Pobreza, igualdad y justicia social

Gracias a que el Gobierno actual, recuperó el INDEC, sabemos que el índice de la pobreza alcanzó el 32% en 2018, muy alto, considerando las expectativas que tenían los argentinos al asumir Mauricio Macri la presidencia.

Si bien la desigualdad social, es tolerable porque se sabe ineliminable en cualquier sociedad donde la cooperación es imprescindible para la supervivencia, la pobreza no lo es. La economía es una manera particular de administrar recursos escasos, y supone siempre desigualdad social. Si algunos pueblos primitivos parecieron practicar la igualdad es porque vivían en la miseria. Pero, en la actualidad, en un país que tiene todos los recursos para morigerarla, este índice de pobreza, no es admisible. Ante un escenario electoral, la gente piensa en la economía y son muchos a los que les cuesta llegar a fin de mes. Por ello a la imagen de un presidente devaluado, se le suman los efectos psicológicos destructivos en todo el ámbito social incluida la ética del trabajo.

Ya se puede apreciar que el Gobierno no ha entendido la imposibilidad de atacar la pobreza sin decisiones políticas, destinadas a que existan condiciones para crear riqueza, única forma de que, espontáneamente, ésta llegue a los sectores más pobres, hoy sin posibilidades de acceder a una digna calidad de vida.

Los gobiernos, en general, han igualado el término desigualdad con el de pobreza. De esta forma se ha recurrido a miles de planes sociales en busca de justicia social, quitando a los sectores productivos, para darle no solo a quienes están en la indigencia, sino también, a quienes no lo necesitan, motivados por fines políticos. De esta forma la pretendida distribución de la riqueza ha derivado en más pobreza general. En vez de dar beneficios temporarios o permanentes a discapacitados, enfermos, y gente que realmente precisa ayuda, han extendido subsidios y prebendas a sectores que no lo necesitan y que procuran, no solo mantener, sino aumentar sus ventajas extorsionando al poder.

No han comprendido, como lo ha hecho Chile y otros países, que el mercado es el mejor método de asignación de recursos, no desestimando la enorme responsabilidad del Estado en hacer respetar la igualdad ante la ley, de todos los que participan en él, incluso alguna intervención deliberada que permita mejorar la acción social de todos los miembros de la sociedad.

Como hemos visto, en los regímenes comunistas, la utópica decisión de hacer desaparecer las desigualdades sociales debió apoyarse en dictaduras terribles y crueles. Venezuela un ejemplo cercano va camino a ello, incitada desde hace tiempo por los gobernantes cubanos. Se ha desestimado allí, como aquí en menor medida, que el sistema de desigualdad espontánea que provoca el mercado, genera condiciones no sólo para generar riqueza, sino también para la responsabilidad y la competencia, que permiten la movilidad social de sus miembros, como también la posibilidad de un sistema democrático, al fortalecer la sociedad civil.

En nuestro país, salvo honrosas excepciones, es el Gobierno, no el mercado, el que pretende, en buena medida, determinar “iluminadamente” qué sectores deben desarrollarse, creando desigualdades mayores a las que pretende erradicar, aunque se beneficien algunos. La ayuda e inversión estatal está provocando enormes injusticias, gasto, e ineficacia, además de decisiones demagógicas que acrecientan la pobreza, dejando fuera a los que tienen menos posibilidades de vida.

Marx se equivocaba cuando consideró que podría alcanzarse la igualdad suponiendo que cada uno podría tomar lo que necesite del producto global y que todos los miembros de la sociedad merecían igual recompensa. Olvidaba que las necesidades humanas son infinitas y los bienes escasos. Los gobiernos comunistas intentaron llevar a la práctica las ideas marxistas, distribuir o repartir, por medio de decisiones autoritarias, eliminando al mercado como mecanismo espontaneo y automático de distribución. El resultado fue la opresión, el terror, y la degradación de la condición humana. A pesar de ello, esas ideas tienen aún, influencia.

Como ha sido para los países desarrollados, para nuestro país, una economía capitalista es la solución. Viene acompañada de desarrollo científico y tecnología, igualdad sólo en el plano jurídico, resguardo de la propiedad privada, y democracia.

Aquí, los gobiernos detienen al capitalismo, el cual es, en síntesis, un sistema de reglas que le permiten surgir como resultado final, y que consciente a las personas que hagan lo que desean pero haciéndose cargo, responsablemente, de lo que ocurra por sus acciones y elecciones. Solo una resurrección capitalista puede incrementar la creatividad, potenciar la producción, la productividad, el trabajo, y mejorar espectacularmente la calidad de vida de los argentinos. Distorsionar los mercados, modificar o influir en la direccionalidad de las inversiones y de la psicología y el comportamiento de los agentes económicos, no ayuda.

Para todo cambio hay que tener preparado el reemplazo de lo que se destruye. En estos tres años Mauricio Macri, predicó por un cambio favorable, pero no se elaboró un plan para cambiar las condiciones que paralizan una economía de mercado. Es así como no se han hecho las reformas del Estado, laboral, previsional e impositiva, capitales para atraer las inversiones. El futuro se corporiza en la inversión, de allí su importancia, debe ser respetada por el estado de derecho.

Los inversores apostarán a la Argentina solo si la institucionalidad es estable y el Estado les da las seguridades necesarias. La igualdad ante la ley morigera las desigualdades, no las elimina, pero crea un ámbito de equidad a fin de neutralizarlas en el momento de dirimir los conflictos que generan. Crea una instancia arbitral superior a la que todos deben sujetarse. No es ni será en ningún caso, infalible. No produce igualdad en poder, prestigio, educación y ocupación .La igualdad en todos los planos significaría que todos los comportamientos fueran iguales y merecieran el mismo valor o lo mismo. Aunque la política ha permitido vivir a muchos, como zánganos, es porque otros los mantienen además de mantenerse a sí mismos.

Los argentinos debemos dejar de desear cosas imposibles y los políticos no prometer lo que es irrealizable. Ello nos ha llevado a la pérdida de confianza en la democracia el único método que conocemos, para quitarnos de encima a malos gobernantes, sin utilizar la fuerza. Es así como muchos son los que callan, inconscientes del peligro, ante la sentencia de la ex presidente de cambiar las instituciones liberales, si asume otra vez el poder.

Elena Valero Narváez

Miembro de Número de la Academia Argentina de la Historia

Miembro del Instituto de Ética y Economía Política de la Academia de Ciencias Morales y Políticas

Premio a la Libertad 2013 (Fundación Atlas)

Autora de “El Crepúsculo Argentino” (Ed Lumiere, 2006)

Share

12 comments for “Pobreza, igualdad y justicia social

  1. JUAN ROBERTO FERNÁNDEZ BLANCO
    02/04/2019 at 2:18 PM

    JUSTICIA SOCIAL

    Para lograr una “Justa Distribución de la Riqueza” es, primero, necesario “generar riqueza (pues lo opuesto sería distribuir miseria), segundo, tener claro que significa “Justa Distribución” y, tercero, definir el mecanismo o “sistema “más eficiente y satisfactorio de Producción de Riqueza”.
    Según el sistema socialista es necesario un ente centralizado planificador que imponga -según la interpretación del tirano de turno- una “Justa” Distribución del Trabajo Productivo”. Este régimen (instalado y enraizado en CUBA desde 1959), no tolera desobedientes, disconformes y/o disidentes. Implica un plan de servidumbre colectiva a antojo y capricho del megalómano (hasta hace poco Fidel Castro) erigido y arrogado como incuestionable líder conductor y comandante omnisciente.
    El comprobado e insalvable inconveniente que tiene este sistema es que nadie produce más para recibir lo mismo que el resto por lo que, automáticamente, genera baja productividad, pocos y escasos productos de pobre calidad, bajos ingresos y subdesarrollo y –sin excepción- viene colapsando desde la URSS de Lenin–Stalin, de la China de Mao, de la Alemania nazi, de la extinción de la Alemania Oriental socialista (rescatada del derrumbe por la Alemania Liberal), etc.
    Los hechos irrefutables exhiben como evidencia concluyente que –en cuanto pueden- los pueblos huyen hacia países de economías liberales en tanto que en el planeta Tierra ni los más acérrimos socialistas ahorran y atesoran riqueza en pesos cubanos. Fidel y la cúpula cubana –socios inseparables del narcotráfico- lo vienen haciendo desde siempre en los “aborrecidos” dólares estadounidenses.
    Se confrontan entonces dos estilos de convivencia colectiva, uno es el sistema liberal donde las personas interactúan libremente en un clima de respetuosa, pacífica y armónica cooperación para la creación, producción e intercambio de riqueza (bienes, servicios, arte, literatura, ciencia, etc.), orden espontáneo del mundo libre y el otro es el estilo totalitario socialista en el que un ente centralizado digitado por un ente rector autoritario planifica -según su limitado entender, capricho y antojo- el comportamiento de la sociedad donde las personas, en estado de servidumbre, son conducidas como manada sin derecho a opinar, cuestionar, discrepar y decidir sobre su propia vida. En CUBA Bill Gates estaría manejando un taxi turista y Steve Jobs habría sido el operador de una central telefónica en tanto el idealizado referente socialista Fidel Castro, vistiendo ropa deportiva Nike (ver documentales en youtube), ha disfrutado en exclusividad una vida de lujo capitalista en su country exclusivo de Cayo Piedra.

    Solo un grado extremo de intoxicación mental (bastante extendida por efectos de una persistente contaminación fundamentalista socialista) impide a muchos desprenderse de sus ataduras dogmáticas para poder ver la realidad de los países sometidos al socialismo en contraste con la de los países donde se respeta, valora y protege la libre decisión y accionar productivo de las personas, el libre intercambio sin tutores tiránicos que impongan sus patologías, creídos revolucionarios cuando no han pasado de ser precarios revoltosos, groseros involucionistas, que han despojado a sus pueblos de sus más elementales derechos humanos sumergiéndolos en un inocultable atraso, decadencia, servidumbre y pobreza.

    • .....................................
      05/04/2019 at 10:29 PM

      JAJA LA RIQUEZA SE LA DISTRIBUYEN LOS SIONISTAS NOMENKLATURA SOVIET BANKSTER USURA INTERNACIONAL TIPO ELSZTAIN EL KAHAL SUDACA Y LOS APÁTRIDAS PUTOS POLÍTICOS LADRONES
      LO DEMÁS ES PURO CUENTO PARA QUE USTEDES ESTÉN ENTRETENIDOS DISCUTIENDO JAJA

  2. Emi
    02/04/2019 at 5:07 PM

    ESTIMADA SRA. ELENA; LA HISTORIA ES EL ESTUDIO DE LOS HECHOS PASADOS; UN PROFESOR DE HISTORIA, ESTÁ ESCRIBIENDO UN LIBRO CON LOS HECHOS Y ACONTECIMIENTOS OCURRIDOS EN ARGENTINA EN LOS AÑOS 60/70/80, RECURRE A CIENCIAS AUXILIARES DE LA HISTORIA Y A PRUEBAS DOCUMENTALES, TESTIMONIALES Y NUEVAS TECNOLOGÍAS. PERO RESULTA QUE LOS ÚNICOS QUE NO LE PERMITEN VER DOCUMENTOS, INDEMNIZACIONES,SUBSIDIOS,JUBILACIONES SON LOS ORGANISMOS DE DDHH DEL ESTADO, LE DICEN QUE ES “INFORMACIÓN SENSIBLE”. PARA COLMO SU INVESTIGACIÓN CIENTIFICA NO CONCUERDA, CON LA LEY QUE “OBLIGA” A SOSTENER QUE LOS DESAPARECIDOS SON 30.000. LA EDITORIAL Y ÉL MISMO TIENEN TEMOR QUE SI PUBLICAN LOS CONDENEN POR “LESA HUMANIDAD”. HAY DESIGUALDADES TAMBIÉN EN LA HISTORIA RECIENTE.

  3. 03/04/2019 at 7:51 PM

    Sobre pobreza, igual y Justicia social.
    Sres: Elena/Juan R./Emi: Que gusto poder leer comentarios y editoriales que valgan la pena. Fuera del chiquitaje ideológico que pululan por los foros; sin aportar, obvio, nada apreciable. Creo decididamente que en la medida que se continúe con este tipo de prédica, aunque parezcan aisladas, un día darán sus frutos. No sé si será el tiempo de nuestros tataranietos los que podrán asistir a un cambio; pero estoy seguro que no nos vamos a suicidar como país. Varios han sido los intentos por hacerlo; y no lo han conseguido. Sí es cierto que muchas veces nos han llevado a las terapias de distinto grado; pero aquí estamos resistiendo. Cuando los populismos sean analizados por las nuevas generaciones y se convenzan que la regalería y el prebendismo son monedas que para nada sirven; será el día que alumbrará una nueva luz sobre este país. Cuando los jóvenes entren en razón que sus abuelos y padres transitaron por caminos cada vez más sinuosos en la búsqueda de un ideal de Nación, conducidos por una clase política a cual peor; entonces será el momento de decir: o el fracaso será moneda corriente por décadas o por el contrario iniciarán un camino nuevo, ya sin retorno a las viejas concepciones corruptas y escabrosas del manejo de la cosa pública. El mundo tanto de oriente como de occidente nos está mostrando cada día que la forma populista, ventajera e inocua de ejercer el poder , ya fue. Es historia!. Porqué nosotros los argentinos y algún otro muy contado país del planeta pueden persistir en prácticas obsoletas y perversas del manejo de los Estados?. Nadie lo entiende ya. El tiempo de la mentira y la hipocresía debe ser sepultada .. El momento de las Justicias eternas en sus fallos, deberá ir dando paso a otras vertientes de pensamiento que traiga paz y no caos y zozobra en la mente de los ciudadanos. La modalidad actual en la que cualquier ciudadano, sin preparación, sin prontuarios, sin conocimientos mínimos de política y civismo acceda a cargos de cualquier tipo, debería comenzar a desterrarse, definitivamente. Si no se entiende esto tan simple, estaremos jugando a una ruleta rusa de la que seguiremos siendo la próxima víctima. El voto es nuestra herramienta. Ojalá comprendamos que en su buen uso estará nuestra salvación como República. Jóvenes , despierten. Cuidado!. Siempre habrá alguien que intentará adormecerlos poniéndoles sombras, para que la luz esté cada vez más lejos. Gracias IP.

  4. Maria OConnor
    03/04/2019 at 9:40 PM

    Escuche decir a Mauricio Macri que creia en la teoria economica del derrame.

    Aun hay gente que cree en la teoria del “derrame”. La mayoria de los billonarios usan robots en sus empresas emplean poca gente.

    La riqueza no derrama desde arriba, crece desde abajo. La mayoria de los que realmente dieron trabajo internacionalmente Henry Ford, Steve Jobs, etc ascendieron desde muy abajo.

    El desarrollo tampoco comienza desde arriba, la mayoria de los genios, descubridores, inventores nacieron pobres, algunos en extrema pobreza, algunos ejemplos:

    Madam Curie ganadora de dos premios nobles (fisica y quimica), Christian Baarnard (primer transplante de corazon) ni siquiera tenia zapatos para ir a la escuela, Alexander Fleming (penicilina) nacio en extrema pobreza su padre era peon de campo, Stepheson (maquina a vapor), james Watt, Edison, Rembrandt, Newton, La Place, Lincoln, Clafin, Barr, y la lista es larguisima. Aun Steve Jobs no crecio en un hogar pobre, pero sus padres eran de clase media baja.

    El intelecto tambien crece desde abajo, no derrama desde arriba.

    La mayoria de los inventores, descubridores, cientificos renombrados, artistas renombrados nacieron pobres, pero todos tenian un hobbie de chico.

  5. Maria OConnor
    03/04/2019 at 9:49 PM

    Sra. Valera Narvaez:

    Por favor, deben poner los pies sobre la tierra ! El tiempo de las inversiones en paises como Argentina TERMINO !

    Termino en los 2010 ! aproximadamente !

    Antes, se invertia en paises como Argentina en busca de mano de obra barata, el pais receptor bajaba el desempleo y los inversores ahorraban gastos salariales.

    Tambien para aquellos rubros que no podian invertir afuera por la naturaleza de su rubro, buscaban immigrantes para obtener mano de obra barata y bajar gastos salariales.

    Todo eso termno con la llegada de los robots ! Aunque algun empresario despistado invierta en Argentina, llevara automatizacion, robots, etc o sea empleara poca gente.

    Por favor, entiendan esto porque el nivel de pobreza seguira aumentando si no se preocupan por crear empresas propias y se sientan a esperar inversores extranjeros. Aunque salga a buscar como hizo Macri, solo lograra promesas.

    Los gobiernos deben preocuparse por crear fuentes de trabajo, y no esperar nada del extranjero.

    •                    Astrochanta                      Almeida           de               Lanú$
      04/04/2019 at 6:12 PM

      Lea menos a Aldo Ferrer, Maria OConnor. el kirchnerismo nefasto por donde se lo mire con Moreno planteaba lo que usted pide.

      Quiere un cepo?

      • Maria OConnor
        05/04/2019 at 5:58 AM

        No leo a Aldo Ferrer. Me desespera ver que los argentinos viven en una nube de humo ideologico.

        Me desespera que te etiqueten como vos me estas etiquetando de nacionalista (diciendome que leo a Aldo Ferrer), o de globalista, etc.

        No soy ni lo uno, ni lo otro. No sigo ideologias.

        No sigo ideologias, pero lo que dice la autora de este art solo era valido para el periodo entre los 1990 y 2010 porque con la llegada de los robots, y la queja de la gente de paises desarrollados por el outsourcing, se terminaron las inversiones en otros paises. No se entiende esto en Argentina, por eso es que Macri no avanza porque sigue creyendo en un mundo de “inversores” magicos que ya fue. Ya paso. Estamos en otro momento historico.

        Los cambios cada vez son mas rapidos, y lo que estaba bien en 1990 ahora no funciona.

        Porque te crees que estan los chalecos amarillos en Francia, en EEUU votaron a Trump, la gente voto el Brexit en Inglaterra y la Le Penn tiene mucho apoyo en Francia?

        El problema de Argentina es esa fijacion ideologica que tienen.
        Todos los gobiernos argentinos, han buscado soluciones mas bien de origen ideologico, que practico.

        Los paises desarrollados buscan soluciones practicas. Hacen un plan de desarrollo integral del pais, compuesto por miles de simples mini-proyectos, unos pocos mega proyectos y lo siguen a raja tabla. Esto crea empleo.

        •       Astrochanta      Almeida            de                     Lanú$
          05/04/2019 at 9:12 PM

          El problema en Francia, Gran Bretaña Estados Unidos etc, tiene su lógica no va más lo de frontera colador para que ingresen millones de personas com inmigrantes, el sueño del mestizaje fomentado por Merkel que arruina países

          Lamentablemente esos temas son tabú porque los que promueven la globalización y el mundo sin fronteras tienen a mano el latiguillo de acusar de supremacismo blanco y decirle neonazis a cualquiera que se queje porque le suben impuestos para financiar “refugiados” extranjeros. Los chalecos amarillos protestan por el alza exagerada de impuestos.

          Lo de refugiados entre comillas porque lo que ingresa en su mayoría son violentos que subieron todas las tasas de criminalidad en sus nuevos lugares de residencia

          Argentina es un país que no crece hace años y con una presión impositiva exagerada, en todos los órdenes es un país empobrecido, el industrial en lugar de pedir rebaja de impuestos solo quiere que cierren las importaciones, para producir siempre lo mismo y no innovarse nunca, como resultado le cuesta exportar lo que hace porque es caro y obsoleto.

          Chile hace años que crece, tiene mucha más libertad económica es fácil importar pero a la vez exportar y esa es la clave porque crecen. Argentina erróneamente mira según el gobierno o a la Unión Europea el peor modelo a seguir dentro del capitalismo o a los retrasados de los países comunistas latinoamericanos. cuando lo que debe hacer es fijarse que hace Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos y no la reglamentarista UE

          • .....................................
            05/04/2019 at 10:34 PM

            PLAN KALERGI

        • .....................................
          05/04/2019 at 10:34 PM

          EL PROBLEMA DE ARGENTINA ES EL MISMO DE EEUU LOS SIONISTAS ZARPADOS LA DIFERENCIA ES QUE ALLÁ NO LE DESESTABILIZAN LA ECONOMÍA

          LOS CHALECOS AMARILLOS ES PORQUE LOS FRANCHUTES IDIOTAS SE DIERON CUENTA DE QUE TIENEN UN CEO DE LOS ROTHSCHILD EN LA PRESIDENCIA Y ESO NO LES GUSTÓ NADA ADEMÁS DE LA INVASIÓN DE LOS PUTOS MUSLIMES.

Responder a Emi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *