Narcotráfico: ¿Es serio Trump?

Lo hemos sostenido siempre y lo repetimos. La seriedad es un atributo importante a la hora de juzgar políticas y estrategias. En ese sentido, nos preguntamos si el nuevo presidente de los EEUU, el inefable Donald Trump, va a cumplir lo que ha prometido respecto a combatir al narcotráfico en serio.

Para empezar, debemos saber que la intención de Trump es romper con la tradicional estrategia de lucha contra el narcotráfico de los EEUU para inaugurar una nueva basada en paradigmas distintos.

Básicamente, la de sus predecesores, y a la que hemos criticado, se basaba en el combate de la producción mediante la estrategia del descabezamiento y en la tolerancia, cuando no la promoción del consumo. Conocemos sus resultados. Para ampliar, cliquear: https://www.informadorpublico.com/narcotrafico/narcotrafico-no-a-la-estrategia-norteamericana

Por su parte, Trump acaba de anunciar en un discurso ante la Asociación de Jefes de Policía de Ciudades Importantes que el flagelo de las drogas estaba destruyendo el potencial de los jóvenes estadounidenses y el futuro de Estados Unidos y que hay que aplastarlo.

Posteriormente, para concretar esta intención, nombró como Secretario de Seguridad Nacional al general John Kelly y como Procurador General a Jeff Sessions. A ambos les ordenó diseñar un nuevo organismo especial que: “…se concentre en destruir a las organizaciones delictivas transnacionales y a los carteles de la droga”. Les otorgó 120 días para presentar un informe sobre “organizaciones delictivas transnacionales y sus organizaciones subsidiarias, así como el alcance de la penetración de esas organizaciones en Estados Unidos”.

Hasta acá todo bien, pero, ¿cómo sabremos si va en serio?

Al respecto hay que empezar por admitir que los EEUU juegan un papel fundamental en las operaciones del narcotráfico global. Cuál es la participación de su gran banca en el lavado de los inmensos activos que éste produce.

Concretamente, el entonces director de la Oficina de ONU contra la Droga y el Delito, Antonio María Costa, dijo en el 2009 que los bancos internacionales se habían vuelto “narcodependientes”. Especificó que: “En muchos casos, el dinero de las drogas era la única inversión de capital líquido. En la segunda mitad de 2008, la liquidez era el principal problema del sistema bancario, así que el capital líquido se convirtió en un factor importante. Los préstamos interbancarios se financiaban con dinero que se originaba en el narcotráfico y en otras actividades ilegales… Hubo indicios de que algunos bancos fueron rescatados de esa manera”.

Sabemos que la Administración Obama ha sido sumamente tolerante con estas graves trasgresiones bancarias en aras de ayudar a superar la crisis financiera del 2008/9. Por el contrario, si Trump cumpliera su promesa de campaña de quitarle a la banca mayorista especulativa esta fuente de financiamiento tendríamos un fuerte indicio de que va, realmente, en serio.

Otro indicio importante, sería que comenzara a combatir el consumo de drogas entre las elites de su país. Al respecto, Trump ha sostenido que: “Vamos a hacer que esas drogas dejen de envenenar a nuestros jóvenes y a nuestra población. Vamos a ser despiadados en esta lucha. No tenemos otra opción… Y vamos a dar esa pelea contra los carteles de las drogas y vamos a trabajar para liberar a nuestras comunidades de las terribles garras de la violencia”.

Entre esas drogas vienen ganando terreno la morfina producida en México la que nos lleva al tercer indicio. Cuál es su trabajo coordinado con ese país para combatir su producción y su ingreso a los EEUU.

Más allá de la demonización que se ha hecho y que se hace en los mass media de la prolongación del famoso muro. Existe una necesidad estratégica real. Cuál es la de evitar que se conforme una amplia área bajo el control del narcotráfico sobre el sur de los EEUU y el norte de México.

Esta tema viene siendo advertido por varios expertos, como William Lind, el creador del concepto de Guerras de 4ta Generación. Quien señaló, precisamente, que su país, los EEUU muy bien puede verse obligado a desarrollar técnicas de contrainsurgencia para evitar un colapso estatal, tanto los territorios colindantes entre ambos países.

Lind sostiene, entre otras cosas, que la agresividad de los carteles narcos por ganar espacios territoriales en los estados sureños de los EEUU, hay que sumarle la complicidad de las redes de contrabando de armas norteamericanas que abastecen a los carteles de la droga.

Ya hay voces que han alertado, por decirlo de algún modo, de la posibilidad de una intervención militar de los EEUU en el norte de México.

Obviamente, que la necesidad existe; pero no cabe duda que si se concretara bajo esa forma sus resultados serían catastróficos, no solo para las relaciones entre ambos países, sino para toda nuestra región, la de los americanos del Sur.

En este sentido, hay que comenzar por reconocer que ambos Estados, el norteamericano y el mexicano tienen un enemigo común y se llama narcotráfico. Muy bien pueden colaborar ambos para librar una lucha coordinada. Más allá de extensa colaboración que se ha desarrollado hasta el momento, pero que se ha demostrado como poco efectiva por una errónea estrategia.

En el pasado, los EEUU con la autorización del gobierno mexicano persiguieron a notables bandoleros como Pancho Villa. En lo que se conoce como la Expedición Punitiva de 1916 y que no diera buenos resultados por la popularidad del famoso caudillo mexicano.

No digo que ahora sea necesario apelar a expediciones militares formales. Ya no hacen falta; pero bien podrían adquirir la forma del uso de incursiones combinadas entre ambos países de sus fuerzas especiales, el uso común de medios de inteligencia, tanto electrónica como humana, entre tantas otras posibilidades.

Llegado a este punto, los narcofavorecedores de siempre seguramente argumentarán que toda “guerra” contra las drogas está perdida de antemano. Falso. Las únicas guerras perdidas de antemano son las que no se libran por falta de voluntad.

La primera de ellas y que puede servir de modelo, la Guerra del Opio (1839-1842), terminó en forma exitosa, siendo que la poderosa Gran Bretaña estaba entre sus impulsores. Simplemente, porque un funcionario chino tuvo al voluntad política de cortar con el tráfico ilegal de esa substancia de raíz, quemando sus cargamentos y encarcelando y ajusticiando a los traficantes.

Si Donald Trump tiene la decisión demostrada por Lin Hse Tsu en esa famosa guerra no lo sabemos. Pero, hasta ahora y por lo demostrado, creo que le podemos dar el beneficio de la duda.

Carlos Pissolito

Share

11 comments for “Narcotráfico: ¿Es serio Trump?

  1. Héctor Malatesta
    21/02/2017 at 5:34 PM

    Sres.,

    Me hace pensar si Mr. Trump está loco o solo se hace. Y, ¿por casa como andamos? Mauricio también dijo que la lucha contra el narco estaba entre sus tres prioridades de gobierno. Y hasta ahora lo único demostrado es que la Bullrich puede ser un Berni con peluca, igual de histriónica, pero menos eficiente.

    Saludos!!!

  2. Jorge de San Miguel
    21/02/2017 at 7:38 PM

    LAS FARC, EN COLOMBIA, YA LO TIENEN TODO Y EN ECUADOR, CON FRAUDE, SIGUE EL SOCIALISMO EN EL PODER
    http://www.labotellaalmar.com/

  3. Isabel Farnesio
    21/02/2017 at 8:01 PM

    Estimados:

    Trump podrá ser loco, pero no come vidrio. Se ha rodeado de militares experimentados con experiencia de combate y de técnicas de post-conflicto. Cosa que la izquierda rabiosa de lo políticamente correcto no se lo perdonará jamás. Ya que solo tolera a los del mismo palo como la nazifeminista de Hillary.

    Los diarios como el Washington Post y el New York Times y las cadenas como la CNN ya no saben como pegarle. El problema es que el pueblo llano del interior lo ha votado en masa, porque estaba harto de tanto cosmopolitismo inconducente.

    Ahora, hay que sentarse a esperar que sus ideas contagien a Europa, en personas como Jean Marie Le Pen.

    Por estas tierras, el cambio demorará un poco más, pero llegará. Porque todo llega.

    Saludos!!!

  4. Sergio
    21/02/2017 at 11:17 PM

    EEUU tiene 30 millones de consumidores habituales y otros tantos involucrados en el mal llamado consumo social (muchos terminarán siendo adictos)
    Nadie medianamente serio dejaría sin abastecimiento a casi un sexto del país.
    De ello se deriva que la DEA regula y no combate el narcotráfico dentro de sus fronteras.
    Ahora bien: ya ha dejado entrever Trump que el combate contra los narcotraficantes podría extenderse más allá de sus fronteras.
    No debemos descartar operaciones quirúrgicas en Latinoamérica (SEALS, etc)
    No se ustedes, yo lo vería con buenos ojos: está claro que no podemos dominar este flagelo !
    De todos modos, debemos tener claro que el consumo de drogas llegó para quedarse y cada vez más personas consumen y además lo proclaman!
    Es cuestión de tiempo. La batalla la ganaron los carteles…

  5. Carlos Pissolito
    22/02/2017 at 7:21 AM

    Estimado Sergio,

    Te agradezco tu comentario, pero me permito disentir en que los carteles hayan ganado esta “guerra”. En principio, porque aquí,a diferencia de otros lugares, no tenemos carteles.

    Y no los tenemos porque ese rol lo cumplen policías corruptos apañados por políticos corruptos y jueces, fiscales y empresarios cómplices.

    Esto que parece como algo terrible. Y lo es. Presenta una ventaja estratégica. Ya que estos políticos han sido democráticamente electos por el voto popular.

    Y la Argentina, a diferencia de Colombia y de México no se ha desarrollado una cultura popular de la droga. Por lo menos de la magnitud de los países mencionados.

    Lo que hay aquí es el snobismo de los celebrities de la droga. Pero, a nivel popular tenemos un rechazo a la droga. Tal como lo manifiestan organizaciones como las Madres del Paco.

    Por otro lado, está la labor de la Iglesia que no se puede despreciar en este sentido.

    En pocas palabras, nuestra esperanza está en que se produzca un rechazo desde abajo al abuso de las drogas. Tal como se lo ha hecho contra el tabaquismo con excelentes resultados.

    No hay que desesperar, porque toda desesperación es una estupidez.

    Un abrazo,

  6. SENTIDO COMUN - NADA MAS
    22/02/2017 at 9:08 AM

    Estimado Sr Pissolito

    Poco es más que nada. Gracias. Se advierte que usted pondera prolijamente el factor político, económico, financiero, estratégico y hasta social del flagelo de la droga en todas sus expresiones, aunque no percibo una apreciación regional objetiva sobre la situación que abarque Centro y Sur de América, en especial nuestros países limítrofes, productores y exportadores de drogas. Bien, prolijito, estéticamente aceptable para un artículo dirigido al establishment burgués que toma el te tibio, muy lejos por cierto de un mate cocido caliente en recipiente de lata en cualquier momento y lugar. Ahora bien, si Mr Trump concreta o nó lo propuesto, es una situación que atañe a los estadounidenses evaluar, aquí, en Buenos Aires, no debemos involucrarnos en juzgar y criticar a Mr Trump como si nos molestara la decisión soberana de esa Nación. No hay que subirse al colectivo equivocado. Deberíamos ocuparnos de estrategias acordes a la valoración de sus acciones y su repercusión en la región y en particular en nuestra Nación. De que me sirve que la coqueta tía, tomando el tibio té en su living, me cuente lo que por la ventana alcanza a ver. Estimado Señor, dejemos la información que nos ofrece cómodamente “google”, tómese el 180 (línea de colectivos que su recorrido se inicia en el Correo Central y finaliza en el Km 29 de la Ruta 3 Partido de la Matanza, y vuelva por el mismo recorrido a la City), puede hacerlo a las 18.00 hs de un día hábil o bien uno de esos días que hay partido en Nueva Chicago. No desmerezco lo que hacen Las Madres del Paco, pero no nos pongamos bajo las polleras de las víctimas que debemos proteger, es inmoral. La Iglesia hace lo posible, NO LO DUDO, pero seguramente Usted hace referencia al joven Padre PEPE, un lobito con piel de cordero que entraña la semilla del ingrediente ideológico en la caricatura que promociona Francisco y nos olvidamos de los que trabajan en silencio (para los medios que promocionan al joven Padre PEPE) y SÍ.. día a día luchan con y por el rebaño enfermo por esa peste, cargando silenciosamente en sus hombros el peso de esa noble misión. Por favor, suba el fuego de la hornalla, el hervor mata las bacterias. En nuestro país se consume PACO, triste, resaca de la sustancia, se ha masificado el consumo, el nivel mas bajo de la cadena de producción en manos de seres de bajo nivel, cuenta propistas precarios devenidos en narcotraficantes. Cómo ocurrió esto, por la tibieza que no quema y ni mata. Por el tibio mensaje de los medios que aceptan el consumo de sustancias. La mezquindad de los actores políticos, la impudicia sin límites, la pérdida de valores, y podríamos seguir. Aquí hasta se ha logrado una nueva interpretación de la ley de gravedad. Resulta que el problema es la INSEGURIDAD, instalando el “relato”, cuando realmente el problema es la falta e ineficiente SEGURIDAD que el Estado debe ejercer, el Estado en manos de señores que especulan con su caudal político actuando de acuerdo al humor social (público..) que trasuntan los medios. NO EL REAL. Camine por Villegas, Ciudad Evita, Virrey del Pino, San Fernando, Berazategui, Florencio Varela, Budge, 9 de Abril.. camine por los calles de nuestra amada Patria con los ojos bien abiertos y los sentidos dispuestos. Tendrá una objetiva visión de la realidad y, más aún, de nuestro “futuro”. Es tarde pero no debemos dejar de intentarlo, hay que calentar los calderos y derramar el aceite hirviendo sobre este fenómeno que nos corroe. Pidamos a DIOS perdón por lo que no hicimos, por las estupideces que hacemos, reflexionemos, y demos batalla como varones.

    • Carlos A. Pissolito
      22/02/2017 at 10:28 PM

      Le agradezco sus consejos, pero no soy tan joven para recibirlos ni tan viejo para darlos. Nenos, viniendo de quien se ampara en un cómodo nick.

      ¿Caminar? Camino casi todos los días por mis pagos: Vistalba, con algunas incursiones a Luján de Cuyo y a Blanco Encalada. La “Franja de Gaza” que hoy me toca habitar.

      Como antes lo hice por Ramos Mejía, Uspallata, Punta Piojo, Colonia Sarmiento, Las Cañitas, Toay, Santa Rosa, Umn Qsar, Rospentek, Kakopetria, Río Gallegos, Washington DC, Comodoro Rivadavia, San Miguel, Gonaives entre otros.

      Saludos,

      P.D.: Si hay lugares que no ubica, use Google Maps.

  7. Isabel Farnesio
    22/02/2017 at 7:49 PM

    Sentido Común o el menos común de los sentidos,

    Usa Nick y todo. Da lecciones de moral. De amor a la Patria. Caradura. Dice pelear como un hombre y no se atreve a poner su propio nombre. ¿Qué clase de varón es usted si tema dar la cara?

    Machos con el cuero ajeno, les decía mi difunto padre.

    Por favor!!!!

  8. SENTIDO COMUN - NADA MAS
    23/02/2017 at 9:08 AM

    Estimados

    Nick = ser anónimo.. Sí. Con todo respeto les digo que como decíamos en mi barrio.. el comentario no era para ver ..”quien la tiene mas larga..”, como bien enseña Tomás de Kempis “Si puedes y conviene hablar, sean cosas que edifiquen”.. solo eso.

    La VERDAD es una, solo pretendo mantener mi respeto hacia ella. “No esté tu paz en la boca de los hombres; pues si pensaren de ti bien o mal, no serás por eso hombre diferente”.

    Y así caemos en la trampa.. apartándonos del motivo.. buscando el apoyo popular.. no nos olvidemos que la mayoría eligió a Barrabás..

    DIOS los bendiga.

    • Carlos A. Pissolito
      24/02/2017 at 11:20 AM

      Estimado,

      Está todo bien. Pero reconozca que fue usted el que empezó a ningunear diciendo que mi artículo era solo apto para viejas gordas burguesas tomadores de te tibio. Por mi parte, si puedo elegir tomo café negro, tengo hectólitros de mate cocido bebido en mi jarro de caramañola y los únicos tes que he tomado son los que me ofrecían mis contrapartes iraquíes en nuestras reuniones de coordinación, servidos en vasos, muy azucarados y muy calientes.

      Tampoco, creo que la cuestión de fondo que trata el artículo no tenga en cuenta la realidad regional y nacional.

      Para empezar, son muchas las vinculaciones que nos unen con el narcotráfico mexicano. Baste citar el famoso juicio de Junín por el contrabando de Efedrina. Y por si esto fuera poco, si el Sr. Trump cometiera la torpeza de intervenir en ese país sin el acuerdo de sus autoridades, estaríamos ante un problema regional mayúsculo. Probablemente, en el más grave de nuestra historia desde la época de la Independencia.

      Para terminar, a la situación nacional y el narcotráfico la he tratado en otros artículos que estaban referidos a esos temas. El tema de éste era otro.

      Como verá, a mi también, me gusta respetar la verdad. Aunque, acepto que podamos disentir sobre ella, pero sin gastadas.

      Un saludo cordial,

    • Jorge de San Miguel
      25/02/2017 at 9:32 AM

      “La mayoría eligió a Barrabás”.
      Pregunto: ¿qué mayoría?
      Interesante sería escuchar esta versión, si la creemos, del propio Jesús:

      http://www.marialuzdivina.com/paginas/evangelio/1/pag0.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *