Y la nave va…

“El destino de nuestros nietos no cuenta nada cuando se lo compara con el imperativo de que mañana aumenten los beneficios”. Noam Chomsky.

Anteayer a mediodía, el mundo cambió por el impacto de un fenómeno cuyas consecuencias aún son una incógnita para muchos, pese a haber escuchado el discurso de asunción de Donald Trump, por la sorprendente integración de su gabinete. De todos modos, ya hay alguna certeza: el nuevo mandatario norteamericano ha generado en su sociedad una fractura que mucho se parece a la grieta que aquí construyeron los Kirchner; también son idénticos su populismo, su relación con la prensa y, sobre todo, su megalomanía.

Pero algo hay que reconocerle: logró expresar el resentimiento del interior profundo contra la globalización de la economía mundial. Y en eso resulta posible coincidir, a poco que pensemos en los rasgos que la han marcado en las últimas décadas: la monstruosa concentración de la riqueza en pocas manos (ocho hombres tienen tanto dinero como la mitad de la humanidad) y, sobre todo, el anonimato del capital. Que ese resentimiento se produzca cuando el país tiene la menor tasa de desempleo en años no fue óbice para que el magnate viera frustrada su carrera hacia la Casa Blanca.

El paquete accionario de control de la principal empresa del mundo en producción de bienes tangibles (General Electric) equivale sólo al 2,5% de su capital; el resto se encuentra atomizado en manos de carpinteros alemanes, agricultores italianos, ricos chinos, compañías japonesas, fondos de inversión, etc. Y esa situación se repite en la enorme mayoría de aquéllas que cotizan en las bolsas de valores de todo el mundo.

Los capitales se mueven por el mundo a la velocidad de las transacciones cibernéticas, sin importar en absoluto cuáles sean los efectos que esa migración produce en los países. Esa situación hace que los presidentes de las compañías -los famosos CEO’s- y sus ejecutivos sean meros gerentes, a los cuáles sólo se les exige cumplir una regla: generar beneficios; cuando no lo hacen, y aún con ingentes indemnizaciones, son despedidos sin piedad por las asambleas de accionistas.

A partir de esa máxima, dejó de tener relevancia alguna el lugar en que se encuentran las plantas fabriles, y éstas son trasladadas a países con costos laborales inferiores y con sistemas impositivos más beneficiosos para el capital. Si, para cumplir el objetivo, resulta indispensable sumir en la pobreza a las personas que trabajaban en las fábricas abandonadas, se lo considera “daños colaterales” y, por supuesto, perfectamente admisibles.

El ejemplo más paradigmático es la ciudad de Detroit, en Michigan, otrora capital mundial de la industria automovilística: hoy está abandonada y en ruinas, literalmente quebrada por las deudas, arrasada por el desempleo, la miseria, la violencia y la drogadicción. Y todo esto se produjo porque las grandes automotrices se radicaron en otras latitudes, se llamen Japón, China, Corea, etc., para vender en Estados Unidos.

Donald Trump ratificó ayer que hará lo que dijo en su campaña electoral: imponer el proteccionismo a la economía de su país, de la mano del “compre americano”; varias empresas, que tenían planes de inversión en México, se curaron en salud y, aún antes de su asunción, los suspendieron o, lisa y llanamente, los cancelaron por el temor que generó la imposición de gabelas de importación que las sacaría del mercado.

Esa vuelta a atrás en la apertura económica, que lo hizo reiterar que abandonará los grandes acuerdos de libre comercio -NAFTA, en especial, pero también las negociaciones del Transpacífico- implicará, necesariamente, un aumento en las tasas de interés mundiales, forzadas por unos Estados Unidos transformados en una verdadera aspiradora de fondos, y los países emergentes -como en el nuestro- verán encarecerse su endeudamiento y crecerán las dificultades para exportar productos industriales al mayor consumidor mundial.

El otro aspecto del monumental movimiento tectónico que se registró ayer son las relaciones internacionales de la mayor potencia militar del globo. Trump ha reconocido informalmente a Taiwan, y anunciado que limitará los intentos de China de extender su soberanía al mar que rodea su oriente cercano y su sudeste. Beijin, como era previsible, reaccionó oficiosamente planteando la posibilidad de un conflicto bélico que, de producirse -estudios de la Universidad de Harvard lo consideran probable- arrastrará al mundo todo y hasta podría poner en peligro su supervivencia.

El nuevo Presidente, por lo demás, ha reafirmado su simpatía con Vladimir Putin, a quien debe entenderse como la expresión de una sociedad de enorme raigambre zarista, como lo fueron desde 1917 todos los jerarcas soviéticos. La idolatría nacional por sus líderes resulta un elemento fundamental para comprender el por qué del respaldo a las actitudes más alocadas o criminales de éstos, y aún al perdón por los fracasos económicos que llevaron a la caída de la URSS. Cómo se darán las relaciones entre las tres potencias (EEUU, China y Rusia), a la luz de las diferentes alianzas que podrían forjarse entre ellas en pos de la hegemonía es la gran incógnita de los próximos años.

En cuanto a la región, sin duda el hecho más resonante de la semana fue la muerte de Teori Zavascki, integrante del Supremo Tribunal Federal de Brasil y encargado de la supervisión de las investigaciones del Lava Jato, el escándalo de corrupción que está manteniendo en vilo a los políticos y empresarios brasileños, que ha llevado a muchos de ellos a la cárcel y que tiene repercusiones en muchos países. En particular, el Juez muerto estaba dispuesto a convalidar los acuerdos de “delación premiada” de más de setenta ejecutivos de Odebrecht, incluido su Presidente, que significarán un nuevo huracán en nuestro castigado vecino.

Inmediatamente surgieron, aquí y allá, todas las sospechas sobre ese tan oportuno fallecimiento, amplificadas por el segundo aniversario del asesinato de nuestro Fiscal Alberto Nisman. Más allá del contenido de las cajas negras del avión siniestrado, las dudas se disiparán si el propio Supremo Tribunal designara a otro de sus miembros para asumir el rol de Zavascki y, en cambio, se incrementarán si se decidiera esperar a que el denunciado Presidente Michel Temer nombre, con el acuerdo del tan desprestigiado Congreso, a quien deba ocupar su lugar.

El equipo económico del Presidente Mauricio Macri pudo exhibir esta semana algunos logros significativos: la gigantesca oferta de fondos internacionales para su emisión de deuda, el reconocimiento de Davos a la gestión y las consiguientes expectativas de inversión, el cambio del disidente Carlos Melconian (que ratificó su alineamiento con el Gobierno) por el economista Javier González Fraga para impulsar el crédito hipotecario, y los incipientes acuerdos de incrementos salariales por productividad. No es poco, aunque el clima haya producido novedades desagradables para las cosechas. El anuncio de un gigantesco plan de obras públicas (180 mil millones de pesos) que se pondrá en marcha de inmediato traerá aparejado el crecimiento del empleo y una reducción en los costos de transporte, que tanto atentan contra nuestra economía.

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
Email: ega1@avogadro.com.ar
Email: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro

6 comments for “Y la nave va…

  1. Alfredo
    23/01/2017 at 5:18 PM

    En principio, muy buen análisis. Pero vale la pena resaltar, que :
    a)” Los capitales se mueven por el mundo a la velocidad de las transacciones cibernéticas, sin importar en absoluto cuáles sean los efectos que esa migración produce en los países. Esa situación hace que los presidentes de las compañías -los famosos CEO’s- y sus ejecutivos sean meros gerentes, a los cuáles sólo se les exige cumplir una regla: generar beneficios; cuando no lo hacen, y aún con ingentes indemnizaciones, son despedidos sin piedad por las asambleas de accionistas.” Esa es una de las causas principales del declino económico de la mayoría de los países, visto la falta de fuentes de trabajo y la precariedad también de este, a favor exclusivamente de la ganancias de las empresas.
    b) Trump reverá todos los tratados de comercio y de libre comercio con otras naciones o grupos de naciones, para intentar mejorar las condiciones a favor de su pais. Las otras potencias, tipo China amenazarán para poder tener mejor “poder de fuego” y poder negociar desde una posición de fuerza y no de debilidad.
    c)“. Cómo se darán las relaciones entre las tres potencias (EEUU, China y Rusia), a la luz de las diferentes alianzas que podrían forjarse entre ellas en pos de la hegemonía es la gran incógnita de los próximos años.” Es obvio que se baraja de nuevo. Esperando fundamentalmente que no tengan injerencia ni franceses, ni alemanes, que con su accionar han desestabilizado al mundo occidental, cuando decidieron contribuir a derrocamientos de gobiernos musulmanes y afines, con el fin de digitar ellos la parte económica del petróleo. Ahora el mundo occidental paga las consecuencias y errores de haberse dejado encantar y embarcar en símiles acciones.
    d) Brasil, es evidente que siguió la escuela de Cristina Kirchner, en cuanto que a su juez también aplicaron la misma solución que a Nismann, “que parezca un accidente”.
    e) En cuanto a los logros económicos que Ud. resalta, realmente son apreciaciones de parte visto que la triste realidad muestra otro resultado en todos los aspectos mencionados. Ojala su expresión de deseo, pueda cristalizarse para el bien de todo el pais y sus ciudadanos en su integridad y no como de costumbre que solo beneficia a una pequeña elite y los gobernantes de turno. Hoy, igual que ayer.

  2. ricardo
    24/01/2017 at 3:01 AM

    Muy buen análisis, pero la única empresa que “arrugó” fue Ford.- General Motors y Toyota le hacen frente y existe un final incierto.- En E.E.U.U. hay un marco de referencia de la acción; donde un presidente saca el pie del límite ,las consecuencias ,la historia nos la cuenta.- Además su vice es intelectual y políticamente, mucho más sólido.- Salvando las distancias me recuerda a Evo, un 4 de copas, y García Lineras, un 1 de basto

  3. Alfredo
    24/01/2017 at 11:34 AM

    ricardo … Toyota ….es una firma japonesa….Mientras que la otra tiene alianzas como para diversificar y arriesgarse a producir tambien en el extranjero, no obstante haber sido su origen….justamente en Detroit.

  4. Alfredo
    24/01/2017 at 11:36 AM

    Tenes el caso en nuestro pais con Arangujren GEO de Esso que fue el unico que hizo frente y resistio los embates de los kirschner, porque sabia que habria un cambio y como veras fue laudamente pagado y le seguiran pagando….Viva la Patria!!!!

  5. el pampa
    24/01/2017 at 8:05 PM

    Aranguren fue CEO de Shell

  6. roberto
    03/02/2017 at 7:30 PM

    Estimado Dr. Avogadro.

    Tiene Ud. mucha razon en muchas cosas. Pero, D.Trump esta siguiendo los pasos que esta pidiendo el Santo Padre en su ” Evangelli Gaudium ” donde Francisco habla en contra de la globalizacion, pide mas para los pobres, habla en contra del libre Mercado ( y Trump esta pidiendo rever el Nafta) habla de que esta economia mata, etc etc etc.
    Hay un, o varios art. mas en contra de las incertidumbres de Francisco en ” elcato.org.” a cargo del Dr. Benegas Lynch que son para releer una vez al mes, para darnos cuenta hacia donde vamos. Son metidas de pata de Francisco que esta alejado de la realidad, ya que pienso sus intenciones deben de ser las mejores.

    Pero hay mas en su nota, y creo que todo el Pais esta conforme con salir del cepo, arreglar con los hold outs, y como manejo la crisis el BCRA. Y haber salido del desastre Kirchnerista. Y que se haya abierto el caso Nisman, y que los sospechosos de corrupcion esten bajo la mirada de los jueces. PERO, si no nombramos los 300 jueces que faltan y sino arreglamos el Consejo der la Magistratura, echando a los jueces ” inactivos ” y reabrimos el escandaloso enriquecimiento ilicito de los Kirchner, que rajaron de bs.as. con dos valijas y un bolso por todo capital al sur a vivir en casa de los padres, y siendo siempre ” empleados publicos ” tienen una fortuna escandalosa., seria repito todo en vano, vamos a la impunidad mas completa.

    Falta ademas solucionar el tema de los desparecidos, dar la razon a la historia y a la declaracion del gobierno de que son (en 2003 o 2006 no recuertdo bien) son unos 8.000 ciudadanos. Es decir dejar bien claro que la mentira proviene de los dirigentes locales de los DDHH.

    Pero hay tareas pendientes. Una es la inseguridad, que sino la tomamos en serio, ira cada vez peor. Otra el narcotrafico idem. Otra los piquetes absurdos. Otra los impuestos increibles al trabajo y que agobian al ciudadano comun. Y otra el gasto publico.

    Si Macri no toma las riendas, y por ejemplo, echa a 1.500.000 de empleados ñoquis en el Estado, estamos muy mal. Hoy hay plata, hay dolares por el blanqueo pero eso no dura siempre. Los 3.500.000 de “jubilados ñoquis ” ya tienen garantizado su entrada, asi que tampoco no se pueden tocar. Pero por ejemplo hay 3 provincias Formosa, Chaco y S.del Estero, tienen mas del 30% de su poblacion activa, JUBILADA POR INVALIDEZ, y NADIE DICE NADA…..

    Esta bien endeudarse con Obras publicas a 30 años, ya que los caminos y mejoras las disfrutaran tambien nuestros hijos y nietos. Pero endeudarse para salir del pozo que nos llevan los gastos corrientes esta HORRIBLE: No puede ser.

    Se que viene un año electoral, y no se que hará Macri y el dream Team, pero cada dia que pasa tenemos menos margen.

    Para colmo, no se ha tocado, y se lo ha beneficiado al sector mas podrido de la sociedad LOS SINDICATOS, Este Pais progresa y traeran inversiones cuando se pueda echar a un trabajador que no sirve o que es inconveniente para la Empresa, y que la ley ampare al empresario, tanto como al laburante, pero basta de DELEGADOS DUEÑOS de empresas, INTOCABLES. b a s t a

    Gracias por el espacio que me brinda su columna, y le envio mis mejores deseos de progreso y bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *