La tentación del Relato

vidal-supermercado

Todo parece asombro, nada lo es. Una vez más, los argentinos estamos aferrándonos a un relato porque no gusta la realidad. No la realidad de Mauricio Macri sino la realidad de un país saqueado durante doce años.

Nada es más fácil y cómodo que echar culpas a una administración que aún no ha podido empezar a actuar por la simple razón de que no hay qué administrar. Y nuestra tendencia al lugar común, a elevar un dedo acusador nos vuelve a situar en un rol de inconformistas que lamentablemente no tuvimos durante la era kirchnerista.

A los Kirchner se le toleró todo, a Macri no se le tolera nada. Claro que esa intolerancia se plasma más en los medios de comunicación que en la calle en general. En el supermercado, Doña Rosa reconoce que hay precios que suben por especulación. No es la política económica ni la falta de política económica la que lleva a un kilo de tomates a costar hoy, 3 pesos más que ayer y 2 menos que mañana. No hay ley de oferta y demanda, hay sí vestigio de la enseñanza kirchnerista: “sálvese quien pueda”, “el modelo es mi bolsillo”, “el otro no importa nada”.

El aire acondicionado a 24 grados no se lo pone pensando en las necesidades de quienes sufren cortes de electricidad sino en la cuenta que va a llegar. Este es el principal problema del argentino, no es el kirchnerismo no es el macrismo. Ambos son emergentes de una sociedad que no termina de madurar aún cuando los intentos están.

Reconocernos azorados por las fotografías de ministros y funcionarios recorriendo góndolas de supermercados no es racional. Que lo normal deje de ser lo extraordinario. Hay mucho marketing en esas imágenes y hay mucho infantilismo en creer que se es mejor o peor por hacer las compras en jean o short. Que los funcionarios estén conectados con lo real es un gran paso claro, pero no se necesita hacer filas en el mercado para estarlo.

Es preferible que la gobernadora María Eugenia Vidal ocupe su tiempo en desactivar la bomba que le dejaron en lugar de andar testeando duraznos. Ya nos sorprendimos años atrás con Videla en un teatro. Y no es una crítica mordaz, es la necesidad de que, ahora que contamos con gente idónea y capaz, se haga lo que no se ha hecho en doce años. Vivimos una década de marketing y maquillado, lo óptimo es comenzar otra de realismo sin mago, de conciencia plena de la herencia, de paciencia que no es lo mismo que desidia ni falso “laissez faire”, no hay cheque en blanco.

Posiblemente la única crítica con base cierta que puede hacerse al gobierno actual radique en una política comunicacional que no termina de aceitarse. Faltan decirse muchas cosas, falta mostrar el cuerpo malherido de Argentina sin vendas, sin maquillaje, sin que importe si las imágenes hieren la sensibilidad. Porque la sensibilidad ya está herida, y si no lo está quizás sea más sano que se la hiera con la verdad a que siga intacta y protegida con la falacia y la mentira.

El peligro de caer en otro relato aunque sea del propio microclima en el que estamos es un tema que debe preocupar. La urgencia por vivir la realidad tal cual es, aunque no guste y aunque duela más de la cuenta es un imperativo para que el gobierno tenga éxito. Es entendible el titubeo en el sentido que en medio de este juego hay seres humanos que sufren, hay vidas en juego. Un paso en falso involucra sufrimiento humano.

La inflación es un tema de política económica, es un tema de emisión, de déficit fiscal, de gasto público sin controlar, etc., pero también, en esta Argentina es un tema de idiosincrasia y de gen nacional. Las políticas de shock han sido soluciones por períodos no más. Y ¿cuál es el costo del shock? Esa es la respuesta que nos debe sincerar.

Dos meses lleva de asumido el gobierno de Cambiemos. Nadie cambia de la noche a la mañana aunque se ponga la mejor buena voluntad. Se está haciendo, con más o menos aciertos. Ser un pueblo soberano implica también arremangarse y saber esperar que no es lo mismo que aceptar ciegamente y dormirse en la comodidad como sucedió durante el kirchnerismo. No es justo que lo que no se ha exigido en doce años se exija en 60 días de gestión.

Que el problema de la Argentina sea de una buena vez político y no social porque de lo contrario, ni Macri ni cualquier otro dirigente lo podrá solucionar. Que el argentino deje de querer estar mejor y empiece a querer ser mejor. No es una mera cuestión dialéctica ni un asunto verbal o de conjugación.

Esto recién empieza, no resulta razonable pretender ya saber el final. No puede ser más un relato previsible, debe ser lo que es: una realidad a vivirse tal vez al estilo popperiano de ensayo, prueba y error. De errar y volver a empezar sabiéndose falible y admitiendo que se habita en una jungla donde se cercenaron todas las reglas y la moral.

Gabriela Pousa

Perspectivas Políticas

8 comments for “La tentación del Relato

  1. Pedro Daniel Corrado
    17/02/2016 at 2:51 PM

    Me queda la impresión que esta señora piensa que el Pro es algo distinto al FPV. Le recuerdo señora que ambas fuerzas políticas han sido y son socias en la Ciudad de Buenos Aires en el juego, la obra pública, la demolición de casas históricas para la especulación inmobiliaria, las prórrogas interminables del servicio de acarreo de autos y la recolección de basura con cánones absurdos, etc. Ambas fuerzas coordinaron sus votaciones en la Legislatura Porteña para alcanzar sus fines subalternos. No lo digo yo. Lo dijo la propia Michetti cuando se dió la puja con Rodríguez Larreta refiriéndose al juego. Tanta fue la indignación que tuvo el electorado porteño con todas estas sospechas, que este último estuvo a punto de perder las elecciones a manos de Lousteau. Comparto que hay que dar tiempo a un gobierno que recién asume, pero si no hay castigos ejemplificadores, y denuncias penales concretas y severas en breve, todos van a terminar en el “que se vayan todos!” de 2001. Y esta vez será en serio. Saludos.

    • juan carlos
      18/02/2016 at 6:06 PM

      LA SOCIEDAD ARGENTINA SE MERECE Y QUIERE UNA REVISIÓN DE LOS 70 para ver quién miente y consolidar así,la VERDAD HISTÒRICA.

      Macri, no tenga miedo, sea firme, ponga fuerza y entereza moral. La sociedad quiere dar vuelta la hoja,mirar el futuro y la unión de los argentinos.

      Si los kirchneristas fueron capaces de vender medicamentos a 7.500 muertos, de tener un boliche bailable privado en una oficina del Banco dela Nación Argentina, de comprar la fábrica de hacer billetes, de pagar millones de pesos del estado para alquilar habitaciones que nunca se usaron en los hoteles de la ex Presidente Fernández de Kirchner o fijar como lugar de residencia un médano a 50 metros del océano, entre otras cosas, es lógico suponer que hayan inventado la cantidad de desaparecidos, que hayan mentido sobre los nietos recuperados y que hayan ejecutado ilegales juicios de lesa humanidad.

  2. PAULINO
    17/02/2016 at 3:43 PM

    COINCIDO AMPLIAMENTE CON PEDRO-DANIEL-CORRADO

    PAULINO

    • TUTTO BENE
      17/02/2016 at 5:36 PM

      PAULINO Y Pedro Daniel Corrado:
      DEJEN DE TIRAR MIERDA AL PEDO, CON UNA SEUDO INTELECTUALIDAD

  3. Susana Messineo
    17/02/2016 at 3:53 PM

    El dia que todos tomemos conciencia que el politico es un ciudadano mas, con la diferencia que fue elegido por el pueblo para gobernar un pais, las cosas empezaran a cambiar!!

    La humildad, la sencillez, las ganas de hacer el bien deberian ser un estandarte en este bendito pais. Totalmente de acuerdo con el articulo.

  4. gabriel
    17/02/2016 at 7:00 PM

    Si Macri muestra el cuerpo malherido de la Argentina..creo que nadie pone un dolar de inversion.
    Me parece esa es la encrucijada. ..decir la verdad y espantar a todos. .o ir piloteando la cosa hasta que las heridas mas graves mejoren…

  5. Un guerrero del camino........
    18/02/2016 at 3:17 PM

    Impecable , punzante , dolorosa y cala hasta los huesos del “ser argentino” , como siempre lo han sido , lo son y lo seran tus Notas.

    Felicitaciones Doncella !!!!!

    A todos los Foristas : Difundir , difundir , difundir !!!!! Por toda Argentina y a los medios extranjeros !!!

    Gracias Gabriela , por tu espiritu , por tu fortaleza intelecto-espiritual , moral y etica.

  6. Un guerrero del camino........
    18/02/2016 at 3:19 PM

    ” Que el argentino deje de querer estar mejor y empiece a querer ser mejor. No es una mera cuestión dialéctica ni un asunto verbal o de conjugación…………”

    http://3.bp.blogspot.com/-oC8Z1cOaDp0/VJjEK9-e8NI/AAAAAAAARuo/GpEkXaT1baQ/s1600/Rosa%2Bblanca,%2Ben%2Bel%2Bmar,%2Bel%2Bcolor%2Bcomunica.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *