Pareciera que sí, pero no

Hay temas como el de la corrupción, depravación o putrefactivo que no necesitan de encuestas. Todo el mundo condena, incluso los involucrados cuando “filosofan”. Aún más, no sólo se coincide cuando se habla de penas sino de recuperar lo mal habido o caloteado.

En enero de 2019 el Presidente de la Nación Argentina, a través del decreto de necesidad y urgencia nº 62/2019, creó el Régimen Procesal de la Acción Civil de Extinción de Dominio.

Recuperar lo robado

El Régimen Procesal referenciado tiene por objeto recuperar lo timado, por vía de la Justicia Civil. Ahora bien, para iniciar toda acción civil se necesita pagar la Tasa de Justicia y el Ministerio Público carece de partida presupuestaria. De modo que si no hay dinero no hay extinción de dominio ni recuperación.

Esto es lo que viene ocurriendo. El remedio procesal es inocuo, anodino.

No se puede porque no se quiso

No se puede porque no hay dinero. Es casi correcto. Verdad a medias.

Sólo es necesario para poner en marcha la acción, que el Ministerio Público acuda a la ayuda del Ministerio de Justicia o, que se efectúe una restructuración de partidas o, si se hace por ley como lo requiere el Ministro Garavano, que se trate y apruebe el proyecto de ley de Graciela Ocaña (ley de un solo artículo) que prevé se exima al Ministerio Público de la obligación del pago de la Tasa de Justicia. ¿No es que hay unanimidad contra la corrupción?

Otra solución que resolvería el problema que el Poder Ejecutivo “no supo prever” al momento de dictar el decreto, pudiéndolo hacerlo y que, por otra parte, “lo tiraría para adelante” si se trata con la próxima reforma procesal civil, que dispone que en los procesos de extinción de dominio la Tasa de Justicia y otros costos se paguen con la venta de los bienes. Lo último se prolongaría sine die; sin ser equitativo.

Si bien la oposición cuestionó la constitucionalidad del decreto 62/19, en el mes de febrero en la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, el dictamen de rechazo aún no se debatió en la Cámara de Senadores ni en la de Diputados.

Consectario

Y ya próximos a las elecciones, que harán nuestras autoridades.

Seguirán “orejeando” el naipe, como en un truco de seis.

O se calzarán los largos, dictarán los preceptos normativos conforme a derecho que hagan falta y avanzarán con los procesos de extinción de dominio, para recuperar lo robado a nuestra República.

Pedro Álvarez Bustos*

* Ex Fiscal de Estado; abogado, escritor y productor agropecuario de tercera generación.

Share

3 comments for “Pareciera que sí, pero no

  1. Monika Monier
    04/08/2019 at 3:19 PM

    Clarísimas las apreciaciones técnicas. El tema es que la corrupción, en nuestro país, ha sido transversal a “todos los Gobiernos”, en mayor o menor medida.-Entonces, la realidad subyacente, es que nadie está muy interesado en que esta Ley tenga aplicación práctica.- Si no más bien que sea una utopía o Ley muerta, como otras que no se reglamentan.- LAMENTABLE por cierto.-
    Y además, de mínima, necesitaríamos una Justicia Independiente que determine previamente que hubo, timo o dolo o lo que haga falta para pisar los activos o bienes.- Algo que por ahora tampoco tenemos.- Y la mayoría de la gente se da cuenta. No tenemos Justicia Independiente.-También muy lamentable.-

  2. Politicos Carroneros -...¡PRESENTE!-
    06/08/2019 at 11:39 AM

    …De la “democracia” en manos de DELILNCUENTES de todo calibre y color nada se puede esperar… esta ha sido y es el CÄNCER que se está devorando a la Repúblcia…(o lo que queda de ella)….

  3. ARGUENZUELA
    06/08/2019 at 11:54 AM

    SON LOS PRINCIPALES CORRUPTOS ENTONGADOS POR ESO ES NECESARIO TERMINAR CON ELLOS DE INMEDIATO 4 AÑOS FUERON MAS QUE SUFICIENTES PARA DARSE CUENTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *