Prólogo para repensar las perspectivas del ser argentino

Encrucijada cultural y salida del laberinto

Nuestra nación se encuentra en una encrucijada que, por la compleja relación entre muchos factores, condensa una crisis cultural, no aislada, en un mundo agónico de todos los principios y valores conocidos. Esa axiología no ha sido sustituida ni actualizada para un orden más humano, reparando la brecha entre evolución técnica e involución social causada por una mística inversa. Una anti-ética que endiosa el poder del dinero a expensas del olvido del “ser” en los extremos crecientes de opulencia y miseria.

Hace falta el auxilio de una actitud filosófica, no teórica ni académica, para aunar percepciones, intuiciones y sentimientos en busca del sentido profundo de la vida, y su significado práctico en los hechos cotidianos. Hechos que nos duelen y preocupan cuando vemos agravarse la tentación individual y grupal de “salvarse”, bajo formas facciosas o corporativas. Una patología que disuelve el pacto constitutivo de la sociedad y fractura la comunidad de pertenencia territorial y lazos solidarios.

Por esta razón, repensar nuestros problemas principales es una obra común exenta de egocentrismo, requiriendo ámbitos flexibles a la libertad, la diversidad y la expresividad. Claves para aprovechar el talento neutralizado por la arrogancia y el resentimiento, la prepotencia y el traslado de culpas, y las antinomias de un desencuentro constante. Las luchas del pasado no pueden olvidarse porque son parte inseparable de la historia, pero deben superarse en sus prejuicios y rencores para acceder al porvenir. La condición humana tiene este privilegio de poder transformarse para alcanzar un nivel superior de la cultura propia.

Hay que salir por arriba del laberinto ciclotímico que nos aqueja y de una marcha en círculo como defecto impuesto desde antiguo por antagonismos ancestrales. Y que al saturarse ahora en el presente por la acumulación de conflictos irresueltos por desidia, afecta la conciencia de nuestra identidad y amaga instalar un futuro absurdo. Tal como lo vemos en países de configuración inestable y regionalismos secesionistas.

El destino es tendencia, no determinismo

El divisionismo arrebatado y destructor, o la “unidad” impuesta por la brutalidad no es unión sino dominio y termina en opresión y la resistencia consecuente. Así lo vimos en las dictaduras cívico-militares que planteaban la desaparición forzada de un bando. Pero el destino es tendencia, no determinismo, y puede modificarse como lo hicieron otros pueblos con valentía civil y heroísmo social.

No es un camino adecuado ignorar el mal en sus “causas” para declamar la desgracia en sus “efectos”. Sino ahondar en su análisis con honestidad y realismo, para formular un diagnóstico veraz, y un tratamiento aceptado por su comprensión de los problemas con amplitud de espíritu. Sabiendo explicar los fundamentos del plan propuesto y las bases del modelo elegido, como impulsores de la decisión colectiva de cumplirlos.

¿Sabemos pensar?, ¿sabemos hablar? ¿sabemos escuchar? Porque no hay comunidad sin lenguaje coherente y propensión al diálogo. Con estas herramientas hay que indagar, preguntar y dudar para luego afirmar con solvencia, sin vulgaridad ni oscurantismo. Aproximaciones sucesivas a un rumbo firme que persiga la meta soñada: lograr la síntesis de objetivos que expresen los intereses de la conciencia nacional. Porque sin conciencia no hay proyecto y sin proyecto no hay esperanza.

El ser argentino necesita integrarse con la coordinación del “hombre económico” promotor de riqueza, el “hombre social” defensor de justicia y el “hombre político”, vigía de un potencial apropiado para persistir en nuestra rica geografía, y en la historia de los pueblos protagonistas. Cambiar no es pasar de mano la llave de la impunidad, ni atestiguar el desfalco pasado mientras se perpetran quizás otros mayores. Porque el designio circular se acelera en cada etapa, con la complicidad de una trama mediática y jurídica que naturaliza y aumenta la extorsión, el despilfarro y el robo.

La autoestima estratégica como fuerza interior

Hay que equilibrar el rango de los esfuerzos y beneficios, eliminando el sacrificio inhumano y los círculos de concentración perturbadores de un estado de dignidad posible. Ésta rechaza el elitismo de las clases impiadosas; la exclusión agobiante de los más vulnerables; y la inseguridad provocada por desesperación, delincuencia y vandalismo. Cuestiones graves que nos recuerdan que “crear trabajo”, la asignatura principal del desafío de gobernar, está pendiente.

Sepamos reconocer estos defectos evidentes sin perder nuestra estima estratégica, como fuerza interior para corregirnos y realizarnos plenamente. Porque los valores esenciales son imprescindibles cuando se ha prometido eficacia con ética. No más pues de lo mismo, maquillando formas para no variar el fondo. Viejo truco de los liderazgos de apariencia que se corrompen prematuramente, sin alcanzar la categoría del estadismo, que es el arte de lograr la felicidad del pueblo y la grandeza de la patria.

Julián Licastro

Share

2 comments for “Prólogo para repensar las perspectivas del ser argentino

  1. LACHO
    09/10/2017 at 9:49 AM

    Las tácticas políticas de CAMBIAR sin renovarse podemos constatar con quienes se las conocieron como las “chicas” K, las cristinas o las generalas. Las cristinas parecían de veras convencidas de que, con la jefa K en el poder, se venía un cambio real(como hoy ocurre con la esperanza argentina) y que sería ella quien se saque de encima a los impresentables. En un acto en el Museo Evita, el grupo “Las generalas” -tomaron su nombre del restorán “El general”, donde se reunían a cenar- , un espacio originalmente integrado por la titular del Pami, Graciela Ocaña. Ocaña lo explica, en nombre de las generalas: “Desde que estoy en la función pública, no he visto a Cristina más que cinco o seis veces. Ella me llama por teléfono cuando necesita consultarme algo por mi especialidad: temas de salud, jubilados o alguna cosa vinculada al Hospital Francés. Nos llama a cada una por temas. Por eso la apoyamos”. La consultó sobre el veto del 82% móvil? Porque ella estaba todavía. Massa había sido expulsado y fue intendente desde el 2009 en adelante, de Tigre. Cristina es menos caprichosa que Kirchner, aunque parezca que es más. Y cuando paga un costo, sabe por qué lo pagó. Le cuesta mucho admitir errores en público. Y cuando alguien le señala algo, repele pero guarda. Te das cuenta de que guarda porque pasan los días y admite su error, pero jamás te va a dar la derecha; te dice que rectificó porque lo leyó en algún lado, no porque se lo dijiste vos o se lo sugirió otro u otra”. Tanto Néstor como Cristina tuvieron lazos más pragmáticos que emocionales con sus electores. Hay que entender algo: en televisión no importan las ideas. Importa que vos toques una cuerda sensible en quien te ve, como cuando estás hablando con alguien y te da ganas de seguir conectado, y no sabés por qué. Por eso explotan el “juntos”, “podemos”, “estamos cambiando”. Cambiemos incluye videos de “contenido emocional”, para vender a sus candidatos como productos (sin que se conozca sus componentes personales, ergo, judiciales) con el solo fin del resultado electoral para la composición mayoritaria en el congreso. O sea, cumplimiento a rajatablas de las tácticas básicas de Bulrrich. Porqué te dicen que con un timbreo sabemos de cerca “que necesitás”. Si tan solo fueras una persona, ciudadano normal y con la suerte de estar trabajando, sabés que se necesita. Hoy la política de LABIOS CERRADOS con los medios argentinos llenos de pautas oficiales, es conveniente. Para “no correr riesgos”, así va bien, ” para qué cambiar” sugeriría un asesor equeco.
    Es clarísimo que como muchos políticos dieron un giro de 180°,lo interesante sería saber, por qué? o para qué?
    y como se explota políticamente un resultado exponiendo la nobleza femenina. Nobleza, no antecedentes judiciales. Ocaña decía: Las mujeres han sido parte de los grandes movimientos sociales y políticos de la Argentina desde los ‘70 para acá. Y nosotras creemos que con la llegada de Kirschner hay una nueva perspectiva para las mujeres, hay un quiebre respecto a la vieja Argentina del 2001 y queremos reanimar a las mujeres para que participen en la decisión de las políticas públicas. –Cuando el hombre perdió el trabajo, y en muchos casos al verse frustrado no salía de su casa, fue la mujer la que se hizo cargo. No sólo saliendo a buscar trabajo sino formando parte de distintos movimientos. Ejemplo claro de conveniencia politica,una persona que tenia ese concepto de Nestor kircner jamas podria formar parte de Cambiemos! En tiempos de Nestor, se decía: además de conducir el PAMI e integrar la comisión normalizadora del caótico Hospital Francés, que pasó a la esfera de la obra social de los jubilados para convertirse en un centro de salud para la tercera edad, esta mujer bajita y de anteojos armó el Frente para la Victoria porteño. En la actividad privada trabajó con cierto éxito en comercio exterior, hasta que se decidió a largar todo para abrazar la política “mientras vivía de unos ahorros que había hecho”. Chacho Alvarez fue uno de los impulsores del retorno de Cavallo al poder. Ocaña aún estaba en el Frepaso y levantó la mano por la afirmativa por los superpoderes, al menos en la votación en general. Ejemplo claro de conveniencia politica,una persona que tenia ese concepto de Nestor kircner jamas podria formar parte de Cambiemos! El giro de 180 grados es un know how acumulado durante muchos años en política. Distinto es el caso de Gladys Gonzales, denunciada en la justicia por administración fraudulenta, malversación de fondos, usurpación de cargos y bienes, incumplimiento de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad, estafa procesal, falso testimonio, falsificación de instrumentos públicos, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario público entre otros delitos graves. Otro es el caso de Joanna Picetti. También tenemos a este muchacho Aguad, que fue nombrado en el Ministerio de Defensa. En su paso por Corrientes, dejó una estela de malas acciones y muy COSTOSAS.
    En fin, vemos que lo que elegimos, sin lugar a duda no se diferencian de los AUDACES del gobierno anterior, pero sí nos muestran que la voracidad por permanecer en POLITICA, les salva del deber de TRABAJAR para conseguir el pan de cada día.

  2. MACHACO PERDOJIAN
    09/10/2017 at 3:44 PM

    Julián Licastro (n. 1940) es un político argentino del Partido Justicialista y escritor político.
    (UN ENFERMITO DE POPULISMO FASCISTA DELIRANTE)

    Egresó primero de su promoción del Colegio Militar, pero fue dado de baja por su oposición a la dictadura del general Onganía mientras estaba al mando de una unidad de artillería en el Colegio Militar.1​

    En 1970 se entrevistó en Madrid con el exiliado expresidente Juan Domingo Perón. A su regreso fundó junto con José Luis Fernández Valoni el Comando Tecnológico Peronista, una agrupación orientada a organizar acciones políticas del peronismo —aún proscrito tras quince años de su expulsión del gobierno— por fuera del sindicalismo, por entonces la única fuerza organizada con la que contaba el peronismo. En 1972 formó parte del Consejo Nacional del Movimiento Nacional Justicialista, e integró la comitiva que acompañó a Perón en su regreso definitivo al país.2​

    Durante la tercera presidencia de Perón fue nombrado titular de la Secretaría Política de la Presidencia, a través de la cual orientaba la Escuela de Capacitación Política y la Escuela de Capacitación Sindical. La presidenta María Estela Martínez de Perón lo nombró ministro plenipotenciario, con sede primeramente en San Francisco y Lima.2​

    Durante la última dictadura militar debió exiliarse; de Lima se trasladó a Caracas, donde se instaló como formador de líderes comunitarios y expertos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, recorriendo varios países latinoamericanos. En este período inició la publicación de gran cantidad de libros sobre doctrina y análisis justicialista.2​

    Regresó a su país en 1981, participando en la reorganización del Partido Justicialista, identificado con el “verticalismo”, que reconocía la autoridad de María Estela Martínez de Perón. Tras la recuperación de la democracia a partir de 1983, fue consultor del Senado de la Nación, asesor de la Presidencia, Diputado Nacional por la Ciudad de Buenos Aires.2​

    Durante la década de 1990 se identificó con el menemismo y fue nombrado embajador de su país en el Perú, y posteriormente jefe de la delegación argentina ante la Junta Interamericana de Defensa.[cita requerida] Durante la década siguiente destacó su apoyo inicial3​ y su posterior oposición al kirchnerismo, respecto del cual difundió sus diferencias a través de su libro Peronismo o Populismo, Debate sobre la identidad política (2012).4​

    En el año 2012 publicó un libro de memorias titulado Diálogos con Perón.[cita requerida] Referente al gobierno de Mauricio Macri escribió su última obra Entre todos o nadie, en que destacaba la imposibilidad de conducir la Argentina sin un proceso sincero de unión nacional y concertación social.[cita requerida] Desde el 2016 concentra su actividad en la realización de seminarios y conferencias para la nueva generación de dirigentes, como las conferencias “La misión estratégica del sindicalismo argentino”, del 15 de marzo de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *