Réquiem para la República de Barataria

Argentina y Barataria son la misma cosa. Si Cervantes escribió sobre ella para retratar el perverso juego del poder, Sancho Panza resulta un genio y un honrado gobernante si no le hubieran gastado una broma. Cervantes describe una isla o un país en broma. Una feroz tomada de pelo. Una cosa parecida pasa en la Argentina, con medidas delirantes, con programas y un relato que son una broma pesada, muy pesada, diríamos, macabra. La Barataria literaria tiene un final que es una moraleja o una lección para la ambición de Sancho Panza y la ilusión de Don Quijote. Pero para la Barataria que es la Argentina hay otros capítulos que Cervantes jamás hubiera imaginado. Ya no tenemos país. Somos un barco que ha naufragado como el Titanic donde algunos llegarán a los botes y otros no lo conseguirán. La última esperanza, la justicia, dictó una sentencia que ratifica la infamia más grande de los últimos tiempos, tiempos de locura, discordia y feroz latrocinio en la Argentina. Un Sobreseimiento que es una burla, un insulto, un agravio y una puñalada a la ciudadanía. Sin justicia honrada e independiente, no es posible la paz, la unión y la concordia. Y sin estos pilares ha fenecido la República y en su lugar ha quedado como en la novela de H.G. Wells: «La isla del Dr. Moreau», los hombres-bestias, la verduga y su aliado el títere sepulturero, una victoria a lo Pirro del kirchnerismo.

Luis Illuminati

Share
Subscribe
Notify of
guest
4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
NINO
NINO
1 month ago

Luis ¿ te acordás de esta peli?

NINO
NINO
1 month ago

País raro el nuestro Luis, los locos andan sueltos y los cuerdos encerrados en el manicomio.

Radio «La Colifata», en directo desde el Borda, nos alegra la vida

https://www.solumedia.com.ar/radios/radiolacolifata/

NINO
NINO
1 month ago

Introducción

Veintiocho años de vida para una radio bien puede significar un resumen plagado de dificultades, alegrías y desafíos al momento de enfrentar la feliz idea de emitir una voz. Ningún renglón podría describir las entrañas de un medio, resumir sus saberes acumulados y menos aún atestiguar sobre las vidas resignificadas.

La Colifata, primera radio en el mundo en emitir su señal en FM para proponer un método alternativo relacionado con la atención en Salud Mental, orgullo argentino y latinoamericano, ha impulsado la imaginación y generosamente compartido su saber para que se funden muchos medios similares en distintos horizontes.

Conversar con Alfredo Olivera, fundador de la radio, constituye una linda oportunidad para saber más, no sólo de ese medio sino del mapa de las prácticas sobre Salud Mental en la región. ¿Por qué las radios, que no son radios, sino programas, se hacen llamar así? ¿Cuáles son las estrategias de comunicación de estos medios? ¿Cuáles han sido los aportes de estas iniciativas a la Salud Mental? ¿Cuáles podrían ser las prácticas no positivas de estos sonidos hospitalarios? Las respuestas a esas preguntas están citadas en la conversación que está a punto de leer.

Si un sábado de su vida visita Buenos Aires, viva en directo las transmisiones de esta FM. Pase por la calle Ramón Carrillo 375, en el barrio de Barracas, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, allí los colifatos le esperan.

La Colifata, una experiencia seminal

La historia de una radio realizada por pacientes internos de un hospital psiquiátrico dio la vuelta al mundo. Ocurrió en 1991, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Desde el Hospital José T. Borda, locos hacían un programa de radio que era retransmitido por muchas emisoras comunitarias y comerciales. Su creador, Alfredo Olivera, un joven psicólogo por aquel entonces, registró en una pequeña grabadora de casetes los decires de la locura, los sacó del interior de los muros del psiquiátrico y los puso a circular en la esfera pública. Y la magia aconteció: esas voces confinadas al silencio comenzaron a ser escuchadas por la sociedad, a dialogar con otras y a ser reconocidas por lo que podían aportar desde su condición de diferencia. Las sonoridades disidentes fueron acogidas socialmente y se incorporaron, poco a poco, a las conversaciones públicas sobre la Salud Mental, la política, el deporte, la cultura y sobre todo aquello que convocaba por el sólo hecho de ser seres humanos.

Este acto creativo-comunicacional inaugurado por Alfredo Olivera y La Colifata transformó el campo de la Salud Mental y de la Comunicación: la radio derribó las fronteras entre lo normal y lo patológico, entre la locura y la cordura, entre el adentro y el afuera e instauró la posibilidad de hacer comunicación por no expertos. Pero, sobre todo, la radio se volvió sinónimo de inclusión social, de reconocimiento, de incidencia, de cambio y de creación de narrativas que alumbraron horizontes más tolerantes y sensibles con la diferencia.

https://www.teseopress.com/radio/chapter/la-colifata/

TITO BARATITO
TITO BARATITO
1 month ago

EL TITANIC FUE UN BARCO DE LUJO EN EL QUE ADEMÁS VIAJABAN ALGUNOS POLIGRIYOS.
LA ARGENTINA ES LA BARCA DE DON BACHICHA, LLENA DE POLIGRIYOS QUE NO SABEN NADAR Y COMO NO TIENE ORQUESTA TODOS CANTAN A CAPELA EL «ANTÓN PIRULERO».