¿Pronóstico de fraude en PASO y generales?

!cid_image008_jpg@01D0C642

Los delegados de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) advirtieron en varias oportunidades sobre la situación dentro del RENAPER (Registro Nacional de las Personas) a causa de la falta de insumos provocados por el cepo cambiario, que impedía importaciones críticas para el servicio. De hecho, se afirmó que fue lo que llevó el tiempo de entrega a 25 días hábiles para los DNI y hasta 60 días para los pasaportes. Buscando impulsar su precandidatura presidencial (luego frustrada), Randazzo llegó a entregar “franquicias” a La Cámpora para que hicieran proselitismo entregando DNI con recursos del Estado como si fueran propios. En esos locales itinerantes, los militantes eran facilitadores de la entrega de documentos y se sumaron denuncias sobre irregularidades. Randazzo nunca precisó cuál era la normativa que autorizaba al RENAPER a entregar la administración de identidades a una facción partidaria. Resultó notable la investigación que realizó el colectivo “@Rex_Aluminio”, y que presentó la web “Eliminando Variables”. Por otro lado y de cara a las PASO, los encuestadores saben que no pueden volver a repetir los papelones, por eso empiezan a “recalcular” las estimaciones sobre la intención de voto de los presidenciales. Ni triunfo sciolista en primera vuelta, ni “corta distancia” de Macri parece ser la consigna.

“El gobierno Cristina Kirchner realizó quizás la reforma más amplia, profunda y costosa del sistema de identificación individual desde la sanción de la ley 17.671 en 1968. El programa gubernamental fue uno de los más promocionados por la administración kirchnerista y uno de los caballitos de batalla del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, antes de caer en desgracia por las luchas intestinas dentro del partido de gobierno”, afirmaron Ignacio Montes de Oca y José M. Stella, en base a los datos elaborados por el equipo @Rex_Aluminio. “Tan es así que la presidente Cristina Kirchner mencionó el tema como uno de los principales logros de su gestión en al menos 14 cadenas nacionales hasta el presente. Y el 5 de noviembre de 2009, el nuevo formato del documento fue presentado en sociedad. En esa oportunidad, Cristina Kirchner recibió el primer ejemplar salido de las impresoras suizas adquiridas por el Registro Nacional de las Personas (RENAPER) para fabricarlos. Sin embargo, al recopilar los casos de irregularidades en la entrega de DNI comienzan a surgir los primeros cuestionamientos al tan alabado programa de documentos de identidad del kirchnerismo. Parece que en la Argentina, pese a la propaganda gubernamental, el sistema de asignación de identificaciones está en tal estado de caos que no se puede garantizar siquiera de manera estricta la realización de elecciones limpias ni actividades comerciales seguras”, explican en su sitio “Eliminando Variables”.

El resultado del balotaje porteño, donde se impuso nuevamente el PRO esta vez con Horacio Rodríguez Larreta pero apenas por 3 puntos de distancia del postulante de ECO, Martín Lousteau, le dio otro duro golpe a la credibilidad de las consultoras que casi unánimemente habían vaticinado la victoria del oficialismo de la Ciudad de Buenos Aires por entre 8 y 12 puntos de diferencia. El claro traspié, que las medidoras intentaron justificar metodológicamente, obligó a realizar ajustes de cara a las PASO del 9 de agosto para evitar otro papelón, que no sólo ocurrió en esta capital sino también en anteriores elecciones provinciales. Se siguió durante este año cada elección que se realizó en el país y los medios de prensa reflejaron lo que decían los encuestadores y también las diferencias con el resultados final de cada comicio. Un rápido relevamiento nos muestra: 1º- Mariano Recalde estaba empatado con Lousteau. Aresco, de la familia Aurelio, registraba una intención de voto del 48% para el candidato del PRO, con una situación de virtual empate entre Lousteau y Recalde. 2º- Horacio Rodríguez Larreta ganaba en primera vuelta: Un sondeo aseguraba que el candidato macrista tenía un 49,1% de intención de voto días antes de los comicios y que crecería hasta el 50%. 3º- El camporista Fabián Bruna le ganaba al peronismo ortodoxo de Carlos Verna en La Pampa: Algunos de esos sondeos le daban 10 puntos de ventaja a Bruna tres días después de la visita de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Al final, Verna se impuso por una amplia ventaja.

4º- En La Rioja, se dijo que el radical Julio Martínez tenía la gran oportunidad de derrotar por primera vez al peronismo que llevaba a Sergio Casas: Una encuesta de último de momento a boca de urna indicaba que Martínez ganaban por 10 puntos, finalmente Casas se impuso por 15 puntos. 5º- En Córdoba, se aseguraba que el kirchnerista Accastello superaba a Oscar Aguad, polarizaba con Schiaretti y llegaría segundo: La consultora Management & Fit lo ubicaba segundo superando por poco a Aguad. La realidad fue bien distinta, el postulantes que apoyó la Casa Rosada quedó tercero cómodo con un pobre 18% sin preocupar al radical. Y no hubo polarización. 6º- Juan Schiaretti le sacaría 10 puntos a Aguad: Otra vez un relevamiento de la consultora Management & Fit quedó en offside: Aseguró que Schiaretti le llevaba 14 puntos de ventaja Aguad y 18 a Eduardo Accastello. Y Gustavo Córdoba y Asociados informó una distancia de más de 15 puntos. Al final fueron aproximadamente 5 puntos porcentuales los que hubo entre el peronista y el radical. Y por último 7º- El reciente caso de CABA ya citado donde Larreta le sacaría 8 a 12 puntos a Lousteau. Tras estos traspiés, hay un comportamiento que empieza a apreciarse en algunas encuestadoras, ya Daniel Scioli “no aparece como imbatible y ganando en primera vuelta o cerca de ello”. Empiezan a “recalcular” las consultoras. Y Mauricio Macri y Sergio Massa acortan la distancia constitucional necesaria para eludir el balotaje, con la impronta de que el “error macrista de no realizar una Gran PASO nacional” puede beneficiar a Scioli.

Pero volvamos al tema crucial, ¿se prepara un gran fraude nacional en las PASO del 9 de agosto y las generales de octubre? La investigación de Ignacio Montes de Oca y José M. Stella citó casos documentados que han ocurrido en las provincias de Salta, Mendoza, Misiones, Catamarca, Santa Fe y Chaco. El trabajo agregó: “Otra de las prácticas habituales es tomar un número de documento perteneciente a un ciudadano de una provincia y asignarlo a otro de una forma diferente, de manera que el error esté separado por muchos kilómetros de distancia y -de esta forma- cubierto de la detección por figurar en diferentes padrones distritales. En esta modalidad se destaca el caso de Enrique Esteban Varela, de Lomas de Zamora, Buenos Aires, y Jesús Daniel Farías, de El Espinillo, Chaco; ambos son poseedores del DNI 14.702.339. Osvaldo Roldán, de la localidad de La Matanza, posee el mismo número (el DNI 12.978.377), que Dora Angélica Ruiz, de Tafi Viejo, en Tucumán. Roberto Chironi, de San Miguel, en la provincia de Buenos Aires, tiene el mismo número de documento que Zulema Martha del Valle Molina, de Salta. Este es el DNI 13.189.170. Marcelo Oscar Pereyra, también de San Miguel, comparte el DNI 13.528.935 con Matilde Pereyra de San Luis. Dante Roberto Gallini de la localidad bonaerense de San Isidro, posee el mismo número que Sixta Encinas de Rosario, Santa Fe. El número de DNI 13.513.468 le pertenece, simultáneamente, a José Luis Casiva de José C. Paz, provincia de Buenos Aires, a Maria Silvina Silva de Río Chico, Tucumán. José Luis Vitola, de San Martín, provincia de Buenos Aires y a Liliana Maria González, de Rosario, en la provincia de Santa Fe por su parte son gemelos del DNI 13.529.777” explican detalladamente.

“Otros casos son casi ridículos. Es lo que sucede con Lucia Beatriz Gutiérrez, nacida el 19 de julio de 1977, receptora del DNI 35.610.091. En el padrón, no solo figura como un masculino, sino que según el mismo registro nació nuevamente el 12 de diciembre de 1990, esta vez, como femenina. Más cuestiones absurdas sucedieron también en Misiones. Teresa Guimaraez nació, según el padrón, el 1 de enero de 1901 y en 2015 sigue figurando en el padrón con el número de DNI 18.715.789, que no corresponde a una mujer de 114 años, sino a una cincuentona. Lo mismo sucede con Maria Elena Escalante (DNI 18.499.304), con Iracema Ortiz (DNI 18.725.788) y con Juan Lescano (DNI 18.688.678), nacidas… ¡Todos ellos en el mismo día y año en que comenzó el siglo XX! Aquellos que nacieron en el año 2004 recibieron un DNI que comienza con el número 45 millones. Tan afortunados son que ya de chiquitos logran votar, como es el caso de Débora Yolanda Quispe (DNI 45.110.918), Mirian Delia Quispe (DNI 45.505.865), Janet Rocío Aldna (DNI 45.055.863) y Roberto Denis Paz (DNI 45.505.027), todos ellos de Salta, que deberían tener 11 años al momento de ir a las urnas”. Por lo tanto, decidí consultar a José Luis, uno de los integrantes del colectivo identificado en Twitter como @Rex_Aluminio, origen del trabajo de “Eliminando Variables” y la respuesta fue contundente. “Nosotros hace 5 años que venimos realzando el tema de las elecciones porque notamos algunas anomalías entre los padrones, que primero empezó como una inquietud y luego se transformó en un descubrimiento. Hemos encontrado personas que aparecen como fallecidas con votos posteriores a su fallecimiento. Publiqué el caso de una señora de Tucumán que falleció en junio de 2013 y votó en octubre”, explicó José Luis, sobre las irregularidades en las elecciones e inconsistencias de muchos votos que incluso son emitidos por personas muertas.

Más adelante, advirtió el camino que deben realizar los partidos políticos para evitar que ocurra este tipo de fraudes: “Lo que hay que hacer es buscar el interés de los partidos políticos que hacen denuncias en los medios y en los tribunales no dicen nada, entonces me parece sospechoso, o no tienen pruebas o cuando termina la elección, empieza otra carrera y nos olvidamos de todo lo que pasó”. Volviendo a Eliminando Variables, un fragmento inquietante: “(…) Existen fallecidos que, pese a tener un trámite de sucesión en curso, fueron a votar. Todo un ejemplo de vocación cívica como es el caso de Alfredo Leandro Steibel, un hombre nacido hace 120 años y muerto hace ya años atrás en la localidad salteña de Metán. Steibel debe haber impresionado cuando presentó el DNI 270.105, durante las elecciones de 2011. Otra que se levantó de su tumba fue Nicolasa María Barrionuevo, que luego de fallecer el 14 de junio de 2013, se presentó a las elecciones de octubre de ese mismo año para votar con su DNI 11.859.293. Claudio Benone, de Salta, descubrió que su padre – DNI 3.889.487 a nombre de Román Tranquilino Benone- figuraba en los padrones pese a haber muerto hace 23 años. Y en una consulta al registro de infractores, surge que ha cumplido post mortem su deber cívico en las primarias y generales de 2013. ¡Aún queda por averiguar si votaron en urnas normales o en urnas funerarias! No menos impresionante es el caso de las zonas más humildes del país, en donde la gente es tan pobre que tiene que compartir un mismo ambiente, la ropa, e incluso el mismo número de documento. Ricardo Cáceres era un indígena muerto de tuberculosis en el Chaco, cuyo número, el DNI 44.087.038, figura ahora a nombre de su hermano, Carlos Damián Cáceres” se explica.

“Igual de dramático es el caso de la madre de Nancy Acosta, una pequeña fallecida en un accidente de tránsito. Su madre, descubrió que el mismo número de documento, el DNI 31.348.768, en lugar de ser dado de baja, ya había sido asignado a Marcos René Chávez y que figuraba en el padrón nacional. Lorena Belén Sabatini Salles logró que la Justicia le reconociera la propiedad del número de DNI 35.654.401 aparentemente usurpado por Diego Rafael Martínez Purulla de Quilmes, aunque el “tomador del documento” siguió votando porque nunca lo sacaron del padrón. Tuvo suerte de no vivir en el nordeste argentino, ya que de haber presentado una denuncia, podría haber llegado al representante de Justicia Legítima para esa región, Diego Jesús Vigay, que tiene el DNI 22.250.550, el mismo que José María Sosa.” Ante estas demostraciones de preparación lisa y llana de fraude electoral, además de delitos de identidad ejecutados, hasta los propios encuestadores “pagos y mercenarios” avanzan en la “revisión” de sus augurios-encuestas. El caso más claro fue el de Jorge Giacobbe que hace un mes dijo: “Las encuestas dicen que Daniel Scioli no va a ganar”. “El electorado no quiere que gane el kirchnerismo”, abundó y advirtió que en ese contexto el dilema es que la “oposición se comporte como el electorado espera que se comporte, porque el electorado puede tomar otros caminos”. ¡Pero en su último estudio, mostró la mejora del bonaerense con el 36,1% seguido por Macri con el 29,5%! Aquí un repaso por los últimos sondeos conocidos y ahora cuestionados: Ricardo Rouvier (en provincia de Buenos Aires), Daniel Scioli 38%, Mauricio Macri 24,1%, Sergio Massa 14,5%

“Nueva Comunicación” (acertaron en los comicios de Santa Fe), Daniel Scioli 38,9%, Mauricio Macri 25,3%, Sergio Massa 14,7%. Giacobbe & Asociados, Daniel Scioli 36,1%, Mauricio Macri 29,5%, Sergio Massa 13,5%. Aragón & Asociados, Daniel Scioli 38,9%, Mauricio Macri 30,1%, Sergio Massa14%. Aresco, de Julio Aurelio, Daniel Scioli 41,7%, Mauricio Macri 24%, Sergio Massa 16,5%. Hugo Haime, Daniel Scioli 39,4%, Mauricio Macri 30,5%, Sergio Massa 16,8%. Management & Fit, Daniel Scioli 34,9%, Mauricio Macri 31,4%, Sergio Massa 16%. IPSOS, Daniel Scioli 37,1%, Mauricio Macri 32,3%, Sergio Massa 15,3%. Circuitos, Daniel Scioli 37,1%, Mauricio Macri 29,3%, Sergio Massa 11,5%. Completando la muestra de “Nueva Comunicación” de Santa Fe, que es la más reciente porque las consultas fueron realizadas entre el 5 y el 22 de julio, tras el podio que ocupan Scioli, Macri y Massa, en cuarto lugar aparece la diputada nacional Margarita Stolbizer, con un 5,7%. O sea Scioli encabeza con un 38,9%. Dentro del espacio “Cambiemos”, el precandidato y senador radical Ernesto Sanz exhibe una intención de voto del 4% y la precandidata y diputada nacional Elisa Carrió alcanza el 1,1% (o sea no pasa las PASO). Así, si se suma la intención de voto de los precandidatos del espacio “Cambiemos”, la cifra asciende al 30,4%, pero totalmente amesetado. Por otro lado, el precandidato por la Democracia Cristiana, el gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota muestra una intención de voto del 4,1 %. Si se suman los votos de los precandidatos del espacio UNA (conformado por Massa y De la Sota), la intención de voto se ubica en el 18,8% y con un lento crecimiento.

Finalmente, el precandidato por el Frente de Izquierda, Jorge Altamira, reúne el 3,1% de la intención de voto para presidente. En lo que respecta a la provincia de Buenos Aires, distrito electoral crucial por aportar el 38% del votante, el jefe de Gabinete y precandidato a gobernador por el FpV, Aníbal Fernández, lidera la intención de voto para las elecciones PASO del 9 de agosto con el 26,9% pero con un rechazo de más del 45% de los electores, tras el estudio sobre la base de 1.047 casos (60% domiciliarios y 40% telefónicos). En segundo lugar se ubica la candidata del frente “Cambiemos” y vicejefa de la Ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, con el 23,8% amesetada al igual que Macri. En tercer lugar aparece el precandidato del espacio Frente Renovador/UNA, Felipe Solá, con el 21,9% y con crecimiento constante mientras que en cuarto lugar aparece el contrincante interno del FpV, el diputado Julián Domínguez, con el 18.1% votos que no se le sumarían a Aníbal en su enorme mayoría. Si se suma la intención de voto de Aníbal Fernández y Julián Domínguez, el FpV alcanza el 45%, algo muy discutido por lo ya expuesto respecto de Aníbal y Julián Domínguez; pues un caudal significativo se refugiaría detrás de Felipe Solá llevándolo a casi un 32%. Por último, el precandidato a gobernador por el Frente Amplio Progresista, Jaime Linares, alcanza el 4,5% mientras que el referente del Frente de Izquierda, Néstor Pitrola, reúne el 1,5% arañando la posibilidad de superar las PASO.

Volviendo al tema muy importante del posible o en ejecución fraude electoral es importante la entrevista con José Luis de Edgar Mainhard: José Luis integra un colectivo que se llama Rex Aluminio, que lo pueden seguir en Twitter: @rex_aluminio, el que conocí porque en “Eliminando Variables” utilizaron una investigación sobre cuestiones vinculadas al Documento Nacional de Identidad, que nos suministró Florencio Randazzo y a la existencia de cuestiones de padrones electorales y sistema de verificación o no de los votos. Porque aparecen irregularidades, como los muertos que eligen y que es de lo que se está hablando frente a las próximas elecciones. José Luis, responde: “Nosotros hace 5 años que venimos realzando el tema de las elecciones porque notamos algunas anomalías entre los padrones, que primero empezó como una inquietud y luego se transformó en un descubrimiento. Hemos encontrado personas que aparecen como fallecidas con votos posteriores a su fallecimiento y en algunos casos han mandado los certificados de defunción que confirman eso. La justicia tiene una página donde aparece la gente que votó y los que no en el 2013. Publiqué el caso de una señora de Tucumán que falleció en junio de 2013 y votó en octubre”. EM: Algunos hablan de que en toda elección en la Argentina hay una cantidad de votos, que algunos hablan del 5% o más, de votos inexistentes o falsos. No sé cuál es el porcentaje real pero, ¿qué habría que hacer para emprolijar esto que va a pasar en el 2015, para que por lo menos no ocurra en el 2017? JL: “Lo que hay que hacer es buscar el interés de los partidos políticos que hacen denuncias en los medios y en los tribunales no dicen nada, entonces me parece sospechoso, o no tienen pruebas o cuando termina la elección, empieza otra carrera y nos olvidamos de todo lo que pasó.”

EM: ¿Será que el que gana lo vuelve a repetir? JL: “Se aceptan los resultados y nadie investiga nada.” EM: ¿Por qué? JL: “No lo sé, es desidia o puede ser que cualquier reclamo a la Justicia Electoral vuelve para atrás, nunca se ha investigado nada. Hubo casos donde un partido perdió 90 a 0 y no le han dado trámite a la causa. Lo difícil del fraude es demostrarlo.” EM: Pero nadie fue a ustedes a decirles: “¿gente nos ayudan a demostrar esto para hacer una presentación ante la Justicia Electoral?” ¿nunca ha ocurrido esto? JL: “Hubo 2 o 3 casos que se empezó con un intento de avance pero quedó en nada. Hemos estado asesorados por un Fiscal General de la Nación, Gustavo Gómez, que fue desplazado justamente por investigar a Milani. Estamos limitados porque no estamos en la política pero queremos traer claridad.”

Un capítulo muy significativo del trabajo de “Eliminando Variables” nos muestra: “La AFIP, un caso de crisis de identidades”, y allí encontramos para sorpresa y desánimo: “Es curioso que tanto Diego Bossio, titular de la ANSES, como el ministro Randazzo, hayan anunciado en septiembre de 2012 que cada DNI llevará el número de CUIL antes de resolver que sucede cuando un mismo identificador impositivo incluye el mismo número de identificación personal. Cada número de DNI sirve para que las personas reciban una Clave Única de Identificación Tributaria o de CUIL, su equivalente como nomenclador laboral. Esa clave se asigna sobre la base del DNI, de manera que en teoría no es posible que existan identificadores con el mismo número de base. Pero, en la realidad, la entidad dirigida por Ricardo Echegaray está lejos de ser un ejemplo de eficacia en el manejo de datos, al menos fuera de la órbita de la persecución de los evasores autorizados por el poder político. Es así que al analizarse la base de datos de la AFIP, comienzan a detectarse una cantidad muy abrumadora de casos de DNI repetidos y errores cercanos al ridículo en la base de datos online de la entidad. Por ejemplo, si se consulta en las bases de datos de la AFIP por el DNI 93.800.347, aparecen dos inscriptos correspondientes a los CUIL de Néstor Sugasti Serviani (20-93.800.347-6) y a Rosa Ágata Brunetti (27-93.800.347-0). Alejandro Fabián Olivera de CABA, y a Marcela Fabiana Cejas, de San Martin, figuran también en los padrones de la AFIP con idéntico DNI. Según la base de datos tributaria le asigna el número de DNI 22.663.968 a Alejandro Fabián Dos Santos Olivera de CABA y a Marcela Fabiana Cejas. Pero además, ambos figuran con el mismo número en el padrón nacional.”

“Los casos se multiplican hasta alcanzar el centenar en una búsqueda aleatoria y acotada a un millar de casos. Y en una búsqueda más exhaustiva, aparecen otros casos que asombran por su cercanía con la prosa de Gabriel García Márquez al describir la cotidianeidad de Macondo. El sistema para asignar el CUIL es tan defectuoso que le asignó el identificador 27-25869310-3 a Vanesa Marcela Martínez, sin notar que el CUIL 20-25869310-9 corresponde a Máximo Kirchner. Martínez tiene un número de DNI que difiere por un número del hijo presidencial, pero hasta hoy ambos comparten un CUIL similar sin que los operadores del ente tributario hayan reparado en semejante error. En otros casos, los particulares ni siquiera tienen un domicilio registrado en las bases de datos. Ana Luisa Álvarez Borzino, que en los registros de la AFIP figura como “sin domicilio”, pero, aun así, el registro tributario dice que vive en el piso 4 de una casa fantasma y comparte el DNI 48.000.000 con Miguel Rolando Espíndola de Misiones. Ambos, digámoslo al pasar, deberían ser menores de edad por la numeración de sus documentos. Tampoco tiene domicilio Luis Rodolfo Páez Lazarte, nacido el 30 de agosto de 2006, que posee el número de DNI 50.000.000. Según los registros de la AFIP, ese número es igual al de la “homeless” Isabel Luisa Donald, que no tiene domicilio registrado y con Alma Emanuela Brito Sosa, de Misiones. Por su numeración, se trata de nonatos que encontraron el modo de inscribirse en los registros fiscales. Las irregularidades continúan, y hay ejemplos de la más diversa naturaleza. Incluso al buscar más DNI con números “excéntricos” vuelven a aparecer incongruencias Según los padrones de la AFIP, el número de DNI 12.345.678, pertenece a dos personas. La “escalera” le tocó a Aldo Rubén Bianciotto de la localidad de Moreno, y a la “comerciante de enseres domésticos y deportivos” Claudia Miranda Isabel, que en la AFIP aparece con ese documento pero sin constancias de su domicilio (27-12345678-0). En el padrón electoral no parece ninguno de los dos con ese DNI.”

Y continúa el capítulo mencionado: “Tomemos otro ejemplo del descontrol: Juan Néstor Vergara, DNI 18.482.387, según los registros de la AFIP, luego de fallecer, nació de nuevo el 19 de marzo de 1998, y fue inscripto en la AFIP cuatro años antes, el 1 de mayo de 1994, aunque se tratase de un día feriado en el que nadie había ido a trabajar. Llegando al extremo de la excentricidad tenemos el caso de un mismo documento, el DNI 93.315.103, compartido por tres personas nacidas en el extranjero. Ellos son: Antonio Luis Aguilar Castillo, Máximo Leopoldo García Villegas y Miguel Ángel Amaro. En el padrón del ANSES figuran como beneficiarios de AUH pese a la irregularidad, ya que se supone que cada asignación es identificada con el DNI del que lo recibe. En la AFIP, el DNI no está registrado. Esta triplicación de DNI es superada por el DNI 93.878.742, asignado a Zenón Q. Soto, a Franco Apolinar (Sic) García, a Alfredo Fernando Antay Anampa y a Marco Antonio Churata, todos ellos beneficiarios del programa AUH. A diferencia del caso anterior, figuran en los padrones de la AFIP con diferentes combinaciones de inicio y fin de CUIL. Si se quiere usar el DNI 25.555.555, se pueden usar los CUIL de Magdalena Soledad Ochoa (23-25555555-3), el de Lorena Lilian Angelaccio (27-25555555-9) o de Die (sic) Martínez Martínez (20-25555555-4). También hay tres CUIL asignados al DNI 11.000.000. En éste último caso, uno de los CUIL, el 27-11000000-1 pertenece a María Ickisonas, nacida hace 114 años en un 1 de enero de 1901 y habilitada para comprar dólares. Pero el record pertenece al DNI 22.222.222. El CUIL de los “patitos en fila” le corresponde simultáneamente a María Alejandra Vázquez (27-22222222-8), a Sofía Bucemi ((24-22222222-9), Nicolás Anto Fernández (23-222222222), a Jorge Medrano Mayta (2322222222-2) y a María Luz Ghiglione, que tiene además el CUIL 27-61038806-1 que pertenecería a una persona que nacería en 2017 y que en los registros de la ANSES, aparece como nacida en 1979.”

“Por eso, los CUIL falsos escondería una operación muy rentable. Desde hace un tiempo, ciertos operadores del mercado del dólar blue utilizarían estos números para comprar dinero extranjero en el mercado legal y revenderlo en el mercado marginal. No es solo una desprolijidad sino un gran negocio si se consiguen códigos para comprar hasta US$ 2.000 mensuales (Según lo establece la Res 3.583/14) y luego se los vende con una ganancia del 50 por ciento, dada la brecha entre los dólares oficial y marginal. Por lo general los “números mágicos” se corresponden con identidades duplicadas. Sólo basta con acceder a las claves tributarias “cedidas” por algún empleado con acceso a los registros, y poder así hacer uso del cupo para comprar dólares asignados a algunos de estos números. Por constatación con personas que han adquirido divisas en el mercado legal, hemos comprobado que la AFIP no informa en su página de internet sobre los que compraron dólares, por lo que resulta imposible saber cuántas de estas identidades truchas fueron usadas para hacerlo. La burla a los controles establecidos a partir del cepo a la circulación de divisas es moneda corriente. Tan es así que por ejemplo el CUIL 20-19999992-4 fue creado a nombre de Juan Safe Dólar sin que las autoridades de la AFIP lo detectaran por un tiempo, hasta que fue dado de baja. El que todavía sigue activo es Juan Colgado Bankpro, que con el CUIL 20-16000000-8 puede comprar tranquilamente divisas”.

¿Queda claro cómo se prepara el fraude, que ya vivimos en 2011 y en menor medida en 2013? ¿Podemos esperar algo diferente para el 2015? ¡Sólo si el pueblo y la justicia no K, se oponen férreamente!

Arq. José M. García Rozado

Share

1 comment for “¿Pronóstico de fraude en PASO y generales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *