La Masacre de Argentina

Un cincuenta por ciento de pobreza es un claro indicador de que hay gente que no come (por lo menos lo suficiente), un léxico encajado en 200 palabras completado artísticamente con sonidos guturales y exceso de onomatopeyas indica que no hubo algo que pueda llamarse plenamente educación. Con 120 mil muertos, la salud no ha sido cuidada, la ciencia de la salud está herida o incompleta.

La democracia no nos dio de comer, no nos educó, ni cuidó de nuestra salud. ¿Debía hacerlo? ¿Era condición necesaria para estar bien comidos, cultivados y sanos?

¿Fue la mentira impiadosa para reafirmar la democracia o sólo para establecer la herramienta inicial de nuestra destrucción?

Navegamos 40 años de progresismo (con una pequeña interrupción donde se preparó para dar el salto final) sólo para arribar a otra afirmación de incumplimiento instantáneo, continuo y efectivo, una intromisión del estado llamada cuidado.

“El estado te cuida” es la herramienta eficaz para contener los desvíos del postulado alfonsinista y además expoliarnos de cuanto resultado surja del sentido común.

Perdimos la comida, la educación y la salud en nombre de la democracia; será ahora el turno del trabajo, la propiedad privada y la libertad en nombre del estado.

Un estado de intromisión nunca visto, de sectarismo adoctrinante con sagrados relatos de lo que se considera hecho sin haber sido.

Un estado que reclama una profundización democrática de esa democracia a la que se indicó como única necesaria para la concreción del postulado alfonsinista surgido del histrionismo oportunamente triunfalista. No es de esperar resultados diferentes de los mismos métodos.

La doctrina del estado presente está aniquilando el estado natural de las cosas. Una asignación universal por hijo, una por ser viejo, otra asomando con mote de salario solo por ser.

El maná cayendo desde principio a fin de lado a lado lanzado por las manos creadoras del Dios-padre-estado surgido de la más pura profundización democrática la de la voluntad de no hacer nada.

Estamos en el transcurso de la efectiva transformación de una sociedad de clase productiva en una de miseria aceptada como sustentable. Y todos los desastres tienen vía libre gracias a la aceptación inerte de esos cambios.

¿Es válido el sometimiento a un empobrecimiento gradual de una población que en gran parte con su esfuerzo apunta en dirección contraria sólo por la suma sufragista de la comodidad miserable de quienes han aceptado la sumisión ciega a un supuesto estado que requiere la divinidad de sus conductores?

La mitad de un padrón guiado por los postulados de falso cuidado y sometimiento cuidadoso ha decidido la pobreza del resto validando un camino con final de colapso. No hay discusión necesaria sobre ese final a la vista en fracasos circundantes y propios sobradamente probados. Se puede discutir en nuestro caso particular algo que no ha ocurrido en el resto de los paralelismos cercanos pero que se asoma como una sospecha intimidante con altas probabilidades, la desaparición de nuestra nación. Doscientos años de constante retroceso territorial de intromisiones foráneas, de litigios son un antecedente lógico de nuevos intentos por nuevos métodos de lo mismo. La creación de conflictos y reclamos ancestrales mágicos validados por el funcionamiento de un estado antinacional, observados con el asombro de una improbabilidad deseada por la clase media, ignorada por los alimentados de las manos del Dios-padre-estado y atizados por quienes transformaron ese estado en el asiento de su ideología y sacro bienestar.

El camino sinuoso de la destrucción gradual y decrecimiento constante de la riqueza generada lleva hacia la meta de la miseria sustentable. Para quienes lo aprueban, es sustentable desde la omnipresente mano del estado que todo lo da y lo convierte en derecho.

La fe ciega les levantara la mano al final del recorrido reclamando de la comunión servida por Jim Jones, quien no la levante por padecer un mínimo grado de cuestionado asombro será sentado a la mesa de pasteles de Yiya Murano. El resto será arrastrado por la destrucción.

La democracia les fue el medio para colonizar un estado y ahora ambos corrompidos son el arma para acabar con una nación. Habrá quienes disfruten de la ceguera comiendo de la mano del estado hasta que éste les dé el veneno final. Habrá quienes hagan de la miopía ejercicios patrióticos eludiendo ver posibles finales y avisos de alerta contentándose con la preservación de reglas que hacen a escritos e instituciones para tranquilidad de su conciencia

Paul Battiston

Share
Subscribe
Notify of
guest
12 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Norma bretal
Norma bretal
1 month ago

EN PLENA PANDEMIA DEJARON FAMILIAS ENTERAS EN SUS CASAS SIN ATENCIÓN Y COMIDA. LOS VECINOS QUE NO QUERÍAN ACERCARSE FILMANDO Y PASANDO POR LA REDES EN PCIA BUENOS AIRES Y TODO EL PAÍS Y DEJARON LOS DOS DELINCUENTES DE PRESIDENTE Y VICE UN PAÍS HAMBRIENTO Y DESPROTEGIDO. MINTIENDO 🤥 QUÉ SE PELEAN RATAS INMUNDAS

EL CHUMBIAO
EL CHUMBIAO
1 month ago

INDUDABLEMENTE EL PUEBLO ARGENTINO ESTÁ SATISFECHO CON ESTA CALIDAD DE VIDA.
PREFIEREN LA MUERTE POR INANICIÓN ANTES QUE TRABAJAR Y SOBRE TODO SABER ELEGIR A SUS GOBERNANTES.
SARNA CON GUSTO NO PICA.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
1 month ago
Reply to  EL CHUMBIAO

El asunto con los que no trabajan debe ser analizado.

Aqui en EEUU los republicanos criticaron a los democratas por pagarle desempleo durante y despues de la pandemia. Dijeron que no iban a trabajar porque recibian desempleo.

Se termino el pago del desempleo. Los trabajadores manuales empleados en restaurant de comidas rapidas, tiendas, y otros tipo de empleo, no solo que no regresaron a trabajar; encima renunciaron a su trabajo. Millones de personas renunciaron. Se lo llama la «gran renuncia».

Sorpresivamente, al mismo tiempo que los empleadores recibian las masivas renuncias, los condados comenzaron a recibir solicitudes de licencia para empleo autonomo o micro empresa.

No regresaron a trabajar por vagancia. No regresaron a trabajar, esos empleos ya no les redituaban. Los sueldos no se aumentaban por largo tiempo; encima les quitaron el seguro medico; para «asi crear mas empleo».

Durante la pandemia experimentaron en trabajitos por su cuenta; como limpiar piletas de natacion, sacar los troncos o muebles viejos de la casas, jardineria. Descubrieron que ganaban mas dinero. Se crearon sus micro-empresas.

Otra cosa que paso en el servicio domestico; es que comenzaron a limpiar las casas dos personas (marido y mujer o madre e hijo o hija). Algo q no se veia mucho anteriormente.

No solo que llegan dos personas familiares; traen todo su equipo.

Llegan el matrimonio con todos los detergentes, cepillos, aspiradoras, etc y te limpian una casa grande en dos horas. Se van y hacen a veces hasta 6 casas por dia. Ganan muchisimo mas que trabajando en un Mc Donalds o un Wallmart.

No quieren regresar a sus empleos aunque ahora si les ofrecieron aumento y pago de servicio medico.

Asi, que estan esperando que los refugiados afganos y ucranianos ocupen el lugar de los que se fueron. Lo haran hasta que comiencen a copiar los que renunciaron y creen su propio empleo.

Creo, que nunca hay que tirar demasiado de una cuerda; hay que tirar pero no mucho porque se puede romper. Tiraron demasiado sacando beneficios y quitando seguro medico.

Last edited 1 month ago by Maria OConnor
Ignorantes
Ignorantes
1 month ago

El columnista y los opinador son la mejor expresion de lo que critican

Justo J. Watson
Justo J. Watson
1 month ago
Reply to  Ignorantes

Excelente artículo

ARGUENZUELA
ARGUENZUELA
1 month ago

NO SE DISTRAIGAN CON CHUSMERIOS DE LA POLITICA.
ESTO ES LO QUE DEBE IMPORTAR A TODO CIUDADANO INTELIGENTE, LO OTRO ES PERDER EL TIEMPO.
Riesgo país anota su décima suba en últimas 11 jornadas y queda al borde de los 2.000 puntos
FINANZAS
19 Mayo 2022 – 13:41
EL DEFAULT YA ESTA NUEVAMENTE EN CARRERA.
ES EL SALVESE QUIEN PUEDA.

Argento41
Argento41
1 month ago

Impecable. Bueno por donde se lo mire. Hay una trampa que de a poco se va poniendo en funcionamiento. Papá Estado terminará con todo si no se reacciona a tiempo. Una improlija conducta de gran parte de la ciudadanía que se apartó de la cultura del trabajo(bajo un asqueroso populismo) será el tema medular de una decadencia lamentable. Hay medios para revertirla; es bueno que la población la sepa encontrarlos.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
1 month ago
Reply to  Argento41

El problema de Argentina no es el estado; sino como el estado esta manejado.
Por ejemplo, en otros paises los trabajadores de empresas estatales e instituciones estatales no son elegidos por el dedo de un politico; deben pasar examenes.
La campora se ocupa de planes sociales y esta involucrado en Ansess; eso no ocurre en paises desarrollados.

Los directivos de empresas, instituciones estatales deben pasar examenes, no son puestos politicos. Tampoco son puestos politicos los empleados, deben pasar examenes.

El ferrocarril es estatal en la mayoria de los paises capitalistas desarrollados. Lo mismo los directivos y los empleados no son son elegidos, ni recomendados por politicos. Es mas, el ferrocarril es auto-suficiente en esos paises.

El ferrocarril Amtrack de EEUU es estatal y se puede estar parado mucho tiempo cuando pasa el tren por la cantidad de vagones y locomotoras que lleva. A veces, son tres o cuatro locomotoras por la enorme cantidad de vagones.

Entiendo el deficit argentino por los gastos estatales; pero el problema es la intromision y el poder de partidos politicos en empresas e instituciones estatales. Lo mismo en sindicatos.

Argentina tiene problemas que no tienen otros paises relacionados con la gestion.

gac
gac
1 month ago

»La democracia no está enferma, la democracia es la enfermedad» Maurras… democracia made in OTAN, gobiernos de ocupación desde 1983.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
1 month ago

Argentina tiene una tendencia a buscar la solucion unica a todos los problemas. Asi, lo hicieron los peronistas en los 50, los marxistas en los 70, los neoliberales en los 90, los K en el 2001+, los libertarios en esta epoca.

Lo unico que se consiguio fueron grietas, violencia, antagonismo y falta de desarrollo.

NO EXISTEN SOLUCIONES UNICAS. LOS PROBLEMAS TIENEN VARIAS RAICES.

No se puede hacer un plan de desarrollo unico. Los planes de desarrollo deben ser varios dependiendo la poblacion a la cual van dirigida.

Macro economia.

Un plan de desarrollo para los empresarios exportadores.

Planes varios para la medio y micro economia.

  • Pymes y empresarios no exportadores.
  • Para gente de clase media (profesionales, comerciantes, y obreros especializados o tecnicos.
  • Para pobres: personas con oficio pero en situacion de severa desventaja economica.
  • Otro plan para probres estructurales. Este plan debe ser dividido en pobres estructurales de origen europeo e indigenas. La razon es que los descendientes de europeos y los indigenas tienen una diferente vision del mundo. No se puede planear las cosas del mismo modo. En el primero deben estar involucrados ademas de economistas especializados; sociologos. En el segundo sociologos y antropologos.

Algo asi se hace en los paises desarrollados. Todo debe adaptarse a la poblacion a la cual va dirigida.

Last edited 1 month ago by Maria OConnor
Estanislao Zeballos
Estanislao Zeballos
1 month ago
Reply to  Maria O'Connor

Los Sociólogos son todos Zurdos, craso error en buscar planes de desarrollo con ellos.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
1 month ago

En Argentina se confunde ciencias sociales con zurdismo y ciencias economicas con derechismo.
Lo social y lo economico son complementarios. Al menos la gente deberia entender que son complementarios. No se entiende en Argentina.
Lo mismo que lo estatal y lo privado. En EEUU y en casi todos los paises capitalistas se valora la empresa privada, pero en casi todos esos paises el ferrocarril es estatal.
La razon es que el ferrocarril estatal baja los costos de fletes, y generalmente se auto-financia con turismo y fletes. No necesita del pago de impuestos para funcionar.
Logico, en los paises capitalistas, los directivos de ferrocarriles son elegidos por concurso, examenes, entrevistas; nunca por el dedo de un politico.
A veces tenemos que ser flexibles.