Montevideo es recuperable

Hace unas semanas, escribía en un artículo sobre cómo “Recuperar Montevideo”, y la necesidad de los partidos tradicionales de recuperar la Intendencia para su justa administración.

Mientras esto no pase, es obligación imperiosa de los partido y de su futuro candidato a la IMM, presentar iniciativas para que la actual administración comunista de Montevideo, las haga suyas y las implemente, pues los Partidos Tradicionales , por los montevideanos y por su historia, no pueden esperar más para retomar la Intendencia y poner en práctica una serie de actuaciones, desde ya debe trabajar en su recuperación y en la elaboración de un plan de emergencia para sacar a Montevideo del CTI en el que lo ha sumergido, destrozado y saqueado por la actual gestión comunista.

La administración comunista y populista de la Intendencia, solo ha procurado administrar la pobreza y especular con ella, y dejar que el “lumpen”, hoy también llamados “planchas” (tan agredido por ellos cuando votaban a los Partidos Tradicionales) sufra solos sus necesidades, quizá como forma de vengar aquel viejo voto “tradicional”.

Porque lo cierto es que los servicios públicos a cargo de la Intendencia son una calamidad, por ello hay que empeñarse a fondo en hacerlos verdaderamente eficientes, pero si no se tiene un control del crecimiento capitalino, de nada valdrán los esfuerzos ni las inversiones.

El futuro intendente debe ser igualmente ambicioso en lo que a desarrollo urbanístico se refiere, debe apuntar a la transformación total y absoluta de la ciudad, y a la construcción de nuevas arterias de importancia fundamental, a la paliación de las avenidas existentes y la construcción y reconstrucción de numerosas calles y avenidas para mejorar la fluidez del tránsito.

Definitivamente los inspectores de tránsito, hoy suplantados por la inteligencia artificial de las cámaras, deben dejar por un año de aumentar las arcas de la intendencia con los resultados de la “industria de la multa” y por ese período, salir a las calles y a las escuelas para hacer docencia (los que sepan), previniendo de esta manera muchas muertes y ayudando a que los niños sean hoy buenos peatones, para en un futuro poder ser buenos conductores.

En materia de vivienda, también debe estar presente la audacia. Audacia que va desde el empeño de transformar el rancho misérrimo en casa higiénica y la sustitución de los cantegriles y los asentamientos ilegales por urbanizaciones populares modernas y seguras, hasta la ejecución de un amplio y realista programa de viviendas para las personas de medianos ingresos.

Quizá si la administración comunista, hubiese realizado una responsable administración de Montevideo, con los casi 100 millones de dólares que se “esfumaron” entre los pagos de convenios incumplidos y la corrupción en los casinos, pudiese haber construido con esos fondos más de 30.000 casas ¡vaya perversidad comunista!, y hoy las familias cadenciadas no estarían habitando ranchos inapropiados para el normal desarrollo de la vida de cualquier familia, que solo pretende vivir tan dignamente como lo hace la intendentes comunista que han pasado en estos 30 años y su incompetente equipo.

Tampoco nada ha hecho la intendencia frenteamplista en materia de regularizar el sistema de “carritos” de los hurgadores, a los cuales, con un plan complementario, se les debe retirar de las calles de Montevideo y mientras esto no suceda, la Intendencia de Montevideo, deberá hacerse cargo de un “seguro contra terceros”, para los carros que registró y autorizó para insólitamente circular por las principales calles de Montevideo, pues es responsabilidad de la municipalidad los daños que puedan causar, dado que ellos circulan bajo su autorización.

Quizá el intendente, cuando definitivamente termine con los enfrentamientos con el sindicato de los empleados municipales, que por su terquedad y la de los ex intendentes anteriores, cada contribuyente ya ha debido pagar (además de los impuestos) más de 400 dólares para cubrir los incumplimientos de los convenios comprometidos por la administración izquierdista y las perdidas incontrolables en los Casinos Municipales, pueda prestar atención a Montevideo, recorrer sus barrios así como han recorrido decenas de ciudades del mundo, saber de las necesidades de toda la ciudad, y en base a eso tomar en cuenta éstas y futuras iniciativas que desde el equipo del futuro intendente se le acercarán.

Entonces sí, sin su chocante cinturón de ranchos, remplazados estos por casas dignas dotadas de todos los servicios; sin las tremendas y enloquecedoras “colas” del tránsito, sin la anárquica circulación de los “carritos” por las calles y avenidas, sin las calles llenas de pozos, con los servicios públicos funcionando como debe ser, y con la ciudad embellecida por muchos parques, Montevideo volverá a ser hermosa y grata.

Montevideo será la ciudad deseable y el nuevo intendente su correcto administrador y es por eso que pedimos desde ya el apoyo todos los montevideanos que quieran recuperar en lo departamental la vida digna y ser respetados como contribuyentes y ciudadanos , que acompañen la candidatura de la Coalición Multicolor y del equipo técnico que la acompañará.

Jorge Azar Gómez

Ex representante de Uruguay ante ONU

Share

3 comments for “Montevideo es recuperable

  1. Elber Oliveira Raffo
    09/02/2020 at 11:27 PM

    El problema de los carritos de los hurgadores. Debe solucionarse ya. Actuan con total impunidad.
    Y piensan que son propietarios, de lo que otros desechan.

  2. Patricia Gancedo
    10/02/2020 at 2:41 PM

    Excelente! Recuerdo que cuando fui a vivir a Mtdo me llamaron mucho la atención esos carritos de hurgadores que no existían en otras ciudades, porque además significaban un incordio para el tránsito haciendo muchas veces insoportable la circulación! Asimismo comparto cada uno de los conceptos de esta nota esperando que la ciudad se convierta en una de las más bonitas de la zona ya que lo es en esencia! Felicitaciones

  3. Elber Oliveira Raffo
    10/02/2020 at 8:08 PM

    Montevideo, tiene todo para ser. Una de las capítales mas bonitas y acogedoras de la América latina.
    Solo falta “acicalarla” un poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *