Aborto: “Triunfo” del descarte humano

Cuando la ley de una Nación avala un crimen atroz, demuestra que la ética social está en terapia intensiva. La Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) consagra la oscura filosofía del utilitarismo materialista capitalista, donde los principios sagrados de vida son ignorados por la comodidad egoísta individualista del YO-YO…

La razón de ser de las personas cobra sentido en la existencia del “otro”, del semejante, del hermano humano, que no es otra cosa que uno mismo “con otro cuero”. Una sociedad se realiza cuando el conjunto de la misma encuentra su realización, así es que en la dicha del prójimo estriba nuestra felicidad espiritual. ¿Cómo será esto posible si descartamos a nuestros hijos por nacer? ¿Cómo podremos ver la luz del día con sana alegría si hemos decretado la oscuridad para nuestros retoños? ¿Cómo amaremos la vida si decretamos la muerte para un inocente que desea nacer?

Ley aberrante, carente de AMOR, huérfana de compasión, cúspide lúgubre del más pecaminoso descarte, el de nuestros propios hijos. Matarlos sin oportunidad alguna de manifestarse.

“No hay AMOR más grande que el dar la vida por sus amigos”. La IVE no sólo desoye esta gran verdad espiritual, sino que permite descartar a nuestros propios hijos.

Somos de los que piensan que Alberto Fernández está logrando una presidencia aceptable cuidando a los que menos tienen. Pero patrocinando esta ley aberrante hirió el corazón de muchísimos compañeros que apreciaban en él un presidente justo y humanista. Con la aprobación de la IVE Alberto obtuvo un “triunfo político” manchado de sangre de incontables inocentes. Un precio demasiado alto por una “ley” condenada por la cristiandad y un buen sector peronista.

Ninguna vida es descartable, mucho menos aquella que ansía pisar la tierra, abrir los ojos y un día correr feliz a los brazos de su madre protectora… Pero el aborto cegará drásticamente todos estos episodios de dicha familiar.

El aborto es una bofetada artera a la familia y sus valores trascendentes.

Nosotros no condenamos a nadie, ni descartamos a nadie, valoramos a todos, más allá de sus pensamientos y sentires. Sólo enfrentamos ideas, NO personas, las cuales son sagradas.

Continuaremos con más fuerza que nunca predicando el “SÍ A LA VIDA” que no es otra cosa que un SÍ a TODOS, a la creación misma y a sus valores celestiales. La batalla es cultural. En ese terreno insondable y magnífico de la conciencia humana daremos la pelea con las armas del AMOR y la respetuosa persuasión.

Nadie los vio, pero el 30 de diciembre del 2020 los nonatos lloraron lágrimas de dolor fundada en la más distante incomprensión de muchos adultos de nuestra amada Argentina.

Si rompemos la familia enterramos los valore que sostienen nuestra patria y el universo todo. Los niños son el ALMA floreciente e inocente del cosmos. Juan D. Perón sabiendo esto nos regaló como legado de sus gobiernos y perla doctrinaria el gran mensaje “¡Los únicos privilegiados son los niños!” ¿Alguien no se percató que un niño necesita nacer?

Si el PERONISMO pierde sus valores doctrinarios y su ALMA de justicia social será un cuerpo amorfo irrelevante e inútil… La doctrina de EVA y del General está viva. Aplicándola se dará grandeza a la patria. Esa doctrina que dice: “El peronismo es un movimiento nacional, humanista y cristiano”. Eso es lo que debemos SER…

Máximo Luppino

Share
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
EL GORDO VILLANUEVA
EL GORDO VILLANUEVA
3 months ago

¿Por qué se permite el aborto hasta las 12 semanas de gestación?Hasta las 12 semanas de gestación, el feto no ha desarrollado la corteza cerebral, que es lo que distingue a la vida humana de la animal o vegetal. Jorge Carpizo, ex rector de la UNAM, define en su ensayo “La interrupción del embarazo antes de las 12 semanas” que debido a que hasta ese periodo un feto no ha desarrollado la corteza cerebral es la “razón por la que dentro de ese lapso el embrión no es un individuo biológico caracterizado, ni una persona, tampoco un ser humano. El embrión no tiene las condiciones que particularizan al ser humano, en virtud de que carece de las estructuras, las conexiones y las funciones nerviosas necesarias para ello y, desde luego, es incapaz de sufrir o de gozar. Biológicamente no puede considerársele un ser humano”.
Aunque el debate social se centra en cuestiones religiosas y morales, la neurología tiene una postura ante el aborto, pues científicamente se basa en la corteza cerebral, la parte que desarrola la capacidad de sentir dolor o satisfacción, es decir la conciencia.

carancho
carancho
3 months ago

Cuanta idiotez. Sé que pierdo el tiempo, los fanáticos son eso, fanáticos, pero hagamos el intento.
Una mujer que no quiere ser madre no va a serlo.
Las opciones que tiene:
Si puede pagar una bonita cifra en dólares, aborta sin riesgos.
Si no la tiene, cae en manos del curandero del barrio. Donde quizá muera.
A menos que quienes escriben estas lacrimógenas notas sean vendedores de perchitas. Está claro entonces que se quedan sin negocio.