Muchos candidatos y pocos conductores

Leo AnzaloneCada vez que pueden, los tres candidatos con más chances de llegar a la presidencia hablan de proyectos distintos unos de otro, parecen basados en los resultados de los focus groups, encuestas y séquito cercano, buena estrategia para candidatos a presidente, pero el conductor político es otra cosa, un conductor trasciende una elección. El candidato hace cosas momentáneas, el conductor permanentes.

Un candidato no es más que una construcción momentánea, cargada de adjetivos positivos como carisma, empatía, credibilidad, una linda sonrisa y que se lleve bien con la TV. Pero por definición el candidato dura hasta la noche de la elección donde gana o pierde pero sus atributos también se van con las urnas ese día.

Tal vez el último gran ejemplo de esto sea Martín Insaurralde, alguien con pocos pergaminos, a quien la tele, el marketing y el gobierno nacional convirtieron en una bomba electoral, era el candidato perfecto si no fuera porque Sergio Massa usufructuó el descontento con el kirchnerismo.

En cambio, el conductor político es alguien que, en primer lugar, trasciende una elección, un resultado, es alguien capaz de, como decía Juan Perón, persuadir. Es quien tiene una visión a futuro y sabe a donde hay que ir, el conductor tiene la sensibilidad y la imaginación para ver y apreciar, así resolver y actuar, es alguien que conduce los acontecimientos y no los acontecimientos a él, he aquí, tal vez, el punto débil de todos los candidatos.

Al candidato se le pegan los aduladores, los amigos del campeón, al conductor aquellos que creen, que confían y que acompañan porque comparten un objetivo más grande que ellos mismos.

Conducir tampoco es lo que hace Cristina Kirchner, porque conduce con la complicidad, el miedo y la caja, no con el convencimiento, ella cambio la palabra compañero por cómplice y lamentablemente las organizaciones políticas juveniles y sus dirigentes copian, copiamos, algunas cosas de los grandes. Pero muchos primero se hicieron de un sello, después de un falso currículum y se convierten en víctimas del mismo sistema.

Ahora que está tan mediáticamente instalada la diáspora en el massismo, vale decir que lo que la hace más irreal es que los garrochistas no son los que siempre fueron kirchneristas, sino también aquellos que decían ser del núcleo del Frente Renovador, eso no habla mal de Massa sino de aquellos que toman la política como una función personal y gerencial, donde lo esencial son sus intereses personales y no los proyectos. Por lo tanto pocos pueden conducir un espacio político donde un día un dirigente está acá y al otro día está enfrente. Sobre esa peligrosa falla está ubicado el futuro de una generación de jóvenes políticos, porque cada vez nos quedan menos espejos donde mirar.

“La conducción política es todo un arte y ese arte esta regido por principios, como todas las artes. Si no tuviera principios no sería un arte, así como una ciencia que no tiene leyes tampoco es una ciencia. La diferencia que hay entre la ciencia y el arte consiste en que la ciencia se rige por leyes, leyes que dicen que a las mismas causas obedecen los mismos efectos, y el arte se rige por principios que son comunes en su enunciación, pero que son infinitamente variables en su aplicación, y ahí está la dificultad del arte porque el arte no presupone solamente la aplicación de leyes, sino también la aplicación de principios en los cuales la creación representa el ochenta por ciento del fenómeno, y la creación no es producto de una técnica. La creación es producto de una inspiración que los hombres tienen o no”.

Leo Anzalone

Dirigente de Peronismo Para Todos – Universidad Para Todos

Twitter: @leoanzalone – @peronismoptodos

leonardoanzalone@peronismoparatodos.net

www.facebook.com/peronismo.paratodos

5 comments for “Muchos candidatos y pocos conductores

  1. Roque Fort
    04/06/2015 at 5:27 AM

    Muy buen articulo Leo. Lamentablemente en nuestro caso los politicos que tenemos en general son estos. Tu parrafo que dice:
    ““La conducción política es todo un arte y ese arte esta regido por principios, como todas las artes. Si no tuviera principios no sería un arte,..” me hizo acordar a lo que decia Groucho Marx “Estos son mis principios. Pero si no le gustan….tengo estos otros”. Claro era un comico con mucha ironia y sentido de la realidad. Lo que se ha venido perdiendo y lo que debemos recuperar fundamentalmente, en todos los ambitos, son LOS VALORES Y PRINCIPIOS, solo asi, el mundo cambiarà para mejor. Ojalà lo entiendan.

  2. juan
    04/06/2015 at 1:38 PM

    ASI que Perón era el condutor Bueno, y lá kaka lá conductora mala……. ? Por favor, enumeram e las diferencias entre estos 2 fascistas

    • Wenceslao
      04/06/2015 at 9:20 PM

      Totalmente de acuerdo, Juan. Pero hay otras palabras de Anzalone que si no fuera por su inocencia y juventud, sonarían a cinismo: “Al candidato se le pegan los aduladores…” Si hubo alguien que se rodeó de aduladores o más bien de ADULONES fue el mismísimo tirano Juan Domingo Perón.
      Leo: a vos te lo contaron o lo leíste. Yo lo viví. Perón no conducía a nadie, ARREABA, igual que el kirchnerismo actual, que por otra parte es hijo del peronismo… y el más fiel a sus “principios” porque también se necesita “arte” (maña, astucia, según una de las acepciones del DRAE) para hacer maldades.

  3. TUTO BENE !!
    04/06/2015 at 1:50 PM

    LEO ANZALONE: LA DEMOCRACIA ES EL PEOR DE LOS SISTEMA DE GOBIERNOS Y PODER DEL MUNDO SI EXCEPTUAMOS A TODOAS LOS DEMÁS.- (SIR WINSTON SPENCER CHURCHILL) …. OSEA DE LO QUE HAY ES LO MEJOR !!!!

    SOLO PODEMOS VOTAR POR “LO QUE HAY” Y LOS QUE MAS SE APROXIMA ES MACRI/ CARRIÓ/ SANZ

  4. MACRI, MASAS, SCIOLI DIRIGENTES DE COYUNTURA
    04/06/2015 at 10:44 PM

    Totalmente de acuerdo, informándose, analizando y reflexionando, los tres candidatos a presidente, no tienen ni por asomo las cualidades de un estadista, o de un gran conductor o líder carismático.
    Tampoco lo son presidentes de otros países importantes. No obstante, eso es bueno porque, administraran el nivel de gobierno al que puedan acceder y se deberán retirar al finalizar su gestión.

    Lo importante de la alianza de Macri y Massa es que ayudarán a que se vaya la dirigencia actual, que tiene la arrogancia de creerse los salvadores de la patria. Como las dictaduras militares pasadas.
    Nadie descubrió América de esta gente , la construcción de nuestro país se hace de apoco y con políticas de estado. Solamente una relección en los cargos electivos ,Mínimo es cambio, abajo Curto, abajo Insfran en Formosa, Urtubey en Salta, Othacee en Merlo. etc, .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *