Las operaciones de prensa del macrismo mediático contra Javier Milei cada vez son más burdas, como la de Cristina Pérez, la locutora y presentadora de Telefé a quien Radio Mitre la convirtió en una sesuda analista política, desarrolló en un artículo escrito la teoría interesada de que la candidatura a presidente de Javier Milei es funcional a la vuelta de Cristina a la Casa Rosada.

En primer lugar, no está en la cabeza de la vicepresidente presentarse para ese cargo que ocupó dos veces. Quizás quiso decir que es funcional al kirchnerismo en las próximas elecciones pero también es forzar la realidad, porque el Frente de Todos o el kirchnerismo, si las cosas siguen como están, con suerte puede obtener cerca del 30% de los votos como máximo; pero, si se ponen peor, el piso puede bajar a poco más del 20%.

En efecto, no se puede subestimar el poder de daño de Alberto Fernández a las posibilidades electorales del gobierno. Por caso, en noviembre del 21, el peronismo o cristinismo obtuvo el guarismo más bajo de la historia desde la vuelta de la democracia. Por tanto, en el mejor de los casos, el gobierno puede entrar al ballotage sin ninguna posibilidad de ganarle a Juntos. En el peor de los casos, el gobierno puede salir tercero detrás de Milei y ese es el escenario más temido, porque en una segunda vuelta, Milei le puede ganar a Macri, porque el peronista despechado nunca votaría al ex presidente o a Horacio Rodríguez Larreta, por lo cual el crecimiento de Milei es funcional a sí mismo y en ningún caso al kirchnerismo.

Guillermo Cherashny

Share