Se podría hasta duplicar los impuestos a la riqueza

La estrategia de mantener el dólar estable con una tasa de interés de referencia del 40% puede ser atractiva para los que hacen negocio con la especulación financiera. Pero para los sectores de la producción, en especial las PYME, es extremadamente nociva. La evidencia, según el propio Banco Central, de que en el primer semestre del 2018 la tasa de cheques rechazados se duplicó respecto al promedio histórico es una potente luz de alarma de la urgencia con la que hay que reducir el déficit fiscal.

En el marco del ordenamiento de las cuentas públicas, el gobierno nacional anunció su predisposición a apartarse de la administración y financiamiento de servicios que están o deberían estar a cargo de las provincias y municipios. Para que esto no deteriore las finanzas de los gobiernos locales es fundamental tomar recaudos con la mejora de la eficiencia, la adecuación de tarifas y la ampliación de las fuentes de tributación.

Además de reducir la evasión, los espacios fiscales se pueden ampliar fortaleciendo los impuestos progresivos. Para apoyar esta afirmación se puede apelar a datos sobre presión tributaria. Según el Ministerio de Hacienda argentino y la OECD se observa que:

  • En Argentina la recaudación por impuesto a las ganancias es de 2,2% del PBI y de impuestos a la propiedad del 0,9% del PBI
  • En los países de la OECD (mayormente avanzados) la recaudación por impuesto a las ganancias es de 8,5% del PBI y de impuestos a la propiedad es de 2,0% del PBI.
  • Es decir que, mientras en Argentina los impuestos progresivos aportan 3,1% del PBI, en los países avanzados estos impuestos generan 10,5% del PBI.

Estos datos muestran que en la Argentina se recauda con impuestos progresivos apenas un tercio del monto que este tipo de tributo genera en el mundo desarrollado. Se trata de una flagrante contradicción con los discursos y las aspiraciones de construir una sociedad más igualitaria, inclusiva y con más justicia social. Una estructura tributaria más progresiva es condición necesaria, aunque no suficiente, para avanzar hacia una sociedad con mayor integración social. Por eso, sería muy pertinente tomar la urgencia de la crisis fiscal como la oportunidad para avanzar en la progresividad tributaria.

La debilidad se da tanto con el impuesto a las ganancias como a la propiedad. En el caso del impuesto a las ganancias, en la última década se dio un proceso desprolijo y parcial que generó polémicas y muchas resistencias. Pero en el caso de los impuestos patrimoniales se dio el proceso inverso ya que de manera gradual y silenciosa fueron perdiendo importancia. El debilitamiento se dio tanto en el nivel nacional (bienes personales) como sub-nacional (inmobiliario y automotor). Estos antecedentes más el hecho de que en la Argentina se cobran menos de la mitad de los impuestos a la propiedad que en países desarrollados hacen recomendable poner énfasis en este tipo de tributo.

Una propuesta técnicamente consistente y políticamente viable para ser implementada en muy corto plazo es suspender la reducción de la alícuota del impuesto a los bienes personales prevista para el año próximo y disponer que el monto recaudado sea derivado de manera automática a la provincia donde tiene domicilio el contribuyente. Junto con ello, se podría establecer que parte del impuesto inmobiliario y al automotor sea considerado como pago a cuenta de bienes personales. A futuro habría que avanzar en la total unificación de estos impuestos y trasladar su administración a las provincias.

Las evidencias internacionales muestran que en la Argentina hay excesos de impuestos distorsivos y regresivos y espacio para aumentar los progresivos. Ante la urgencia de reducir el déficit fiscal se generan justificadas dudas sobre la viabilidad de sostener el plan gradual de reducción de tributos distorsivos (cargas sociales, ingresos brutos, sellos, retenciones y cheque como pago a cuenta de ganancias). Para dar un paso estructural hacia un sistema tributario más parecido al de los países de mayor prosperidad, resulta pertinente fortalecer el impuesto a los bienes personales y avanzar en su integración con los impuestos patrimoniales que administran las provincias y los municipios. (IDESA)

Share

12 comments for “Se podría hasta duplicar los impuestos a la riqueza

  1. ARGUENZUELA
    30/07/2018 at 8:53 AM

    EL NEGOCIO DE LAS MULTINACIONALES CON SUS CEOS Y POLITICOS PAGOS O ASOCIADOS EN EL PODER ES GENERAR LA APERTURA DE IMPORTACIONES CON EL PREVIO ATRASO DEL TIPO DE CAMBIO (SINO, NO FUNCIONA PLENAMENTE ).
    ESO GENERA AMBICION Y ENDEUDAMIENTO PRINCIPALMENTE, AL ESTILO> LES VENDES LANA Y ELLOS TE LA REVENDEN CON LA MANUFACTURA DEL PULLOVER CON NOMBRE Y TODO.

    TODO FACIL Y CUASI MAGICO.

    LUEGO COMO NO TE ALCANZAN TUS DOLARES TE FOMENTAN EL ENDEUDAMIENTO PARA LAS MEDIAS , TAMBIEN CON TU LANA, Y AHI TE TIENEN ENLAZADO DEL TODO.

    EN ESE PUNTO ESTAMOS AHORA.

    HASTA QUE EN OTRO KILOMBO ALGUIEN DECLARE EL DEFAULT.

    SIEMPRE ES ASI.

  2. Anarcapiyalista
    30/07/2018 at 10:24 AM

    Todo bien, pero y el IVA del 21% que abarca todo ?? los ingresos brutos ?? Pero la pregunta fundamental es: para que mierda se pagan impuestos en este país ?? Para mantener hospitales de mierda, escuelas de mierda, fuerzas de seguridad y justicia ineficientes, que servicios da el estado para justificar lo que recaudan ?? Esta es la pregunta que nos tenemos que hacer, Este Estado esta quebrado básicamente porque ha sido gestionado por una runfla de ladrones seriales llamados POLITICOS ARGENTINOS.

    • Guillermo Alejandro
      30/07/2018 at 12:28 PM

      Simple y preciso…, como debe ser para que se entienda y se sienta…
      Gracias.., Compatriota.

      Guille

  3. Daniel
    30/07/2018 at 1:02 PM

    Mas impuestos en beneficio de la Clase Politica?, Porque es lo que proponen aqui, mas 21% de IVA, mas 35 % de impuestos a las Ganancias. 30 años de democracia y 30 % de pobresa. Los ganadores economicos de la democracia son la propia Clase Politica. Asi como esta no hay quien invierta, ni de adentro ni de afuera. La masa de los impuestos al patrimonio caerian sobre los tipos de clase media que tienen una propiedad donde viven. El Estado no garantiza el control del territorio sobre el que cobra impuestos porque no hay FFAA. Educacion Publica y Salud publica, existen para justificar despilfarros, el que puede se va a la privada. Seguridad, la legislacion privilegia claramente la ingerencia judicial y el beneficio a la delincuencia, Justicia de Sueldos norteamericanos y prestacion africana. Empresas publicas deficitarias con monopolio sindical. 400 Ministerios. Menos politica, menos tercer cenador, vuelta al Estado Basico para una Nacion prospera.

  4. Primo de Rivera
    30/07/2018 at 5:10 PM

    Qué lindo hacer beneficiencia con la plata ajena. Manga de inútiles y vagos vayan ustedes a arriesgar capital y ahorro para generar riqueza. Empleados públicos crónicos que se rascan y militontos rentados con la ración exacta para fornicar urnas en el cuarto oscuro.
    Hagan como ARGUENZUELA que se doctoró en todas las ignorancias posibles y utiliza un diccionario de 20 palabras para arreglar el mundo, la Argentina y tratar de ruines a Dios y a María Santísima.

    • Javierferrero
      30/07/2018 at 6:03 PM

      ¡¡ Felicitaciones !! El ultimo parrafo es una obra maestra de la literatura

      • Almeida
        30/07/2018 at 10:33 PM

        no se metan con argensuela que bien que nos la pone y avos hasta por la oreja despues por tu culpa dise que nos tiene de hijos a todos, yo lo estraño

    • Almeida
      30/07/2018 at 10:35 PM

      hablas de argensuela por que me lo queres robar prostittuto es el unico que me la pone anda a la cola culo partido

  5. Javierferrero
    30/07/2018 at 6:06 PM

    ¿La idea del articulo es aumentar la presion impositiva?

    ¿No habria que reflexionar que el problema principal es que la “base imponible” es muy reducida por falta de actividades productivas y baja riqueza?

    No se pueden comparar algunos impuestos con lo que se percibe en otros paises sin tomar en cuenta la totalidad del espectro impositivo.

  6. 30/07/2018 at 6:20 PM

    Salvo alguna excepción, que nunca falta, los comentarios de hoy, hasta aquí, casi no merecen objeción. Cada uno con su punto de vista, a cual más interesante. Aquí un día se deberá patear el tablero, con mucho coraje, y decir basta a tanta prebenda a tanta regalería impuesta hace ya 70 maléficos años. De lo contrario, no volveremos a arrancar; más aún iremos para atrás; y siempre los mismos seguirán tirando del carro para que no se estanque en la decadencia más absoluta. Seguir escribiendo , sería redundante e inútil.

    • EL GRAN SOTRETADAS
      30/07/2018 at 6:51 PM

      CHEIIIIIIIIIIIIIIIIII APARECISTE ALIMAÑA PONZOÑOSA, MAS QUE PATEAR EL TABLERO, HAY QUE DATE A VOS UN BOLEO EN EL ORTOOOOOO ARGEN Y NO SE QUE MIERDA Y QUE TE RECONTRA MIL PARIO SIEMPRE ESCRIBIENDO LAS MISMAS ESTUPIDECES, YO SOY EL UNICO QUE TE LEE Y ENCIMA NO ME LO AGRADECES, NO SE ENTIENDE UN CARAJO LO QUE ESCRIBIS, VIEJO SARNOSOOOOOO ME ENTENDISTE GUSANO INFELIZ Y MAL RAYO TE PARTA A VOS CULEBRA VENENOSA Y TOMATELASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS ALIMAÑA DE EL DEMONIO
      CANEJOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

  7. Wenceslao
    30/07/2018 at 8:53 PM

    Para dar un paso estructural hacia un sistema tributario más parecido al de los países de mayor prosperidad, resulta pertinente… administrar los recursos que de ellos se recauden con honestidad e inteligencia, para que los impuestos vuelvan a los contribuyentes como servicios públicos ESENCIALES al Estado.
    Pensar en recaudar más -aunque sea en forma más eficiente y justa como los países más desarrollados- para que la POLÍTICA después se robe lo ingresado…. ¡NO VA MÁS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *