Los dilemas de Massa y el cuadro electoral

Los dilemas de Massa

Si Massa mantiene su candidatura y pierde, podrá esperar una nueva oportunidad. Pero si vuelve al kirchnerismo, quedaría señalado para siempre como un veleta.

Como esos árboles cuyas hojas caen por los vientos del otoño, la candidatura presidencial de Sergio Massa ha entrado en una fase de achicamiento que impacta en los cálculos electorales de todas las fuerzas.

Varios intendentes peronistas bonaerenses que formaron el Frente Renovador como una opción medianamente opositora al kirchnerismo –y que contribuyeron a derrotarlo en ese territorio en 2013– están volviendo al Frente para la Victoria. La pregunta es si también la mayoría de aquellos votantes hará lo mismo.

Una rápida mirada a la composición del voto que le permitió a Massa ganarle al oficialismo en el principal distrito del país (la provincia de Buenos Aires representa casi 40 por ciento del padrón nacional) permite detectar a peronistas que por entonces estaban descontentos y a quienes, sin compromiso partidario, quisieron expresar su oposición al gobierno nacional.

Más allá de los “aparatos militantes” que son alimentados por los llamados barones del conurbano, hay una masa de votantes que no se siente obligada por nadie a elegir según sus preferencias. De hecho, en 2013, junto a la boleta encabezada por Massa se colgaron candidatos del PRO, que no contaba con estructura propia en ese territorio.

Opciones

Pese a las evidencias negativas que proporciona cada uno de los dirigentes que se vuelve al oficialismo y a lo que muestran las encuestas más serias, en el Frente Renovador confían en que Massa va a retener un buen caudal de votantes.

Dan por descontado que 
los peronistas descontentos siguen siendo muchos y que los independientes opositores no querrán un cambio tan drástico como el que propone Mauricio Macri. En consecuencia, seguirán dando pelea hasta el final.

En el macrismo, en cambio, sostienen que aquel triunfo del Frente Renovador de 2013 fue producto de su discurso opositor y que, por más que muchos dirigentes peronistas que estaban con Massa ahora están volviendo al kirchnerismo, hay en el país –y también en el distrito bonaerense– un sentimiento antioficialista que será capitalizado por Macri. Agregan que, en todo caso, los peronistas descontentos se inclinarán por José de la Sota en su interna con Massa.

De ese modo, el ex intendente de Tigre sufriría una dura derrota que lo obligaría a repensar su futuro. En varias de las mesas de análisis montadas por los candidatos, y también en especulaciones periodísticas con capacidad de influencia, se concluye que Massa tiene por delante dos caminos: mantiene su candidatura y su discurso –y queda muy lejos de la pelea entre el oficialismo y Macri– o él también prepara su regreso al kirchnerismo que lo supo prohijar, bajándose de su pretensión presidencial.

Ambas opciones –según las ingenierías electorales– llevan a Massa al desierto político, pero tienen un costo diferente. Si mantiene su candidatura y pierde, aunque sea por mucho, podrá esperar una nueva oportunidad para dar batalla.

Pero si vuelve al kirchnerismo, por incurrir en una grave contradicción quedaría señalado para siempre como un veleta sin propuesta propia. Argentina es un país con poca memoria en estas cosas de la política, pero hay actitudes que suelen ser imperdonables.

Mientras tanto, el Gobierno desborda de felicidad y se atribuye la autoría de las penurias de Massa. A su vez, Macri cree que saldrá beneficiado porque, entre la continuidad y el cambio, la sociedad apostará por su propuesta.

¿Y esto?

Como en política nada es definitivo, hasta que se cuenten los votos todo es posible. Dos fuentes de fuerte militancia en el kirchnerismo, consultadas para este panorama, sostuvieron que no es descabellado pensar que Cristina autorice una operación que afectaría seriamente las chances de Macri: el oficialismo podría ofrecerle a Massa que se baje de su candidatura presidencial y se postule a la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

El ofrecimiento incluiría el apoyo kirchnerista, que buscaría así contener los votos peronistas que le quedan al Frente Renovador.

Las fuentes se basan en que, por ahora, los candidatos del oficialismo en ese distrito “no mueven el amperímetro” y que “con Massa se puede negociar”. En Tigre, cuando se les menciona esa posibilidad, reaccionan con indignación y afirman que forma parte de una campaña para desprestigiar a Massa.

En 20 días, deberán ser oficializadas las candidaturas para participar de las elecciones primarias. Serán las que competirán en la elección general de octubre, cuando se dispute el premio mayor. Ninguno de los protagonistas del espectáculo político ha dicho la última palabra.

Carlos Sacchetto

La Voz

2 comments for “Los dilemas de Massa y el cuadro electoral

  1. Carlos
    01/06/2015 at 12:03 PM

    Sr. Carlos Sachetto, coincido con Ud. cuando afirma que en cualquiera de las dos circunstancias, tanto el FPV, cuanto el Pro le tiraràn encima cualquier argumento para desprestigiarlo. Si aguanta y se presenta aunque salga tercero, le tienen miedo para un futuro, si en la interna dentro del Frente Renovador, resultase que De la Sota va a la presidencia y Massa se postulase para gobernador, tanto el PRO cuanto el FPV armaran operaciones de acuerdos, difamaciones, etc. para restarle votantes.
    LAS CARTAS ESTAN HECHADAS y pienso que Massa a esta altura harà lo que prometio y se postulara luego de las internas con De la Sota al cargo que resulte y sin necesidad de ayuda externa, porque jamas se la brindaran, solo seguiran intentando de serrucharle el piso…..pero la gente YA LO SABE y actuarà en consecuencia.
    Los acuerdos, Sr. Sachetto yà los han hecho otros, con encuentros secretos aun en Miami…..y esto tambien SE SABE.

  2. MASSA GOBERNADOR DE LA COALICIÓN DEMOCRATICA
    01/06/2015 at 11:27 PM

    Se estaría confirmando, que MACRI pierde las elecciones elecciones , con las últimas encuestas, de la provincia de Buenos Aires. Sanz, Macri y Carró, se dieron cuenta , que si no ganan la provincia de Buenos Aires , no ganan la presidencia y tienen condicionada la gobernabilidad en la eventualidad que Macri, gane el balotaje.

    Por eso van a aceptar que Massa sea el candidato en la provincia de Buenos Aires . para todos nosotros ciudadanos, con esto ganamos todos , los impresentables del peronismo como Othace, y otros traidores ya volvieron al FPV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *