Las muertes por terrorismo aumentaron un 650% en los países de la OCDE en 2015

atentado-bagdad-junio

* Las víctimas por actos de terrorismo disminuyeron un diez por ciento a nivel global en 2015

* En el caso de Europa, Dinamarca, Francia, Alemania, Suecia y Turquía registraron la mayoría de muertes por terrorismo en un solo año desde 2000

* España ocupa el puesto 89 con una puntuación de 1.203, lo que lo sitúa entre los países que sufren un bajo impacto del terrorismo

* A nivel global, DAESH superó a la secta islamista nigeriana Boko Haram como el grupo terrorista más radical en 2015, con ataques a 252 ciudades diferentes que causaron 6.141 muertes

* Los cinco países con mayor impacto total por terrorismo son Iraq, Afganistán, Nigeria, Pakistán y Siria

* El índice indica que DAESH y sus grupos afiliados duplicaron el número de países en el que estaban activos, pasando de trece en 2014 a 28 en 2015, incluyendo “muchos” en Europa

Las víctimas por actos de terrorismo disminuyeron un diez por ciento a nivel global en 2015, sin embargo, los países más desarrollados del mundo han sufrido un dramático aumento en las muertes como consecuencia del terrorismo en el último año. La cifra sufrió un drástico incremento del 650 por ciento entre los países miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En lo que se refiere a los países desarrollados, 2015 fue el segundo año más mortífero desde que comenzaron los registros. Sólo fue superado por 2001, cuando los ataques del 11 de septiembre contabilizan 2.996 muertes.

El ataque más mortal de 2015 fue en abril en Qaim, Iraq, cuando los combatientes del DAESH ejecutaron a 300 civiles. La paradoja es que los ataques de París en el mes de noviembre fueron los que más repercusión en los medios internacionales tuvieron, sin embargo, con 136 víctimas no está incluido entre los 10 acontecimientos más mortíferos del año.

El mundo, un lugar más peligroso

El número total de muertos por terrorismo en 2015 fue de 29.376 a nivel mundial, lo que supone una reducción que invierte una tendencia alcista de cuatro años. Sin embargo, según el Índice Global de Terrorismo 2016, el descenso total de las muertes a nivel mundial “se vio ensombrecido por un aumento en el impacto general del terrorismo, ya que más países registran niveles terroristas récord”.

Así, dice que un total de 23 países registraron su cifra más alta de muertes por terrorismo, en comparación con la cifra previa de 17 en 2014. El informe indica además que 21 de los 34 países miembros de la OCDE fueron víctimas al menos de un ataque terrorista, con la mayoría de las víctimas en Turquía y Francia.

Los países que experimentaron un mayor deterioro en su puntuación respecto al año anterior son Francia, Turquía, Arabia Saudí, Kuwait y Túnez. En el caso de Europa, Dinamarca, Francia, Alemania, Suecia y Turquía registraron la mayoría de muertes por terrorismo en un solo año desde 2000. Además, más de la mitad de estas 577 muertes fueron en conexión con DAESH, cuyos ataques en París, Bruselas y Ankara estuvieron entre los más devastadores en la historia de estos países.

A nivel global, DAESH superó a la secta islamista nigeriana Boko Haram como el grupo terrorista más radical en 2015, con ataques a 252 ciudades diferentes que causaron 6.141 muertes.

Los cinco países con mayor impacto total por terrorismo son Iraq, Afganistán, Nigeria, Pakistán y Siria. Estos cinco países supusieron el 72 por ciento de todas las muertes por terrorismo en 2015.

Operando en estos países están los cuatro grupos terroristas más peligrosos, que son responsables del 74 por ciento de todas las muertes por terrorismo: DAESH, Boko Haram, los talibán y Al Qaeda.

El aumento de las víctimas del terror en los países de la OCDE y un marcado incremento en los ataques terroristas transnacionales significa el mundo es ahora un lugar aún más peligroso, en términos de terrorismo.

España mejora

España ocupa el puesto 89 con una puntuación de 1.203, lo que lo sitúa entre los países que sufren un bajo impacto del terrorismo. Una posición que mejora con creces con respecto al año anterior, 2014, cuando el país estaba en el puesto 65 del ranking con un marcador de 2.622 puntos.

La tendencia a la baja viene consolidándose en los últimos años, a medida que el terrorismo de ETA ha ido desapareciendo. España batió records como país más mortífero en el año 2004, a causa de los ataques yihadistas del 11 de marzo en Madrid, lo que le situó en el cuarto puesto ese año.

Los casos de Iraq y Nigeria

El informe señala que las operaciones militares contra DAESH y Boko Haram resultaron en la reducción del 32 por ciento de las muertes en Iraq y Nigeria, si bien sus ataques en otros países contribuyeron a un deterioro del seis por ciento en la puntuación total del índice. “El éxito militar frente a DAESH y Boko Haram resultó en menos muertes en Iraq y Nigeria, aunque los dos grupos propagaron el terror a estados y regiones vecinos”, agrega.

El índice indica que DAESH y sus grupos afiliados duplicaron el número de países en el que estaban activos, pasando de trece en 2014 a 28 en 2015, incluyendo “muchos” en Europa.

Además, los ataques de Boko Haram en Camerún, Nigeria y Chad aumentó el número de muertos por terrorismo en los tres países en un 157 por ciento.

“Necesidad de respuestas rápidas”

Por ello el presidente ejecutivo del (IEP), Steve Killelea, ha apuntado que “el informe destaca el conjunto más complejo de dinámicas en terrorismo global en los últimos 16 años”.

“Aunque por un lado la reducción en las muertes es positiva, la continuada intensificación del terrorismo en algunos países y su propagación a otros nuevos es una causa de grave preocupación y subraya la naturaleza fluida de la actividad terrorista moderna”, ha valorado.

“Los ataques en el corazón de las democracias occidentales subrayan la necesidad de respuestas rápidas y a medida para la evolución de estas organizaciones”, ha agregado.

Asimismo, ha explicado que “conocer los impulsores del terrorismo es crucial para el desarrollo de estrategias de lucha contra el terrorismo que ayuden a combatir la radicalización”.

“Las operaciones militares están contribuyendo claramente a limitar a ISIL en Iraq, pero el atractivo continuo de la organización, evidente en los ataques inspirados por ISIL en Europa, demuestra las limitaciones de un enfoque puramente militar”, ha manifestado.

En este sentido, el informe apunta que, dentro de los países de la OCDE, los factores socioeconómicos como el desempleo juvenil, los niveles de delincuencia, el acceso a las armas y la poca confianza en el proceso electoral son los factores más importantes relacionados con el terrorismo.

En los países en desarrollo, “una historia de conflicto, niveles de corrupción y desigualdades basadas en el grupo son los factores más relacionados con la actividad terrorista”, manifiesta.

Impacto económico

Por último, el informe cifra en los 89.600 millones de dólares (alrededor de 83.333 millones de euros) el impacto económico global del terrorismo en 2015.

Iraq es el país que sufrió el mayor impacto económico del terrorismo, alcanzando el 17 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) en 2015.

El informe es desarrollado por el IEP y se fundamenta en la base de datos de terrorismo global del National Consortium for the Study of Terrorism and Responses to Terrorism (START) así como otras fuentes. (Información Sensible)

1 comment for “Las muertes por terrorismo aumentaron un 650% en los países de la OCDE en 2015

  1. MANDRAQUE
    17/11/2016 at 4:54 PM

    Che! Y cuantos son las muertes por el terrorismo nostrano de los 70?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *