A la espera de un discurso histórico

290216_macri_vidal_inicio_clases

Se está entrando en una cultura política que se había abandonado en los últimos quince años. El debate ciudadano acerca de los temas que abordará el Presidente en su próximo discurso del primero de marzo, es un ejemplo elocuente de esta feliz recuperación ciudadana. Jamás en los años anteriores se produjo este interés del ciudadano por las alternativas que se pueden predecir acerca del pasado, presente y futuro del país. Todo estuvo sellado, oleado y sacramentado por la voluntad ultrapoderosa de una mandataria que disponía a su antojo como una reina, el Estado soy yo ¿Quién se podía interesar en los ejes de un discurso repetido sobre la base del cristinista relato, la Biblia de sus obsecuentes seguidores?

El cambio es fundamental porque no ha sido ordenado ni sugerido desde comités ni unidades básicas, nació de la individualidad de cada ser humano dueño ahora de su opinión, de su discernimiento, de su libre albedrío y opción natural. Esto nos hace meditar si se hace necesaria una presencia colectiva y multitudinaria en las plazas adyacentes al Congreso y a la Casa Rosada. Los que continúan enviciados con la presencia de las masas, quieren evaluar la diferencia que existirá frente a los discursos de la reina Cristina y el ciudadano Macri. No señores, terminen con esos mitos populistas que son los que han llevado al país a extremos deplorables.

La individualidad libre y serena de 100 humildes pensadores tiene la fuerza de un huracán mucho más poderosa que la de 100.000 militantes rejuntados que saltan, gritan, bailan e insultan, sin tener un conocimiento cabal del motivo de sus reacciones murgueras.

Es también un desafío a los medios que con toda seguridad seguirán arraigados a la enfermiza costumbre de evaluar las cantidades masivas calculadas por metro cuadrado como si fuera una noticia de gran relevancia política y de opinión. Vuelvan a las fuentes del sano periodismo señores dueños de la verdad y relean los viejos diarios de la que denominan “década infame, La Prensa, La Nación, La Razón, Noticias Gráficas, La Época, La Vanguardia, Caras y Caretas, que muchos de ustedes no alcanzaron a conocer, ni siquiera por emocionadas evocaciones.

Estamos en presencia de diversos criterios con respecto al contenido del próximo discurso presidencial. No es necesario expresarlos porque son por todos conocidos. Si expone duramente la fatídica herencia recibida, si solamente hace una corta mención, si pone el acento en la futura política y planes para encauzar la economía, combatir la pobreza y el narcotráfico, la pacificación y unión de los argentinos; todo gira alrededor de estos temas. Aparentemente, la idea que se terminó imponiendo en el elenco gubernamental es que Macri hablará de cómo encontró los distintos organismos y ministerios en una primera parte, para después pasar a los ejes de su gobierno.

Y es aquí donde nos referiremos al comentario deslizado anteayer, bajo el título “Presos políticos Macri y ANSES“, porque se vuelve a la incógnita pendiente: ¿Se referirá a ANSES cuando informe cómo encontró los distintos organismos públicos? Bastante ya se informó y ha trascendido sobre el particular, con la cuestionada excepción de ANSES, en silencio total. ¿Cumplirá con la promesa electoral de terminar con el “curro” de los Derechos Humanos y arreglar el ejercicio de una justicia ajustada a derecho como lo dispone la Constitución Nacional? Este quemante tema involucra a los presos políticos que van muriendo en prisión sin prisa y sin pausa con intervalos regulados con cuentagotas.

Pasado mañana tendremos el momento tan ansiado de escuchar, después de largos años, el primer discurso republicano de un Presidente en la apertura del Congreso Nacional. Sean cuales fueran las distintas opiniones y comentarios, todos respetables, se abrió el cerrojo que nos conduce nuevamente a una república federal y democrática de la que nunca debimos desertar.

Silvio Pedro Pizarro

Share

7 comments for “A la espera de un discurso histórico

  1. 29/02/2016 at 6:27 PM

    No sé lo que dirá; pero la Verdad, que lo recuerden, es la verdad. Cualquiera sea el traje que le pongan. Es único modelo. No la dejen sola, por favor!!. Defiéndanla de una vez por todas.-

  2. "LA FIGUEROA ALCORTA" (EX-LA CAMPORA)
    29/02/2016 at 7:07 PM

    …si no sabe hablar el boby

    Una por exceso (delirante y mentirosa)
    Otro por defecto (apenas puede articular una oración bimembre)

    Pobre Pais como nos duele…
    Si este chabon es el exponente de lo republicano y federal. Estamos hasta las manos…

  3. Saúl
    29/02/2016 at 7:09 PM

    …mientras no se trague un bigote postizo durante el discurso

  4. LALO
    29/02/2016 at 10:47 PM

    !!! MACRI…!!! ESTE 1 DE MARZO ,EN EL CONGRESO , TENES UNA BALA DE PLATA , Y SI LA USAS CORRECTAMENTE .. TE ASEGURAS MUCHO TIEMPO DE PAZ EN TU GOBIERNO…!!! CUANDO DENUNCIES CON PELOS Y SEÑALES TODO LO QUE SE AFANARON LOS KKS. Y LA DEUDA INFERNAL QUE NOS DEJARON , MAS LA DESTRUCCIÓN DE TODO EL APARATO DE SEGURIDAD, SANITARIO, Y EDUCATIVO… Y MUCHO MAS…!!! PONE AFUERA 100 PATRULLEROS Y VARIOS CAMIONES JAULAS BIEN REFORZADOS Y GRITA BIEN FUERTE…!!! ARRIBA LOS QUE VAN P¨A DEVOTOOOOO…!!! Y SERA JUSTICIA…!!!

  5. Oscar Tavani
    01/03/2016 at 12:53 AM

    Importante saber los puntos de vista del Presidente respecto de una administración de justicia acorde con las normas de la Constitución Nacional. Ello lo colocará fuera o dentro de los principios del Estado de Derecho.

  6. juan carlos
    01/03/2016 at 9:47 AM

    Los jubilados y los Presos Políticos Macri, esos son los dos temas que no queremos que te olvides.

  7. Lancero del "2" de Caballería
    01/03/2016 at 12:48 PM

    Así se habla y “al que no le guste que haga su propio partido y gane las elecciones”

    como dijo la burda, chabacana, hospiciana y delirante de Tolosa. Así se hace y habla

    para la comprensión y el entendimiento de todos los argentinos. Sr. Presidente acá

    tiene no una sino las dos manos para lo que guste mandar.

    Lancero del “2” de Caballería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *