Hospital Alvear y una atención de locos: Los enfermos psiquiátricos en la calle

Hoy recalé en la Guardia del Hospital Alvear, un nosocomio dedicado a la atención de personas con trastornos mentales. Llevé al lugar a un joven adicto, que viene padeciendo trastornos psiquiátricos que van desde momentos de paranoia, hasta brotes psicóticos descomunales.

Llegó hasta mí el afectado debido a que una vecina paseadora de perros me pidió ayuda, luego de un brote que éste había tenido en la cuadra de mi casa, en el que reclamaba a viva voz el “supuesto incumplimiento horario” de la joven paseadora. Sus gritos fueron de tal magnitud que la mayoría de los vecinos de la cuadra salieron a la vereda alertados por el inusual escándalo.

La paseadora de perros había llamado al SAME psiquiátrico, quienes lo trasladaron al Hospital Ramos Mejía donde fue compensado momentáneamente y devuelto al domicilio.

Hoy en la mañana lo trasladamos a la Guardia Médica del Hospital Torcuato de Alvear, donde este paciente estuvo internado en otros momentos y en el que tienen su historia clínica completa. Allí nos atendió la médica Psiquiatra Maricel Lomolino Burgos que despachó en menos de 15 minutos al afectado sin ningún tipo de profundización del cuadro.

La Dra. Lomolino Burgos, tras el desesperado relato de la paseadora de perros que albergó en su casa al paciente para que no estuviera en la calle dado que lo conoce desde hace 15 años, se limitó a aumentarle la medicación de Alopidol y otros medicamentos psiquiátricos, los que dejó a cargo para su suministro a la paseadora de perros.

Una de las intervenciones del paciente fue que los medicamentos le producían incontinencia nocturna (se hace pis dormido), al serle preguntado si consumía además drogas ilícitas el paciente refirió que fumaba un poquitito de marihuana, lo que la médica aceptó de buen grado sin hacer ningún tipo de consideración.

Obviamente la Dra. Lomolino Burgos hizo todo lo posible para evitar la internación del paciente visiblemente descompensado por momentos, e instruyó a la paseadora de perros para que maneje los medicamentos psiquiátricos que el paciente debe tomar para evitar desbordes psíquicos.

Alguien me comentó que ésta misma doctora es la que atendió a una señora cuyo marido la llevó al Alvear por su padecimiento psiquiátrico y al evitar su internación como lo pide la ley de Salud Mental que la médica sigue a rajatabla, terminó degollando a su hija de nueve años en la vía pública arrojando su cadáver entre dos autos en el Barrio de Flores de la Capital de la República Argentina.

Me pregunto si esta señora puede seguir manteniendo su título de médico. Si éste paciente, que ella evitó internar, tiene otro brote y decide asesinar a alguien ¿ella se hará responsable? ¿Y si el paciente decide no tomar los medicamentos y sus brotes lo llevan a lastimarse? ¿Si ocurriera una desgracia por falta de control médico?

Dejar a un paciente psiquiátrico a la buena de Dios y sin un control médico permanente me parece lo más cercano a un abandono de persona. Si agregamos a esto que quien lo abandona es un profesional de la medicina se torna aún más dantesco y siniestro.

La ley 26657 de Salud Mental en consonancia con médicos de ésta calaña, convierte a quienes deben proporcionar salud en verdaderos homicidas. Algo preocupante que el gobierno de Mauricio Macri debe solucionar en forma inmediata.

Claudio Izaguirre

Presidente

Asociación Antidrogas de la República Argentina

Rincón 1424 Capital Federal

49421789 y 1551328916

http://www.claudioizaguirre.com/

asociacionantidroga@gmail.com

Share

4 comments for “Hospital Alvear y una atención de locos: Los enfermos psiquiátricos en la calle

  1. Jorge de San Miguel
    12/11/2018 at 9:52 PM

    Muchas gracias por el artículo.

  2. Maria OConnor
    13/11/2018 at 5:30 AM

    La marihuana (como el opio) puede ser usada en medicina, pero no es inocua si se la fuma.

    La marihuana esta relacionada con perdida de memoria, entre muchos otros trastornos.

    El consumo de drogas, sean estas legales o ilegales, afecta el lobulo frontal del cerebro, lo que predispone a la agresividad y a la dificultad en la toma de decisiones.

    En muchos paises se esta legalizando el consumo de marihuana, porque ingenuamente se cree que los adictos entonces no le compraran drogas a los narcos, pero el que ya consume drogas mas fuertes que la marihuana seguira comprandole a los narcos.

    Creo, que seria muy bueno que en redes sociales se inicie algun grupo que se llame algo asi como “aprendamos, eduquemonos a nosotros mismos y eduquemos a los demas” y transmitir conocimientos adquiridos o consultar expertos, porque ademas de luchar contra la corrupcion, Argentina debe incentivar a la poblacion a aprender.

    Como se pudieron creer algo tan ridiculo, como pensar que Argentina podia ser un pais de simple transito de narcos? Si hay transito, hay narcos, los narcos pagan con droga y el que recibe el pago debe venderla………

    Cuando yo era adolescente y vivia en Argentina, los chicos nos reuniamos en grupo y charlabamos y tratabamos de debatir sobre diferentes temas. Luego, mis padres me llevaron a EEUU.

    Es triste que esa costumbre tan linda que existia en Argentina de aprender, leer, debatir, intercambiar ideas se haya perdido…

    • Jorge de San Miguel
      13/11/2018 at 10:41 AM

      Estimada María O´Connor:
      Si Ud. viviera, o hubiera permanecido viviendo , en este país, tendría que constatar el temendo y lamentable estado al que la educación pública (no sé la privada) ha sido llevada.
      E imagino que tendría que considerar la posibilidad de que semejante decadencia no haya sido solo producto de nuestra negligencia como argentinos, que efectivamente existe, sino de designios — incomprensibles e inimaginables para una mente decente–, de quienes con fines que solamente ellos conocen han instrumentado todos los recursos a su alcance para conducirnos a este lamentable estado de cosas.
      “No creo en brujas, péro que las hay, las hay”.
      “El mayor designio del demonio es hacernos creer que no existe”.

  3. Bombastus
    15/11/2018 at 2:27 PM

    La susodicha doctora, es culpable y responsable de la muerte de esa niña degollada por su madre demente. Ella, la supuesta y despreocupada doctora debe de poder dormir tranquila si no tiene sobre su conciencia la muerte de esa niña que pudo ser evitada a travez de su asesoramiento y diagnostico terapeutico, logrando la internacion de esta paciente desquiciada y recibiendo apropiado tratamiento psiquiatrico, ya que estaba demente, alucinada y desbordada en estado de crisis aguda. Si dicha mal llamada doctora no supo hacer este evidente analisis, todo su lamentable trabajo no vale el peso de un piojo. Su actitud de despreocupacion y de abandono de los pacientes es grave , pero mas grave aun es que ella siga trabajando haciendo nada en sus horas de guardia, y siendo pagada por el dinero de los erarios publicos.
    Una administracion tal es mas maligna aun que la conducta pusilanime de dicha doctora. Si hay alguien que inspeccione, investigue y escuche que pasa, es hora de dar el grito, parar estas miserias y hacer justicia.
    Que pasa que el congreso de la nacion es incapaz de sacar una ley de proteccion al enfermo mental, su internacion, su cura y tratamiento obligatorio cuando se detecta droga y este estado agudo de alteracion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *