Angelici sigue en el primer plano pese al disgusto de Carrió

Carrió estaba convencida de que el presidente Macri se había desprendido de los servicios de Daniel Angelici en la Justicia y en la política de CABA pero los últimos hechos lo desmienten terminantemente, como lo demuestra la reunión con el Presidente, el Ministro de Justicia Germán Garavano y José Torello para que zafe el juez Ariel Lijo del juicio político, como lo señaló el matutino La Nación y nunca fue desmentido.

La otra prueba fue la elección de los delegados de la UCR metropolitana al comité nacional, donde el presidente de Boca acordó con el Coti Nosiglia y Rafael Pascual una lista común donde el tercer y cuarto delegado pertenecen al radicalismo de Angelici, quedando afuera Facundo Suárez Lastra y Jesús Rodríguez, que se amparan en la estructura de Cambiemos de la Capital.

Este acuerdo motivó la furia de Carrió, que emitió un comunicado de la Coalición Cívica firmado por sus primeras espadas, como Maricel Etchecoin, Paula Oliveto y Maximiliano Ferraro, con veladas amenazas de abandonar Cambiemos.

En verdad, la vida interna de la UCR capitalina no debe ser motivo de intervencionismo de otro partido. Además, los radicales de Angelici nunca abandonaron el centenario partido.

Carrió debe tener en claro que Daniel Angelici es una pieza muy importante dentro del PRO y de extrema confianza del presidente.

Guillermo Cherashny

Share

3 comments for “Angelici sigue en el primer plano pese al disgusto de Carrió

  1. Miguel Ángel de Renzis
    03/12/2017 at 12:09 PM

    POR FAVOR NO VAYA A LEER ESTE HUMILDE COMENTARIO; NO LO LEA – PERO SI QUIERE DIFUNDALO

    Todo escritor sueña con un best seller. Cualquier periodista espera dar la gran noticia. Todos, escritores y periodistas, esperan ser leídos por la mayor cantidad de gente.

    Como explicar entonces el título, por qué escribir lo que no queremos que se lea. Es una contradicción de quien esto hace.

    Lo apropiado hubiese sido “ojala nunca hubiese tenido que escribirlo”

    Entonces el escritor le pregunta al periodista: “¿No existe acaso la ficción?”, y el periodista le confiesa entonces al escritor: “Sí: en las noticias de todos los días”

    Se le vuelve a preguntar al periodista: “¿Por qué lo decís así?”, y la respuesta suena contundente:

    “Porque no existe la objetividad, ya que no existe la libertad de prensa; porque el ser humano privilegia demasiado lo subjetivo, es un ente político, y lo que en realidad siempre existió es la libertad de empresa.”

    Confesada mi discusión interior entre periodista y escritor, viene el sinceramiento que duele en la profundidad. Hemos fracasado como sociedad.

    En un poco más de doscientos años pusimos presos presidentes, enviamos al exilio a argentinos que trascendieron, y en uno de los países más ricos de la Tierra apenas habitado por cuarenta y cuatro millones de personas tenemos una población en el 34% de pobreza. Porque la corrupción es un patrón que abarca todo el arco social. Porque el alcoholismo y la drogadicción en los más jóvenes parece no importarle a los mayores. Porque cada uno cree que puede hacer la suya sin darse cuenta de que, por mejor que le vaya, si el resto de la comunidad no se realiza tampoco él lo puede disfrutar.

    Porque en el país la violencia es de siempre. Porque los asesinos que bombardearon en 1955 Plaza de Mayo se pueden morir de viejos; porque no importa si son 30000 u 8000 los desaparecidos, uno solo es suficiente.

    Porque el primer presidente preso fue el cobarde asesino y genocida Bartolomé Mitre, por sedición, ya que cuando perdió el poder se sublevó contra Avellaneda. Por eso el diario que fundó defendió todos los golpes de Estado, todos: desde Uriburu en el treinta, hasta Videla en el setenta y seis. Y defendió el liberalismo y al cobarde asesino y genocida Sarmiento, a pesar de que el sanjuanino se opuso a que le dieran su libertad.

    Porque fracasamos cuando nos contaron una historia que no fue cierta; cuando escondieron que el sable de San Martin que libertó América era legado por testamento a don Juan Manuel de Rosas por su servicio a la Patria y en defensa de la soberanía contra ingleses y franceses.

    Porque Yrigoyen, Perón y Frondizi fueron presos a Martin García, aunque este último todavía no era presidente. Pero eso el filósofo Landrú la bautizó “la isla YPF”.

    Porque la primer mujer presidente del mundo, María Estela Martínez de Perón, terminó presa porque el pecado mayor había sido bajar la deuda externa de 11000 millones de dólares a 8000.

    Mientras Fernando De la Rua, que debió irse con las manos manchadas de sangre y endeudando con el gobierno de la Alianza en 200.000 millones de dólares más a la Argentina, anda libre y da reportajes junto con su ministro Domingo Felipe Cavallo.

    Porque la Justicia de los argentinos tuvo jueces como Oyarbide o Zaffaroni, este último siendo miembro de la Corte Suprema alquilaba sus departamentos para una red de prostíbulos. Y el primero … mejor no hablar.

    Si usted llegó hasta aquí se da cuenta por qué le pedimos que no lo lea, porque se trata de los argentinos frente al espejo. Si nos miramos aparecen los Todres, los Mazar Barnet, los pollos de Mazzorin, las tierras del Palomar y la Casa Radical, el socialista Noble fundador de Clarín como ministro de los conservadores, o el diputado Palacios como embajador de la fusiladora, o Manrique violando el cadáver de Evita, o Cacho Otero financiando la política, o los negocios de Martínez de Hoz con la Italo, o el capitán ingeniero Alsogaray echado con sumario de la aerolínea del Estado, o Rojas y Aramburu como contrabandistas de automóviles en la misma embajada argentina en Brasil que prohibía al gobierno brasileño brindarle remedios al dignísimo exiliado en plena miseria con sus cuatro hijos, Ramón Carrillo. O la muerte de Nisman, o el caso Satanosky, o el caso Penjerek, o la corrupción que mata con LAPA, Once, Cromagnon, la puerta 12 de River, o el ARA San Juan si es que solamente hubiera sido corrupción.

    Si llegó hasta aquí, tape el espejo o no siga leyendo porque, ¿sabe una cosa?, ninguno de ellos nació de un repollo: son miembros de nuestra sociedad, al igual que el Dr. Carrillo, Saavedra Lamas, Leloir, el Papa, San Martín, Rosas, Perón o Evita.

    De la misma sociedad donde nació Borges y José Hernández, y también la Junta Coordinadora Nacional y la Cámpora. De la sociedad de Gabriela Sabattini y del descenso de la Davis.

    Este sociedad que dio a Zavala Ortiz ametrallando desde un avión al pueblo o lo premió como canciller de Illia, y Carranza poniendo bombas y regalándole una estación de tren subterráneo en su memoria.

    Es la misma sociedad en que la guerrilla financió diarios (¡vaya novedad!) y donde el canciller Timerman dirigió un periódico a favor de Massera y su partido democrático.

    Es la sociedad que Perón descubrió y a la que quiso darle la comunidad organizada.

    No lo escuchamos.

    Estamos en la disolución nacional y no nos queremos dar cuenta.

    Cristina le regaló una base a los chinos y Macri una a los yanquis. Y los rusos están detrás del negocio de Cristóbal López, sin contar los 3000 marinos armados en la fortaleza Malvinas de la Royal Navy, con un submarino atómico.

    Es la sociedad donde los anarquistas ponen “44 menos” y el grupo RAM, araucanos disfrazados de mapuches, dicen que no cree en el Estado Argentino pero quieren denunciar a las autoridades ante la justicia del país.

    Donde un juez descubre un agujero negro en plena República Argentina y proclama que existe territorio sagrado que no pertenece al país.

    Y donde todos los días nos mienten haciéndonos creer que vamos en el camino correcto de la economía, y se los quiere seguir escuchando, de puras ansias de ser engañados.

    Si llegaron hasta aquí leyendo acepten que este periodista les pueda haber pedido que no lo hicieran porque me crié, luché y soñé con la Argentina Potencia.

    Y porque no quiero aceptar que esta lucha pertenezca a una minoría.

    Mientras la mayoría cree que la Patria es un partido de futbol, Caputo firma una deuda a cien años… los nietos de mis nietos ya no tendrán este territorio. Por eso no quería que lo leyeran, porque me duele al escribirl.

    Pero también porque había que decirlo para ver si alguno de ustedes consigue, reenviándolo, difundiéndolo por favor pese a mis errores, que los argentinos reaccionemos.

    Cristina dijo “vamos por todo”. Macri, “es ahora o nunca”. Han simplificado la discusión sobre la Nación a situaciones parciales.

    Muchas veces he dicho “la Patria vive, la Patria existe, la Patria triunfará.” Tengo miedo que sea solo un estado espiritual.

    El escritor le dice al periodista: “Esto no es una noticia”.

    El periodista responde: “No, es la crónica anunciada”

    Hasta mañana a las 6, por AM 650 Radio Belgrano.

    MIGUEL ANGEL DE RENZIS

  2. A.Schittino
    03/12/2017 at 12:56 PM

    HOY en Clarín…………….Conflictos por la tierra
    En 15 años, la Justicia les reconoció a los mapuches más de 250 mil hectáreas
    Son territorios que estaban en manos de privados o del Estado y que los indígenas consideran lugares sagrados. ….
    https://www.clarin.com/sociedad/15-anos-justicia-reconocio-mapuches-250-mil-hectareas_0_Sy0-hteWG.html
    ……¿Lugares sagrados?… en consideración en ese caso se les podría permitir de que tanto en escabeche o con un huevo frito de adorno, se lastren un plato de la susodicha tierra cuando les apetesca…. ¿Y sería justicia!….¿?¿?¿?….
    ——————————————————-
    A solicitud pego y repito de….
    M.Pinto
    02/12/2017 at 2:26 PM

    Excelente é histórica descripción….deberiamos mantenerlo al día copiando este link diariamente en todos los artículos que se editen, en este como en otros portales, a más de darle amplia difusión po otros medios… incluyendo a los llamados “medios de difusión” com los llamados “periodistas” incluídos…
    ….. https://www.informadorpublico.com/opinion/los-martires-dan-redito
    ._______________________________________________________.-

  3. El liberalismo es una religión
    03/12/2017 at 9:57 PM

    “El liberalismo es una religión. Nos estamos muriendo del liberalismo y sus consecuencias. Hace ya dos siglos que este liberalismo se ha extendido por todas partes, en nuestras sociedades, en nuestras escuelas. Este veneno destruye los mandamientos de Dios, destruye todo lo que constituye la belleza, la grandeza de la civilización cristiana. Creo que el liberalismo, que es un fruto de la masonería, necesita también ser desenmascarado y ser presentado tal cual es, de forma que se comprenda su peligro.

    El liberalismo tiene su diosa. Es la libertad. Recordarán ustedes la adoración, las adoraciones hechas durante la Revolución francesa en la catedral de Nuestra Señora de París a la diosa razón, es decir, a la libertad, a la libertad del hombre. Y es a esta libertad, que tiene su estatua a la entrada de Nueva York, a la que han festejado de una manera increíble hace pocos meses. El hombre libre. El hombre liberado, por fin, de toda ley y principalmente de la Ley de Dios. Esta es la diosa de la religión del liberalismo.

    El liberalismo tiene su sacerdocio, su sacerdocio son los masones. Sacerdocio secreto, sacerdocio organizado, sacerdocio extremadamente eficaz. Masones hay miles y miles. La secta masónica de los B’nai B’rith, que hace sus entradas a Roma con mucha frecuencia y que estaba presente en la reunión de ayer en Asís, ella sola consta de ciento sesenta mil miembros en el mundo. El Gran Oriente también está extendido por todo el mundo.

    El liberalismo tiene sus dogmas. Estos dogmas son la Declaración de los Derechos del Hombre. Los papas nos han instruido que estos derechos del liberalismo son el instrumento inventado por la masonería contra Dios, precisamente para liberar al hombre de la ley de Dios. De ahora en adelante, el hombre es libre de pecar, puede desobedecer a Dios . . . por ejemplo, libertad de prensa . . . estas son las famosas libertades que han sido escritas en la Declaración de los Derechos Humanos y que han sido condenadas por los papas durante siglo y medio.

    El liberalismo tiene su moral, que es un contra-Decálogo, su moral es sencillamente la inmoralidad.Por veinte años los liberales han logrado introducir en la legislación de casi todos los Estados todos los principios que van en contra de la moral católica, como el aborto, unión libre, usura, etc. – vivir en pecado es favorecido por las leyes impositivas.

    El liberalismo tiene su política, la política de la democracia, la política del número. Según la “democracía” es el pueblo que aparentemente gobierna. Pero es para mejor avasallarlo, para mejor dominarlo y desposeerlo por medio de un estado omnipotente, de un socialismo totalitario que poco a poco arruina el derecho de propiedad, que hace trabajar a los ciudadanos para el Estado casi una tercera parte del año. Y así, ya tenemos a los ciudadanos prácticamente esclavos del estado totalitario. Esta es la política del liberalismo, a la que llaman libertad.

    El liberalismo tiene su enseñanza y quiere que su enseñanza sea atea, laica y universal para todo el mundo. En Francia, no fueron los obispos quienes defendieron la libertad de una educación no gubernamental, sino las familias. Si no hubieran ido dos millones de familias a Paris para rechazar la ley de educación socialista, hoy solamente habría en Francia la educación gubernamental, y la educación privada habría desaparecido.

    El liberalismo tiene su economía, dirigida por las finanzas internacionales. Según apliquen los países la moral liberal, la economía liberal, la enseñanza liberal, las leyes liberales, así interviene el Fondo Monetario Internacional al lado del gobierno para sostenerlo, aunque tenga enormes deudas. Por el contrario, los Estados que resisten el liberalismo son socavados financieramente y arruinados económicamente, si es posible. El mismo Vaticano ha sido arruinado por la economía internacional. Los masones infiltraron las finanzas pontificias, y transfirieron la fortuna del Vaticano a Canadá, donde desapareció. Inmediatamente los masones y la Finanza Internacional intervinieron para ofrecer el apoyo financiero que necesitaba. Naturalmente esto explica las presiones que se ejercitan cerca del Vaticano en el nombramiento de los obispos y cardenales, y también para conseguir que se haga cuanto el papa hace, quien prácticamente está ahora al servicio de la masonería. Hay que decir las cosas como son.”

    Esto dijo Mons. Lefebvre en Barcelona en 1986. ¿Es necesario cambiar una sola palabra?

    Kyrie eleison.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *