Paro al paro

Finalmente, llegó. El 6 de abril 2017, después de 15 meses de gobierno, la CGT le hizo su primer paro general, transporte incluido, al gobierno de Macri. ¿Razones? Muchas, algunas reales y otras no. Que la plata no alcanza, es cierto. Que no les gusta la política económica de este gobierno, también es cierto. Pero es la política económica de un gobierno votado por la mayoría. Tendrán que esperar a ganar la próxima elección y decidir ellos qué política económica van a hacer. Un paro no cambia la economía, la achica.

El 2016 fue un año muy difícil económicamente, el país que dejaron los K era tierra arrasada. Los sindicatos apoyaron, pusieron el hombro y la gente se ajustó el cinturón. Ahora que las cosas mejoraron un poquito, ahora hacen un paro general. ¿Por qué? Porque es un año electoral y porque nuestros sindicalistas son buenos negociantes. ¿Y el país? De eso no se habla. Se habla de paritarias y de sueldos más altos.

Al día siguiente del paro, ¿qué cambió? El país produce menos, los míticos inversores son más reacios a invertir en un país desquiciado por paros generales y los diarios e interminables cortes de rutas, puentes y calles. Después se quejan de las inversiones que no llegan. ¿Cómo van a poner plata en un país de encapuchados armados de palos con clavos en la punta? Un país donde los sindicatos prohíben ir a trabajar.

La amenaza de Viviani (sindicato de taxistas) de dar vuelta los taxis que salieran a trabajar, es una prueba de la intransigencia sindical. Personas cerrando una estación de servicio de madrugada para que sus dueñas no pudieran trabajar, es otra prueba. Organizaciones sociales cortando la Panamericana con la ruta 197 y agrediendo a los gendarmes, es otra prueba. ¡Y son tantas! Y se quejan de la falta de inversiones!

Sería más honesto, ¡qué palabra tan rara!, que dijeran que quieren que vuelva el despilfarro, el deme todo en muchas cuotas, el regalo de planes no trabajar y de jubilaciones sin aportes; el inaugurar una, dos, tres, cuatro y hasta cinco veces hospitales, escuelas, vías férreas, estaciones y, y… inexistentes. Volver al “mentime que me gusta”, “contame que tenemos menos pobres que en Alemania.”

Y por favor, un INDEC trucho. Volvamos a los cortes de luz en aumento, a la inflación maquillada y a los precios cuidados, cuando todos sabíamos que era “cuidado con los precios”. Pero es tan lindo que nos cuenten cuentos para irnos a dormir con una sonrisa, mecidos por la diaria condena nacional y el dedito acusador, un día le tocaba a uno y otro día a otro. Y “Clarín miente”. Que puede que sea cierto.

Pero desde el gobierno nacional no se ataca a un medio. A ninguno. Y sigue la misma pregunta: ¿qué se consigue con un paro nacional? ¿Qué se consigue con prohibirle trabajar a la gente, que es lo que hicieron? ¿Mejores condiciones de trabajo, mejores salarios, una nación en marcha? ¿Inversores fascinados con un pueblo trabajador, empecinado en sacar a flote su país? No, de eso ni la CGT, ni los piqueteros, hablan.

La Argentina perdió un día de trabajo. Los chicos, esos rehenes de los trabajadores de la educación, liderado por personas que anteponen sus proyectos personales a la sagrada misión de enseñar, perdieron otro día. Eso equivale a estar mucho más lejos de los chicos de China, de Finlandia o de Singapur. Argentinitos cada vez más lejos de poder competir con ellos en un futuro que será totalmente globalizado.

Reprimir es un verbo civilizado, de acuerdo al diccionario es “volver a poner las cosas en su lugar”. Se vio. Se puede reprimir con responsabilidad. Gracias CGT. Gracias organizaciones sociales. Gracias piqueteros. Ustedes se sacaron el gusto. Todos nosotros, hoy, somos más pobres en todo sentido.

“¡Ay Patria mía!”*

Malú Kikuchi

La caja de Pandora

* Últimas palabras de Manuel Belgrano antes de morir, 20/6/1820.

Share

4 comments for “Paro al paro

  1. Godofredo
    08/04/2017 at 4:00 PM

    Pateticos todos Malu , asco ver las caras y actitudes de “sindicalistas” como si estuvieran viviendo en los 50 / 60 , y siguiendo “directivas verticales” de la jefa de la banda , llamese caudilleja , – barata y de cuarta -.

    La izquierda no debe preocupárnos mucho , aun siguen esperando las profecias del viejo Karlos y de don Leon ; solo les quedan :…….un colectivero y ex-asaltante de Bancos , devenido en lider castro-guevarista en Venezuela ,…el hijo de un narco abatido por la Policia en Ecuador , un cultivador de Coca en Bolivia y las remeritas del Che , vendidas a $30 en La Salada …..10 “teoricos de cafe” de Carta Abierta , – impotentes sexuales y mentales – ; y una vieja desquiciada con demencia senil , abandonada por su marido y sus hijos que hoy viven en España ,….es todo lo que queda de la izquierda marxista.

    A no ser que consioderen a OTTAVIS , comandante del Ejercito montonero. ( jeje )

    El peronismo agoniza y que bello es poder verlo , palparlo y olerlo.

    Van dos besos , una en la Mejilla y otro en la frente.

  2. Machaco Perdojian
    08/04/2017 at 6:02 PM

    MALÚ:
    EL ALUVION DEL 1-A BARRIÓ CON LA ESCORIA
    SCIOLI + MASA + STOLBIZER + RANDAZZO PERCIBIERON QUE ESTAN AL BORDE DEL PRECIPICIO …. Y DIERON LA ORDEN DE DAR UN PASO ADELANTE !!!
    Contundente demostración de fuerza ?????
    …. DE LOS PIQUETEROS DE ESTECHE Y D´ELÍA, APOYADOS POR EL HELADERO
    QUE LOS SACARON CON AGÛITA MARICONES DE MIERDA
    LE ESCAPAN A BAÑARSE ….
    … LA PROXIMA VEZ LE TIRARÁN CON PALAS
    … Y ALLI HUYEN DESPAVORIDOS P´A SIEMPRE
    A VIVIANI LOS CONDENADERON A CAVAR POZOS CON UNA PALA
    ESTA DESESPERADO LLORANDO POR LOS RINCONES
    LA CGT ¿ DONDE ESTUVO ? …. EN LOS MATONES CIERRA ESTACIONEROS ??
    SE HIZO MIEEEEERRRRDAAAAA !!!

  3. epicardio
    08/04/2017 at 6:31 PM

    Bellísimas palabras hiladas con coherencia y sentido del deber. Felicitaciones por interpretar cabalmente lo que muchos de nosotros pensamos de ese nefasto 6A que no nos dio absolutamente ningún beneficio, y menos para los que hoy sufren su pobreza adquirida por tantos años de Korrupción y peronchismo.

  4. Arcabucero
    09/04/2017 at 9:10 AM

    Cuando el peronismo da muestras cabales de senectud, empieza a hacerse patente su herencia: gobiernos sucesivos que no reparan en dar volantazos desde la derecha a la izquierda sin aviso previo, pero que tienen en común que la honestidad no es su faro y que solamente persiguen perpetuarse en el sillón de mando, una CGT miope incapaz de colaborar con un poco de esfuerzo para mejorar la economía, una clase empresarial prebendaria que menos aún sabria/podria colaborar, una izquierda piquetera que corta calles a cara tapada como los bandidos en las películas del lejano oeste, una intelectualidad capaz de venderse por un puñado de pesos con tal de firmar misivas supuestamente abiertas y una población empobrecida en los cultural y económico (van de la mano las dos cosas) con alto porcentual de analfabetismo funcional. Y se trata del unico partido que sobrevive en un concierto de fuerzas politicas que solo puede dar alternativas inestables. “Perdete ogni speranza voi ch’entrate” (y los inversores internacionales lo saben bien). Lo que se vive hoy es el tiempo de descanso para que el senil movimiento nacional reacomode sus fuerzas para una nueva aventura totalitaria. Que el paro nacional nos sirva de recordatorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *