Exclusivo: ¿Qué dice el contrato para el recuento de votos que favoreció a INDRA SISTEMAS SA?

EV-41015-1-Caratula

Carátula de la licitación por la que se contrató a INDRA SISTEMAS.

El fantasma del fraude electoral recorre la República Argentina. Urnas que llegan abiertas a los centros de escrutinio, actas que difieren de las cifras procesadas por los encargados del conteo, cámaras de vigilancia que se estropean de modo inexplicable cuando deberían grabar le inviolabilidad de las urnas, y autoridades encargadas de vigilar la pureza de los comicios que militan en el partido acusado de cometer irregularidades, son sólo algunas de las estampas de un proceso plagado de dudas. Más allá de los supuestos casos de fraude que se habrían cometido a la hora de la votación, las elecciones en distritos como el de Tucumán mostraron que el sistema de elección tiene un punto débil en el momento del conteo, en dónde la justicia electoral detectó maniobras para cambiar los resultados.

Y frente a un panorama político tan complejo y con la sospecha de fraude instalada, muchas miradas se posaron sobre la empresa contratada para brindar el soporte electoral en las elecciones generales de octubre: INDRA SISTEMAS SA.

INDRA fue contratada por primera vez por el gobierno argentino en 1997, y desde entonces tuvo una gran racha ganadora en las licitaciones que se hicieron para prestar el servicio de recuento electoral a nivel nacional. La empresa española, por ejemplo, fue denunciada en 2011 por el entonces candidato Eduardo Duhalde como participe de las irregularidades cometidas en las PASO de ese año; y desde entonces, acumula numerosas menciones negativas desde el periodismo y los partidos políticos que presuntamente fueron afectados. Esas mismas críticas se repiten en Venezuela, en donde el entonces presidente Hugo Chávez la convirtió en la compañía preferida de su gobierno y el de su sucesor, Nicolás Maduro. En otros países como Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Angola, la empresa española fue también denunciada por favorecer a los candidatos del partido de gobierno.

EV-41015-2-Decisión Administrativa

Decisión Administrativa con la contratación de INDRA SISTEMAS.

El 05 de junio del 2015, mediante la decisión administrativa 294/15 (expediente N° S02:0156553/2014), y firmada por Aníbal Fernández, Florencio Randazzo y Julio Alak, el Ministerio del Interior y Transporte -responsabilidad del mismo Randazzo- aprobó y adjudicó a la empresa INDRA SISTEMAS SA la “Licitación Pública Nacional e Internacional de Etapa Única N° 1/2015”, que tenía como fin lograr la “contratación, planificación, desarrollo y operación del servicio de carga, procesamiento y difusión para el Recuento Provisional de Resultados a nivel nacional y distrital -en el caso de simultaneidad de elecciones-, para las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y las elecciones de Presidente y Vicepresidente y Legisladores Nacionales conjuntamente con las elecciones legislativas provincias que se realicen de forma simultánea y la eventual segunda vuelta para las elecciones Presidenciales a llevarse a cabo durante el año 2015” (Sic).

La cifra que cotizó INDRA, única empresa que se presentó al momento de la apertura de sobres de la licitación (17 de marzo pasado), alcanzó los $ 330.000.000. El dictamen de evaluación de la licitación fue emitido el 06 de abril de este año. Vale aclarar que desde el arribo formal del Kirchnerismo al poder, INDRA SISTEMAS SA es la única empresa que gana sistemáticamente el procesamiento de datos en las diferentes elecciones nacionales. En total, desde el 2005 la fecha, le facturó al estado argentino $ 748.872.239.

EV-41015-3-Desembolsos

Desembolsos en cada elección con INDRA SISTEMAS.

El pliego de condiciones de la contratación de INDRA al que accedió (Eliminando Variables) consta de un total de 34 páginas, dividido en dos capítulos. La parte sustancial del mismo comienza a esbozarse desde la página 10 hasta la 25 del documento, denominado “Capitulo II, Especificaciones Técnicas”.

En particular, este capítulo que incluye las “Especificaciones Técnicas” se encuentra a la vez dividida en cinco puntos: A) Actividades y Productos Preelectorales; B) Procedimientos y Sistemas de Carga y Transmisión de Datos; C) Procesamiento de Datos; D) Difusión de Resultados y E) Elaboración de Productos Post-Electorales. Básicamente por estos cinco puntos, la firma INDRA cobrará $ 330 millones. Entre la página 25 a 27 del contrato, se propone una agenda para la ejecución del servicio, en el que se incluye simulaciones de las PASO y elecciones, como así también los tiempos pruebas del sistema, y de entrega del software electoral.

En la introducción de las denominadas “Especificaciones Técnicas”, de hecho, se aclara que “la totalidad de las actividades del Proyecto deben ser auditables”. Y agrega: “El oferente deberá contemplar la realización de una auditoría de la arquitectura del proyecto y una auditoría de sistemas y comunicaciones por parte de una entidad a elección de las Dirección Nacional Electoral”.

EV-41015-4-Especificaciones Técnicas

Especificaciones Técnicas a cumplir por INDRA SISTEMAS.

Como se verá más adelante, el acuerdo entre INDRA SISTEMAS SA y la DIRECCIÓN NACIONAL ELECTORAL tiene puntos bastante curiosos, como por ejemplo que la empresa contratada tiene la potestad de resolver supuestas inconsistencias en los datos cargados en el sistema, aún si tiene errores aritméticos o problemas de origen, mediante la intervención de “personal específicamente entrenado para resolver las anomalías que se generen en la cadena de carga de los datos”.

El Correo Oficial de la República Argentina SA, tiene un rol fundamental en la recolección, traslado e información de datos cada una de las mesas electorales. Este ente está controlado por La Cámpora. Y como quedó en evidencia en la última elección electoral en la provincia de Tucumán, en la que no participó INDRA vale aclarar, se detectaron -según el candidato a Gobernador José Cano- enormes irregularidades en este proceso, certificadas por escribano en donde existen testigos y acusaciones de la existencia de planillas duplicadas y el cambio datos para favorecer al candidato oficialista.

En igual sentido, y ya sí en la PASO, el ex candidato a Gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria, Julián Domínguez, dejó trascender que se detectó que la empresa de correos no repartió sus boletas en varias mesas del Conurbano, lo que habría volcado la reñida elección a favor de Aníbal Fernández. Al respecto, según informó el periodista Carlos Pagni en el diario La Nación a fines de agosto, el ex candidato a vicegobernador por la lista de Domínguez, Fernando Espinoza le habría dicho: “Julián, nos robaron entre el 7 y el 10 por ciento de la elección”.

Actividades y Productos Preelectorales

Las denominadas “Actividades y Productos Preelectorales”, el primero de los cinco puntos en los que se divide el corazón del convenio entre el Estado e INDRA para el recuento de votos, consiste en “generar la identidad institucional del proyecto, diseñar instrumentos de difusión compatibles y complementarios con la Estrategia Federal de Comunicación y Educación Electoral de la Dirección Nacional Electoral”. En particular ofrecer soportes que incluyan aplicativos para smartphones, páginas web, gestión de redes sociales, material gráfico y multimedia, como así también “ejecutar el seguimiento de prensa y redes sociales a lo largo de la duración del proyecto”.

EV-41015-5-Actividades preelectorales

Actividades preelectorales que realizará INDRA SISTEMAS.

Aclara, incluso, que la compañía debe desarrollar una estrategia de información sobre las elecciones dirigida a públicos específicos como “nuevos votantes, prensa especializada y general, y público en general, a modo de orientación cívica”. Y subraya que INDRA SISTEMAS SA deberá presentar una sola estrategia de comunicación ante la Dirección Nacional Electoral, y “contratar la producción general, el montaje y la puesta en funcionamiento de cada una”.

El contrato, por otro lado, remarca nuevamente que entre las actividades preelectorales fundamentales a realizar por la empresa es la realización de un “seguimiento y exploración de redes sociales mediante un sistema de monitorización en línea y tiempo real de palabras y conceptos claves, de tendencias y alerta sobre cuestiones de la organización electoral”. En otras palabras, parte del contrato incluye gastar dinero del Estado para pagarle a la empresa que a su vez se encargará de averiguar qué es lo que se dice del proceso electoral y de su propia tarea.

Como última actividad “preelectoral” del contrato, se solicita que se apoyen las actividades “que permitan la presencia de invitados internacionales como parte de un Programa de Acompañamiento Internacional al proceso electoral”.

Procedimientos y Sistemas de Carga y Transmisión de Datos

El objeto de este punto es realizar los procesos de carga de datos, validarlos y transmitirlos a partir de lo que surge de cada una de las mesas electorales. Se aclara que la recepción de los datos de los telegramas de mesa serán “entregados o transmitidos por personal autorizado del Servicio Oficial de Correos”, y que serán validados luego de “verificar la identidad del personal que entrega y recibe la información de cada distrito, con indicación del número de mesas recibidas en cada intervalo de tiempo”.

EV-41015-6-Contemplación de incidencias

También se destaca que la entrega o transmisión de este material se realizará en los denominados Centros de Gestión de Datos (CGD) y que “será realizada por funcionarios del Servicio Oficial de Correos”. Entonces, el Correo tendrá la responsabilidad de manejar el traslado y acopio de urnas, en donde se guardan los comprobantes de voto que permiten resolver cualquier controversia surgida en el proceso de conteo de sufragios.

Vale aquí aclarar como ya se dijo -y no es un dato menor- que el Correo Oficial de la República Argentina está controlado por La Cámpora. Parte de las denuncias de la oposición tucumana sobre las irregularidades se basaron en la actitud poco profesional del personal contratado por el Correo para el acto electoral e incluso sobre la posible complicidad de algunos de ellos para permitir la manipulación de las urnas por fuera de las previsiones de la Ley Electoral.

El texto aclara: “En los CGD, la empresa adjudicataria aportará los recursos humanos y técnicos necesarios para la recepción y control de los datos de los telegramas que entreguen los funcionarios de Correos”.

Por ejemplo, en la página 11, en el punto B.1.2, se detalla que para “lograr los objetivos básicos a cubrir por este sistema”, INDRA deberá proveer: A) Diseño de las pantallas de carga para cada distrito, de acuerdo a la información que oportunamente brinde la Dirección Nacional Electoral; B) Ingreso automatizado o manual de datos de los telegramas; C) Transmisión de los datos de cada uno de los telegramas y D) Plan de contingencias para cada una de las etapas.

EV-41015-7-Personal entrenado

En la parte descriptiva de este punto, en donde se describen los procesos de carga de cada telegrama, se indica que cada uno de estos estará “constituido por dos hojas, por lo que se deberá tomar en cuenta que cada una de ellas estará identificada y correlativamente numerada para que se asocien con la mesa en que pertenecen”. Y agrega que al concluir cada operación de carga de telegrama, “se realizará una comprobación automatizada de los datos en el fin de evitar incongruencias, no pudiéndose continuar con la operación de esa mesa hasta subsanar el error”.

Con posterioridad, se afirma que el “diseño del sistema deberá entonces contemplar las incidencias que pueden producirse en la cadena de carga”, definiendo los procedimientos y herramientas para resolverlas. Aquí se especifica que para llevar a cargo los controles de las mesas, locales electorales, electores, etc., la Dirección Nacional Electoral deberá proveer los datos específicos.

En cuanto al escaneo de telegramas, se especifica que estos deberán estar asociados con los resultados y estar disponibles para consulta “a más tardar” 12 horas después de recibido el primer telegrama y hasta 3 horas después de recibido el último”.

Cada Centro de Gestión de Datos, por otra parte, deberá contar con una dirección (encargada de temas logísticos, formativos y de mantenimiento operativo), integrado por personal de INDRA SISTEMAS SA ; operadores de digitación, verificación y control, (aquí no se aclarara si el personal pertenecerá a la empresa o a la Dirección Nacional Electoral), con relevos durante las horas de transmisión; delegados, encargados de la operación del sistema y de la coordinación y personal de sistemas, con capacidad de resolver y solucionar problemas en equipos de forma inmediata.

EV-41015-8-Cuestiones

Sin embargo, el punto más controvertido es la presencia de personal encargado de las “incidencias”. Estas personas son las encargadas de resolver casos en donde, por ejemplo, “los datos provenientes de un telegrama son rechazados por alguna anomalía en la etapa de validación y control, por no coincidir el total de votos emitidos con los correspondientes a la mesa, por errores aritméticos en la suma de los diferentes ítems, o finalmente por problemas de confección en el origen”. Y aclara: “Es por ello que deberá preverse personal específicamente entrenado para resolver anomalías que se generan en la cadena de carga de los datos. Periódicamente se tendrá información de los boletines que inicialmente fueron rechazados y posteriormente aceptados una vez corregidos”.

Según se estipula en el acuerdo entre INDRA y la Dirección Nacional Electoral, el sistema se diseñará para que cada uno de los accesos al mismo, desde las oficinas o el personal autorizado, quede registrado, mediante un usuario y un password. También la incorporación de sistemas redundantes para evitar la pérdida de información ante caídas transitorias de equipos.

Procesamiento de Datos

De acuerdo con el texto del contrato al que accedió (Eliminando Variables), la empresa proveerá de un Centro de Operación y Control, dentro de un local provisto por la Dirección Nacional Electoral.

Ese Centro de Operación y Control será el responsable de recibir la información de los distintos Centros de Gestión de Datos (CGD), y, entre otras cosas, estará encargado de la “validación y comprobación de coherencia recibidos desde los CGD”, la consolidación y sistematización de información relevante que merita la toma de decisiones y control centralizado de la operación, la “aplicación de criterios selectivos y/o temporales en la distribución de la información”, como así también la disponibilidad de la información para autoridades partidarias acreditadas para realizar el seguimiento de los cómputos.

EV-41015-9-Más detalles

Llama la atención el ítem de la “aplicación de criterios selectivos y/o temporales en la distribución de la información”. Sin duda, este es un punto controvertido y en donde la Justicia en las últimas semanas se decidió a trabajar con bastante énfasis, ya que siempre existen quejas de la carga inicial de mesas que resultan favorables a los oficialismos, dejando la idea que la elección fue ganada por los mismos. Resulta muy particular que este punto figure tan claramente expuesto en el contrato escrito.

A cargo de todo este sistema existirá un director responsable por parte de INDRA, que a su vez será el interlocutor con la Dirección Nacional Electoral. El nombre y apellido de esta persona se desconoce.

A su vez, el director estará rodeado de técnicos, responsables de las aplicaciones del sistema para el control centralizado del recuento, del sistema de captura para controlar la operación de los distintos CGD, técnicos especializados en difusión en diversos modos de presentación y técnicos en sistema. Además, contará con profesionales de mantenimiento técnico tanto a nivel central, provincias como en sistema de difusión, y electricistas.

En paralelo, la empresa deberá proveer personal de asistencia a fiscales acreditados para “evacuar consultas sobre el manejo de terminales”, como así también fiscales en las sedes partidarias de las agrupaciones participantes.

Otro de los puntos más interesantes y llamativos en las especificaciones técnicas para el procesamiento de datos es el apartado acerca del desarrollo de un sistema de alerta ante inconsistencias. La Dirección Nacional Electoral, en particular, expuso tres situaciones a INDRA SISTEMAS SA: 1) Que en el telegrama haya el doble de votos entre Presidente y Diputados Nacionales para el mismo partido político o alianza. 2) Que alguno de los cinco primeros partidos políticos esté sin votos para la categoría Presidente. 3) Que exista una diferencia de 5 o más, entre total de votos consignados a los partidos políticos, votos en blanco, recurridos, nulos y votantes de identidad impugnada con el total de cantidad de votantes consignado en el telegrama.

EV-41015-10-Detalles generales

Curiosa esta última situación, expuesta literalmente en el contrato: ¿Qué sucedería si hay una diferencia de 4, 3, 2 o, simplemente, 1 voto? ¿No se haría nada?. De lo que surge de la lectura del convenio, no es posible hallar una respuesta categórica a ese interrogante.

Difusión de Resultados

El objeto de este ítem es la difusión, provista de capacidad de almacenamiento y comunicaciones de los resultados del recuento provisional correspondiente a la jornada tanto de las Elecciones Primarias como de las Elecciones Nacionales. La idea es presentar contenidos “específicos” tanto para medios de comunicación audiovisual, medios de comunicación por Internet, medios gráficos, una presentación multimedia, vía aplicaciones telefónicas, vía Televisión Digital Abierta, y finalmente una página de Internet HTML, y un árbol de páginas, en donde se difundan los resultados, y deberán estar disponibles al público durante un lapso máximo de “7 días corridos a partir de la jornada electoral”. Cada uno de estos contenidos deberá ser aprobado por la Dirección Nacional Electoral.

Elaboración de Productos Post-Electorales

El objeto de este punto es que una vez concluida la jornada electoral tanto para las “Elecciones Primarias” como para las “Elecciones Nacionales”, exista una web de consulta. Esta web, según el pliego, “deberá ser ágil”, “descargable”, y “deberá quedar en línea hasta pasados 15 días de la fecha prevista para la segunda vuelta de la elección presidencial”. La misma, de acuerdo con el texto, deberá estar subida a las 12 horas de concluido el escrutinio provisional, ya las 48 horas deberán estar subidos los telegramas escaneados.

Entre los datos básicos que deberá tener la web, figura la cantidad de electores, votantes, abstención, desglose del voto, porcentajes y candidatos electos.

EV-41015-11-Productos Post-Electorales

Productos Post-Electorales encargados a INDRA SISTEMAS.

Vale aclarar que por contrato, y previo a cada elección, se deberán realizar 2 pruebas simuladas generales, la primera de las cuales se tendría que realizar a cuatro semanas de cada elección. En rigor, estas pruebas tendrán la totalidad de las mesas del territorio nacional por lo que previamente, “será necesario la emisión y preparación de documentos de prueba con los datos ficticios correspondientes a todas las mesas”. Aquí se escaneará, como prueba y para verificar su funcionamiento, el 10 por ciento del total de los Telegramas.

Se afirma que en estas pruebas estarán presentes los fiscales partidarios acreditados con el fin de verificar el funcionamiento y operatividad de los dispositivos de fiscalización y difusión, como así también todos los medios periodísticos que deseen presenciar el evento de prueba y que haya sido autorizados por la Dirección Nacional Electoral, así como las autoridades electorales nacionales.

Por último, de presentarse algún problema, la simulación se realizará una semana después de la fecha inicialmente pautada; y que el día de cada elección, será “condición indispensable finalizar cada una de las jornadas electorales una vez que se hayan alcanzado el 100 por ciento del recuento provisional de resultados, o por indicación de la Dirección Nacional Electoral, y obtenida la totalidad de la información correspondiente a cada evento”.

El software específico para cada elección deberá ser entregado 96 horas antes de cada jornada electoral.

Una apuesta fuerte

Tras 12 años de gobierno kirchnerista, la Argentina se enfrenta a elecciones tan trascendentes como cargadas de tensión. El ambiente se encuentra cruzado por acusaciones de fraude, operaciones de prensa y por encuestas que muestran una sociedad que en su mayoría muestra signos de irritación frente a un sistema electoral sospechado de fraudulento.

Y, para hacer más complejo el panorama, no parecieran haber indicios de un ganador claro. Sólo podrá tenerse una certeza una vez que se cuenten los resultados de las 94.979 mesas habilitadas para que voten 32 millones de electores. Recordemos que aquel dato del margen de manejo de “incidencias” por cada mesa y multipliquemos ese número por el total de puntos de votación para comprender que INDRA SISTEMAS SA tendrá la potestad de decidir sobre un total de electores -cerca de 500.000 votos en el escenario más negativo- que supera incluso el peso electoral de muchas de las provincias argentinas.

Este contrato dado a conocer en exclusiva por (Eliminando Variables) toma relevancia en un momento político en donde las encuestas preelectorales muestran que no puede preverse un resultado a favor de ninguno de los candidatos, y en el cual cada voto cuenta. Y en la medida que se pronostican resultados con diferencias muy ajustadas, más importante se vuelve que el proceso de recuento.

Una diferencia tan crucial, como la que quedaría a criterio de INDRA, no es un asunto de menor importancia y mucho menos una cuestión técnica irrelevante.

Queda claro que la empresa INDRA SISTEMAS SA decidió presentarse para algo mucho más trascendente que un negocio de servicios electorales. De ella depende en parte la transparencia de los comicios que elegirán y le darán legitimidad de las autoridades que cubrirán los cargos más importantes de gobierno de los próximos años en la República Argentina. Ya puede descontarse que las autoridades del Correo Argentino harán su parte. Ahora resta saber que parte le toca a los directivos y especialistas contratados por INDRA.

José M. Stella e Ignacio Montes de Oca | (Eliminando Variables)

En Twitter:@EliminandoV

Share

5 comments for “Exclusivo: ¿Qué dice el contrato para el recuento de votos que favoreció a INDRA SISTEMAS SA?

  1. Jorge de San Miguel
    04/10/2015 at 10:59 AM

    Aunque tardío, ¡por fin!.

  2. Petardo
    04/10/2015 at 11:31 AM

    Es virtualmente imposible detectar comandos ofuscados, u otro tipo de funcionalidades fraudulentas ocultas, que permitan introducir alteraciones en los resultados.
    Se debe desde todos los ámbitos impulsar el desarrollo de un sistema nacional para gestión de procesos electorales, realizado por entidades científicas y académicas del país, con intervención de entidades de la sociedad civil, que monitoreen las diversas etapas de producción.

  3. Jorge de San Miguel
    04/10/2015 at 1:57 PM

    Tomar conciencia del fraude electrónico lleva a la pregunta número 2:
    ¿Desde cuándo?

  4. 04/10/2015 at 2:19 PM

    Está aun muy lejana la estococracia, pero es el único sistema democrático que suprime este desaguisado y los demás, que son estructurales en tanto resultan propios de la democracia por partidos.

    “¡Demarquía ya!” debiera entenderse como “Ya mismo empecemos a averiguar qué es la estococracia”.

    • 04/10/2015 at 3:40 PM

      Expando con palabras de Julio Bárbaro: “La democracia [Nota: Bárbaro se refiere solamente a la democracia por partidos; desconoce otras alternativas democráticas] se ha ido desgastando como gestora de alternativas y proyectos hasta quedar dependiendo excesivamente del poder del dinero. La política está prisionera de los negocios; cuando los discursos pierden las sutilezas, queda al desnudo que hay un único poder: el económico. Al referirse a una campaña, se lo hace desde los recursos que la sostienen, luego vienen los asesores y encuestadores, y los economistas estrella. Las ideas son solo un sueño del ayer. Hoy quien se propone conducir intenta tan sólo expresar aquello que le dicen que “la gente” espera que diga.

      Ya no hay referencia al pueblo. La desmesura de la concentración estatal y privada ha dejado a la democracia empobrecida y refugiada en la debilidad de las instituciones. El Estado, ese que ayer expresaba al pueblo, hoy sólo es parte de una pulseada entre los ricos que había y los que intentan crear. Dejó de ser un mediador para convertirse en un actor privilegiado, en quien impone las reglas que definen el crecimiento de sus propios beneficiados. El Estado, que nació para servir, termina sirviéndose de la sociedad. El gobierno de turno imagina que los ciudadanos que ayer lo votaron deben transformarse en los dependientes que hoy le obedecen.

      El poder, que ayer era político y se refugiaba en los partidos, hoy es económico y se expresa a través de sus empresas. Los partidos se fueron subsumiendo en los entornos de los poderes y los poderosos de turno. Las ideologías de ayer terminaron refugiadas en justificaciones al servicio de los triunfadores de hoy. Ya ni las mismas universidades o academias son dueñas de proyectos que imaginen el destino colectivo. El pensamiento, las ideas, terminaron siendo un simple decorado del verdadero poder, el de los negocios. El periodismo amplió sin límites su espacio de repercusión, y en sus actores se fue concentrando la expresión del escaso pensamiento vigente junto a la reivindicación de la libertad. Pero aún ahí, el estatismo impuso su desmesura. Lo público se llevó por delante a lo privado, la nueva dirigencia imaginó que las ideas eran cuestión del pasado y terminó transformando buena parte de ellas en una simple expresión de la imposición presidencial.

      La juventud perdió su lugar de rebeldía a cambio de gozar de las seguridades que otorgan los cargos públicos. Lo público fue dejando de lado las dificultades que imponía lo privado. En rigor, lo privado se impone por la virtud del talento y lo público con la obsecuencia como limitación. Y hasta le quisieron sumar a la obediencia de hoy la pasión de la rebeldía de ayer.

      Los gobernadores y los sindicalistas dejaron de ser dueños de ideas propias, de expresar matices, para convertirse en simples camaleones expertos en asumir el color del jefe de turno. Donde la política instalaba sus principios, los negocios impusieron la obediencia. Senadores y Diputados pasaron a ser simples empleados públicos; los mismos ministros dejaron de ser personajes portadores de una historia y un prestigio para terminar como simples cultores del que les otorgaba el beneficio de sus supuestas dignidades. La obediencia degradó a los funcionarios; en rigor, eliminó la política como arte y como oficio para imponer la sumisión como ménsula de degradación colectiva.

      Entre el clientelismo que convierte al necesitado en oficialista y el ajuste que propone la limitación de los beneficios para devolverle ganancia a las empresas, entre ambos realismos sin destino se debate lo que queda de la política.

      El Papa Francisco deslumbró al mundo imponiendo las verdades más profundas con las palabras más simples, un logro reservado a los sabios. Sin pedir tanto talento, la política puede intentar recuperar su razón de ser y hacerse dueña de pensar el futuro. Para eso necesita tan solo instalarse por encima de la idea de que el dinero es la forma superior del poder y que la encuesta fija el rumbo del oportunismo posible. La ambición personal es importante para construir sociedades, pero es absurdo pensar que solo ella es el motor que rige el destino de la historia.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *