Si Cristina fuera ciudadana china

La acusada Cristina Kirchner dijo en su alegato entre otras barbaridades que ellos los «peronistas» (su afiliación es «pour la galerie») nunca «reprimieron», sin saber que al Derecho Penal se le llama también Derecho Represivo o Punitivo porque reprime hechos antisociales que son delitos y crímenes. De lo contrario regiría el reino de la impunidad, el caos y la corrupción como instituciones y entonces no habría República ni Estado de Derecho sino una cruda cleptocracia en lugar de democracia.

Si tanto admiran los kirchneristas al gobierno de China y han tenido negociaciones con Xi Jinping, incluso la vicepresidenta cuando fue presidenta le cedió o alquiló una Base Militar en Neuquén (no se sabe con exactitud el tipo de contrato arreglado), deberían aprender que en la China la corrupción es un delito que atenta contra el pueblo y lo reprimen o castigan sin contemplaciones. El Sr. Fu Zhenghua que en 2018 fue nombrado ministro de Justicia y antes ocupó varios cargos públicos, fue juzgado por corrupción y abuso de poder y por ello condenado a muerte. El comunismo nunca ha respetado la vida. Tiene una cosmovisión distinta del mundo donde el individuo no cuenta.

No significa esto que aprobemos la pena capital, la cual en otros tiempos parecía un remedio o solución de la criminalidad. Pues más que una retribución es un crimen, una crueldad legal que jamás legitimará la razón. César Beccaria decía que «la pena de muerte es la guerra de una nación en contra de un individuo». Nosotros estamos convencidos que la justicia ciega e insensible o permisiva o exageradamente garantista no es justicia. Una sociedad que practica la ley del Talión: ojo por ojo, como dijo Gandhi: y el mundo se quedará ciego.

El «no matarás» es un precepto divino y universal que ratifica la vida humana desde el nacimiento hasta la muerte sin que le esté permitido al hombre en ningún momento interrumpir el milagro de la vida. Lo justo es la cadena perpetua para los criminales peligrosos. Y la pena efectiva de 20 a 25 años de prisión sin posibilidad de libertad condicional a los corruptos que le han robado al Estado.

Teatro como el Teatro

«Teatro como en el teatro» fue un ciclo televisivo argentino que se emitió desde 1963 hasta 1995, en diferentes canales. El programa era producido y dirigido por Nino Fortuna Olazábal y con la actuación de Darío Víttori. El día anterior al anunciado alegato o autodefensa de la vicepresidente, dijimos: «Hoy la acusada Cristina Fernández -vicepresidente de la Nación en guerra contra la justicia- tomará la palabra después de su abogado Carlos Beraldi. Se espera una pieza teatral similar a una obra escrita por Shakespeare y Molière juntos donde la acusada interpretará su papel dramático, una victimización y más que una autodefensa será un furibundo ataque, una reconvención o contrademanda, lo cual no corresponde al Derecho Procesal Penal.

Códigos derogados

Y no nos equivocamos. En efecto, en los autos caratulados «Fernández de Kirchner Cristina y otros p.ss.aa. de asociación, ilícita, etc.», la encartada Fernández, titular del Senado se ha manejado conforme el Código de Hammurabi y las Siete Partidas de Alfonso el Sabio a la inversa, es decir lo malo por bueno y viceversa. Ha agraviado al derecho argentino, a la lógica jurídica y a la verdad real. Habría sido mejor que se hubiese abstenido de declarar, silencio total. Pero ni así habría revertido su culpabilidad. El que agravia denota desconocimiento del Derecho, máxime cuando la acusada dice ser abogada. Un papelón histórico.

Luis Illuminati

Share
Subscribe
Notify of
guest

2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Epicardio
2 months ago

Esa mujer es una psicópata con poder cedido temporalmente por una parte del pueblo creyéndose dueña del país, sus instituciones y del pueblo todo, poseyendo una capacidad de daño inconmensurable. Eso la define también como una sociópata cosuetudinaria y muy malvada: goza con hacer daño por el daño mismo, siendo ese goce casi orgásmico… Por eso dice y hace todo lo que muestra desde el escenario montado para sus actuaciones.

Argento41
Argento41
2 months ago

Me asocio al análisis.
Un día será en que la Justicia se ponga los pantalones largos y arranque con las condenas que hagan falta; en este caso si lo es o en tantos otros que duermen el sueño de los justos (pero al revés). Cuando uno observa que el país está en caída libre le vienen a la memoria todas las trapisondas y embrollos que la clase política argentina le ha propinado a este sufrido pueblo. Un día deberá ser El Día donde los justos y pecadores dejen de cocinarse en la misma olla de corrupción, de desaciertos y desgracias. Separar la paja del trigo(como dice el vulgo) deberá ser algo que definitivamente nos dignifique; los buenos por un lado(al cielo) y los malos al infierno. Como alguna vez decían los curas, cuando eran creíbles. Hoy todo se mezcló para mal. Y la biblia y el calefón descansan en paz…………….