Juez Quiroga: El síndrome de su destino fatal paraliza a los jueces en las causas contra funcionarios

Sergio Antonio Graziano“La absolución del culpable es la condena del juez”, Publio Siro (poeta romano del siglo I antes de Cristo).

El 28 de abril pasado se cumplió otro aniversario de un hecho trágico que iba a tener terribles consecuencias para la Argentina, toda vez que influyó en la metodología adoptada por las fuerzas armadas para combatir el terrorismo de la guerrilla marxista.

Ese hecho fue el asesinato, cometido el 28 de abril de 1974, del Juez de la Cámara Federal en lo Penal de la Nación, Dr. Jorge Vicente Quiroga, cuya tarea, desde mayo de 1971, fue juzgar en instancia única y juicio oral a los autores de actos terroristas. Asi se juzgaron legalmente y con debido proceso a los autores de ataques terroristas dictando mas de dos mil condenas y encarcelamientos.

El 26 de mayo de 1973, luego de la asunción de Héctor Cámpora como Presidente de la Nación, con su Ministro Esteban Righi, los legisladores dictaron, con solo dos votos contrarios, una Ley de Amnistía que disponía la liberación de todos los terroristas encarcelados mientras que a la vez, se suprimía la Cámara en lo Penal de la Nación. Pronto, los terroristas retomarían el ataque armado contra el pueblo argentino y sus instituciones, esta vez, durante el gobierno constitucional peronista.

Los jueces que integraban esa Cámara quedaron así sin protección y abandonados a su suerte, emigrando algunos para salvar su vida, pero el Juez Quiroga no lo hizo.

El 28 de abril de 1974, los terroristas Raúl Argemí y Marino Amador Fernández, ambos del ERP y quienes habían obtenido información acerca de los movimientos del Juez Quiroga mediante la tortura del Doctor Carlos Alberto Bianco, a quien tenían secuestrado, ametrallaron al Juez Quiroga.

Le pegaron 14 balazos que, a mi entender, sellaron la suerte del país, ya que ningún Juez, en lo sucesivo, se atrevería a ir a fondo con investigaciones y condenas, debido a la debilidad institucional del país, que hace todavía muy probable que la inmoralidad de la corporación política decrete amnistías que dejen a los jueces a merced de los criminales liberados, como en el caso del Juez Quiroga.

Los asesinos Argemí y Fernández fueron eventualmente apresados y juzgados por el asesinato de Quiroga y del Almirante Quijada pero 15 años antes de cumplir su condena a 25 años de cárcel fueron indultados y liberados y posteriormente indemnizados con títulos en dólares.

¡Recibieron un premio millonario y la libertad por atentar contra las instituciones y asesinar!

Hoy Argemi vive en España donde es novelista y goza de la protección de la izquierda española y presumiblemente orgas locales.

En 1976, cuando arreciaban los atentados terroristas de las organizaciones marxistas apoyadas y financiadas por Fidel Castro en una guerra total contra el pueblo y las instituciones del país y contra el mundo libre, cuando la Pcia. de Tucumán había casi caído en manos de la guerrilla apátrida y sociocrática, ante el clamor de la gran mayoría de la población del país, harta de atentados y muerte, y ante las gestiones y pedidos de la clase política que era blanco de la guerrilla y del sindicalismo que había sufrido la muerte de José Rucci y otros, se produjo el golpe de estado que saco del poder a Isabel Martínez de Perón y su inepto y corrupto gobierno y entonces el Proceso de Reorganización Nacional tomó el control de la situación y salvó al país de un destino similar al de Cuba, con la diferencia de que en Argentina, los asesinados por el régimen comunista que se hubiera instalado hubieran sido mas de medio millón de personas de clase media y alta, ruralistas, militares y peronistas de pura cepa.

El Gobierno que encabezo el Teniente General Jorge Rafael Videla salvo al país de la destrucción y al retirarse en 1983 tras errores de política exterior y un relativo hartazgo de la población, comenzó la “democracia” electoral de lista sabana, que ha logrado tras mas de treinta años de gobiernos corruptos e ineptos, no solo endeudar al país sino destruir hasta los valores mas preciados de la Nación argentina: y estos son sus valores nacionales, históricos, folklóricos, culturales, tradicionales, religiosos y morales, así como sus instituciones, entre ellas, el Poder Judicial.

Y esto lo logro con la complicidad de gran parte del periodismo, que apoyo este “relato” propagandístico y proceso de destrucción de valores así como apoyo con su silencio el encumbramiento y la reivindicación de terroristas asesinos y su participación en los gobiernos “democráticos”. Con su prédica constante contra la “Dictadura”, sin comprender la naturaleza de la lucha contra terroristas fanáticos que no usan uniforme e infiltran todos los estamentos de la sociedad para destruirla, algunos periodistas hoy encumbrados ayudaron a reescribir la historia evitando siquiera mencionar a las organizaciones guerrilleras y sus crímenes, intentando borrar de la memoria colectiva la noción de una guerra cruenta y despiadada, contra un enemigo sin uniforme, que asesinaba a mansalva a no combatientes en atentados con explosivos y con armas de fuego, a policías en las esquinas, a militares y secuestraba empresarios y cobraba rescates para financiarse.

Cuando los Jefes Supremos de las Fuerzas Armadas se reunieron para discutir la modalidad y estrategia del combate contra un enemigo criminal sin uniforme infiltrado en fábricas, escuelas, universidades, los poderes del estado y los gobiernos provinciales así como todo ámbito institucional y privado, entonces el recuerdo del destino fatal del Juez Quiroga flotó en la reunión como una presencia real y ominosa.

Si usaban el método “legalista” con juicios orales y sentencias, como lo hiciera el Juez Quiroga y la Cámara en lo Penal, sabían los militares que tarde o temprano… como después sucedió de hecho… algún gobierno “democrático” indultaría a los terroristas y declararía una amnistía general y entonces, esos criminales asesinos, de naturaleza perversa y fanática, se volverían como una maldición contra ellos, como lo hicieran contra el Juez Quiroga.

Eso influyo en la decisión.

Se adoptaría el método francés de interrogatorios de terroristas y se fusilaría sumariamente a los guerrilleros capturados, cuya ferocidad, fanatismo y conducta criminal en nada envidiaban a las bandas terroristas europeas o al mismo Estado Islámico.

Jamás pensaron los militares que luego del servicio que hicieron las Fuerzas Armadas al salvar al país de la guerrilla organizada y financiada desde Europa por las fuerzas colectivistas social darwinistas sociocráticas del Global Governance y por la Unión Soviética y sus satélites, la clase política y el periodismo montarían la más cínica y goebelliana propaganda contra las Fuerzas Armadas y “sus crímenes”, campaña extemporánea y cínica, con la creación de mitos, falacias y grandes mentiras como la de “los 30.000 desaparecidos” y aún en el caso de aceptar una cifra de desaparecidos, ese relato ignora que entre los mismos hay quienes están vivos, otros asesinados por sus propios compañeros, otros volados en pedazos por sus propios artefactos explosivos, otros muertos en la selva y devorados por las alimañas, y la mayoría muertos en enfrentamientos con las fuerzas armadas y de seguridad de la patria.

Tampoco los militares y la mayoría de la población que apoyo la lucha antisubversiva pensó nunca en la traición de los políticos y en que se “anularían” leyes o que se los volvería a juzgar fuera del ámbito de los jueces naturales.

Esa campaña de mentira y destrucción de valores tradicionales todavía esta activa, a juzgar por las referencias extemporáneas y constantes a “La Dictadura”, sin siquiera mencionar la guerra mortal que pelearon las fuerzas armadas para salvar al país de la guerrilla.

Hoy, con el nuevo Gobierno de Mauricio Macri, a quien votamos para terminar con la mentira y para terminar con la corrupción, los Jueces parecen paralizados…

Es porque sufren del “Síndrome del Destino Fatal del Juez Quiroga”.

Saben que si condenan a los K y sus funcionarios, es probable que se dé vuelta la tortilla y ellos, a su vez, sean juzgados y hasta asesinados en el futuro.

Porque la Argentina es pendular.

Porque la Argentina es corrupta y ha traicionado y olvidado a sus salvadores, a sus soldados, tanto a los que derrotaron a los terroristas como a los de Malvinas.

Por eso le digo a Macri: si no quiere fracasar, debe reivindicar la lucha antisubversiva, aunque señale lo “ilegal” en la guerra sucia, pero siempre poniendo en contexto la naturaleza del enemigo y sus intenciones, y debe abrir una investigación y esclarecimiento sobre los crímenes de la subversión y terrorismo marxista, incorporando otra vez en los planes de estudio de los colegios y escuelas toda la verdad sobre el ataque de la guerrilla asesina a la patria y debe promover el juicio a Firmenich y los demás guerrilleros. Firmenich no mentirá.

Es un criminal absolutamente honesto intelectualmente.

Asimismo… ¿existe una placa en Viamonte 1506 donde asesinaron a Quiroga?

Si no es así es tiempo de colocarla, así como de restituir la que quitaron en el Palacio de Justicia y las de otros héroes militares, policías y civiles muertos por la guerrilla en todo el país.

Hágalo, Macri, o Usted también será cómplice de la gran mentira, y lo que es peor… fracasará en su gestión por no ir a fondo contra el mal.

Y voy a terminar con una frase que viene al caso:

“Cuando la patria esta en peligro, Dios es invocado y los soldados son convocados. Cuando el peligro ha cesado, Dios es olvidado y los soldados son juzgados”. (Cicerón, siglo I AC)

Sergio Antonio Graziano

Share

17 comments for “Juez Quiroga: El síndrome de su destino fatal paraliza a los jueces en las causas contra funcionarios

  1. Thomas Waibel
    15/05/2016 at 7:16 AM

    Lo que Ud. le pide a Macri es justo y razonable, pero por supuesto que no lo va hacer por miedo a “quemarse” y profundizar el odio que los zurdos ya le tienen por ser no zurdo.
    Sería espantoso para Macri que Pancho 1° y la Hebe lo retasen en público.

    Es la misma cobardía que tuvieron los militares del proceso que se no atrevieron a fusilar, en el marco legal, a los terroristas porque el zurdo Pablo VI se opuso.

    • ROBERTO DANSEY
      15/05/2016 at 9:37 AM

      TE RECUERDO QUE LA PRINCIPAL RAZON QUE NO “SE PODIA FUSILAR” FUE LA POLITICA DE DD.HH. DEL PELOTUDO DE CARTER, QUIZÁS UN DE LOS PEORES PRESIDENTES DE EE.UU..-

  2. Edgardo
    15/05/2016 at 9:01 AM

    Excelente análisis. Felicito al autor x su valentía en decir lo que el grueso de la sociedad ha ocultado x cobardia o necedad. Permítame agregar a esto un homenaje a un colega de “Tito” Quiroga en aquella Cámara Federal: el Dr Jaime Lamont Smart, que se salvó en aquel momento de ser asesinado como Quiroga pero que la máquina de venganza monto kirchnerista cambio los catorce balazos x ocho años de carcel. Smart purga en Marcos Paz el “delito” de haberse atrevido a Juzgar conforme a derecho a asesinos que merecían ser tratados como Ernesto Guevara de la Serna trataba a sus enemigos y no con la ley penal ordinaria, como lo hizo Smart y sus colegas en aquel famoso Tribunal

  3. Lancero del "2" de Caballería
    15/05/2016 at 12:21 PM

    GRANDE ROBERTO DANSEY

    Tenes toda la razón con eso de:

    NO SE PODÍA FUSILAR POR LA POLÍTICA DE DDHH DEL PELOTUDO DE CARTER

    Y su alfil mas encumbrada JANE KIRKPATRICK (que vino a romper los huevos en su oportunidad).

    La operatoria debiera haber sido:

    Paredón a las 18:00 en PLAZA DE MAYO transmitido a todo el país por ATC con entrega en el momento, del fiambre a los parientes que asistían a la ejecución.

    y no

    en Campo de Mayo a las 06:00

    Esperando haber aportado algo de luz a algo que ya pasó pero sigue jodiendo, te saludo.

    Lancero del “2” de Caballería

  4. MARCELO DIEGO
    15/05/2016 at 1:03 PM

    LO QUE LORENZETI Y SU TROUPE (CSJN) DECLARARON IRRESPONSABLEMENTE

    1. Que organizaciones terroristas ( ERP, MONTONEROS , FAR etc) con organización militar , estructura logística, de inteligencia y capacidad para ejecutar operaciones de guerrilla de gran envergadura , tales como ataques a Regimientos del Ejército Argentino( Azul , Formosa , Monte chingolo , entre otros, fuesen catalogados como delitos comunes y prescriptos.

    2. Que secuestros extorsivos , terrorismo selectivo ( secuestros de personas mantenidas en cautiverio en cárceles llamadas “del pueblo) con el fin de obtener fondos para ejecutar operaciones irregulares de guerrilla, constituyeran delitos comunes prescriptos.

    3. Que estas organizaciones terroristas fuesen apoyadas y entrenadas en países del tercer mundo ( Libano, Argelia, etc.) fuesen catalogadas como delincuentes comunes.

    4. Que la colocación de explosivos en distintos lugares , como parte de las acciones de terrorismo, causando la muerte de civiles y de personal de las FFAA , fuesen delitos comunes.

    5. Que el accionar de las FFAA y FFSS, de la Nación ,para aniquilar y /o neutralizar el accionar subversivo tanto en democracia como en gobierno de facto, en donde el estado perdura y con el fin de salvaguardar los intereses de la Nación y su población fuesen declarados como de lesa humanidad imprescriptibles.

    6. Que las unidades del Ejército Argentino y demás Fuerzas Armadas y de Seguridad con estructuras orgánicas , cadenas de comando , sus respectivos Estados Mayores y las operaciones realizadas en el marco de su doctrina operacional y apoyadas en Ordenes de operaciones y/o decretos con autoridad y responsabilidad legal, en el marco de una guerra revolucionaria , fuesen catalogados como asociaciones ilícitas.

  5. belugablanca
    15/05/2016 at 1:34 PM

    Excelente artículo, escribía el General Vilas en su diario de combate, q’ éllos detenían a los guerrilleros y se los mandaban a la Justicia Penal Común “el aparato político y de inteligencia de la guerrilla amenazaba a los Jueces y sus familias”, y éstos por temor los liberaban…. luego volvían a combatir…. NO LE QUEDO MAS REMEDIO A LAS FF.AA QUE ANIQUILARLOS DONDE SE ENCONTRARAN COMO ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DE UNA GUERRA IRREGULAR REVOLUCIONARIA

  6. 15/05/2016 at 2:13 PM

    Cómo hizo Singapur para resolver el problema de delincuencia

  7. cejulito
    15/05/2016 at 5:21 PM

    Es todo real, verdadero, lamentablemente no le veo uñas para guitarrero a Macri, no creo que se atreva a enjuiciar a los terroristas que andan sueltos aún y promoviendo lo suyo, máxima que algunos están en cargos legislativos.- Que nos pasó?? Como olvidamos en poco tiempo el infierno que nos hicieron vivir?? Y peor, como permitimos que los soldados que nos salvaron de que fuéramos una nueva Cuba, hayan sido encarcelados, la mayoría sin condena y agonicen en inmundas mazmorras, enviados allí por jueces prevaricadores, que saben por ser su materia, de la imposibilidad de la retroactividad de las leyes, de la imposibilidad jurídica de quitar a los ciudadanos de sus jueces naturales, del doble juicio, de los testigos mendaces, de los testimonios carentes de sustento, y todo como si nada, realmente da para pensar que nos merecemos los que nos pasa por no haber defendido oportunamente a quienes en su momento pusieron el cuerpo para que nuestra patria no fuera absorbida por la URSS, a través del castrismo.-

  8. Carlos E. López Parravicini
    15/05/2016 at 7:39 PM

    Acuerdo intelectualmente con sus conceptos, su análisis de lo ocurrido y su consideración respecto del rumbo político y doctrinario, que debería encarar el gobierno de Macri. Es imprescindible esclarecer a la comunidad, aclarar debidamente lo sucedido y condenar a los culpables. Sólo la justicia final, nos hará libres de pasiones y mentiras facciosas que responden a intereses foráneos, atentatorios de nuestra libertad, dignidad y soberanía nacional e individual de todos los habitantes de nuestra Nación.-

  9. Sergio
    15/05/2016 at 9:02 PM

    No fue por eso..

    Carter fue presidente de los EEUU desde enero del 77 (para entonces casi el % 60 de los terroristas ya habían dejado este mundo)
    No se fusiló porque se pensó que la sociedad no lo soportaría. La Iglesia (que tenía enorme influencia en el Grl Videla) le aconsejó que figuraran como “caídos en combate”
    Si repasan los primeros enfrentamientos verán que en casi todos (hasta fines del 76) había guerrilleros que no se entregaban y combatían hasta el final.
    Claro que era cierto en muchos casos pero en otros los “chupaban” para ya sabemos qué.
    También es cierto lo que dice Sergio Graziano: La amnistía del 73, el asesinato de Quiroga y las amenazas a los jueces hicieron que, lanzada la guerra total, se decidiera eliminarlos porque sino hubiese sido una guerra interminable. Y aún así, ya vemos a diario que reaparecen guerrilleros de entre las piedras (y son diputados, senadores, asesores) cobrando, por supuesto la indemnización correspondiente.
    El caso es que ya no tiene sentido hablar ni escribir más !
    Es imposible que juez alguno reconozca que cometieron el inmenso error de mal juzgar a personas durante 15 años.
    Imagínense al presidente de la Suprema Corte anunciándole al país que en realidad NO HUBO LESA HUMANIDAD sino que…etc,etc.
    Los zurdos prenden fuego tribunales (por Lavalle) y nosotros por Uruguay, Talcahuano y Tucumán !!!
    Señores míos: NO HAY SOLUCIÓN POSIBLE YA, se fue muy adelante en esto y NADIE tiraría la primera piedra diciendo: Nos equivocamos!
    Lo único que frenaría todo sería un terror general; quiero decir que los políticos, los jueces prevaricadores y los elementos subversivos que aún están vivos, comiencen a irse del país, callarse la boca, cambiar de opinión, suicidarse con 4 tiros en la espalda…
    No se, digo.. hasta ahora nada resultó. ¿no habrá llegado la hora de cambiar de métodos?

  10. 15/05/2016 at 11:25 PM

    Sí, hay solución:

    1. Liberación, cuidado, honra poniendo sus nombres a avenidas y sitios públicos y entrega de compensación dineraria a todos los héroes que ganaron la Guerra Civil Argentina (1969-1979) y se encuentran en las mazmorras que hoy sostiene Macri.

    2. Abandono de la democracia por partidos, para eliminar a TODA la clase política.

    Ya ven, la solución es conocida. Lo que NO hay es atributos para ponerla en vigencia. Pero no por ello hay que abandonar la pelea en pos de esos objetivos.

    Cordial saludo para todos,

  11. Oscar Tavani
    16/05/2016 at 10:56 AM

    Tengo entendido que frente a la cuestión de resolver el problema militar que planteaba la agresión externa mediante las organizaciones guerrilleras ERP y Montoneros, el Almte. Massera era partidario de ejecutar públicamente a los guerrilleros con notificación de ello a todos los medios de prensa, haciéndose entrega a éstos de los antecedentes del guerrillero, y el documento de identidad y su cadáver a los familiares que lo reclamasen. El Gral. Videla y el Brig. Agosti se opusieron a ello invocando la presión internacional y de la iglesia. Se decidió entonces llevar adelante la postura del ejército consistente en que las ejecuciones fueran secretas, perdiéndose el control del accionar de algunos elementos.

  12. Jorge González Lascano
    16/05/2016 at 11:48 AM

    Excelente artículo, muchas gracias.
    Necesidad de difusión sinequanon para el restablecimiento de la salud perdida.

  13. Raúl
    21/05/2016 at 1:23 AM

    ¿A qué se refiere con “peronistas de pura sepa”…? ¿Es una sutil ironía absurda o un elogio…? ¿Critica o elogia al incitador de “imberbes” juventudes del peronismo…? Salvo que sea un disimulado peronista encubierto…y critica una parte y no lo que generó el viejo e impune mandatario…nunca investigado, ni él ni su viuda alegre…en sus directivas desde Madrid y desde la Casa Rosada…y en sus ocultas fortunas.
    Los peronistas de pura sepa armaron Ezeiza…y el saqueo “democrático” hasta hoy….Pensemos primero en el país, en nuestra nación…La ideología hueca no debe mediar.

  14. 08/07/2016 at 7:54 PM

    Contesto a Raul. Cuando escribi “peronistas de pura cepa” quise dar a entender con esa frase o descripción a aquellos peronistas populistas como Peron, de ideologia mas bien fascista pero no extremista, de los que tienen cierto resentimiento contra la “oligarquia” pero no les molesta ver a un capítoste peroncho manejando una Coupe Mercedes que le regalo un empresario o de los que no les molesta un estanciero peronista, etc. etc. y de los que son peronistas de derecha y no estan resentidos con las fuerzas armadas. En fin…quise decir: los “incorregibles” peronistas de Borges, de los que uno tiene muchos amigos entrañables….pero que le va a hacer….son “incorregibles” y mi familia, por cierto, es antiperonista y mis padres sufrieron al peronismo. Eso no me predispone mal contra mis amigos peronistas. Pero eso sí…si estan cantando la marcha peronista y yo estoy ahí….los miro y me rio…pero no canto eso ni que me torturen! Saludos, paisanos!

  15. A.Alonso
    18/06/2017 at 6:37 PM

    Tiempo está cerca el momento
    …..del HACER TRONAR EL ESCARMIENTO sin distinción alguna

  16. A.Alonso
    18/06/2017 at 6:44 PM

    Tiempo está cerca del momento de que se haga realidad la cita del Tte.Gral….”Cuando los Pueblos se cansan hacer tronar el escarmiento”….
    …..y tiempo Ya!….de HACER TRONAR EL ESCARMIENTO sin distinción alguna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *