“El mayor malestar en la fuerza es por las condiciones laborales y de vida”

pullaro-lifschitz-apropol

Desde APROPOL aseguraron que el malestar que existe es como en otros ámbitos laborales el derivado de las condiciones laborales y de vida y no de quien pone o no a un jefe. Denuncian pulverización del salario, falta de acceso a la vivienda, incumplimientos previsionales y retenciones de aportes personales entre otras cuestiones.

El sindicato policial salió al cruce de versiones que consideraron “disparatadas” como las que realizo el Defensor Oficial Gabriel Ganon que vinculo la semana anterior el asesinato del taxista Piris con una maniobra de sectores internos de la policía y recomido al funcionario ser respetuoso y prudente con semejantes aseveraciones.

APROPOL sí reconoce que crece cada día más el descontento generalizado producto de las condiciones laborales y de vida que sufren los trabajadores del sector y en particular en el tema salarial en el que reconocen el salario inicial de bolsillo apenas ronda los 10.000 $ y la Canasta Familiar supera los 16.000 $ y que producto de la escalada inflacionaria y el saqueo empresarial y gubernamental a partir de la suba de precios en especial de alimentos, servicios básicos e impuestazos, se “pulverizo” el salario que se había logrado recomponer en 2013 (Salariazo Policial de diciembre).

Otro de los aspectos que preocupan al personal son las cuestiones de aportes patronales y hasta personales que el gobierno de Bonfatti no ha depositado los últimos meses a la caja respectiva y el saqueo por la vía del uso de la artimaña del FUCO (Fondo Unificado de Cuentas Oficiales) de los supuestos superávit financieros del IAPOS por ejemplo mientras se mantienen Coseguros, servicios programados a plazos extendidos, etc).

El tema del acceso a la vivienda es otro ítem que ocupa las principales cuestiones que aquejan al sector y también algunas medidas y declaraciones de funcionarios desafortunadas realizadas en los últimos días. Los temas inherentes a la “carrera policial” y deudas por asensos son también preocupantes y datan desde el 2013.

En cuento al decreto que refieren a que el Ministro de Seguridad es quien “previo propuesta del Jefe de Policía” quien designara los altos mandos; APROPOL señala que “es lo que se viene haciendo y se hizo toda la vida con mayor o menor intensidad” y agregó que: “Hay que terminar con ese verso recurrente del autogobierno policial ya que nada de lo que ocurre en la policía esta lejos de la atención, presupuesto o voluntad del gobierno”.

Señalaron además que: “El decreto nos viene bien así ya no podrán aducir en futuro nada de autogobierno y es a partir de ahora Pullaro el fusible” remarcaron. (Marcos Anglada | APROPOL)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *