El caso de Olavarría tiró abajo el slogan de la “nueva política” y a Galli le sueltan la mano

Más allá de lo que determine la justicia, el caso de Olavarría y la tragedia en el recital del Indio Solari, pone en la mira la situación política del intendente de Cambiemos Ezequiel Galli quien está muy complicado. Su caso, con posible destitución incluida, obliga a repensar una serie de slogan que el propio Cambiemos ha instalado como verdades reveladas. Además, su frágil situación en el concejo deliberante es similar a la que tienen los otros 65 intendentes nuevos de esa fuerza política. De allí que sea tan importante la elección de medio tiempo, no sólo para Macri, sino para los jefes comunales. Igual, a Galli le soltaron la mano.

Para que un intendente sea destituido, se necesitan los dos tercios de los votos en el Concejo Deliberante. No es fácil de reunir, como tampoco es simple tener mayorías abrumadoras. En el caso de la mayoría de los intendentes nuevos, no la tienen. Y mucho menos los de Cambiemos, porque a lo que pudieron sumar con sus listas en el 2015, no tenían nada de antes para engrosar esos listados. Recordar que en 2013 el PRO fue en alianza con Massa en la provincia de Buenos Aires y en los municipios prácticamente no existió.

Eso hace que el caso de Galli, en caso de avanzar una destitución, ponga en evidencia la debilidad política con la que se encuentran muchos de sus pares. De allí la importancia de este comicio. Y eso explica los nervios por los números que llegan de las encuestas donde al oficialismo nacional no le va tan bien. Por lo menos hasta esta fecha. Si la elección no fuera favorable, y los concejos se dividieran aún más, podríamos estar en presencia de tiempos turbulentos para los nuevos jefes comunales.

Otra palabra que pone en duda el caso de Olavarría. Está claro que ser nuevo en la política o representar el cambio no es un mérito en sí mismo. Bajo esa consigna se jugó la elección pasada que logró llevarse puesto a varios intendentes de larga data. Pero los resultados no son demasiado alentadores. Es más, hasta ahora no hay casi intendente nuevo que pueda decirse que deslumbra con su gestión. Al contrario. La mayoría tiene serios problemas que tratan de suplir con marketing. Esa estrategia no es propiedad de un sólo partido político. Le pasa a los nuevos intendentes del Frente para la Victoria quienes asumieron prometiendo una nueva política.

Mientras tanto, en el gobierno provincial y nacional evalúan los daños colaterales. La idea es que los mismos no trepen más allá de Olavarría, algo que no es fácil ya que se puso en juego el tema de la seguridad que está bajo la órbita de Cristian Ritondo. De hecho, el senador Sebastián Galmarini presentó un proyecto para que el ministro sea interpelado en la Cámara Alta.

Otro dato que surgió es la supuesta acción del ministro de gobierno Joaquín De La Torre para evitar la destitución. No es cierto. Nunca el ex intendente de San Miguel salió a buscar “comprar concejales”. Y mucho menos los que responden a José Eseverri, quien se conoce con De La Torre muy bien de los tiempos del Frente Renovador cuando recorrían la provincia. El tema es que Eseverri se frota las manos ante lo que puede ser la caída de quien terminó con su liderazgo heredado de su propio

padre. El mismo que, lúcido, nunca dejó hacer este tipo de recitales en Olavarría. Los tiempos cambian, los nuevos dirigentes llegaron con un discurso muy bonito prometiendo cambiar las formas y los métodos. Pero muchos sucumben ante la rápida tentación de asegurar su futuro. No el político precisamente.

Sebastián Dumont

13 comments for “El caso de Olavarría tiró abajo el slogan de la “nueva política” y a Galli le sueltan la mano

  1. TITO de PALERMO
    15/03/2017 at 1:35 AM

    Es perder el tiempo hablar de cualquier tema que no sea LA PLANIFICADA CONJURA PARA DERROCAR AL PRESIDENTE MACRI.-

    • EL CANTARO
      16/03/2017 at 6:02 PM

      Galli es un nabo HDP

  2. VULCANO
    15/03/2017 at 9:11 AM

    Con intendentes como éste, la continuidad de la corrupción KK está garantizada……

  3. Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
    15/03/2017 at 10:11 AM

    En un caso como el de Olavarría, el accionar adecuado no es “soltar la mano”…, es “cortar las bolas”: ese Municipio debe ser INTERVENIDO, pues la cadena de responsabilidades defraudadas no es de un solo eslabón (Intendente).
    El “dejar pasar” es caldo de cultivo ideal para la contaminación patológicamente política.

    Guille

  4. Desconfiado
    15/03/2017 at 12:19 PM

    No creo que lo destituyan; ya Ritondo mandó a un valijero a arreglar con los concejales, ya que hay plata para todos. El bueno de Galli, ¿qué otra cosa podía hacer? la mano venía de arriba (¿alguien en su sano juicio puede creer que a este negocio se lo comió el pobre 4 de copas solito?), y había que robar para la corona, y de paso sopar un pancito.
    ¿Alguien duda a esta altura que esta banda es tan corrupta como los K, y que cada uno en su nivel, vino a llevarse la suya?

    • deepmen
      15/03/2017 at 5:27 PM

      Desconfiado, este intendente es Argentino y por lo tanto corruptible. Ahora me pone los pelos de punta si es cierto lo que decís que igualaran a los K. De ser así prefiero que nos colonicen los chinos (frente de casa tengo varios) porque con ellos se acabó la corrupción de los poligrillos, no te cortan ni las manos ni las bolas, te cortan el pescuezo, muy necesario para poner orden desde el presidente hasta los organizadores del acampe que tenían una infraestructura e insumos (hace rato que no veo una bola de lomo como la que mostraban)superior a los comedores de las mejores escuelas que, segun dicen es platita de Cristobal Lopez que aún no le devolvió al fisco y pretende no devolver al producirse un cambio obligado de esta gente que parecen todos castrados, hermano Desconfiado, los voté y los volvería a votar, pero no tienen huevos para nada. Si en la vida no te jugas, jamas lograras nada.

      • EL CANTARO
        16/03/2017 at 6:04 PM

        PLATA NARCO Y DE PLANES

  5. MARÍA
    15/03/2017 at 7:09 PM

    TODOS TIENEN UN POCO DE RAZÓN…PERO YO HAGO DOS PREGUNTAS:
    1 – DESDE NOVIEMBRE ESTE INTENDENTE HABLABA A LOS CUATRO VIENTOS QUE IBAN A JUNTAR MÁS DE 300.000 PERSONAS Y NUNCA NADIE EN OLAVARRÍA DIJO NADA…ADVIRTIÓ NADA…PREVINO NADA????
    2 – TODOS ESTOS ANTI SISTEMA COMO EL MISMO CANTANTE…PAGARON 800 PESOS PARA ESCUCHAR ESA PORQUERÍA…LOS MATARON A PALOS…HASTA EL EJÉRCITO TUVO QUE DARLES AGUA Y PAN…Y NO SABEN TODAVÍA CÓMO VOLVER A SU CASA??? PERO LES LLEGA UNA BOLETA DE LUZ DE 300 PESOS Y EMPIEZAN A GRITAR QUE MACRI LOS MATA DE HAMBRE????

    • Desconfiado
      15/03/2017 at 9:03 PM

      La corrupción en el país es parte de nuestra idiosincrasia, y proviene de la época de la colonización: los que hicieron fortunas (latifundios), no fueron los que trabajaron, sino quienes las obtuvieron por favor político (todas las familias terratenientes son ladrones de origen). Y esta corriente viene de la españa católica, en la que el trabajo era denigrante, impropio de gente decente (un noble no podía desarrollar ninguna actividad productiva, so pena de perder sus blasones), y limitado a los de clases inferiores. Y el Mauri es il ladro mayor, de pura cepa corrupta, sin ilícito sin cometer en perjuicio del país; y de ahí para abajo, cada uno de su equipo granea como lo dejan.
      Por otra parte, la estupidez criolla tampoco tiene límites (jauretche se haría una panzada); es este caso especial, están tan limados del mate que aceptan que un multimillonario los convenza de que es un genuino contracultural, que está con ellos, los entiende y ama, y al mismo tiempo se haga el enfermo para que todos le tengan pena, y garpen una fortuna por ese engendro de recital, porque se va a morir en cualquier momento. Y acepten en gran parte el abuso y la humillación a que fueron sometidos por estos buitres (párrafo aparte, merecen los K que están tan alineados con su ídolo, que afirman que todo fue en el recital fue perfecto, y que alcanzaron el éxtasis, y que toda crítica es -Indio dixit “pescado podrido”-).
      Y por último, la crisis golpea de verdad a los más pobres; la clase media que agarra más de 80 lucas, puede garpar los servicios, y hasta viajar y tomar vino de 150 mangos.

    • soze
      16/03/2017 at 10:07 AM

      Hubo cartas de los vecinos, (algunas incluso han sido publicadas) que advertían, con extremado detallismo, el porqué Olavarria no estaba preparada para este tipo de eventos y de las eventuales consecuencias que tendrían. No fueron escuchadas.

    • EL CANTARO
      16/03/2017 at 6:07 PM

      SON CABECITAS, EL INDIO SOLARI NO CANTA ES UNA ESTAFA, IRÍAN A TOMAR AIRE PERO
      DESDE 6 CUADRAS NO SE OYE NI SE VE NADA

  6. brancaleone
    17/03/2017 at 12:31 AM

    ¿Quien lo asesora a este intendente?

  7. VULCANO
    17/03/2017 at 9:09 AM

    Un intendente para la joda, sostenido por quienes prometieron Kambiar……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *