Carta abierta al Sr. Presidente, Ing. Mauricio Macri

12-01-16_conf_macri

Sr. Presidente de la República Argentina

Ing. Mauricio Macri

Una de sus promesas de campaña fue la finalización del “curro de los derechos humanos” y esa supuesta decisión suya motivó que millones de Argentinos le diéramos su voto, esperanzados también en que la Justicia y la Concordia hagan finalmente pie en nuestra Patria.

Pero parece que nuestra democracia no logra ponerse de pie. Su absoluto silencio sumado a la designación del Sr. Claudio Avruj en la Secretaría de Derechos Humanos, parece reeditar las palabras del Dr. Menem cuando, cumplidos sus mandatos, afirmó con seriedad que “si en campaña hubiera dicho lo que realmente iba a hacer nadie me habría votado”.

Sr. Presidente, siguen muriendo en la cárcel valerosos militares, integrantes de fuerzas de seguridad, civiles y hasta sacerdotes cuyo “crimen” fue ganar o adherir a la guerra contra los terroristas que, cobijados en rojo pendón y foráneas ideologías, se alzaron en armas contra la Patria, sembrando la muerte de inocentes a su paso.

Y quienes finalmente ganaron aquella guerra que permitió la vuelta de la democracia y, por supuesto, su ascensión a la primera magistratura, hoy son vituperados, calumniados y encerrados en miserables calabozos a la espera del llamado de Dios.

Una cosa es finalizar las graciosas indemnizaciones a los terroristas o sus deudos, otorgadas en juicios que rozan lo ridículo y que han llevado a prisión a miles de argentinos.

Y otra muy distinta es que una comisión de juristas notables e independientes, analice la legitimidad del “curro”, revisando esos mal llamados “juicios de lesa humanidad” instruidos por jueces prevaricadores, falsos testigos y fiscales arrodillados, amparados por una corrupta dirigencia que lucró con tal farsa en beneficio propio.

Y conforme fuera su dictamen se tomen las medidas que corresponda contra quienes violaron las leyes, tratados y hasta la propia Constitución. El elemental principio de inocencia, fue vergonzosamente barrido bajo la alfombra, la irretroactividad de la ley penal desconocida por los “juzgadores”, encerrando argentinos sin más pruebas que los titubeantes y dudosos dichos de militantes entrenados por fiscales sobre hechos de cuatro décadas de antigüedad.

Si Ud. afirma que realmente se acabará “el curro” es su obligación ordenar la revisión de dichos juicios mamarrachescos y tomar las resoluciones que corresponda sin que tiemble su pulso.

La presunción de inocencia, la prescripción de delitos, las amnistías, la excarcelación por edad o por años de detención sin sentencia o la obligatoriedad de atención médica, aunque Ud. no lo crea, también son DERECHOS HUMANOS.

Dios acompañe su gestión, y no olvide nuestro voto ni sus obligaciones como primer mandatario ni como cristiano.

Saludo al Sr. Presidente con todo respeto.

Juan Manuel Otero

juanm.otero@usal.edu.ar

35 comments for “Carta abierta al Sr. Presidente, Ing. Mauricio Macri

  1. Lic. ROBERTO BLANCO
    31/01/2016 at 8:19 AM

    Es inaudito cimo una persona (persona??) como Juan Manuel Otero, hable de DD.HH. y condescendencia con los militares fusiladores….
    Esos militares fusiladores, debían haber sido fusilados a su vez y no seguir siendo una carga para el Estadio….. un olvido en la Constitución con la última reforma….
    Los ” juicios que rozan lo ridículo y que han llevado a prisión a miles de argentinos. ” han sido juicios justos a, como dije antes, milicos fusiladores y payasos ciudadanos que los apoyaron….
    Como en la revolución fusiladora, este Otero pide al Sr. Presidente, que inicie no se que revisión, que debe ser tratada siempre, por el Congreso Nacional…
    La “excarcelación por edad” pedida, no fué aplicada a los 30.000 desaparecidos, poruqe como dijo el HdP de videla, dijo con desparpajo, “están desaparecidos”
    Es lamentable que la USAL, tenga este Otero como su integrante…. la denigra…debería salir a hacer su descargo y además eliminarlo de sus filas….

    • Ramón
      31/01/2016 at 9:28 AM

      Usted debe ser, o de “Justicia Ilegítima”, o del grupo prevaricador que aún enquista en nuestra Sociedad, o del rejunte de rencorosos, ignorantes y vengativos que también asolan nuestra tierra, lavados el cerebro que les fue durante 12 años. No le encuentro otra explicación a tanto odio sobre quienes en su momento cumplieron, bien o mal, un deber. A los que lo cumplieron mal o muy mal, todo el castigo que marcan las Leyes-las vigentes en ESE entonces obvio, no las que aparecieron después-pero como no fueron TODOS demonios, no veo la razón para “meter a todos en la misma bolsa”. Su postura es contraria a Derecho, opuesta al razonamiento lógico, y teñida de rencor, revanchismo, y porqué no, de agresión gratuita al Bien común.

      • Lic. ROBERTO BLANCO
        31/01/2016 at 10:04 AM

        Los milicos del ´76, todos participaron dando órdenes contra-natura (salvo los conscriptos, soldados y suboficiales)….. por eso el resto merece el castigo y el rechazo de la ciudadanía….
        Tambien actuaron civiles conservadores, que tambien se debe castigar y rechazar…
        A todos ellos, se le dabería dar el castigo igual al delito que cometieron…. fusilaron y torturaron… habría que fusilarlos… eso no es revanchismo…. es justicia…
        Pero siempre, tambien, hay ciudadanos que defienden a los fusiladores y torturadores de antaño, como vos y ese Otero, a los que se debería apartar de la ciudadanía honesta y trabajadora….
        Es bueno que no hayas refutado lo que pido de USAL…. lo que corrobora mi pedido a la Universidad….. a la que lo haré conocer…

        • Gerardo
          31/01/2016 at 5:04 PM

          Lic. Roberto Blanco: coincido en mucho de lo que usted dice, no así en su intolerancia y en pretender que a Otero, por expresar sus ideas por la prensa se lo deba echar de la USAL. Pero tenga en cuenta que muchos de los que están presos sólo cumplieron órdenes u ocuparon un cargo y ahora están detenidos sin pruebas, por ocupar un cargo. Me podrá decir que las órdenes no eran ilegales y que por eso no se debían cumplir o que vieron hechos ilegales y no los denunciaron. En ese caso quisiera que me explicara cómo hubiese actuado usted, cómo se hubiese insubordinado o cómo hubiese denunciado lo ilegal. Me refiero a la época de Jorge Videla, de Antonio Buzzi y otros. Es muy fácil decirlo, pero ¿qué cree usted que le hubiese pasado al insubordinado o denunciante?. Seguramente hubiese terminado “suicidado” como Nisman. ¿Usted es tan ingenuo que cree que se podía insubordinar o denunciar para no incurrir en encubrimiento?. Los “jueces” que juzgan a esta gente, con ideas ya tomadas, lo que los obligaría a excusarse, asimilan el encubrimiento a la participación o complicidad, y con pruebas absurdas. Muchos de los hechos están prescriptos. Se volvieron imprescriptibles después de haber prescripto, cuando sus derechos ya estaban amparados por garantías constitucionales, lo que antes se diría “derechos adquiridos”. Su manera de pensar se asemeja mucho a la de aquellos que critica, hay una subordinación ilegal al marxismo, al leninismo, al kirchnerismo. No olvide los crímenes cometidos por Fidel Castro, Raúl Castro y Ernesto “Che” Guevara; no sólo a funcionarios de Batista, sino también a humildes campesinos. Mauricio Macri hizo como Menen. Si decía lo que no iba a hacer no lo votaban. Ahora retira los cuadros de nuestros próceres (San Martin, Dorrego, Belgrano y otros) porque tienen energía negativa y como dicen algunos de sus súbditos, porque pertenecen al siglo XVIII o XIX y estamos en el Siglo XXI. Pero claro, antes criticaron a su jefa CFK por sacar la estatua de Colón que era del Siglo XV. Y también critican a su jefa CFK cuando vetó el 82% móvil y ahora Macri no dicta un DNU pagando el 82% móvil, pero sí los dicta para entrometerse en el Poder Judicial o para reformar la Ley de Medios Audiovisuales como si fuera una cuestión de necesidad y urgencia. El 82% móvil a los jubilados es más que urgente y necesario cuando hubo una inflación del 60% y se anuncian incrementes a la energía eléctrica del 350% mensuales que van a repercutir en muchas cosas más. Pero a usted no le interesa los jubilados, porque en el gobierno kirchnerista sacaron plata de la ANSES para mantener a vagos, pagar jubilaciones no contributivas, de amas de casa, de maternidad a extranjeros invasores (muchos de ellos perseguidos en sus países de origen por la comisión de delitos y que se radicaron en el nuestro violando las fronteras no controladas y que usurpan viviendas o crean villas de emergencia). Habrá militares presos que cometieron delitos aberrantes o que dieron órdenes aberrantes, pero hay una gran cantidad de inocentes. Y guste o no, a ellos les debemos que en 1983 se haya restaurado la democracia, porque los que usted defiende no querían la democracia. Querían llegar al poder por la fuerza como hicieron en Cuba, para eternizarse en el poder. Mauricio Macri se está quitando la careta y demostrando que lo único que le interesa es endeudarnos. No pudo ir a la cumbre de la Región alegando una costilla rota, pero antes pudo ir a la cumbre de Davos con la costilla rota. En lugar de mejorar empeoró. Claro, en Davos estaban sus jefes. La palabra “persona” deriva de una máscara que se ponían en el teatro para dar más fuerza a la voz (“para sonar”) y pareciera que Macri se estuviera quitando esa máscara, esa careta y olvidandose de la unión de los argentinos por la que prometió trabajar. Con presos políticos nunca va a lograr la unión de los argentinos. Y con odios como los suyos y de aquellos a los que sigue tampoco.

          • Gerardo
            31/01/2016 at 5:10 PM

            Donde escribí: “Me podrá decir que las órdenes no eran ilegales” debe suprimirse el “no”.

        • ALFREDO
          31/01/2016 at 9:54 PM

          Lic?? ROBERTO BLANCO

          Zurdos-Comunistas como Ud.siempre hay,Su critica a los que evitaron que los Jovenes Idealistas (Marxistas-LenInistas) tomen el poder por las armas como lo
          pretendieron y gracias a nuestras Fuerzas Armadas no pudieron.
          O ya se olvido que todo comenzo durante un gobierno constitucional elegido por el pueblo? Como Ud.esta en contra de la Democracia ,sus ideas son mas que entendibles.
          El General JRVidela SIEMPRE asumio toda la responsabilidad de las ordenes emanadas,pero la venganza posterior hacia sus sub-alternos,los que pecaron por dichas ordenes,en algunos casos,fueron juzgados jovenes sub-tenientes recien egresados por defender cuarteles contra los guerrilleros(ERP-MONTONEROS),los que Ud. defiende,sin importar que dichos sub-tenientes ofrecieron su vida en Malvinas,donde seguro que Ud.tambien estaba (o NO?)
          heridos en combate,reconocidos por el enemigos por su valor,posteriormente juzgdos en tres provincias siempre con los mismos testigos y hoy pasando su vida en carceles comunes,donde quizas Ud deberia estar.
          Los desaparecidos,los hubo pero no en esa catidad,muy descutible por la generosa contribucion monetaria a los familiares,como a cierta madre que llora por
          sus hijos que todos saben estan en Europa con el padre,asi tambien la aparicion de un nieto,cuando en su monmento aseguró que la hija no podia tener familia,es un tema para largo.Yo si me acuerdo de esa epoca cuando ponian bombas sin importar a quien mataban por estar en contra del Gobierno,ya sea padres hijos
          chicos,etc.
          LA JUSTICICA TIENE QUE SER PARA TODOS,PARA LOS QUE DIERON LAS ORDENES Y PARA LOS QUE PROVOCARON LAS MISMAS.

          • -
            03/02/2016 at 5:51 PM

            Justicia para el nido de ratas del congreso que votó para que liberen, en el gobierno de Cámpora, a los guerrilleros que habían sido juzgados por las cámaras Federales!!!!
            ¿porque todos se olvidan de ese dato? por culpa de esa suelta de ratas guerrilleras recrudeció todo el accionar guerrillero.
            Y encima esa caterva de asesinos persiguieron a los jueces y a uno lo mataron.

    • mari
      31/01/2016 at 10:02 AM

      En tal caso si los militares tendrían que haber sido fusilados lo mismo le debería haber pasado a los guerrilleros que se levantaron contra el orden institucional y fusilaron a mucha gente inocente y esos guerrilleros con el agravante de traición a la patria

    • José Luis Milia
      31/01/2016 at 10:55 AM

      Normalmente, la estupidez, en tu caso tiene la valentía de ser firmada-, si es que sos realmente Roberto Blanco. Tu rara mezcla de guarango y “ortiba”- “Es lamentable que la USAL, tenga este Otero como su integrante…. la denigra…debería salir a hacer su descargo y además eliminarlo de sus filas….”- solo te permite ser ofensivo pero carente de cualquier cosa que se llame conocimiento de lo que hablás. Es decir que a un ignorante como vos, la democracia le permite- y está bien- la imbecilidad porque, y paso a detallar algunos conceptos de tu ignorancia:
      1.- “…debían haber sido fusilados a su vez y no seguir siendo una carga para el Estadio…..”. mal que te pese solo en el fuero militar- hoy anulado- está prevista la pena de muerte. Si no te gusta la Constitución formá un partido, ganá las elecciones y reformala.
      2.- Que la excarcelación por edad no haya sido aplicada a los terroristas no tiene ningún valor como elemento de condena. Está en la Constitución que los mayores de 70 puedan gozar de este beneficio. Idem respecto de la Constitución del punto 1
      Como a vos lo que te gusta es matar al mensajero y como buen alcahuete que pareces ser, te sugeriría que en el tema de tus “cuitas” respecto de Juan Manuel Otero y la USAL, hicieras una presentación al respecto, pero como las basuras como vos solo escriben y no se juegan, seguí participando, cada vez que un imbécil sale a escribir sus rencores y roñas como respuesta, cada vez más fuerza tenemos para seguir diciendo nuestras verdades.
      EN VERDAD, Y PENSALO BIEN, NOS SENTIRIAMOS TORPEMENTE HUMILLADOS SI LUEGO DE NUESTROS ESCRITOS NO SALIERA UN IMBÉCIL A INSULTARNOS

      • Julio
        31/01/2016 at 9:11 PM

        La pena de muerte la implantó Macri para los aviones, sean o no del narcotráfico. En caso de que crucen la frontera se los puede derribar. Es pena de muerte sin juicio previo. Pero si lo asesora este Avruj es como si lo asesorara Hebe de Bonafini.

        • jubilado
          01/02/2016 at 1:04 AM

          Te sugiero que leas el protocolo de intercepción de buques y aeronaves de la convención de Ginebra y es el que se aplica en toda sudamerica….

    • PAREDON
      31/01/2016 at 3:13 PM

      LICENCIADO (???) ROBERTO BLANCO: Primero deberiamos conocer que tipo de licenciatura tiene el señor. Licenciado en marxismo, en leninismo, …. vaya a saber. Usted debe ser uno de esos ñoquis que nombró su cobarde Jefa dias antes de dejar el poder. Digo dejar, porque ni tuvo la gallardia de entregarlo. El señor no debe tener la edad suficiente para haber vivido en la epoca donde colocar bombas y matar militares era cosa de todos los dias. Epoca cuando esa “juventud esclarecida” mataba inocentes hijos y esposas para matar un militar. Epoca donde esos asesinos inmundos llenos de ideales foraneos forjados en las Facultades, hasta cortaban las manos de un soldado conscripto por empuñar las armas de las FFAA. Epoca que hasta el propio Gobierno constitucional, debió firmar un decreto para “aniquilar” la subversión. Tengo la certeza que si fueran 30.000 los desaparecidos, usted estaria entre ellos y no podria haber escrito las estupideces que escribió. Si usted diera su nombre y número de documento, seguro que muchos de los que opinan en esta columna contribuiriamos para sacarle un pasaje con destino a CUBA o VENEZUELA, no digo Rusia porque Putin no le permitiria entrar en su pais. Que Dios, que seguro usted ignora, se apiade de sus ideas, sentimientos y en la hora de su muerte, también de su alma corrupta. VIVA LA PATRIA ARGENTINA !!!

    • graciano demarco
      31/01/2016 at 4:39 PM

      lic,ricardo blanco ,espero este feliz ,por la muerte a manos de cobardes de la beba de 2 añitos y su padre el capitan viola ,paula lambruschini de 15 años y muchosciviles ,muertos por bombas puestas por gente que usted defiende ,y me gustaria si usted tiene lo que tiene que tener un hombre de nombrar los 30.000, uno por uno nombre y apellido y puede incluir los que aparecieron con vida cuando paso el terremoto en mexico ,saludos ,y ponga las bolas como un gran argentino que es.

    • Sergio Rodriguez Reindl
      31/01/2016 at 5:05 PM

      Primero pregunto: de que sos Licenciado ? segundo, como compruebas los 30.000 desaparecidos y como justificas los mas de MIL muertos asesinados por la “juventud idealista” con nombres y apellidos. Te pregunto, como justificas los millones de muertos en las sucesivas guerras a partir la del año 1914 ! asesinados por militares de ambos lados….y como justificas y “no miras” a los miles de jóvenes y niños que hoy mueren muy cerca de vos por hambre, miseria o drogas. Y al HdP de VIDELA lo llamaron los políticos y ciudadanos de entonces, que no tuvieron los huevos necesarios, para que acabara con los guerrilleros que asesinaban, robaban y secuestraban. Que edad tenías en los años 70 ??…..

      • -
        03/02/2016 at 5:39 PM

        VIDELA NO ERA NINGÚN HDP ….QUE TE PARIÓ SERGIO!!

        —————–

        http://prensarepublicana.com/ni-chicha-ni-mariani-la-mentira-del-plan-de-robo-de-menores/

        Ni Chicha ni Carlotto: la mentira del “plan de robo de menores”.
        28 diciembre, 2015 Nicolás Márquez 17 Comentarios Abuelas de plaza de mayo mentirosas, Curro de los Derechos Humanos, Ernestina Herrera de Noble y sus hijos, Estela Carlotto, inexistente plan sistemático de robo de menores, La Mentira Oficial, mentira setentista, Ni chicha ni Mariani, Nicolás Márquez, Prensa Republicana
        Horas atrás, los diarios y medios de todo el país informaron que María “Chicha” Mariani, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo (organización devenida en rentable firma empresarial cuyo CEO encarna Estela Carlotto), había “recuperado” a su nieta, la cual, tal como suele suceder en el grueso de todos estos casos, había quedado en situación de desamparo en 1976 tras un allanamiento militar en una casa operativa del terrorismo Montonero (el hijo de Chicha, Daniel Mariani y su nuera Diana Teruggi estaban allí integrando la banda homicida), en la cual se produjo un enfrentamiento que derivó en la muerte de cinco terroristas. En la guarida, yacía una bebé de tres meses llamada Anahí (nieta de Chicha Mariani), la cual fue salvada de la situación de riesgo a la que la habían expuestos sus delincuentes progenitores y habría sido otorgada en adopción o resguardo de un tutor.

        Al enterarse que su nieta fue rescatada, Chicha desde entonces intentó conocer el paradero de la niña, aunque sin éxito, y fue recién esta semana (casi 40 años después) cuando corrió como reguero de pólvora la noticia de la aparición de la nieta, aunque al rato se confirmó que los datos genéticos rechazaron el parentesco y la expectativa volvió a foja cero.

        Este episodio obró para que se siga desinformando, y se insista en la ficción propagandística que de que durante la dictadura (no la que quisieron imponer los Montoneros sino la cívico-militar) hubo un “plan sistemático de robo de menores” y que dentro de tan macabro propósito, “fueron robados 500 niños”. Episodio y cifras que no poseen respaldo argumental ni documental alguno, pero que al igual que tantos otros embustes y desmanejos numéricos, han sido instalados rabiosamente como slogan publicitario por parte de las organizaciones rentísticas vinculadas al gobierno saliente y al terrorismo de otrora.

        Si bien esta temática ya la he desarrollado in extenso en mi libro La Mentira Oficial, consideramos oportuno repasar mi tesis sobre este permanente engaño.

        chicha nieta
        Chicha Mariani y la nieta que no fue.
        Origen del mito:

        El mito del “Plan Sistemático de robo de menores” promocionado por la desacreditada Carlotto y sus accionistas asociados, se apoyó fundamentalmente en que “las Abuelas” afirman haber “recuperado 120 niños” (dato inflado puesto que al día de la fecha el site oficial de Abuelas sólo confirma 103[1]) los cuales hoy ya son jóvenes cuyas edades oscilan en derredor de los 40 años), y que dicha fantasiosa proyección estadística ascendería “a 500 casos”.

        ¿Y cómo llegan las “Abuelas” a la cifra de supuestas 103 “recuperaciones”?.

        Pues cuando las fuerzas legales durante la guerra antiterrorista efectuaban operativos y los delincuentes eran detenidos o abatidos, en muchas circunstancias (y con motivo de la actividad delictiva de sus padres) quedaban sus niños en situación de orfandad o total desolación. Pero como los terroristas poseían nombre de guerra, documentación falsa y mudaban permanentemente de casa, barrio, ciudad o Provincia, con frecuencia era muy difícil identificar a los abuelos o parientes cercanos de las desdichadas criaturas. Por ende, la acción de las fuerzas legales ante el desamparo de los menores se efectuaba en el siguiente orden:

        1) Entregarlo a la familia (abuelos, tíos, etc.) si había conocimiento de su existencia y localización fehaciente.

        2) Si no se tenía datos acerca de parientes y consanguíneos, el menor era llevado entonces a disposición el juez de la jurisdicción o autoridad competente, quien seguidamente lo derivaba a la Casa Cuna o institución pertinente.

        Vale decir, en la medida en que el estado de guerra civil lo permitía, se actuaba dentro del principio de razonabilidad y legalidad (tal el caso de la orden de Operaciones del Comandante de la Zona 1 o la orden emanada del Ministerio del Interior a la Policía Federal cuya autenticidad fueron avaladas por la fiscalía en la Causa 13). De este modo, se llevaron adelante 227 devoluciones de menores desamparados a familiares o autoridades pertinentes, lo que demuestra que por parte de las fuerzas legales, el único “Plan Sistemático” que hubo fue la devolución conforme a derecho (el listado completo de las devoluciones puede verse en mi libro sobre el particular).

        Posteriormente, muchas de estas criaturas, una vez destinadas y alojadas en instituciones oficiales, eran adoptadas por diferentes familias o matrimonios que le brindaron su amor y educación, tal como suele ocurrir en la actualidad con menores en situación de adopción.

        Pero ocurre que las “Abuelas de Plaza de Mayo”, posteriormente se dedicaron a efectuar una labor de rastreo con auxilio estatal, consistente en tratar de contactar algún pariente biológico de esos menores (hoy adultos). De esta manera, lograron en ciertos casos conectar, por ejemplo, a determinados jóvenes con algún tío, abuelo o pariente de cualquier grado. Una vez localizado efectivamente el vínculo, se produce el televisado encuentro, y las “Abuelas” salen con “bombos y platillos” a arengar “recuperamos al número X”.

        Hasta aquí, la labor de la empresa “Abuelas de Plaza de Mayo” lejos de ser criticable, resulta encomiable. Sin embargo, es dable efectuar la siguiente aclaración: de los casos “recuperados” por las “Abuelas”, la mayoría absoluta de ellos obedeció ni a “robo” ni a “plan sistemático” alguno. Efectivamente, de esas “103 recuperaciones”, las “Abuelas” meten en la bolsa circunstancias que por muchas veces rayan en lo tragicómico.

        Cuando todavía la cifra de “recuperados” rondaba los 66 casos, las Abuelas publicaron un libro titulado “Niños desaparecidos – Jóvenes localizados – En la Argentina desde 1976 a 1999“. (Edición de diciembre de 1999) en el cual, se detallan caso por caso los 66 episodios a través de los cuales ellas dicen arribar a esa cifra. Y del texto en cuestión, involuntariamente las “Abuelas” dan a conocer no sólo que el “Plan Sistemático de robo” no existió, sino que a efectos de abultar las cifras, colocan a “la marchanta” cualquier dibujo que eventualmente les resulte funcional a la sumatoria de coeficientes: el método usado por las Abuelas para acomodar sus números tiene el mismo rigor científico que el que usaba Guillermo Moreno para medir la inflación.

        carlotto boudou
        La empresaria paraestatal Estela Carlotto, festiva y a los besos con el delincuente Amado Boudou, en los albores del kirchnerimo.
        En efecto, de esos 66 casos contabilizados por las “Abuelas” (y según consta en el libro de su propia autoría), 29 fueron niños devueltos a sus familiares o entregados a la Justicia de Menores (no hay “robo” alguno ni “recuperación”); 6 son casos de niños apropiados ilegalmente por otros integrantes de las bandas terroristas o vecinos (en este caso hay “robo” pero cometido por los terroristas y aliados); 11 son niños desamparados que estuvieron incomunicados como producto de situaciones anormales por causas totalmente ajenas a la guerra civil (tampoco existe “robo” y eso lo confirma el libro de Abuelas); 6 corresponden a cuerpos N.N. identificados de mujeres embarazadas al morir en tiroteos, en donde obviamente tampoco hay “robo” ni “recuperación” (y parece ser que afortunadamente y contrariando su ideología, en este ítems las Abuelas se muestran ad hoc a favor de considerar a la persona desde el momento de su concepción); 2 corresponden al caso de niños accidentalmente muertos en tiroteo entre sus padres y otros guerrilleros contra las fuerzas legales (tampoco hay “robo” ni “recuperación” y los lamentables accidentes son producto de la irresponsabilidad delictual de sus padres) y 12 casos más, que son los únicos episodios puntuales de niños comprobadamente apropiados de modo ilegal, pero de los cuales en solo dos de ellos hubo repudiable participación de algún miembro de las FFAA.

        Pues, bien andando los años y con este mismo modus operandi engañoso consistente en rejuntar y acumular casos a todo propósito y fuera de propósito, se completó así la cifra de 103 “niños recuperados” difundida por multimediáticamente por Abuelas y todo el periodismo “bienpensante” que siempre le hizo coro: empezando por Clarín, a pesar de que al citado grupo mediático le consta de manera fehaciente el modo inmoral y mentiroso con el que actúa Carlotto y su pandilla, tal como se comprobó judicial y científicamente al descartarse que Ernestina Herrera de Noble haya sido “ladrona de niños”, tal como vociferaban impunemente las Abuelas.

        ernestina
        Ernestina Herrera de Noble junto a sus hijos adoptivos: falsamente acusada por la enriquecida firma empresarial Abuelas de Plaza de Mayo.
        Va de suyo que la reducida cantidad de menores en los que hubo algún deleznable ilícito imputable a miembros de las FF.AA. (dos casos como vimos) no puede ser indicio de ningún “plan sistemático”, en una guerra que duró diez años, en donde entre terroristas abatidos o desaparecidos hubo 8.400 muertos y con al menos 227 devoluciones comprobadas de criaturas en situación de desamparo. Es decir, en todo caso, de haber existido algún “plan sistemático”, ese fue no el robo sino la devolución, tal como lo acreditan los fulminantes guarismos. Y todo este fue tan claro, que a los militares ya les habían imputado haber pergeñado el Plan Sistemático de Robo de Menores en el ilegal juicio a las Juntas decretado por el gobierno radical en diciembre de 1983, y el mismísimo Tribunal alfonsinista exculpó a los Comandantes de esta manera:

        “Como se viera, del catálogo de delitos que el Tribunal consideró integraban el sistema, se han excluido: la sustracción de menores, la extorsión, el plagio y la usurpación. Ello implica la no atribuibilidad de tales ilícitos”[2].

        A pesar de ello, con insistencia y violando el principio jurídico y constitucional del “ne bis in idem” (nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo hecho), durante el latrocinio kirchnerista se prosiguieron rearmando causas a los miembros de la ex Junta Militar o jerarquías inferiores, con la misma seriedad y neutralidad con la cual durante esos mismos años la “justicia” determinó que Cristina Kirchner no se enriqueció ilegalmente

        Los verdaderos culpables del drama de los niños

        En rigor de verdad, toda la triste problemática y secuelas conexas, tienen por causa-fuente la irresponsabilidad e insensibilidad en cuanto al manejo, apropiación ilegal y exposición que de sus hijos hacían los mismos terroristas subversivos durante el fragor de la guerra por ellos desatada.

        En efecto, los mismos protagonistas Montoneros reconocen estas y otras circunstancias, tal como lo relata la guerrillera Marcela Durrieu (actual suegra del dirigente Sergio Massa) quien cuenta “Todos te decían que cuando tenías que escapar o dejas a tu hija a salvo en un lado o te la llevas con vos. Es un dilema de hierro que no se puede resolver. Yo llevé a mi hija a todos lados. Tuve suerte y zafamos- recuerda jornadas en las que robaba para comer o le daba explicaciones absurdas a su hija de por qué dejaban un auto robado en la calle. ´Lo dejamos Malena porque después vamos a tener otro mejor´, le decía”[3]. Y para advertir el grado de irracionalidad de las terroristas, Durrieu explica que “A la noche, poníamos la cunita de Malena y las armas al lado (en lo primero que pensábamos era en cómo salir corriendo con un bebé en brazos). Habíamos hecho una ruta para escapar para la Panamericana.“[4]. La colocación de los niños en situación de riesgo grave era permanente y al respecto confiesa la ex Montonera Susana Sanz “Todavía recuerdo cómo yo trasladé materiales debajo de mi panza con ocho meses de embarazo. Al mes del parto, yo estaba militando de nuevo“[5].

        Como si estas felonías fueran insuficientes, muchas veces los integrantes de la guerrilla utilizaban como escudos a sus hijos, tal como lo ha reconocido la guerrillera Miriam Trilleltesky, la cual al ser entrevistada la periodista le pregunta “¿Hubo oportunidades en que utilizaban niños para cubrir actos de terrorismo?´ y Trilleltesky respondió “Se los utilizaban para ir a citas, para hacer tareas, se los llevaba a citas como cubierta”[6]. Pero el grado de inseguridad al que los terroristas sometían a sus niños no se limitaba al lapso del combate o enfrentamiento, sino a todo el modus vivendi. La ex montonera Alicia Pierini (quien fuera beneficiada con suculentos honorarios como Secretaria de DD.HH. durante la presidencia “neoliberal” de Carlos Menem) expresa “Yo era militante montonera, además mamá de dos nenas chicas. Mariela nació en el 67 y Bárbara en el 68. Tuve ocho años de clandestinidad viviendo en casas compartimentadas, con contraseguimiento de ida y de regreso del colegio: – ¿Qué es una casa compartimentada? ¿Cómo es un contraseguimiento? (pregunta la periodista Viviana Gorbato) -Pierini: Compartimentación quiere decir que pocas personas o casi ninguna saben donde vivís. Una compartimentación podía ser de dos modelos, una más blanda y otra más rigurosa. Una compartimentación más blanda es aquella en la que tus hijos saben volver a la casa por sus propios medios. Tu hogar está solamente compartimentado para los ámbitos políticos, organizativos, para los otros militares… Mis hijas iban y venían del colegio. Tuvimos otras casas más rigurosamente compartimentadas. Ni siquiera nuestra familia sabía. La gente venía a visitarnos tabicada…por ejemplo, cuando mi suegra (la mamá de Ernesto Jaureche, mi compañero de entonces) venía a vernos, primero se la llevaba a dar vueltas en auto y se le pedía que mantuviera cerrados los ojos, antes de llegar, para que nunca pudiera reconocer la casa. También, si se compraban facturas o masas en la panadería se sacaba el papel de envolver con la dirección. Teníamos fundas para los sifones. A los almanaques, también se les cortaba la propaganda del almacenero vecino. El visitante no debía tener el menor indicio de dónde estaba. Así viví durante ocho año”[7]. Complementariamente, el oficial Montonero Jorge Falcone (mano derecha del asesino Firmenich y esposo de una de las hijas montoneras de la comerciante Carlotto) relata que durante la guerra “hacía tres días que personal de fuerzas de seguridad estaba preguntando por nosotros… Era a fines del 77 y respondiendo a la estrategia que la organización Montoneros había trazado exitosamente, nos mudamos a barrios fabriles… Allí rescato a mi hija recién nacida y a mi esposa Susana Estela Carlotto, hija de la presidenta de las Abuelas de Plaza de mayo“[8].

        Otro dato clave que se suma a la confusión generada, era precisamente la desembozada práctica de tener hijos (con la misma frialdad de un coleccionista de estampillas) a efectos de “fabricar guerrilleros” y agigantar así la familia revolucionaria: “La tasa de natalidad creció, notablemente entre las militantes con la primavera democrática de mayo a junio del 73 y volvió a pegar otro salto en el 76 y 77…Este particular instinto de supervivencia explica por qué muchas mujeres tenían hijos pequeños o estaban embarazadas en el momento de ser chupadas”[9]. Esta práctica irresponsable es defendida como estrategia de guerra por Mario Firmenich, quien alega: “han pasado los tiempos en que se pensaba que era correcto evitar tener hijos” añadiendo que “si hace treinta años los vietnamitas hubieran pensado de esa manera, no habrían tenido a nadie para ganar la guerra” rematando “Los hijos son nuestra retaguardia“[10].

        Guardería montonera. Los terroristas refugiaban a los hijos de sus camaradas en el totalitarismo cubano, en donde les infundían adoctrinamiento.1 En la foto, el asesino Mario Firmenich en la Habana con los hijos de sus Montoneros.
        El “Plan Sistemático de Robo de Menores” de la guerrilla

        Visto y considerando que por parte de las fuerzas legales el único “Plan Sistemático” fue el de la devolución del menor, no cabe el mismo mérito respecto del actuar de las bandas terroristas, quienes pergeñaron un “Plan Sistemático de Robo” de hijos pertenecientes a sus camaradas caídos. En efecto, dentro de las propias organizaciones subversivas, además de una política de adoctrinamiento revolucionario para con las criaturas existía la “apropiación sistemática de menores”, consistente en quedarse con la criatura y no devolver el niño a la familia biológica del militante caído y así lo confiesa la ex montonera Susana Sanz “La organización sostenía que ante la baja de unos de nosotros el hijo debía ser criado por otro compañero. Eso tenía un fin predeterminado. Ese chico debía crecer en la moral revolucionaria, con la moral revolucionaria de una familia revolucionaria. Eso era lo que pensábamos nosotros, la organización”[11] y confirmando tamaña confesión, Ernesto Jauretche (Oficial Montonero) admitió que “Había una tendencia en el movimiento en su conjunto de rescatar a los hijos y ver cómo se podía…No siquiera entregarlos a sus familias…Había una concepción muy ortodoxa de que si la familia no contaba con la simpatía de la organización, tampoco le entregaban a su hijo”[12]. Cuenta la citada guerrillera Susana Sanz que a “los hijos de los compañeros los sentíamos como hijos propios, era una gran responsabilidad colectiva… pero visto desde hoy los chicos corrían muchos riesgos”[13]. La guerillera Alicia Pierini despersonalizando las tutorías y paternidades naturales explica “Los hijos eran un poco los hijos de la organización… Era una especie de ´padrinazgo´”[14]. Complementariamente cuenta el ex montonero Jorge Rachid (otro que fue beneficiado con el rentable cargo de Secretario de Prensa y Difusión durante el privatista gobierno de Menem, que “Paco Urondo y Alicia viven juntos y tienen una hija. Pero al poco tiempo los dos son asesinados en Mendoza. La nena se salva. Se llama Angelita”, Rachid cuenta que su ex suegra trae a Angelita para Buenos Aires. Pero aquí la otra hija de Paco Urondo “reclama la nena para la organización”… Se produce un episodio que hace que mi cuñado me llame por teléfono a Neuquén pidiéndome por favor que viniera porque la organización le quería sacar a la nena para que no se criara en un hogar burgués… Estamos todos muy enfermos. Acabamos de recuperar la nena. La mamá está muerta. La nena está con la abuela y viene este apriete… Es de locos”[15].

        Conclusión

        Pues bien, no nos queda más que decir que al final la nieta de Chicha Mariani no apareció, el supuesto plan sistemático de robo de menores vociferado por Carlotto no existió, y que los principales responsables de la tragedia acontecida no fueron otros más que los miembros de las organizaciones terroristas de la época.

    • Rodolfopepe
      31/01/2016 at 6:29 PM

      No se su edad pero enumera una serie de falsedades que por ser repetitivas se cree la verdad absoluta y la verdad real es otra: Vivi la primera epoca de Peron en el poder y gracias a lo que ud. denomina revolucion fusiladora, volvio la democracia en 1958 cuando fue electo el ultimo gran estadista ignorado hasta hoy sin ningun nombre a calle, plaza o lo que sea, llamado Arturo Frondizi, a quien conoci personalmente.Se fusilo en 1956 a unos integrantes de una contra revolucion pero fueron muy pocos y se respeto la integridad de millares de jerarcas peronistas que abusaron del poder modificando la CN de 1853 para satisfacer el ego de un dictador fascista. En 1955 la ignominia era total, culto a la personalidad, todo se llamaba Peron o Eva Peron , hasta los libros de jardin de infantes decian que habia que amar a Peron y Eva antes que a los padres.
      El curro de los DDHH esta admitido hasta por ex montoneros como Luis Labraña quien confeso que fue un negocio decir que hubo 30 mil desaparecidos para cobrar indemnizaciones como la de Carmen Argibay que figuraba desaparecida y en realidad integraba la CSJN y nunca devolvio lo que cobro.
      Y la suerte de ancianos de 80 y 90 años librada, en las carceles unicamente por revancha por haber ganado la guerra sucia de los 70.demuestra que Otero tiene razon.

    • jubilado
      01/02/2016 at 1:02 AM

      Roberto Blanco, tu texto suena a que sos uno de los que han vivido del “curro” de los derechos humanos, propiciado por la alianza narco política FPV (falopa por votos)

    • Jose
      01/02/2016 at 2:09 AM

      Se nota que el relato yy alguna tutuca lo beneicio a ud….

    • Ricardor
      01/02/2016 at 9:26 AM

      ¿LOS DERECHOS HUMANOS, SON DISCRIMINATORIOS?? LOS MILITARES FUERON CONDENDOS, ¿Y LOS TERRORISTAS QUÉ?? ¿O LAS MUERTES QUE ELLOS COMETIERON NO AFECTARON A PADRES, MADRES, HERMANOS? UNOS “SUFREN” ¿Y OTROS NO? EL QUE MATA ES ASESINO Y LE CORRESPONDE LA PENA DE TAL. UNOS CRIMINALES FUERON INDEMNIZADOS, Y A LOS OTROS? ESTÁN EN EL PODER.

    • 03/02/2016 at 9:31 PM

      he sido y soy defensor a ultranza de la democracia y la aplicación de la ley penal a quien ha cometido delitos horrendos como los ocurridos durante el gobierno de facto, ya en calidad de autores, cómplices y/o encubridores. Pero dentro de este contexto deben ser incluídos todos, las fuerzas armadas de la República y las asociaciones terroristas o criminales que han cometido innumerables delitos contra las personas,que contaban con el aval de autoridades políticas y algunos gobernadores. La igualdad ante la ley es inviolable. Si los hechos cometidos por cualquiera de dichas organizaciones, fueron amparados por el Estado Nacional y/o provincial, resultan delitos de lesa humanidad. Hace mas de diez años que tramitan cientos de causas por violación a los derechos humanos, con innumerables detenciones y prisión de muchos militares y algunos civiles, detenidos por pocas imputaciones y falta de testigos hábiles, quienes esperan el dictado de una sentencia condenatoria o absolutoria.Muchos han fallecido y se ha prescripto la accion penal por muerte del imputado. Algunos Jueces se han jubilado, otros están cerca de hacerlo, se gastaron millones de pesos en el nombramientos de empleados, funcionarios y jueces subrogantes integrantes de una asociación de afinidad al gobierno central. QUIEN PAGA TODO ESTE GASTO ? Los contribuyentes. Pero pese al tiempo transcurrido las organizaciones ilegales que cometieron delitos criminales, al amparo de gobiernos de provincia, del tipo de los de lesa humanidad, no han sido detenidos, ni juzgados y en algunos casos se han presentado como testigos de los acontecimientos. Es necesario terminar con toda este Relato que han utilizado un segmento hoy minoritario que no puede seguir envolviendo a nuestra sociedad, para lo cual deberá imponerse un plazo perentorio para la culminación de las causas penales en trámite y el inicio de aquellas que no se han iniciado. Respecto a la cantidad de personas desaparecidas, hay que remitirse al informe de la CONADEP en la gestión Alfonsín, confeccionado entre otros por Sábato y Fernández Meijide como madre de un desaparecido, quienes informaron una cantidad de mams de 8.000 personas denunciadas como muertas y desaparecidas.

  2. mari
    31/01/2016 at 9:59 AM

    Mucha hipocresía hay que tener reclamándole a Maduro por sus presos políticos,cuando en nuestro país los tenemos torturados y denigrados siendo que fueron esos militares los que salvaron al país de los guerrilleros asesinos que entre sus planes si tomaban el poder era hacer una gran matanza de supuestos enemigos y entre ello bien podria haber sido macri uno de ellos

    • Lic. ROBERTO BLANCO
      31/01/2016 at 10:08 AM

      Hayyy MARI…. cuanto te hubiera venerado la ciudadanía, si hubiera ocurrido lo que describís….. nos hubieramos salvado de mugricio…. pero igual no calentarse…igual que la Alianza, esto no dura mas de 1 año y medio….

      • guillermo wehmann
        31/01/2016 at 12:20 PM

        Al principio me había calentado con Roberto “el Negro” Blanco, pero por suerte siguió escribiendo. Ya sabemos de donde vienen. Fuerza Otero !!!

      • graciano demarco
        31/01/2016 at 4:51 PM

        blanco ,seguro estas con la cristina preparando un golpe de estado,un año le das a macri , se ve que estas perdiendo plata con macri ,segui participando ,estan sentadas las bases para que eso no pase nunca mas ,como dijo tu jefa ,forma un partido politico y presentate a elecciones ,macri lo izo ,yyyy gano .

      • Rodolfopepe
        31/01/2016 at 6:38 PM

        Tenias que ser un defensor de los asesinos de los 70 y deschabarte de adorar a la ex presidente y sus eunucos aplaudidores ladrones que fundieron el pais. No se va a cumplir tu deseo de un año y medio sino que se cumplira el de millones de argentinos que deseamos que todos esos K desfilen por tribunales por todo el robo que perpetraron, incluidos el de los DDHH de Bonafini.

      • mari
        31/01/2016 at 6:54 PM

        Quizás también te hubieran matado a vos o a tus padres porque ya se sabe como son los sucios comunistas primeros los tienen de aliados y después los sacrifican como hizo castro con cienfuegos o con el tonto de chavez y el che guevara Fotos del asesino de stalin con camaradas y a esos mismos los mando matar sobran
        Quizás seas joven pero la verdadera historia pueden manipularla pero siempre sale a la vista y la tuya es una historia falsa

  3. Horacio Guglielmone
    31/01/2016 at 12:37 PM

    Este Lic, Roberto Blanco, si es que se llama así, es un POBRE IGNORANTE o un COBARDE “REVOLUCIONARIO DE ESCRITORIO” (IDEÓLOGO) de los que lavaron el cerebro de jóvenes idiotas útiles inculcándoles el odio como “factor de lucha”, transformándolos en frías e implacables “máquinas de matar”, como repetía el nefasto Ernesto “Che” Guevara, y enviándolos a la muerte en nombre de la nefasta, y totalitaria “revolución”. Los LAMENTABLES comentarios del supuesto Lic. Roberto Blanco no merecen perder más tiempo que este minuto que me insumió escribir estos casi 6 renglones.

  4. Tigre
    31/01/2016 at 6:30 PM

    COINCIDO CON LA MAYORIA DE LOS PANELISTAS. ESTE LICENCIADO NO DEBE TENER EDAD NI CONOCIMIENTOS SUFICIENTES DE LO QUE PASO EN EL PAIS EN LA DECADA DEL 70. LOS GUERRILLEROS EXTREMISTAS FUERON DERROTADOS POR LAS FUERZAS ARMADAS Y DE SEGURIDAD POR ORDEN DEL GOBIERNO CONSTITUCIONAL PERONISTA Y EL APOYO DEL CONGRESO Y DE LA MAYOR PARTE DEL PUEBLO ARGENTINO. SI HUBIERAN TRIUNFADO LOS ASESINOS EXTREMISTAS HOY SERIAMOS UN PUEBLO POBRE, IGNORANTE Y SOJUZGADO COMO CUBA.
    ¡¡ CHE LICENCIADO BLANCO VOS CON TUS IDEAS SOS MAS NEGRO QUE EL CARBON !! YA PUDREN CON EL VERSO DE LOS 30.000 QUE SOLO SIRVIO PARA ENRIQUECER A LOS PSEUDODEFENSORES DE DERECHOS INHUMANOS. ROBERTITO INSTRUITE LEYENDO LOS ACONTECIMIENTOS DE ESA EPOCA. EN EL FONDO NO SOS MAS QUE UN ASESINO FANATICO DE LA IZQUIERDA QUE LO UNICO QUE HIZO EN LA HISTORIA ES PROTESTAR, NO TRABAJAR Y MATAR POR LA ESPALDA…….

  5. mabel
    31/01/2016 at 6:48 PM

    Excelente, expresar el sentimiento de millones de argentinos no pudo haber sido más claro. Los relatos vuelven al pasado, que si fue 1 o si fueron 30 mil, eso no es la base de la reconstrucción ni del final del “curro”. Deben ir presos quienes violentaron al país en aquellos años y en esta última década, usted PRESIDENTE lo prometió, pero bien dicen por ahi: las palabras se las lleva el viento. Mientras seguimos discutiendo aquel pasado lastimoso siguen día a día muriendo inocentes, subalternos jóvenes en aquellos años, siguen muriendo quienes no tuvieron mando, quienes defendieron a la Nación del ataque extranjero, comunista, castrista, leninista y todos los istas que puedan agregar. Y a quines siguen diciendo que los militares fueron tal o cual cosa, les pregunto si saben quienes fueron VACA NARVAJA, FIRMENICH, DE PEDRO y otros miles mas. Contesten con fundamento y demostrando que fueron inocentes, que no asesinaron a miles de NIÑOS, soldados, militares y civiles.

    • sofia
      31/01/2016 at 8:26 PM

      Si estoy de acuerdo con todos ,en cuanto ,no es importante , pero yo dije que si hubieran sido 30.000 no nos hubieran gobernado los comunistas montoneros , solo fueron alrededor de 8.000 ,por eso los demas estaban gobernando .y esta gente debe estar presa , porque no es la historia como la cuentan estos asesinos .

  6. 31/01/2016 at 7:09 PM

    Veo que la mayoría de los comentarios son lapidarios para el columnista,no lo culpo a otero, tiene la misma urgencia que todos.Ese “mal de urgencia es un mal argentino” durante doce años todos los que podían decir algo callaron,o hablaron en voz baja, la mordaza se cayó y queremos todas las cosas “ayer” . Le diría a Otero ,una cosa a la vez todo se encausará a su debido tiempo demos tiempo y prudencia ,si fuera por mi ya los hubiera fusilado a todos estos delincuentes pero, la cosa no es así.Bayamos paso a paso,Macri no olvida las promesas,nosotros tampoco.

    • Juan Manuel Otero
      01/02/2016 at 8:26 AM

      Sr. Prodolliet. Respeto su comentario, tal vez tenga yo “mal de urgencia”, pero no se olvide que si habló de acabar con el curro, al otro día nombró a Avruj, y también le aclaro que durante doce años no me callé jamás, ni pienso callarme ahora. No adhiero a ningún partido político, simpatizo tal vez con los democráticos en algunos de sus principios, pero no me lleva de las narices ningún “iluminado”. Soy un librepensador que dice lo que siente y admite cuando se equivoca, pero con este tema me parece, lamentablemente, que hemos sido engañados con falsas promesas de campaña. Y reitero, Dios quiera que me equivoque y tenga Ud. razón. Seré el primero en reconocérselo.

  7. 31/01/2016 at 8:40 PM

    LICENCIADO BLANCO : QUÉ SARTA DE IDIOTECES QUE HA ESCRITO.NO TIENE LA MENOR IDEA DE LO QUE PASÓ.ME DA PENA POR UD. Y LOS QUE PIENSEN COMO UD. Y LE ACLARO QUE MI PADRE SE SALVÓ DE SER FUSILADO EN 1956 GRACIAS A UN ALTO MIEMBRO DE LA IGLESIA CATÓLICA.
    LE SUGIERO LEA LA DEFINICIÓN DEL “SOCIALISMO” QUE EXPRESÓ EN SU MOMENTO W.CHURCHILL.ATTE.

  8. MARCELO DIEGO
    31/01/2016 at 9:22 PM

    LIC BLANCO ….POR COMENTARIOS COMO EL SUYO , HECHOS EN PUBLICO , Y EN LOS MEDIOS SE PAGABAN ENORMES FORTUNAS….MIRE A ESTELA CARLOTTO Y SUS VIAJES , MIRE A HEBE DE BONAFFINI Y A SU HIJA CON DEPARTAMENTO DE 200000 DOLARES Y MUCHOS CURROS MAS …..UD LLEGO TARDE HIJO …..ESTAMOS CON OTRO GOBIERNO QUE OJALA INTERPRETE LAS IDEAS DE OTERO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *