograremos una sociedad fraternal y justa!

La pena de reclusión perpetua flota en el ambiente de tribunales. Daría la sensación de que cualquier pena menor a prisión perpetua sería juzgada por la opinión pública como insuficiente e inadecuada.

Fernando Báez Sosa, que descanse en paz en el cielo del supremo padre.

Que Dios le dé fuerzas a la familia de Fernando y también a las de los agresores que de una manera menor son víctimas asimismo de las acciones criminales de sus hijos.

Una condena de prisión perpetua sin salida condicional será apenas un bálsamo pequeño para el dolor social y la vergüenza con la cual mancharon a nuestra sociedad estos 8 rugbiers que humillaron su deporte, su familia y a la Nación toda.

Máximo Luppino

Share
Subscribe
Notify of
guest

9 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Claudio
27 days ago

Cualquier deporte es «violencia regulada». El deportista internaliza el valor de reglas y respeto por el adversario. Estos «malos chicos» (apenas «patota») son el resultado de la fallida contracultura que forjò el règimen polìtico que se instaurò desde hace 39 años: equivocadamente le han querido llamar democracia.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
26 days ago
Reply to  Claudio

El tratar de dominar al otro. Las cargadas, las burlas, el bulling, etc todo forma parte de un entendimiento erroneo de la masculinidad (masculinidad toxica).

No solo pasa entre los hombres, tambien hay mujeres que compiten de manera erronea; tratando de «pasar a la otra», «desvalorizar a la otra», etc. Esto seria femenidad toxica ]

Los deportes pueden ser violentos; pero como dices es violencia regulada y controlada.

Los chicos y chicas, necesitan ser criados con 4 simbolos: una vaso de leche (buena alimentacion), una pelota (deporte), un libro (educacion) y un mecano (hobbie que conduce a la creatividad, innovacion e inventiva).

Ademas, seria bueno agregarle religion; y si la familia no es religiosa otro tipo de espiritualidad que en esencia remite a lo mismo «no le hagas a los demas, lo que no quieres que te hagan a vos».

La competencia deportiva es buena porque lleva a competir en otras areas; pero se debe entender que la cooperacion y la empatia tambien son importantes.

Familias destruidas. Padres que perdieron a un hijo modelo. Padres que tendran a hijos que no son modelos en la carcel por mucho tiempo.

Last edited 26 days ago by Maria OConnor
Claudio
25 days ago
Reply to  Maria O'Connor

Gracias Marìa O Connor por tus acertadas observaciones. Son valioso aporte para superar los extravìos sociales actuales.

El Uno Grande
El Uno Grande
26 days ago

La acusación del fiscal es una porquería y la querella de Burlando también. Con semejantes engendros jurídicos, alguno va a zafar y olvidense de la perpetua. Cómo máximo, 16 años al más complicado.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
26 days ago
Reply to  El Uno Grande

Estoy segura que no le daran perpetua. Quizas le dan ahora perpetua; pero saldran antes como siempre sucede.

No solo eso, esta el riesgo que quieran ir a alguna carcel cerca de donde viven. Algo asi, como «carcel propia»

Joe Daltom
Joe Daltom
23 days ago
Reply to  Maria O'Connor

Vos y el de mas arriba podrían meterse esas opiniones bien en el orto.
Al negarse a esperar una pena máxima (y exigirla) le están allanando el camino a los que buscan una pena suave a los monos asesinos.
Perpetua en cárcel común hay que exigir. O pronto lamentaremos mas asesinatos.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
26 days ago

Todos deseosos de ser el macho alfa. Entre los animales que tienen una organizacion social estructurada y verticalista; los machos siguen al macho alfa y las hembras siguen a los machos.

Este tipo de sociedad contrariamente a lo que la gente cree, es la mas facil de dominar.
Si se quiere encerrar en un corral a una manada salvaje de caballos; solo hay que enlazar al macho alfa. El resto de la manada lo seguira se auto-encerraran en el corral. El dueno del corral solo debera cerrar la puerta. Todos adentro.

Esa es otra de las razones por la cual las dictaduras sean de izquierda, derecha o teocraticas como en Iran o Afganistan, controlan a las mujeres. Solo pueden salir con un varon de su familia. Los hombres controlan a sus mujeres, los hombres son controlados por el que vendria a ser el macho alfa o sea el dictador.

Algunos animales no se pueden domesticar por su peligrosidad como puede ser un tigue o leon. Fuera de los animales peligrosos, todos aquellos que no se pueden domesticar son los que no tienen una sociedad verticalista; o sea no existe el macho alfa (tampoco la hembra alfa).

Ademas, de actuar de una manera casi primitiva tratando de demostrar poder sobre los otros, en este caso el chico Baez; quizas tambien influyo la ingesta de drogas u alcohol en exceso.

En un mundo que avanza gracias al conocimiento; estos muchachos perdiendo su tiempo tratando de emular a los machos alfa del mundo animal.

Argentina necesita rescatar a todos estos jovenes; porque de eso depende el anhelado desarrollo.

Medios
Medios
25 days ago

Los asesinos son una patota de nenes de mamá que provienen de familias acomodadas, la víctima en cambio, era de clase trabajadora que luchaba por el ascenso social. Entonces, los medios masivos, que son simples agitadores sociales, utilizan este caso para atizar el enfrentamiento entre las clases sociales de Argentina y de paso distraer de los problemas realmente graves como las sequías y la escasez de gasoil.

Joe Daltom
Joe Daltom
23 days ago

No eran de la misma edad.
Eran 5 o 6 años mayores. Entrenados y muy superior en número.
Perpetua es poco.
Además la carcel es el lugar mas seguro para estos soretes cobardes.

Last edited 23 days ago by Joe Daltom