Cloacas truchas: Detrás del procesamiento de Giustozzi vendrían Ferraresi, Insaurralde, Secco y Díaz Pérez

El juez federal Sergio Torres procesó al ex intendente de Almirante Brown y diputado nacional Darío Giustozzi, en una causa en la que se investiga la construcción de un sistema desvinculado de recolección y tratamiento de efluentes cloacales en Claypole que, pese a estar finalizado, se determinó en la investigación que no funciona. El juez dictó el procesamiento sin prisión preventiva por el delito de administración fraudulenta y le trabó un embargo de 3.000.000 de pesos.

La maniobra investigada relacionada con las obras en Claypole comenzó en 2009 y finalizó en 2015. Esas obras en el municipio de Almirante Brown quedaron bajo observación cuando el juez Torres se hizo cargo, por orden de la Corte Suprema de Justicia, de la supervisión y control de los trabajos para proveer de agua potable y cloacas en el plan de saneamiento de la cuenca del Riachuelo-Matanza. El juez detectó irregularidades, hizo la denuncia y le tocó por sorteo a su juzgado.

La realización de las obras como las investigadas está a cargo de la empresa estatal Agua y Saneamientos Argentinos S.A. (AySA), de la provincial Aguas Bonaerenses S.A (ABSA) y del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enhosa).

Una de las irregularidades halladas en la investigación es que las obras se hicieron argumentando que sería parte del plan director que estaba a cargo de AySA, pero en realidad no lo era ni había sido avalado por esa empresa estatal. Además, desde el 2011 -la obra había empezado tiempo antes- estaba prohibido hacer sistemas desvinculados en el área de la Cuenca Matanza-Riachuelo.

Para la construcción investigada, el municipio no pidió autorización de la Autoridad del Agua (ADA), órgano que funcionaba en la órbita del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires. Se evitó gestionar la declaración de impacto ambiental ante el Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) de la provincia de Buenos Aires y se avanzó en la realización del proyecto pese a que se sabía que no contaban con la aprobación de AySA, cuyo respaldo era indispensable e ineludible; tampoco fue avalado por la Agencia de Planificación (APLA) un entre tripartito de Nación, Ciudad y Provincia que debía analizar las obras.

También se detectó que se falsificó documentación para acreditar aspectos técnicos y de viabilidad ambiental, como la necesaria autorización de AySA, y con eso lograron justificar el financiamiento del Enhosa.

El juez señaló en su procesamiento que “el suceso bajo pesquisa concluyó en un resultado de perjuicio concreto, consistente en que se realizó un Sistema -conformado por una planta de tratamiento y un colector cloacal- que por sus deficiencias técnicas, inconsistencias constructivas, defectos de diseño e implementación y otras demás falencias estructurales, conllevaron a que sea una obra inútil, inhábil e imposible de ser puesta en funcionamiento”.

Los sospechosos del Riachuelo

Pero lo más importante de este caso es su inminente multiplicación. Giustozzi no tiene hoy peso político y su mandato vence a fin de año, dejando de contar con fueros. Pero -de acuerdo a fuentes de la justicia federal- el “modelo Almirante Brown” de defraudación al Estado se replicaría en casi todos los municipios de la cuenca del Riachuelo-Matanza. Por ejemplo, otro caso similar sería el de Berazategui, donde su intendente Patricio Mussi (ultra-K) habría construido para uso del municipio el primer edificio inteligente de la zona, con fondos que originariamente habrían destinado a la provisión de cloacas. Muchos de estos emprendimientos de cloacas fallidas o directamente no construidas habrían sido avalados por informes de impacto ambiental firmados por técnicos del ACUMAR (Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo) un organismo que ya había ingresado en la lista de entidades investigadas durante la recordada gestión de la Secretaria de Medio Ambiente de Néstor Kirchner, Romina Picolotti. Operadores políticos de varios municipios de la cuenca refieren que docenas de camionetas último modelo de la ACUMAR fueron utilizadas para hacer campaña electoral en el 2015 por el Frente para la Victoria. Volviendo a las cloacas cuyos fondos federales desaparecieron en el camino, una fuente asegura que situaciones semejantes a las de Almirante Brown golpearían a Jorge Ferraresi (Avellaneda), el ex intendente de Lanús Darío Díaz Pérez y Mario Secco, alcalde de Ensenada, aunque también podría tocarle lo suyo a una gestión que mucho tiene que ver con el Riachuelo, la de Martín Insaurralde en Lomas. Todos los mencionados son cristinistas y algunos ultracristinistas.

En todos los casos, aun cuando se habrían construido parcialmente, las cloacas nunca habrían cumplido su finalidad de descargar en el Riachuelo o el Río de la Plata y, en el mejor de los casos, se usarían para descargar a cielo abierto, con los perjuicios sanitarios que ello implica. Ahora, en la nueva era de transparencia judicial, muchos barones del conurbano -que carecen de fueros- correrían el riesgo de no terminar su actual mandato.

Alexis Di Capo

Share

4 comments for “Cloacas truchas: Detrás del procesamiento de Giustozzi vendrían Ferraresi, Insaurralde, Secco y Díaz Pérez

  1. jubilado
    02/11/2017 at 6:49 PM

    Ferrraresi se gasta toda la plata en colectivos con piqueteros para cualquier ocasion, es lo unico que hace….

  2. roberto servente
    02/11/2017 at 7:31 PM

    Esta maniobra fraudulenta se replica, aparentemente, en la casi totalidad del congourbano. Puedo dar fe que en José C. Paz hicieron algo similar. Hace unos años rompieron las calles para pasar caños supuestamente de cloacas que, a simple vista, era indudable que no cumplirían dicha función dado su pequeño diámetro. Por otra parte, los caños eran tapados con tierra sin la correspondiente protección abovedada sobre los caños (antes de rellenar con tierra). Como consecuencia, no solamente se afanaron el sobreprecio y el precio de una obra inutil, sino que dañaron calles añosas y bien hechas. Estas calles no son asfálticas sino de macadán y no tuvieron mejor idea que romperlas por el medio con lo cual destruyeron sus bóvedas disminuyendo su capacidad de carga, luego al no realizar la protección de los caños con bovedillas de manpostería, se produjeron hundimientos y fisuras en todas estas calles. En otras palabras no solo son chorros, sino además dañinos e ignorantes (ya en el imperio romano se sabía que para destruir una bóveda había que romperla por su punto más alto, es decir, su parte central). El intendente Ishii que tiene la vaca atada del clientelismo del bajofondo (y no tanto), que hace campaña poniendo su nombre a todo lo que hace el municipio con fondos públicos, monta un hospital oncológico con frente de cristales (sostenidos por puntales para simular doble planta y va a comprar a China alta tecnología para la foto con el poncho) no tiene ni idea que existe una disciplina denominada PLANIFICACION (asignar recursos en tiempo y forma según prioridades que no son las del intendente de turno) y que justamente no tiene nada que ver con la manera de trabajar de de Vido. De la misma manera, construyeron una “universidad” que no llega ni siquiera a nivel terciario y en un municipio donde los pibes terminan la primaria apretando a los maestros!!!. Pero esto no viene de ahora, muchos años antes, para hacer un curro de la tala de arboles con la excusa de ensanchar la Av. Gaspar Campos, talaron todos los paraísos en un tramo de apróximadamente 6 km, hoy esta avenida es un páramo apenas un poco más ancha y siempre congestionada porque no hay calles alternativas cercanas.

  3. Carlos 1950
    02/11/2017 at 8:30 PM

    Este contundente analisis brindado en el articulo es lo que cimenta definitivamente la grieta, no hay retorno…..Despues de leer el desleal uso de los fondo del pueblo para enriquecerse de estos tipos, no puede volverse atras ni un metro……….. Los jueces estan obligados a ir a fondo y actuar sin tribulaciones. Lo que no entiendo es porque no tienen prision de cumplimiento efectivo y son simplemente condenas en suspenso, siendo que este Giustozzi por ejemplo segun semiplena prueba se afano mas de 3,0 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *