¿Burros diplomados?

Señor director:

Llama poderosamente la atención que ante una consulta periodística sobre un niño de primer grado que no puede asistir a las clases en el marco del covid-19, y, por ende tal vez no podría hacerlo hasta septiembre, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, respondió que el año próximo pasaría al segundo grado, lo que es inadmisible por cuanto de ese modo lo que hace el Estado es graduar burros diplomados. Es de toda evidencia que es fundamental la formación educativa y la asimilación de conocimientos que se adquieren estudiando y de esa manera aprehender lo que se le enseña para que sepa cuando es dos más dos, la escritura y la lectura, conforme a la edad, ir evolucionando hasta llegar al sexto grado, con la acumulación de conocimientos; para pasar a la enseñanza secundaria, y, eventualmente, acceder a la universitaria.

De modo que es elemental que los niños desde el primer grado adquieran todos los conocimientos de acuerdo con sus edades, seguir evolucionando con la acumulación de conocimientos: y le digo al ministro Trotta que sin ello, hacer pasar de grado a los infantes, en el marco de la pandemia, es un mal que se les hace, por cuanto no les servirá de anda, provocando su fracaso a medida que se compleja el conocimiento, que implica entendimiento previo, ya que caso contrario, se terminará en el fracaso, diplomando “burros diplomados”.

¡Que le quede bien claro al ministro Trotta!

Con cordiales saludos,

Alfredo Nobre Leite

DNI 18.221.024

n.alfredo52@yahoo.com

Share
Subscribe
Notify of
guest
12 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Irene
Irene
4 months ago

Lo único que quiere garantizar el Ministro de Educación es que ya desde su más temprana edad, esos niñitos sean –a futuro– un segurísimo votante del peor candidato kirchnerista. Asi seremos definitivamente el más grande país productor de burros garantizados!!!

Alfredo Nobre Leite
4 months ago

Gracias por el comentario.

Argento
4 months ago

Sr.Leite.Impecable su comentario.
Desde hace mucho tiempo que la ignorancia se viene expandiendo por estas pampas; y al parecer este bichito, cuyo origen vaya uno y Dios a saber donde surgió, les está viniendo como anillo al dedo a los que desde décadas han sembrado esta nueva pandemia , como lo es que cada día, al parecer, haya más brutos.
Después de 45 años de estar en la docencia (Secundaria,hoy jubilado) he visto con verdadera preocupación el deterioro que año tras año se viene apreciando ; ya no solo en la parte pública,en algunos sectores horrorosa , sino también en la privada. Esto lo puedo corroborar por cuanto tengo nietos (varios) en edad escolar primaria y mi esposa (también docente Primaria jubilada) hace malabares para interpretar muchas veces, pues los guía permanentemente, lo que docentes de todos los grados quieren o pretenden enseñar.
Demás está decir que ante esta decadente instancia , agravada, repito, por la aparición de esta verdadera desgracia que tiene al mundo sobre ascuas, es muy difícil saber que derrotero tomarán las autoridades , de todos los niveles, para que el daño resultante sea lo menos desastroso. Una mano con verdadera vocación docente,con profundos conocimientos de la psicología, pedagogía y la didáctica deberá estar al frente para encaminar de nuevo este estado de cosas inédita (sobre todos los males ya existentes) para el país; al menos en la parte de esta crisis que nos toca sobrellevar a los argentinos.
Ojalá que no aparezcan soluciones a la bartola; pues la resultante sería aún peor. El raciocinio y el sentido común ojalá busquen diplomarse en esta emergencia para sacarnos de este pantano de la mejor manera. Tendemos esas herramientas bien preparadas?. Esperemos que sí.
Gracias IP.

Jorge de San Miguel
Jorge de San Miguel
4 months ago

Este profesor sostiene que la mejor manera de combatir los virus es justamente mandando los niños a la escuela. Interesante escuchar su currículo.

Copio el link del video anteriormente publicado en los comentarios del IP.

Knut Wittkowsky especialista en virus habla sobre el coronavirus

Jorge de San Miguel
Jorge de San Miguel
4 months ago

Bueno, por “alguna razón” el link anterior dejó de funcionar, pero el video se puede ver en este otro:

Perspectives on the Pandemic | Professor Knut Wittkowski | Episode 2

Sargento Martín Toro
Sargento Martín Toro
4 months ago

Denle las gracias a Dante Caputo, que en año 1987, le llevo a Alfonsin el modelo que dio por tierra con todos los programas que hicieron grande Argentina. Nunca más una educación o mejor expresado Formación.

Jorge de San Miguel
Jorge de San Miguel
4 months ago

Según mi forma de ver, un proceso de degradación, como todo proceso, tiene un punto de partida.
Tratándose de la Educación aventuraría decir que ese origen, más que ubicarlo en el tiempo habría que buscarlo en el corazón, o mejor dicho, en el alma.
Si este pequeño país tuvo en algún momento una educación buena, sana, cristiana diría yo, a los fines de recuperarla no ocupa tanto mi atención saber cuándo la perdió, sino cómo y porqué dejó de tenerla.

🏡
🏡
4 months ago

EL PUNTO DE PARTIDA EL MODERNISMO QUE SE ENCARAMÓ EN LA IGLESIA DESDE EL PUTO VATICANO DOS.
Y LUEGO LA FRUTILLA DEL POSTRE LA PSEUDOTEOLOGÍA PORNOGRÁFICA DEL CUERPO DEL HERESIARCA wojtyla.
MIRÁ CON QUIEN SE EDUCÓ ESE PUTO TRAIDOR:

O sea que la Tymieniecka ayudó a Karol Wojtyla, después Juan Paulo II, a hacer más anticatólica su filosofía

Prosiguen los biógrafos: “Durante cuatro años trabajaron juntos en el manuscrito en Cracovia, Roma, Vermont, Suiza y Nápoles, y mantuvieron un diálogo y una correspondencia regulares que versaban principalmente de filosofía”… “Tymieniecka se dedicó de lleno al proyecto durante cuatro años…”.

Dice Tymieniecka: “En Persona y Acción se encuentran (Antes de Wojtyla hubo dos detentadores del Trono Pontificio de cuyo, itinerario previo, fijado por judíos no tenemos pruebas, salvo su mentalidad judaizante, es decir Roncalli y Montini. De la realción con este último, que también fue preceptor del cerdenal Wojtyla, hay también mucho que decir), sus principales políticas como Papa. Eran la razón por la que fui a Cracovia, la primera vez, la razón, por la cual podía ser el jefe de la cristiandad.

Aquí hay que hacer un comentario. ¿En razón de qué una mujer sabía qué mentalidad tenía que tener el que fuera el próximo “jefe de la cristiandad”?.. ¿En razón de qué los judíos, en particular?.. ¿No acusa esto claramente la existencia de un plan, y la elección prevista con mucha seguridad de la persona considerada indicada?… La conclusión es: Juan Paulo II fue preparado desde mucho tiempo antes para consumarse en la mentalidad -que ya tenía por principio- propia para ser el (uno de ellos) que desde hace siglos querían poner en la Sede de San Pedro. Pero había uno anterior, de cuya trayectoria fijada por judíos no tenemos pruebas, salvo su mentalidad; es fácil sacar la conclusión: Paulo VI. De la relación con este individuo que también fue maestro particular del cardenal Wojtyla, hay también mucho que decir.

Pero no hay que dejar de mencionar que el judío Houthhakker; aunque un poco más a la sombra, tuvo también un papel relevante en la elección por judíos de Juan Paulo II. Houthhakker no dejó de comunicarse con Wojtyla. En primer lugar está el hecho de que haya consentido en que su esposa -de la cual no estaba separado- fuera a dar clases al cardenal, -en Cracovia y otras ciudades del mundo-, conviviendo en la misma ciudad, o siguiéndole a todas partes para cumplir su finalidad, -finalidad agradable a su discípulo Wojtyla-. Houthhakker, interrogado por los biógrafos, -tenían que intercalar alguna explicación a lo que todo el mundo se preguntaría- manifiesta que “ambos tenían diferentes esferas de intereses”… Aquí cabe decir que no lo parece, dada la importancia que también tuvo para el marido de la maestra particular de Wojtyla la relación con el cardenal. Houthhakker, decimos, continuó su relación con Wojtyla ya siendo éste “pontífice”. Y también colaboró activamente a dar a conocer al discípulo de su esposa en diferentes círculos importantes. Tan semejante era la “esfera” de trabajo del profesor judío, que fue él quien le presentó ante la comunidad de Harvard como “el futuro Papa”. Esto hubiera podido ser una ironía sarcástica para el cardenal Wojtyla, sino hubiera tenido seguridad el profesor. Un polaco desconocido, -pero muy conocido en ciertos círculos-, cuya filosofía de aprendiz había sido rechazada públicamente por la comunidad filosófica católica, ¿cómo podía ser presentado nada menos que como futuro Papa, en un país distante del suyo propio y a gente universitaria?.. El cumplimiento no fue pues, de una profecía, sino de un PLAN.

Creemos que no hay quien habiendo leído la obra “Su Santidad” pueda llegar a otra conclusión. El libro es una especie de loa, de bandera de triunfo. Pero además están la palabra y obra de Juan Pablo II favorecedoras del imperio judaico de los espíritus, de la tierra, y… del cosmos, pues todo es “cósmico” en esta seudo-teología judeo-esotérica de Juan Paulo, por parte del Vaticano II, conciliábulo en el que influyó intensamente la judería.

Sobre el método “desbaratado” de Wojtyla dice la misma Tymieniecka: “Este había sido siempre el método de Wojtyla, y parece ser una de las razones por las cuales muchos de sus escritos son considerados vagos, difíciles, e inaccesibles. Además de las innumerables deficiencias en el texto, se encontraban frases sin terminar, errores gramaticales, expresiones vagas, gran cantidad de repeticiones y análisis sin concluir”; esto es lo que dicen los biógrafos de Wojtyla.
__________________________________________–
Por esta razón fue enviada la maestra a hacerse cargo de reescribirle el libro para que contuviera aceptablemente, -lo más que se pudiera- las razones por las cuales “él sería apto para ser el futuro jefe de la cristiandad”.
——————————————-

Con su filósofo a medias la Tymieniecka lo empezó a presentar,
++++++++++++++++++++++++++++++++++++

aunque para los conocedores en la materia no era bien visto. /jaja/

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++

La maestra no perdía ocasión de recomendarle. “Les hablaba mucho a sus estudiantes sobre “el libro genial” del cardenal Wojtyla”, dice la obra. Así “logró” llevarle al congreso de Aquino en Nápoles y en Roma. Y en ese entonces también aceptó el cardenal a contribuir con más ponencias para la publicación Analecta Husserliana, una publicación de la Sociedad Internacional Investigativa Husserliana y Fenomenológica, de la cual era directora Tymieniecka.

Hursseliana la revista, por la línea filosófica contraria al Tomismo, del autor de la Fenomenología, -línea misma de Wojtyla-. Se puede deducir de todo el asunto de la obra “Persona y Acción” del cardenal Wojtyla, que el libro tuvo por objeto el tener un pretexto para introducirle en los medios intelectuales, y a través de éstos en los políticos, presentándole no como gran filósofo, -que la Tymieniecka y los biógrafos admiten que no lo era-, sino como EL HOMBRE CUYA IDEOLOGÍA ANTICATÓLICA Y PRO JUDAICA LO HACÍA APTO PARA SER EL PRÓXIMO FALSO PONTÍFICE DE LA IGLESIA CATÓLICA. Si alguien duda de esto, que se deduce claramente de la mencionada biografía, expóngalo. Será por que es de los que dice el Evangelio que “tienen ojos y no ven”.

Ahora bien, ¿qué papel tuvo en todos estos antecedentes del “futuro jefe de la cristiandad” el seudo pontífice Paulo VI?… El asunto da para un libro, pero lo expondremos brevemente en siguientes páginas. Comentarios a la obra de su santidad….

COMO INVIRTIÓ LOS FINES DEL MATRIMONIO EL CONCILIO VATICANO II

Un théologien en liberté – Jacques Duquesne interroge le Pere Chenu

En el Concilio Vaticano II, fue arduo el trabajo de revolucionar la doctrina. Se requería una meticulosa planificación y una cuidada distribución de funciones.

Esto lo confirman las palabras del Padre Chenu al explicar cómo en los documentos conciliares fueron invertidos los fines del matrimonio católico. El Padre Marie-Dominique Chenu, uno de los principales inspiradores de la adaptación de la Iglesia al mundo moderno, aborda este tópico en el libro-entrevista “Un teólogo en Libertad – Jacques Duquesne interroga al P. .Chenu [Un théologien en liberté – Jacques Duquesne interroge le Pere Chenu]

“Cuando se escribió el texto sobre la familia de la Gaudium et spes, hubo un episodio significativo. Como usted sabe, la tesis “tradicional” pretende que el fin primario del matrimonio es la procreación y en segundo lugar, la mutua satisfacción de los esposos. El texto del Concilio, en cambio, sin excluir la procreación, dio prioridad al amor entre los esposos, debido a que aquella sólo tiene sentido dentro de este amor.

“En este tema, los belgas en peritiparticular jugaron un gran papel. Era necesario reformular la tesis tradicional sobre ‘los dos fines del matrimonio” que venía de San Agustín.”

Cambiar esta terminología era un trabajo de expertos en el tema, especialistas. Todavía recuerdo el día en que entrando a la Basílica de San Pedro conocí a un perito belga, que llevándome aparte me pidió que le entregara a un obispo francés el texto de una nueva revisión [en relación con el matrimonio] que había hecho, lo cual hice. Esa fue la forma en que funcionaron las cosas”

Traducido de: “Fr. Chenu explains how the ends of the marriage were inverted at Vatican II”

🏡
🏡
4 months ago
Reply to  🏡

En este escrito, se va a proseguir exponiendo y probando, al igual que en el anterior artículo, que Karol Wojtyla (Juan Pablo II) no fue Papa o Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, por falta de catolicidad o sea, por ser un heresiarca (multihereje) desde mucho tiempo, antes de su falsa elección, y también se va comprobar que su vida demasiadamente liberal y progresista no le ayudó en absoluto para que sea un Santo Canonizado.

Recordemos, la Iglesia Católica para subir a los altares y rendirle culto de dulía a un Santo, exige ciertos requisitos para asegurar y confirmar que dicho cristiano murió en olor de santidad, y subió al cielo sin pasar por el purgatorio. Y si éstos requisitos se cumplieron, la Iglesia decreta que este Santo goza eternamente de la visión cara a cara o beatifica de Dios.

En Wojtyla, prácticamente ningún requisito que marca la verdadera Iglesia se cumplió. Ni los 50 años de fallecido que se señalan después de la muerte del candidato a santo, ni aun los 5 años que él mismo señaló, ya que su proceso lleno de anomalías comenzó a los 4 años después de su muerte.

Sobre la virtudes heroicas que se requieren para la santidad. En el caso de Karol Wojtyla, se ha comprobado, que hay carencias de éstas. Porque una cosa, es su carisma y su excelencia en la comunicación, y sus buenos dotes actorales que siempre lo caracterizaron, además de la eficaz propaganda en los medios de comunicación. Y otra cosa muy distinta son las autenticas y heroicas virtudes.

Tymieniecka
Dra. Anna-TeresaTymieniecka Tymieniecka
Prueba de ello, lo tenemos en los comentarios que hace la Dra. fenomenóloga Anna-Teresa Tymieniecka; esta catedrática de la Universidad de Harvard, convivió con Karol Wojtyla desde mediados de 1973 hasta 1977. Prácticamente cuatro años, en cuyo tiempo trabajaron juntos con el propósito de reescribir el famoso libro del prelado llamado: “Persona y Acción”, para lo cual se encontraron en Cracovia, Roma, Vermont, Suiza y Nápoles. La historia de este impresionante trabajo en conjunto quedo registrado en la correspondencia de más de 90 cartas guardadas en una biblioteca de la Universidad de Harvard.

Es interesante conocer la impresión que le causó su admirado amigo Karol Wojtyla a la Dra. Tymieniecka, al que describe en términos hiperbólicos: “Es un hombre extremadamente orgulloso, terriblemente sensible al orgullo (…) No es en absoluto tan humilde como parece. Tampoco es modesto. Se tiene a sí mismo en muy alta estima” (Su “Santidad” Bernstein y Politi p. 161).

Estos comentarios de una de una persona que lo trato durante cuatro años, demuestran la falta de esas heroicas virtudes que pide la Iglesia para el comienzo de la canonización de un santo; mismas que estaban ausentes en Wojtyla.

La actuación y forma de vida de Karol Wojtyla, como sacerdote, obispo y cardenal, y como falso Papa siempre respondió a una “mentalidad postconciliar” muy adversa al ascetismo y a la rigurosa moral de la Iglesia. En está moral modernista, no es mal visto, que los sacerdotes y jerarcas anden en pantalones cortos, en picnics, campamentos mixtos de hombres y mujeres. (De todo esto hay mucha información y fotografías en un documento en pdf., en la página web: http://www.chiesaviva.com. AñoXL – N° 430 Septiembre 2010 ¿Karol Wojtyla Beato, Nunca? por Pbro. Dr. Luigi Villa Traducido por Carlos Enrique Stuart)

Ahora, vamos a extractar y comentar algunos datos sobre la vida Juan Pablo que se encuentran en el mencionado pdf del padre Luigi Villa.

Hay ciertos dichos y hechos, de Wojtyla, que lo han manchado en gran medida, mismos que no lo hacen apto para el simple procedimiento para ser siervo de Dios.

Karol Wojtyla era visto en Polonia como bandera del catolicismo muy progresista y anti-tradicional; un prelado robusto, deportista, libre incluso en sus costumbres, que se mostraba en público vistiendo pantalones cortos, en grupo con muchachos y muchachas con guitarras, que actuaba en el Teatro Rapsódico con actores intelectuales bohemios que eran todo menos personajes de sacristía, como Leopold Tyrman, con su estilo de vida colorido de “playboy a la americana”, promotor de conciertos de jazz y rock, en la Polonia sovietizada, de cultura pop, y que, incluso en los años más sombríos, llevaba en Polonia una especie de escandalosa “dolce vita”.

Otro, hecho escandaloso de Juan Pablo II, ahora siendo cabeza de la iglesia postconciliar, es de cooperar con el mal y permitir que este avance, ya que hay muchas maneras de hacer el mal, y una de ellas es la omisión. Y tal fue el caso, cuando se realizó el “referéndum” sobre el aborto, en Italia, Wojtyla guardo silencio, cuando era su obligación condenar ese “Atros Crimen” que clama, la justicia divina por la sangre de esos seres humanos inocentes que no se pueden defender en el vientre de su madre; y en vez de enmendar el error, todavía hace más vergonzoso ese hecho, dejándose fotografiar, después, con Andreotti que, como Presidente del Consejo, había firmado la ley abortista.

Por eso, nos dice Nuestro Señor Jesucristo, que cada árbol se conoce por su fruto. (Lc., VI, 44); “porque no hay árbol bueno que dé fruto malo, ni tampoco árbol malo que dé fruto bueno”. (Lc. VI, 43)

LOS FRUTOS DE JUAN PABLO II

Uno de esos frutos son: La pérdida de la fe y la apostasía de millones de fieles, algunos de ellos, cayendo en la garras de las sectas protestantes, otros tantos, en las nuevas sectas al estilo de la brasileña “Pare de Sufrir”, y otros millones se han hechos indiferentes de la religión, muchos de ellos cayendo en un ateísmo práctico.

Otro de frutos nefastos no sólo del Vaticano II, sino también papado de Wojtyla es la disminución desmedida de miles de sacerdotes y religiosos, muchos de ellos casándose, y también la perdida de las vocaciones sacerdotales y religiosas, con el resultado lógico de quedar los seminarios y conventos vacíos.

Si se destrona a Dios, y en su lugar se pone al hombre como si fuera Dios, esto produce el desplome del sentido de lo sagrado, casi hasta desaparecer; y se ve sobre todo en los templos vacíos en los países de Europa, que en muchos de los casos los tienen que habilitar como lugares de conciertos de todo tipo de música o museos, para poderles dar el mantenimiento, todo esto debido a la escasez de fieles.

Otro fruto es: Que si bien Juan Pablo II se convirtió en un Papa super estrella, ovacionado por una gran masa del pueblo propenso y sentimental, que lo seguía en sus “excursiones pastorales”, pero lo negativo estaba en que mucha de esa gente desertaba de las iglesias.

Están también, los frutos terribles de la aberrante y herética doctrina de la “Justificación Universal Incondicional” del Vaticano II, y de Karol Wojtyla. Porque si todo hombre es católico, aunque no sea bautizado, por el hecho de ser hombre, aún no importando si sea satánico o ateo o de cualquier secta de esta índole, todos los hombres son salvos por la muerte de Cristo en la Cruz; lo mismo sucede con el pederasta, con el multiasesino, el violador, el narcotraficante, todos los hombres son justificados por Cristo.

Como fruto de esta perversa doctrina es una consecuencia lógica, el hedonismo y el egoísmo actual en la sociedad, mismos que están llevando a la destrucción cada vez de la familia y al matrimonio cristiano, con la consecuente y crecida práctica de la unión libre y un aumento continuo y catastrófico de los divorcios, y ya no digamos, sólo por la vía civil, sino también por la eclesiástica, en donde aún la excusa más absurda es considerada como motivo de anulación matrimonial. Y que decir del creciente aumento de las parejas homosexuales. Todos estos factores han ido causando daños irreversibles en la población mundial por la reducción indiscriminada de la natalidad.

marcial-maciel-ok_0
Marcial Maciel
Mención aparte, son los crímenes de los pederastas, que siempre solapó Wojtyla, cuantos niños y jóvenes dañados moral y psicológicamente, y en muchos de casos con daños irreversibles. Ahí tenemos, el caso de su gran amigo Marcial Maciel, que tanto protegió. Las victimas de ese mu-ostro claman la justicia del cielo porque la justicia de la tierra no se las ha dado.

Los terribles daños que Juan Pablo II, ha ocasionado al catolicismo y a los países donde se tenía a la religión católica como religión de estado son irreversibles, todo por seguirle el juego al diablo, con los decretos masónicos y heréticos de la “libertad religiosa”, y del “falso ecumenismo” que tanto alentó Wojtyla desde Vaticano II, y ahora, como falso Papa, con la firma de “Concordatos” que no protegerán más a la Iglesia, ni a la religión, ni a los valores cristianos, con las consecuencias desastrosas que el catolicismo esta sintiendo.

Hasta este momento, se ha analizado en Wojtyla, la carencia de virtudes heroicas, y también los terribles frutos que ha causado a las almas y a los fieles sencillos que creyéndolo un Papa de la Iglesia católica, los ha defraudado con sus dichos y actos escandalosos.

Otro de los requisitos que pide la Iglesia Católica en el candidato a ser Santo, son dos milagros (reales no ficticios) para ser Beato y otros dos distintos de los primeros para ser Santo. Este requisito tampoco se cumple cabalmente en Karol Wojtyla, porque solamente tiene dos (supuestos) milagros, ya que el procedimiento en la constatación de que hubo verdaderos y auténticos milagros estuvo lleno de anomalías.

En este procedimiento canónico hubo un rompimiento con toda justicia, ya que el cardiólogo personal de Karol Wojtyla y de Ratzinger fue quien presidió la comisión médica para evaluar las supuestas curaciones milagrosas atribuidas a Juan Pablo II, mientras que los milagros de Lourdes y de todos los verdaderos casos milagrosos son juzgados por una comisión integrada por médicos absolutamente ajenos a los hechos y a las personas implicadas. Incluso en Lourdes el Comité Internacional de Médicos está integrado no solamente por católicos, sino por un porcentaje bastante más alto de médicos y especialistas no católicos.

Con respecto al primer milagro atribuido a Juan Pablo II, en la curación de la monja francesa Marie Simon Pierre un diario polaco, Rzeczpospolita, anunció en su día que uno de los médicos tenía “dudas”; en el mismo artículo el ex prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal José Saraiva Martins, revela a la prensa que ” es posible que uno de los dos oficiales médicos pueden tener algunas dudas. Y por desgracia esto ha ocurrido”.

Otros medios aseguraron que la monja había recaído en su enfermedad, lo que fue desmentido de inmediato dada la prisa con que todo se preparaba en el Vaticano la canonización. Además, ni el cardenal Sodano ni otro colaborador de Juan Pablo II, el argentino Leonardo Sandri, quisieron testimoniar en el proceso. Apresuradamente dijeron, según lI Giornale, creía que la decisión de ambos obedecía sólo a sus deseos de esperar algún año más antes de iniciar la causa, silenciando otros posibles motivos.

En fin, tan grande fue la presteza de parte de los encargados del procedimiento canónico, que cometieron la anomalía de aprobar un “milagro” cuestionado por parte de la misma comisión médica. Esto demoró algunos meses el avance de la causa, y terminó con la renuncia de quien objetaba la necesaria sobrenaturalidad de dicha curación, con la consiguiente aceptación del cuestionado “milagro”.

El segundo milagro, fue la curación de la Sra. costarricense Floribeth Díaz Mora,presentada en apoyo de la supuesta canonización de Juan Pablo II.

En este caso, también hay innumerables contradicciones y anomalías, toda esta información se encuentra en un documento en pdf, que se encuentra en la web: amor de la verdad, llamado: “Breve investigación sobre la Curación de la Señora Floribeth Díaz Mora”. Curación presentada en apoyo de la canonización de Juan Pablo II Septiembre de 2013- marzo 2014. Por el Hermano Bruno Bonnet-Eymard.

En dicho documento se demuestra todas las irregularidades, contradicciones y anomalías encontradas en este “supuesto milagro”, ya que, como consta en esta investigación la curación se dio, más por fenómenos naturales, que sobrenaturales, como los “milagros y prodigios” de las falsas religiones.

Ahora es necesario que se analice el requisito más importante que se le exige la Iglesia a un candidato para ser ya no digamos un santo canonizado, sino para el comienzo del procedimiento de canonización. Este requisito es la Catolicidad. O sea, que debe de haber una firme fidelidad del candidato a la enseñanza dogmática e infalible del Magisterio de la Iglesia.

EL MULTI HEREJE KAROL WOJTYLA

En este caso, Karol Wojtyla, ni siquiera se cuido de que lo tacharan de hereje, como fue el caso de Angelo Roncalli.

En la historia de la vida de Wojtyla se nota, que hubo una preparación remota y próxima para ser algún día cabeza de la iglesia postconciliar, más no de la Iglesia Católica. Ya que no puede ser cabeza de la verdadera Iglesia, un hereje manifiesto (como se ha demostrar), esto debido a que un hereje no es católico y esta fuera de la Iglesia, todo esto, a tenor del Canon 188, 4, y los demás cánones en donde esta implícita la Bula Dogmática y a perpetuidad de Papa Paulo IV “Cum ex Apostolatus Oficcio”.

El pensamiento de Juan Pablo II, en la conducción de la Iglesia postconciliar fue el de la filosofía moderna, que exaspera el intelecto sobre los sentidos, llevando el objetivismo de la verdad a su negación, aseverando que no se puede conocer la realidad en si(Kant), incluso porque la realidad en si no existe (Fichte), sino que existe solo su idea. Esto llevó al idealismo, al fenomenismo, a la negación de la propia metafísica, para la cual toda opinión filosófica debe ser respetada, en cuanto la verdad no es sino una expresión del sujeto.

El pensamiento de Karol Wojtyla, en el fondo, es éste: exaltando el principio husserliano del conocimiento, llegó hasta admitir y a justificar, el sincretismo ecuménico. E hizo esto para reemplazar la Tradición objetiva. En este punto es bueno y útil tratar dos aspectos de gran interés, los cuales pueden ser su formación cultural y espiritual, y eso porque cada hombre actúa en base a aquello que es y manifiesta con los otros su pensamiento y su cultura.

Comencemos por recordar aquella frase de Juan Pablo II: «Procuro comprender a los de afuera; pero yo puedo ser comprendido solo de adentro». Después, para comprender la ideología de Wojtyla, es necesario indagar, antes que nada, en el ambiente intelectual de Cracovia, del cual fue parte y del cual continuó rodeándose, como Obispo, Cardenal y falso Papa.

La revista “Tyggodnik Powszechny”, semanario vivo, libre y respetable, en el cual el joven Padre Wojtyla colaboró como ensayista y poeta, influyó, por no decir “formó” a Wojtyla, aún sabiendo que aquel semanario no era una típica revista clerical polaca. De hecho, los directores del Seminario eclesiástico prohibían su lectura a los alumnos, por muy “abierta”, y muy progresista.

Estos hechos y otros similares, llevan a preguntarse: ¿hasta que punto el ambiente de Tyggodnik manipuló a Karol Wojtyla? Debe notarse que, desde el inicio, la figura de Wojtyla fue construida sabiamente por la prensa y por los medios de comunicación, en contraposición al Primado de Varsovia, el heroico Cardenal Wyszynski, anti-comunista irreductible. Por eso se amplificaba un presumible conflicto entre los dos, Wyszynski como super conservador y Wojtyla, por el contrario, como intelectual abierto, que gustaba de la compañía de muchachas, que paseaba en pantalones cortos, un verdadero “liberal” y “progresista”.

De hecho, Wojtyla era, un prelado progresista. También en el Vaticano II se distinguió como uno de los más ardientes y activos promotores de las innovaciones, del “aggiornamento”. Una imagen “liberal” y “de avanzada” que era continuamente construida por el propio Wojtyla como su promotor. ¿Fue por eso, entonces, que el Cardenal Sapieha lo hizo pasar, en Francia, un tiempo como “cura obrero”?(de ahí tomo la base, para lo que sería después la teología de la liberación)Por cierto, en el ambiente laico lo apuntaban para transformar la Iglesia, haciéndole aceptar una revolución de las costumbres.

Esto lleva a hablar también de su pasión artística, cuya formación fue obra, sobre todo, del Prof. Miecszslaw Kotlarczyk, hombre completamente dedicado al teatro, y que esta, su formación artística es la base de su capacidad de comunicarse con la multitud.

Karol era el jefe carismático de los jóvenes y el elemento relevante. Era un autor genial y realizador perspicaz. Toda aquella experiencia teatral permaneció siempre impresa en su espíritu. También como sacerdote, obispo y cardenal, continuó escribiendo poesía y drama, utilizando siempre el arte de actor, usando también como falso Papa el arte de transmitir, y de comunicar.

Esto ofrece la ocasión de hablar además de Wojtyla y de su romanticismo polaco. Entrado en el liceo “Macief Wadowida”, Wojtyla sufre también la influencia del poeta Emil Zagadlowicz, pero, sobre todo, de los autores románticos polacos del siglo XIX, como Jacob Frank, judío cabalista polaco del siglo XVIII, Juliusz Slowacki, Zygmunt Krasinski, Cyprian Norwid y Stanislaw Wyspianski, que alimentaron en él una fuerte “esperanza mesiánica” de tipo religioso, moral y místico.

Jacob Frank (1726-1791). Judío, nació y trabajó en Polonia. Se proclamó “mesías” al estilo de Sabbatai Leví (un “mesías” anterior que operó en un entorno islámico y se convirtió falsamente al Islam con todos sus seguidores). En 1759 Frank y 500 familias de sus seguidores fueron bautizados, manteniendo, aunque en secreto, su culto hebraico herético. Digno de notar es la justificación teológica para su apostasía y duplicidad, el cual decía: el “mesías debe cumplir los actos más pecaminosos y la conversión falsa a la odiada religión católica que es el peor (pecado), ¡porque la salvación se alcanza por medio del pecado! Los frankistas iban a Misa los domingos, pero se reunían los sábados en sus sinagogas secretas.

Ese actuar de Jacob Frank, fue lo justificó, el anhelo de Wojtyla de su dualidad de actuación como judío (sobre el origen judío de J. P. II, se va a probar más adelante) y como católico.

Durante el tiempo del liceo, Wojtyla continuó en el teatro como actor, bajo la dirección de Mieczslaw Kotlarczyk, profesor de Historia. La función del actor, según Kotlarczyk, debía ser como la de padre, esto es, una “misión”, “una vocación”, un “sacerdocio del arte”.

Este profesor de “teatro rapsódico”, o sea, de teatro en que el autor debe pronunciar cada vocal y cada palabra con precisión, Wojtyla tenía esa idea después de haber meditado en la tradición teosófica y antroposófica de Rudolf Steiner. Después, para comprender mejor el pensamiento wojtyliano, es necesario considerar el pensamiento teosófico de Steiner, cuya doctrina está fundada en el hombre y no en Cristo. La Sociedad Teosófica fue fundada por Elena Petrovna Blavasky y por el ocultista Henry Steele Olcott, ambos asociados a la Masonería.

Rudolf Steiner (1861-1925). Hombre de excepcionales cualidades intelectuales, Steiner fue cabeza de la Sociedad Teosófica en Alemania, donde fundó su revista “Lucifer”, nombre que luego cambió por “Lucifer Gnosis”. Miembro del O.T.O., una de las sociedades secretas de los Iluminados de Baviera, basada en los poderes mágicos del sexo, Steiner fundó la Sociedad Antroposófica como forma “Europea” de la Teosofía Americana. Steiner desarrolló la idea de renovar la Cristiandad a la luz del budismo esotérico, donde Cristo, en la Antroposofía, toma, por una parte el rol especial de equilibrar, y suavizar el ardor de Lucifer, y por la otra, la fría inteligencia del demonio Ahriman.

Madame Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891). Era masona del grado 33. En 1875, ella fundó la Sociedad Teosófica donde, so capa de un conocimiento universal y exclusivo, ella pretendió deificar la Humanidad bajo el pretexto de una verdadera religión de masas. Los motivos luciferianos no son marginales cuando se considera que Blavatsky escribió: «Satán es la energía activa del universo (…) El es el Fuego, Luz, Vida, Lucha, Esfuerzo, Pensamiento, Conciencia, Progreso, Civilización, Libertad, Independencia». Por otra parte, el propósito declarado de la Sociedad Teosófica era «limpiar la Cristiandad de la faz de la tierra (…) y desterrar a Dios del Cielo», yendo tan lejos como hasta negar la autenticidad de Jesucristo.

Nota: todas estos personajes, influyeron de tal manera en Wojtyla, que todas sus ideas se vieron plasmadas en las tesis del ya mencionado libro “Persona y Acción”.

Otro aspecto fundamental de la vida y pensamiento de Wojtyla, es su trato favorecedor al judaísmoy su gran aspiración: reconciliar judíos y católicos. Lo demuestra además su denuncia del Catolicismo respecto al judaísmo y sus decisiones como supuesto Papa, que se verán más adelante.

Este afán de Wojtyla es una utopía o sea algo imposible, debido a que las dos concepciones religiosas tanto del cristianismo y del judaísmo son totalmente contrarias e irreductibles; el cristianismo promueve un reino espiritual y el judaísmo un reino carnal y hedonistas. En este supuesto trato. O los judíos se convierten y aceptan la divinidad de Jesucristo, o lo que esta sucediendo actualmente, que tergiversando los textos de la Escritura la iglesia se judaíce teniendo la primacía el judaísmo sobre el cristianismo con la negación de la iglesia postconciliar de la Santísima Trinidad y la divinidad de Cristo.

Es importante, señalar que su currículum acera del judaísmo. Frecuentando la escuela elemental de Wadowice, en su tierra, estuvo en contacto con muchos alumnos judíos, cerca de un cuarto del total. Wojtyla se vuelve amiguísimo de uno de ellos, Jerzy Kluger, hijo del jefe de la sinagoga local. Se encontraban casi todos los días. Eran inseparables, compartiendo los juegos y el estudio. En el verano iban a nadar al Skawa; en el invierno se encontraban en el Café “Venecia”, donde el campo helado de tenis era una pista de patinaje.

La amistad de Wojtyla con el judaísmo se extendía también al campo artístico, donde su maestra era la judía Glinka Beer. Para Wojtyla, también la religión judía era una parte de si mismo, esto cuando ya era Arzobispo de Cracovia, como lo será también cuando se convierta en su puesto Papa. Esta relación con el judaísmo plantea un problema: pero, ¿Wojtyla era judío? Bien, que Juan Pablo II fuese judío, lo testimonia Yaskov Wise, estudioso de la genealogía judaica. Wise pesquisó la ascendencia del lado femenino de la familia Wojtyla. Se sabe que, por decreto rabínico, solo la madre, no el padre, transmite el linaje hebreo.

Ahora bien, la madre de Karol se casó con un católico, pero su nombre, Emilia Kaczorowski, es una adaptación polaca de un nombre judaico, muy común en el mundo idish: Katz. La abuela se llamaba Marianna Scizh, otro nombre judaico (Schulze, Schulz). También la bisabuela, Zusanna Rybicka, tenía nombre de consonancia judaica. Por otro lado, tales nombres aparecen con frecuencia en los túmulos del cementerio judaico de Biale-Bielsko, de donde venía la madre de Karol. Con este linaje materno hasta la tercera generación, Karol Wojtyla no solo era judío integrante, sino también, si hubiese pedido la ciudadanía israelita, el Estado de Israel debería habérsela reconocido.

En fin, que Wojtyla fuera judío se explica también, porque en 1940 el joven seminarista Karol se escondió de los nacional-socialistas, mientras que si hubiese sido polaco, esto es, “ario”, no hubiera sido necesario. Ahora, todo esto arroja una nueva luz sobre los actos de Karol Wojtyla (primer supuesto Papa que visitó una sinagoga; la oración en el “Muro de los Lamentos”; el “mea culpa de la Iglesia a los judíos, etc.), pero también sobre su “neo- teología” de la “elección”, sobresaliendo en él la Nueva y poco firme “doctrina católica”, según la cual la “Antigua Alianza” persiste hoy, por la “Nueva Alianza” (la de Jesús) que no la anuló. Una doctrina, ésta que fuerza los textos del Evangelio a negar la”substitución”.

También la aceptación del Holocausto como el “sacrificio de sangre” sacramental, que hace de los judíos la “victima” selectiva alternativa del Cordero, se vuelve más significativa a la luz del judaísmo de Wojtyla.

En 1998, cuando pide perdón a los judíos con el documento “Noi ricordiamo”, Juan Pablo II aprobó el discurso oficial en el que se dice que “el pueblo hebreo es crucificado hace dos mil años”. De este modo, no es “perseguido”, sino ¡“crucificado” como Jesús el Salvador!..

Siendo esto absurdo, ya que ellos fueron los autores intelectuales de la muerte de Cristo, y después autores materiales de la muerte de los discípulos de Jesús, y más tarde de la Sinagoga de Satanás, como decían los Santos Padres salían las peores calumnias en contra de los cristianos, que los hacían morir como mártires en las persecuciones de los emperadores Romanos.

Después de lo expuesto sobre las influencias que forjaron el pensamiento e ideario de Karol Wojtyla, ahora se va a proceder a tratar la filosofía que estudió, que precisamente no fue la que enseña la Iglesia que es la Escolástica que enseñó Santo Tomás, siempre reconocida y aceptada por la Iglesia, esta defiende el verdadero y recto valor del conocimiento humano. Los inconeusos (o sea, la enseñanza firme, sin duda ni contradicción) de los principios metafísicos, a saber, los de razón suficiente, causalidad y finalidad, y la posesión de la verdad cierta e inmutable.

LA FILOSOFIA DE JUAN PABLO II

Wojtyla aprendió la filosofía fenomenóloga de parte del maestro judío Ernesto Ingarden en la Universidad Jagellona.

La Fenomenología es una filosofía compleja y difícil de sintetizar, por la variaciones que ha sufrido en su fundador el judío alemán, convertido al luteranismo, Edmund Gustav Albrecht Husserl (1859-1938) y también por las tendencias y variantes de sus discípulos.

Esta filosofía consiste, sustancialmente, en un método que sólo acepta los “fenómenos”, que son siempre parciales e ignoran el futuro,se puede decir, que parte de la inexistencia de los conceptos universales y de las leyes generales, es decir, de toda verdad y, por tanto es una forma extrema de positivismo opuesta a la genuina filosofía aristotélica-tomista.

La Enciclopedia judaica en el vol. 15, 1041, dice: que “una de las más importantes influencias sobre el existencialismo es la fenomenología”. El existencialismo es propiamente anticatólico. Cabe señalar que “los motivos existencialistas son centrales en los escritos de muchos pensadores judíos modernos (ib. 1042). El existencialismo judío comienza con Franz Rosenzweig, al que siguieron Marín Buber, el rabino Abraham Joshua Heschel y otros más. Estos tres filósofos judíos gozan de singular prestigio en la iglesia postconciliar.

la fenomenología, es prácticamente, un monopolio judío. La expresión más importante del movimiento fue el circulo de Gotinga, en cuya Universidad dictaba clases Edmund Husserl. Lo integraban Adolf Reinach, Hans Theodor Conrad, Hedwig Conrad-Martius (esposa de Theodor), Alexander Koiré, Johannes Hering, Fritz Frankfurter, Roman Ingarden (el maestro de Wojtyla), Moritz Geiger, Fritz Kaufman, Dietrich von Hildebrand, etc. El último es el único que no es judío. También, el confeso Max Scheler, que tanto influyó en Wojtyla, tuvo fuerte ascendencia sobre el circulo husserliano.

La filosofía de Juan Pablo II no es, la Santo Tomás de Aquino sino la del judío Husserl y sus discípulos también judíos Scheler, Ingarden, Stein. Esta filosofía esta expuesta en su famoso libro “Persona y Acción” editado 1969 en Cracovia; donde engañosamente aparenta combinarla con el tomismo, pero fue rechazada por los filósofos católicos ortodoxos de Polonia. En este libro también se halla presente el hereje Maurice Blondel. (v. Mons. Dario Muñera Velez, El Personalismo filosófico de Karol Wojtyla. Cuestiones Teológicas, año 15, n. 42, p. 10).

Que Wojtyla pretenda desarrollar la filosofía a partir de la experiencia y utilizando una metodología creada por pensadores judíos, demuestra su identificación con éstos y cuan ajeno se encuentra al catolicismo y su pensamiento filosófico superior.

La prueba se tiene en que 13 de 37 tesis extraídas de su famoso libro, son totalmente heréticas, mismas que vienen muy bien expuestas en el ya mencionado escrito del padre Luigi Villa.

Las “Tesis” heréticas extraídas por Hermann Humpert del libro de Wojtyla “Persona y acción” son:

Tesis no 15– Dios no es un ser histórico que colabora con el hombre – y el hombre no colabora con Dios, sino actúa solamente en colaboración con los otros hombres. La religión no tiene su origen en la revelación divina, sino es simplemente fruto de la imaginación humana. La religión católica no difiere de los otros cultos.

Como se puede ver claramente, Wojtyla niega, todos los dogmas más importantes de nuestra religión. En esta tesis dice: Que Dios no existe, y que sólo es fruto de la imaginación humana. O sea que Wojtyla es un ateo, y si es ateo porque no renunció a la Iglesia. Ahora bien un ateo ¿Podrá ser representante de Dios en quien no cree? o ¿Podrá ser santo católico?

Tesis no 16 – La revelación divina es imposible de demostrar.

Todo suena muy lógico para él, si Dios no existe, la revelación no se puede demostrar, porque no hay nadie que haga esa revelación.

Tesis no 17 – El único significado real del Nuevo Testamento se encuentra en las explicaciones de carácter filosófico.

Para Wojtyla lo único real del Nuevo Testamento se encuentra en la especulación de la filosofía, esta doctrina la enseñó el judío Maimonides y sobre todo si ésta es fenomenóloga.

Tesis no 18 – Cada misterio divino es de considerarse como variación o cambiante de un sistema de puro pensamiento. El cristianismo dogmático tradicional es uno de los tales sistemas erróneos.

Para Wojtyla más claro, no puede estar, si no hay Dios, no hay misterios divinos y por lo tanto, toda la enseñanza dogmática de la Iglesia es un error.

Tesis no 21 – Una comunidad puramente humana, solidaria y universal; esta es la verdadera iglesia cristiana según el significado del Evangelio, entendida de una nueva manera, en todo contraria a la Iglesia totalitaria existente.

O sea que la nueva y autentica interpretación del Evangelio según Wojtyla, la Iglesia cristiana son todos los hombres o sea toda la humanidad. Por eso, para él, Iglesia Católica ya no es Una, Santa, Católica y Apostólica. Ni se requiere absolutamente nada para pertenecer a ella, solo se requiere ser hombre para ser cristiano.

Tesis no 22 – Son los principios como “el diálogo” y “el prójimo” los que conducen a la salvación del cristianismo, no la revelación de la creación, la redención o el juicio universal.

Para Wojtyla solamente el dialogo y el prójimo es lo único que salva en su iglesia. No lo que revelo y mando Dios en los 10 mandamientos.

Tesis no 24 – La salvación –la auto-realización de la humanidad- no tiene naturaleza eterna. No traerá al hombre mortal ninguna resurrección de la carne. La ingenua esperanza de una vida eterna –como la creencia en la asunción y regreso del Señor en Su cuerpo – no deben ser concebidos sino simbólicamente.

Para Wojtyla la salvación o auto-realización del hombre, no es eterna, o sea muere el hombre y todo se acaba al igual que los animales que tienen el alma sensitiva que desaparece con su cuerpo después de la muerte, o sea que el hombre no tiene alma racional e inmortal. Y todo lo demás es simbólico. Para Juan Pablo II el hombre termina en la nada o sea en la aniquilación.

Tesis no 25 – En el otro mundo, después de la muerte, no seremos recompensados por nuestras buenas acciones ni tampoco castigados por nuestros pecados.

Para Juan Pablo II, en la otra vida, no hay cielo como premio, ni infierno como castigo, solo la aniquilación.

Tesis no 27 – Morirán también aquellos que verán realizado un mundo completamente humanizado y, de esta manera, se cumplirá nuestra salvación.

Para Wojtyla, el único fin del hombre no es Dios, porque para él, Dios no existe, el único fin del hombre, es luchar para que toda la tierra sea humanizada, y acabándose ese fin todo terminó.

Tesis no 28 – ¿Cómo puede el hombre crearse el alma con tanta facilidad? Porque él no la crea de la nada, sino de la materia existente: un alma animal, evolucionada filogenéticamente, que recibe de sus padres, de sus antepasados de los simios y que solo él debe mejorar.

En la filosofía de Wojtyla. No hay creación, todo es materia, el alma no existe, todo es evolución, el hombre viene del chango.

Tesis no 32 – No hay motivo de preocupación por el alma de los niños abortados. Estas son salvas, por cuanto el pecado original no existe.

Dice Wojtyla, no se preocupen, mujeres sigan asesinando a sus hijos indefensos, sus hijos son salvos, no se preocupen sigan gozando, no hay nada en el otro mundo, no hay cielo no hay infierno. Su cielo y su infierno es aquí en la tierra. Ahora se entiende su silencio en el “referéndum” sobre el aborto en Italia, y por eso su sonrisa en la foto con Andreotti, quien fue el que firmó la despenalización del aborto.

Tesis no 33 – No hay motivo para bautizar o usar otra forma tradicional de incorporación de no cristianos o no creyentes ni menos de convertir a los seguidores de otras religiones.

Para Juan Pablo II, no tiene razón de ser el bautismo, ya que no existe Dios, de nada sirve la redención, todas religiones son buenas, no hay que convertir a nadie. Ahora se puede entender porque los templos están vacíos, porque cada día hay menos sacerdotes, menos religiosos, menos seminaristas sobre todo en Europa, y porque millones de fieles de “católicos” postconciliares mejor buscan otras religiones más atractivas y que en realidad les llene.

Tesis no 35 – El hombre es el Dios visible. Ver al hombre es ver a Dios.

Según esta tesis. Wojtyla nos dice: Que la Santísima Trinidad, no es Dios, ni siquiera el Padre lo es, como creen los judíos, para él, Dios es, sólo el hombre.

Nota: Las personas sencillas, que no han tenido la oportunidad de leer con conocimiento de causa, todo lo relacionado con los escritos de Juan Pablo II, (como sus libros y encíclicas y otros documentos) o ya sea, por falta de cultura religiosa, o por estar manipuladas por los medios de comunicación, tal vez podrán dudar de la veracidad y de que realmente haya expuesto o escrito todas éstas tesis demoniacas. Para estas personas, les recomiendo que busquen y consigan el libro: “Persona y Acción”. Y ahí se darán cuenta de la certeza o no de lo que aquí se ha expuesto.

Ahora bien, ante lo que se ha visto de estas tesis filosóficas de Wojtyla, nos surgen ciertas preguntas: ¿Podrá ser católico quien piensa así? ¿Cómo es que llegó a ser sacerdote, obispo, cardenal y supuesto Papa, un hombre que desde el Seminario perdió la fe católica? Con éstas doctrinas ateas y evolucionistas ¿Podrá ser Santo de la Verdadera Iglesia Católica, alguien que ni siquiera cree en Dios?

Hasta aquí, solamente se ha analizado la patética y herética filosofía de Juan Pablo II, ahora nos toca considerar su teología, y que para ser sinceros, prácticamente se requerirá un verdadero y autentico “milagro” para que sea otra distinta que la de su filosofía.

TEOLOGIA DE JUAN PABLO II.

Una vez, expuesta y analizada la filosofía de Wojtyla. Ahora nos toca estudiar su doctrina que es prácticamente, la del Vaticano II.

Los principios teológicos de Juan Pablo II, son los mismo que los de la Teología Moderna. Que Desde Juan XXIII, hasta nuestros días, existen indicios y pruebas muy claras de que la Fe Católica Apostólica ha sufrido una profunda transmutación en los órdenes teológico y eclesiástico.

Los principios que animan la teología moderna dañan gravemente la identidad de la Fe, atacado la base y raíz del catolicismo, o sea, la esencia de Dios, ya en su Trinidad Santísima ya en la divinidad de Cristo. (como se trató en el escrito anteriormente publicado sobre “Dios que adoramos los cristianos”)

Los prominentes neoteólogos postconciliares tales como: Rahner, Küng, Schillebeeckx, Schoonenberg, Congar, De Lubac etc., han reemplazado a la Religión de Cristo Dios por un judeo-catolicismo, en el cual niega las más sagradas verdades de la Fe como:

1.- La Santísima Trinidad; 2.- La divinidad de Cristo; 3.- La preexistencia eterna de Dios Hijo; 4.- La encarnación de Dios Verbo; 5.- El nacimiento virginal; 6.- Los milagros de Cristo Dios; 7.- La muerte heroica y gloriosa del Salvador; 8.- El deicidio perpetrado por el pueblo judío; 9.- La Redención; 10.- La Resurrección; 11.- La Ascensión; 12.- La fundación del cristianismo y de la Iglesia por parte de Cristo; 13.- La concepción inmaculada de la Virgen; 14.- La virginidad perpetua de María; 15.- La asunción de la Virgen; 16.- El culto de los santos; 17.- La veneración de las reliquias e imágenes; 18.- El pecado original; 19.- La inmortalidad del alma; 20.- El cielo, el infierno y el purgatorio; 21.- La verdadera resurrección de los muertos; 23.- La Sagrada Tradición; 24.- La inerrancia de la Escritura; 25.- El Magisterio de la Iglesia.

En la enseñanza oficial de la Iglesia Postconciliar dichas verdades fundamentales aparecen también gravemente afectadas e implícitamente negadas. Pero, además la secta herética que usurpa el nombre y el prestigio de la Romana Iglesia, se funda en nociones judaizantes que desnaturalizaron el catolicismo, subvirtieron la eclesiología, alteraron por completo el culto tradicional y provocaron el abandono del principio esencial de que sólo se alcanza la vida eterna dentro de la Iglesia. En consecuencia, hay que añadir a la lista de negaciones: 26.- La Misa sacrificial católica; 27.- La Eucaristía verdadera; 28.- La Comunión genuina; 29.- Fuera de la Iglesia no hay salvación.

La negación y puesta en duda de todas estas enseñanzas católicas han salido de la “Lumen Gentium” y la “Gaudium et Spes” del Vaticano II, y constituyendo éste un punto de partida fundamental para la consolidación de la nueva religión moderna. Los documentos de este Concilio emanan —y no podría ser de otro modo— en su letra y en su espíritu, de la teología moderna, condenada por verdaderos Papas.

Es innecesario resaltar que el contenido del pensamiento religioso moderno constituye, con respecto a la Fe Católica y Apostólica, la mayor de las herejías, o, como decía San Pío X, “la síntesis de todas las herejías” (Encíclica “Pascendi Dominici Gregis”)

Ahora es necesario que se haga esta pregunta: ¿Hasta qué punto el pensamiento religioso de Wojtyla se enraizó en la teología moderna?

Es importante recordar, que como se ha expuesto, prácticamente, Wojtyla, fue formado y preparado desde el seminario clandestino en la teología moderna y en las filosofías de la fenomenología y la existencialista, que nada tienen que ver, con la filosofía de la Iglesia que es la tomista.

Recordemos que Wojtyla era, un prelado progresista, que en el Vaticano II se distinguió como uno de los más ardientes y activos promotores de las innovaciones, del “aggiornamento”. Una imagen “liberal” y “de avanzada”. Y capaz decir que: “La misión de la Iglesia no es sermonear a los no creyentes. Todos nos hallamos en una búsqueda… Abstengámonos de moralizar o de pensar que tenemos el monopolio de la verdad” (como se escribe en el libro de Su Santidad, p. 118).

Por eso, Juan Pablo II, en su Primer Mensaje, 17-10-78; “L’Osservatore Romano” 22-10-78, ed. Castellana, anuncia que linea iba a seguir en su falso papado, en cual dice:

“Ante todo queremos insistir en la permanente importancia del Concilio Ecuménico Vaticano II, y aceptamos el deber ineludible de llevarlo cuidadosamente a la práctica. ¿No es acaso este Concilio universal como una piedra miliar o un acontecimiento del máximo peso en la historia bimilenaria de la Iglesia, y consiguientemente, en la historia religiosa del mundo y del desarrollo humano? Ahora bien; el Concilio, igual que no termina en sus documentos, tampoco se concluye en las aplicaciones que se han realizado en estos años. Por eso juzgamos que nuestro mayor deber es promover, con la mayor diligencia, la ejecución de los decretos y normas directivas del mismo.

Y esto lo haremos, desde luego, con una acción a la vez prudente y estimulante, procurando sobre todo que se logre una adecuada mentalización: es decir, es necesario, en primer lugar, hacer que los espíritus sintonicen con el Concilio, para poder llevar luego a la práctica lo que él dijo, y poder explicitar todo lo que en él se esconde o —como suele decirse— se encuentra implícito en él, teniendo en cuenta las experiencias realizadas y las exigencias de las nuevas circunstancias”.

Aquí se nota, que para Wojtyla, las doctrinas heréticas del Vaticano II: La “Lumen Gentium” y la “Gaudium et Spes”, serán su Nuevo Evangelio.

Precisamente, de esos principios teológicos modernos, Wojtyla va a tomar la base para defender una concepción antropocéntrica. Veamos lo que declara en la Audiencia General del 29/11/1978; publicado por L´ Osservatore Romano del 3/12/78:

“La verdad del cristianismo corresponde a dos realidades fundamentales que no podemos perder nunca de vista. Las dos están estrechamente relacionadas entre sí. Y justamente este vínculo íntimo, hasta el punto que una realidad parece explicar la otra, es la nota característica del cristianismo. La primera realidad se llama “Dios”, y la segunda “el hombre”. En los últimos tiempos—en especial durante el Concilio Vaticano II—se discutía mucho si esa relación es teocéntrica o antropocéntrica. Si seguimos considerando por separado los términos de la cuestión jamás se obtendrá una respuesta satisfactoria a esta pregunta. De hecho el cristianismo es antropocéntrico precisamente porque es plenamente teocéntrico; y al mismo tiempo es teocéntrico gracias a su antropocentrismo singular”.

Aquí Wojtyla reafirma lo que había publicado en libro “Persona y Acción” en la tesis No. 35 – El hombre es el Dios visible. Ver al hombre es ver a Dios.

Juan Pablo II mediante un juego de palabras, quiere identificar forzando los prefijos al estilo panteísta: ántropo (hombre)=teo (Dios). Esto es lo que precisamente ha enseñado la teología moderna, que el hombre es dios.

Dios es el hombre. He aquí la conclusión coherente de todos los principios de la teología moderna. Esto es lo que predican las “autoridades” eclesiásticas que de mil maneras lo insinúan desde el Vaticano II.

Esta claro, que esta doctrina es una herejía, o sea, es una doctrina absolutamente incompatible y discordante con la Tradición Apostólica. Ya que, no es posible profesar al mismo tiempo los principios de la teología moderna y la Fe Católica. Porque si en efecto, como piensan los modernistas, si Dios es el hombre, entonces es claro que se puede hablar legítimamente de una “teología de la liberación”, la cual enseña la aberrante y contradictoria doctrina que Jesucristo fue el primer comunista.

De esto habla Juan Pablo II en Audiencia general 21-2-79: “L’Osservatore Romano” 25-2-79: “La teología de la liberación viene frecuentemente vinculada (alguna vez demasiado exclusivamente) a la América Latina; pero es preciso dar la razón a uno de los grandes teólogos contemporáneos (Hans Urs von Balthasar), que existe justamente una teología de la liberación de alcance universal. Sólo los contextos son diversos, pero es universal la realidad misma de la libertad con la que Cristo nos ha hecho libres (Gal. 5, 1). Tarea de la teología es encontrar su verdadero significado en los diversos y concretos contextos históricos contemporáneos”.

Igualmente, si Dios es el hombre, también podría hablarse de “teología” de cualquier cosa relativa a la humanidad. Por ejemplo, el sexo. Y de ello habla Juan Pablo II en la Audiencia general 14-11-79: “L’Osservatore Romano” 18-11-79: “Nos encontramos, pues, casi en el meollo mismo de la realidad antropológica cuyo nombre es cuerpo, cuerpo humano. Sin embargo, como es fácil observar, este meollo no es sólo antropológico, sino esencialmente teológico. La teología del cuerpo, que desde el principio está unida a la creación del hombre a imagen de Dios, se convierte, en cierto modo, también en teología del sexo, o mejor, teología de la masculinidad y de la feminidad, que aquí, en el libro del Génesis, tiene su punto de partida”.

LA “DOCTRINA MARIANA” DE JUAN PABLO II

Después de haber cambiado la doctrina social, la Santa Misa, el Catecismo, el Derecho Canónico, la Eclesiología, la Exégesis, la Liturgia, Juan Pablo II también cambió la doctrina sobre Nuestra Señora. El “Papa disque Mariano” (¡), en sus últimos años, se apartó de la Tradición Católica sobre la “doctrina mariana”.

En la audiencia general del 25 de enero de 1996, Juan Paulo II dice: «Los exegetas son ahora unánimes en reconocer que el texto del Génesis, según el original hebreo, atribuye la acción de la serpiente no directamente a la Señora, sino a su descendencia».

También aquí, Juan Pablo II fue en contra de la doctrina de siempre de la Iglesia; Pío IX, de hecho (23-4-1845) había escrito: «… la Santísima Virgen aplasta con su pié inmaculado, la cabeza». Y San Pío X (8.9.1903) escribe: «María, que aplasta la cabeza de la serpiente». También Pío XII (26.7.1954), en Pont. Par. 652, escribe: «La Inmaculada aplasta, con su pié, la serpiente infernal» (Cfr. “Osservatore Romano” 26 de julio de 1954).

En la audiencia general del 30 de mayo de 1996, Juan Pablo II, dice: «A favor de la Inmaculada Concepción, se cita frecuentemente, como testimonio bíblico, el capítulo XII del Apocalipsis, en el cual se habla de la Señora revestida con el sol (XII, 1). La exégesis actual converge en reconocer en esta Señora la comunidad del pueblo de Dios, que dará a luz en el dolor al Mesías resucitado».

Es otro desvirtuar la doctrina que la Iglesia que siempre enseñó. Pío XII, de hecho (1.1.1950), en Pon. Par. 597, así se expresaba, en forma distinta: «Los doctores escolásticos han visto a la Madre de Dios en esta Señora revestida con el sol…» (Cfr. “Osservatore Romano”, 1o de enero de 1950).

En la audiencia general del 24 de abril de 1997, Juan Pablo II dice: «Jesús, en la Cruz, no proclamó formalmente la Maternidad Universal de María, pero ha instaurado una relación materna, consagrada entre Ella y el discípulo preferido». También esta fantasiosa ocurrencia errada de Juan Pablo II es contraria a la doctrina de siempre. León XIII, por ejemplo, en “Octobri Mense” (22.9.1901), escribe «… Jesús proclamó desde lo alto de la Cruz, cuando confió a su cuidado y a su amor a la totalidad del género humano en la persona del discípulo Juan!..».

También en los “títulos marianos”, Juan Pablo II, el 4 de junio de 1997, en la Pontificia Academia Mariana Internacional, dijo: «Una definición del “título mariano” de “Abogada”, “Corredentora”, “Mediadora” no está en línea con la orientación del gran texto mariológico del Vaticano II». (Cfr. “Osservatore Romano” 4.5.1997).

También aquí, Juan Pablo II fue contra la doctrina enseñada por la Iglesia antes del Vaticano II. Pío VII, por ejemplo, el 19.2.1805, escribió: «… Vamos a acercarnos al trono de su Divino Hijo: como Abogada, pregunta; como Sierva, ora; y como Madre, comanda». También Pío XI (8.5.1928) en su discurso que el dio a los peregrinos de Vicenza, dijo: «… El Redentor debe, necesariamente, asociar a su Madre a su trabajo. Por eso invocamos el título de la Corredentora. Ella nos dio al Salvador, que lo llevó a su obra de redención en la Cruz». Y Pío XII escribió: «… El Divino Hijo quería añadir a su Madre como Abogada de los pecadores y Mediadora de sus gracias». (todo esto fue tomado del escrito en pdf de padre Luigi Villa arriba mencionado)

LA HEREJIA FUNDAMENTAL DE JUAN PABLO II

Karol Wojtyla, como cardenal de la iglesia postconciliar. En la cuaresma de 1976, cita en el libro: “Signo de Contradicción”, que tiene contenidas las “meditaciones” que expuso Wojtyla, durante los ejercicios espirituales que Paulo VI le invitó a darle a él y a la curia romana. Ahí, enseña la “HEREJIA FUNDAMENTAL DE SU POSTERIOR “PAPADO”. En donde afirma que: “TODOS LOS HOMBRES DESDE EL PRINCIPIO DEL MUNDO Y HASTA SU FINAL, HAN SIDO REDIMIDOS Y JUSTIFICADOS POR CRISTO Y POR SU CRUZ”.

En la frase citada está compendiada la aberrante doctrina de Juan Pablo II de que todo el género humano, todos los hombres como él lo expresa, están justificados incondicionalmente desde el principio del mundo. Esta tesis herética es denominada: “LA REDENCION O JUSTIFICACION UNIVERSAL INCONDICIONAL”.

Entorno a su tesis Wojtyla se adelanta y se desvía, ya que unas veces cuando trata de ésto indica que la Redención universal es por la Cruz de Cristo, o sea la “Redención por la Cruz”, y en otras llega a la teoría más avanzada, de la sola “Encarnación redentora”. O sea que por la sola encarnación del Verbo se ha realizado la redención.

Esa tesis, no convalidada ni en la Sagrada Escritura, ni en la Tradición, ni en la doctrina de la Iglesia, solo es fruto de la “Nueva Teología”, la cual afirma que la Redención y la salvación son incondicionales para todos los hombres, no solo objetivamente, sino también subjetivamente; de esta forma, la Redención universal salva a todos, siempre.

De aquí nace la “nueva eclesiología” y la “nueva Revelación” de la Fe: Nuestro Señor Jesucristo solo tuvo la misión de “manifestar plenamente al hombre a si mismo”, luego el hombre no es más un pobre pecador que tiene necesidad de la Redención, obtenida a través de la Fe y del bautismo, sino que es un hombre que, gozando de su condición de redención efectiva y garantizada, manifiesta su estado naturalmente “sobrenatural”, esto es, ¡de hombre auto-divinizado!

Esto es un verdadero regreso al modernismo que reduce la Fe y la Revelación divina a un simple sentimiento y a una experiencia religiosa, aboliendo, de este modo, toda diferencia entre “religión natural” y Religión sobrenatural”, lanzando la premisa para la igualdad de todas las religiones. Por eso, para el modernismo, la Revelación se reduce a una toma de conciencia de relación íntima Hombre-Dios, en el Cristianismo; o con Buda, Mahoma, etc., para las otras religiones.

Ya en la encíclica “Redemptor hominis” de Juan Pablo II, se encuentra la tesis de la redención universal incondicional, como también se encuentra en la “Gaudium et Spes”, no 22, que Wojtyla redactó en colaboración durante el Concilio: «El hijo de Dios, con su encarnación se unió, en cierto modo, a cada hombre». Christoph Schönborn, en el Osservatore Romano del 21- 1-1993, muestra también que, después, el pensamiento de Juan Pablo II no cambió: “escribiendo que el “texto-clave” del Nuevo Catecismo es el de la “Gaudium et Spes” 22”.

En la “Redemptor Hominis”, Wojtyla expresa todo su pensamiento y programa de acción, incluyendo los planes para el año dos mil. Por lo mismo se va extractar parte de esa encíclica, para que el lector católico saque sus conclusiones, y hasta el no católico pueda por simple cultura definir si el hombre que ha escrito ésto ha escrito como un católico:

“Se trata pues aquí del hombre en toda su verdad, en sus plenas dimensiones. No se trata del hombre “abstracto” sino real, del hombre “concreto”, “histórico”. Se trata de cada hombre, porque cada uno ha sido incluido en el misterio de la Redención y Jesucristo está unido a cada uno para siempre a través de ese misterio. Todo hombre viene al mundo siendo concebido en el seno materno y naciendo de su madre, y,—precisamente a causa del misterio de la Redención—él es confiado a la solicitud de la Iglesia. Esta solicitud se extiende al hombre completo y está centrada sobre él de manera singular.

El objeto de está singular atención es el hombre en su realidad humana única e imposible de repetir, en el cual viven intactas la imagen y semejanza de Dios mismo (Gén., I, 27). Es esto lo que señala el concilio cuando, hablando de esta semejanza, recuerda que “el hombre es la única criatura sobre la tierra que Dios ha querido por sí misma” (Gaudium et Spes, n. 24). El hombre, tal como “querido” por Dios, “elegido” por Él, llamado, destinado a la Gracia y a la salvación, es el hombre “concreto”, el “hombre real”; ese es el hombre en toda la plenitud del misterio en el que llega a participar por Jesucristo y del cual llegan a participar cada uno de los cuatro mil millones de hombres que viven sobre nuestro planeta, desde el instante de su concepción cerca del corazón de su madre”(Redemptor Hominis No. 13).

Estas son afirmaciones inadmisibles: “Cada hombre concreto, histórico, (o sea está hablando de cada uno en particular) participa en toda plenitud del misterio de la Redención, y en la realidad humana de cada hombre, única imposible de repetir, viven intactas la imagen y la semejanza de Dios mismo”.

Wojtyla insiste en que cada hombre participa en la plenitud de la Redención,—o sea de la salvación—desde el seno materno, lo que parece afirmar que hay una “inmaculada concepción” de cada hombre. Aquí podemos comentar que acerca de lo que dice de que “cada hombre viene encomendado a la solicitud de la Iglesia”, no puede entenderse sino en el sentido en que los postconciliares entienden de la Iglesia, en lo más elevado de la cúspide herética, como enseña De Lubac a quien hizo cardenal Juan Pablo II, la Iglesia que es toda la humanidad, el pueblo de Dios, encargado de realizar la nueva fraternidad. Esta nueva definición de la Iglesia, Wojtyla ya la había pronunciado en la tesis No. 21 del Libro “Persona y Acción”.

Por otra parte, lo que es doctrina dogmática de la Iglesia, es que por el pecado original el hombre perdió la semejanza divina; Wojtyla afirma que “en cada hombre viven intactas la imagen y semejanza de Dios”, según eso, incondicionalmente, hablando del “hombre” en sentido genérico, y empleando para esta afirmación el pasaje del Génesis que narra la creación del hombre, pasaje anterior al suceso del pecado de Adán.

Esta es una vil y aberrante mentira, de Wojtyla porque antes del pecado original, Adán y Eva, a parte de recibir la gracia santificante, Dios Nuestro Señor, les dio dones prenaturales, como la inmortalidad; los hizo invulnerables al dolor y a las enfermedades, no tenían hambre, ni sed, ni calor, ni frio; tenían control de sus pasiones. Y después el hombre, lo único que recobro fue la gracia santificante, y solo si se recibe el bautismo, y todo ello gracias por lo méritos de la Pasión y muerte de Cristo.

Según la enseñanza de Wojtyla y del Vaticano II, el infierno esta clausurado, todo hombre, es salvo incondicionalmente, no importando, la religión, ni el que este bautizado en la Iglesia, ya que la nueva definición sobre la Iglesia, ya no es Una, Santa, Católica y Apostólica; ahora, es el pueblo de Dios, igual a la humanidad entera, o sea todo hombre es católico por el hecho de ser hombre.

Es fácil pensar que esta línea teológica es toda una con doctrina sofistica “del cristiano anónimo” del herético jesuita Karl Rahner, para quien todo hombre sería un “cristiano”, aunque lo ignore. En todo hombre sería pre-existente un germen sobrenatural.

Por eso, en su discurso del 11 de mayo de 1986, Juan Pablo II dice: «Voy recorriendo el mundo para encontrar a los hombres de todas las civilizaciones y religiones; porque confío en los gérmenes de sabiduría que el Espíritu suscita en la conciencia de los pueblos: de El brota el verdadero recurso para el futuro humano de nuestro mundo».

Wojtyla, así, llega al modernismo mediante la “NuevaTeología”, que altera la noción católica fundamental y que lleva, necesariamente, a donde llegó Juan Pablo II, o sea, a la abolición de toda distinción entre “naturaleza” y “gracia” y de este modo, como consecuencia, a la herejía de la redención universal subjetiva e incondicional, a la identificación de la Humanidad con la Iglesia, como la noción de “Redención” y de “Fe” a volver la Revelación de Cristo un hecho secundario, accesorio. Esto lleva a comprender como la “Nueva Teología” pone el hacha «no tanto en la ramas, como en la propia raíz, esto es, en la Fe, en sus fibras más profundas». (Como dice: San Pío X, Pascendi)

Pero también, durante todos sus viajes, los discursos ecuménicos de Juan Pablo II siempre tuvieron su fundamento en su explicación, no en la doctrina católica, pero siempre en la “Nueva Teología”. Todo está centrado en el hombre y en su desenvolvimiento integral, que implica igualmente en él mismo la toma de conciencia de lo sobrenatural, inmanente en cada hombre, independientemente de la Fe y del Bautismo, que lo sepa o no, que lo acepte o no mediante la fe”.

En esta aberrante doctrina de Wojtyla. No se requiere fe, ni obras para salvarse, todo mundo es salvo, por el hecho de Cristo se encarno o murió en la Cruz. O sea, son santos todos los hombres de cualquier religión, católicos, protestantes, judíos, musulmanes, budistas, induístas; hasta los satanistas, masones, libre pensadores y también los ateos, ya que la justificación abarca a todos hombres. Lo mismo son salvos, los asesinos, los corruptos o rateros, los violadores, los pederastas en este caso hasta Marcial Maciel es salvo.

Para Juan Pablo II y al igual que para los hebreos, ser salvos, no significa, ir al cielo, para ellos, el cielo y el infierno está aquí en la tierra. Eso muy bien lo explica Wojtyla en las tesis 24, 25 27 del libro “Persona y Acción”. Arriba expuestas.

Si esta es la concepción de Santificación o justificación de la nueva iglesia postconciliar, para que tanta faramalla, olvídense de los milagros, de las virtudes heroicas, y de todos requisitos de los procesos para canonizar santos, y solo digan Karol Wojtyla, Angelo Roncalli y Juan Bautista Montini son santos, por la doctrina de la Justificación Universal Incondicional y punto.

Hasta aquí, se han expuesto las principales herejías de Juan Pablo II, que no son las únicas. En un escrito publicado en:http://forocatolico.wordpress.com/herejias-de-juan-pablo-ii/ titulado: “Quien es el súper hereje Karol Wojtyla Katzarosky (alias Juan Pablo II)”. En ese artículo se enumeran más 100 herejías proferidas por el multihereje Juan Pablo II.

Con todo lo expuesto se ha demostrado que por ser un multihereje o sea faltarle el requisito de catolicidad Karol Wojtyla no es Papa de la Iglesia Católica, ni tampoco puede ser santo canonizado como se ha expuesto. obispo en misiones.

…………………………….

🏡
🏡
4 months ago

PARA JORGE DE SAN MIGUEL

.

.

LA ESCUELA DE FRANKFURT”

¡¡¡Leer con atención!!!

¿Qué pretende la Escuela de Frankfurt? En pocas palabras, sus integrantes, todos judíos, manifiestan que se proponen, a largo plazo, aplicando la “revolución cultural”, atea, progresista, comunista y freudiana:

“Corromper occidente de manera tal que apestará”

Corromper lo que subsiste del “occidente” cristiano, por supuesto. Con el apoyo de multimillonarios judeo-comunistas, los gobiernos sometidos, -tanto de “izquierda” como de “derecha”-, embozan sus intenciones para embaucar a los imbéciles, y esclavizarlos, con los principios morales divulgados por la Escuela de Frankfurt. Actualmente están a punto de arrancar totalmente las virtudes teologales a la humanidad; (y aún las cardinales); abandonando al hombre en un escepticismo desesperanzador, que paraliza su necesaria e indispensable reacción contra su sometimiento. Sin voluntad enhiesta para reaccionar, y con la inteligencia confusa e inerte, nunca sabrán que vegetan bajo unos amos destructores, que los arrean a pastar en el potrero verde de la degradación. Es tal la imbecilidad del “televidente” que, sépanlo o no, son esclavos entretenidos, complacidos de estar sumergidos en un abyecto hedonismo, que los arrastrará al fondo del abismo donde reina el resentimiento y el odio, fruto de la miseria moral y material que provocó la Escuela de Frankfurt. Desde allí, dicen estos ‘filósofos’ satánicos, de esa corrupción moral, de ese resentimiento, de ese odio, surgirán los redentores que, mediante la revolución libertaria, dominarán férreamente el mundo, y destruirán los últimos vestigios de la civilización cristiana; desapareciendo de la memoria de los hombres la posibilidad de restaurar el esplendor de la Ciudad católica.

A continuación reproduzco un excelente artículo, del señor Timothy Mathews, “La Escuela de Frankfurt: conspiración para corromper”, publicado en “PATRIA ARGENTINA” Nº 162, XI/2010.

S

atanás se ocupa de mantener escondida la mayor parte de su obra en este mundo. Sin embargo se lanzaron dos pequeños rayos de luz sobre su acción, según lo creo, no hace mucho. El primero, un artículo breve de la revista Association of Catholic Women´s (ACW- Asociación de Mujeres Católicas); el segundo, un comentario de un sacerdote en Rusia (lo que al principio me sorprendió), quien afirmó que ahora, en Occidente, vivimos en una sociedad comunista. Estos destellos de luz ayudan, especialmente, a explicar la arremetida de funcionarios oficiales que en muchos países del mundo lograron, con tanto éxito, quitarles a los padres el derecho de ser los primeros educadores y protectores de sus hijos.

La revista ACW examinó el trabajo corrosivo de la “Escuela de Frankfurt” –un grupo de académicos germanos-estadounidenses que desarrollaron perspectivas altamente provocativas y originales en la sociedad y en la cultura contemporánea, recurriendo a Hegel, Marx, Nietzsche, Freud y Webwe. No es que su idea de una “revolución cultural” fuera particularmente nueva.

El Conde Joseph de Maistre (1753-1821), quien fuera masón durante quince años, escribió: “Hasta ahora las naciones morían con las conquistas, es decir, por las invasiones, pero aquí surge el gran tema: una nación puede morir en su propia tierra, sin llegar a reinstalarse y sin invasión, permitiendo que las moscas de la descomposición corrompan, desde la misma médula, aquellos principios originales y constitutivos que hacen a la esencia de lo que es ella”.

¿Qué fue la Escuela de Frankfurt? Bueno, en días posteriores a la Revolución Bolchevique en Rusia, se creía que la revolución de los trabajadores se extendería a Europa y, finalmente a EEUU. Pero no fue así. Para fines de 1922 la Internacional Comunista (Komintern) comenzó a considerar las razones. Por iniciativa de Lenin se organizó una reunión en el Instituto Marx-Engels de Moscú.

La finalidad de la reunión era clarificar el concepto de una “revolución cultural marxista”, y ponerlo prontamente en marcha. Entre los presentes se encontraba Georg Lukacs (aristócrata húngaro, hijo de un banquero, que se hizo comunista durante la Primera Guerra Mundial; buen teórico marxista, desarrolló la idea de “Revolución y eros”- instinto sexual usado como instrumento de destrucción), y Willi Munzenberg (cuya solución propuesta fue “organizar a los intelectuales y usarlos para podrir la civilización occidental. Sólo entonces, luego de corromper todos los valores y hacer imposible la vida, podemos imponer la dictadura del proletariado”).

Ralph Toledano (1916-2007) (1)- autor conservador y cofundador de National Review- comentó la mencionada reunión en los siguientes términos: “Fue quizás más perjudicial para la civilización occidental que la misma Revolución Bolchevique”.

Lenin murió en 1924, sin embargo, para ese entonces, Stalin comenzó a ver a Munzenberg, Lukacs y a gente de similar pensamiento como “revisionistas”. En junio de 1940, Munzenberg escapó al sur de Francia donde, bajo las ordenes de Stalin, un escuadrón de la muerte del NKVD lo capturó y colgó de un árbol.

Durante el verano de 1924, luego de que el V Congreso de la Internacional Comunista lo atacara por sus escritos, Lukacs se mudó a Alemania, donde encabezó la primera reunión de un grupo de sociólogos con orientación comunista, reunión que daría a luz la fundación de la Escuela de Frankfurt.

Esta “Escuela” (diseñada para poner en práctica su `programa revolucionario) comenzó en la Universidad de Frankfurt, en el Instituto für Sozialforschung. Para comenzar, Escuela e Instituto eran indistingibles. En 1923 Félix Weil (1898-1975) funda el Instituto y lo establece oficialmente. Weil nació en Argentina y a los 8 años lo enviaron al colegio a Alemania. Asistió a las Universidades de Tübingen y Frankfurt, donde obtuvo un doctorado en ciencias políticas. Durante sus estudios en esas universidades comenzó a interesarse cada vez más en el socialismo y el marxismo. Conforme al historiador e intelectual Martin Jay, el tema de su tesis fue “los problemas prácticos de la implementación del socialismo”.

Carl Grünberg, director del Instituto desde 1923 hasta 1929, fue un marxista confeso, a pesar de que el Instituto no tenía ninguna afiliación política oficial. No obstante en 1930 lo reemplazó Max Horkheimer que pensaba que las teorías de Marx debían ser la base de las investigaciones del Instituto. Cuando Hitler asumió el poder, el Instituto se cerró y sus miembros escaparon a EEUU, por varias rutas y migraron a las universidades estadounidenses más importantes – Columbia, Princeton, Brandeis y California, en Berkeley.

La Escuela incluía entre sus miembros al gurú de la Nueva Izquierda de los años 60: Herbert Marcuse (a quien el Papa Pablo VI denunciaría por su teoría de la liberación que “dio lugar al libertinaje disfrazado como libertad”); a Max Horkheimer, Theodor Adorno, al popular escritor Erich Fromm, Leo Lowenthal, y Jurgen Habermas (2) –quizás el representante más influyente de la Escuela.

FUNDAMENTOS, OBJETIVOS Y PRÁCTICAS DE LA “REVOLUCIÓN CULTURAL”.

Básicamente, la Escuela de Frankfurt creía que mientras el individuo tuviera la convicción –o incluso la esperanza de la Fe- de que el don divino de su razón podría resolver los problemas que enfrenta la sociedad, entonces, esa sociedad nunca alcanzaría el estado de desesperanza ni de alienación, los cuales son imprescindibles para iniciar la revolución socialista.
Su objetivo, por lo tanto, consistía en demoler lo más pronto posible el legado judeo-cristiano. Para ello necesitaban ejecutar la crítica destructiva más negativa posible de cada una de las esferas de la vida, la que sería diseñada para desestabilizar la sociedad y tirar abajo lo que ellos llaman el orden “opresor”. Sus políticas, según esperaban, se difundirían como un virus –“continuando con el trabajo de los marxistas occidentales por otros medios”, como lo señalara uno de los miembros.

A los efectos de promover el avance de su “tranquila” revolución cultural –sin darnos, no obstante, idea alguna de sus planes para el futuro- la Escuela de Frankfurt recomendó (entre otras cosas):

– LA INVENCIÓN DE DELITOS RACIALES.
– EL CAMBIO CONTINUO PARA CREAR CONFUSIÓN.
– LA EDUCACIÓN SEXUAL Y SOBRE TODO LA HOMOSEXUALIDAD A LOS NIÑOS.
-LA DESTRUCCIÓN DE LA AUTORIDAD EN LOS COLEGIOS Y DE LOS PROFESORES.
-GRANDES MIGRACIONES PARA DESTRUIR LA IDENTIDAD.
-LA PROMOSIÓN DEL CONSUMO EXCESIVO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS.
– EL VACIAMIENTO DE LAS IGLESIAS.
-UN SISTEMA LEGAL DESACREDITADO, CON PREJUICIOS CONTRA LAS VÍCTIMAS DEL DELITO.
-DEPENDENCIA DEL ESTADO O DE LOS BENEFICIOS DEL ESTADO.
-CONTROL Y ESTUPIDIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.
-FOMENTAR LA DESINTEGRACIÓN DE LA FAMILIA.

Una de las ideas principales de la Escuela de Frankfurt consistía en explorar las ideas del “pansexualismo” de Sigmund Freud – búsqueda de placer, explotación de las diferencias entre sexos, quiebra de las relaciones tradicionales entre varón y mujer. Para promover sus objetivos se proponían:

*ATACAR LA AUTORIDADDEL PADRE, NEGAR LOS ROLES ESPECÍFICOS PATERNOS Y MATERNOS, Y ARREBATAR A LAS FAMILIAS SUS DERECHOS COMO PRINCIPALES EDUCADORES DE SUS HIJOS.
*ELIMINAR LAS DIFERENCIAS DE LA EDUCACCIÓN DE LOS NIÑOS Y DE LAS NIÑAS.
*SUPRIMIR TODA FORMA DE DOMINACIÓN MASCULINA –DE AHÍ LA PRESENCIA DE LAS MUJERES EN LAS FUERZAS ARMADAS.
*DECLARAR QUE LAS MUJERES SON “LA CLASE OPRIMIDA” MIENTRAS QUE LOS HOMBRES “LA OPRESORA”.

Munzenberg resumió la operación a largo plazo de la Escuela de Frankfurt de la siguiente manera: “CORROMPEREMOS OCCIDENTE DE MANERA TAL QUE APESTARÁ”.

La Escuela sostenía que había dos tipos de revoluciones: la política y la cultural. La revolución cultural demuele desde dentro. “Las formas modernas de sujeción son marcadas con suavidad”. Lo consideraban un proyecto a largo plazo y jamás perdían de vista el tema de la familia, la educación, los medios, el sexo y la cultura popular.

LA FAMILIA.
La “teoría crítica” de la Escuela enseñaba que “la personalidad autoritaria” es producto de la familia patriarcal –idea directamente conectada con el Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado, de Engels, quien promovía el matriarcado. Ya Karl Marx había escrito en su “Manifiesto Comunista” sobre la noción radical de una “comunidad de mujeres” y en la Ideología Alemana de 1845, escribió despectivamente sobre la idea de familia como unidad básica de la sociedad. El concepto básico de la “Teoría Crítica” es el siguiente: la necesidad de quebrar la familia contemporánea. Los principales expertos del Instituto proclamaban que “Incluso una interrupción parcial de la autoridad paterna en la familia podría tender a aumentar la disposición de la generación venidera a aceptar el cambio social”.

Siguiendo a Karl Marx, la Escuela enfatizó la manera en que la “personalidad autoritaria” es producto de la familia patriarcal –Marx había escrito en términos muy despectivos sobre la idea de que la familia fuera la unidad básica de la sociedad. Todo esto allanó el camino para la lucha contra el género masculino que promovía Marcuse bajo la apariencia de la “liberación femenina” y por medio del movimiento de la Nueva Izquierda en la década de 1960.

De esta forma se propusieron transformar nuestra cultura en una en que dominaran las mujeres. En 1933, Wilhelm Reich, uno de los miembros, escribió en The Mass Psychology of Fascism (Psicología de las masas del Fascismo), que el matriarcado era el único tipo genuino de familia de la “sociedad natural”. Eric Fromm también fue un activo defensor de la teoría matriarcal. La masculinidad y la feminidad, sostiene, no eran reflejo de las diferencias sexuales “esenciales”, como habían pensado los románticos, sino que se originaban en las diferentes funciones en la vida, que en parte estaban determinadas socialmente. Su dogma fue el precedente de las declaraciones del feminismo radical, las que hoy en día aparecen en casi todos los periódicos y programas de televisión de mayor difusión.

Los revolucionarios sabían exactamente lo que querían hacer y cómo hacerlo. Y lo lograron con éxito.

LA EDUCACIÓN.
Lord Bertrand Russell se unió a la Escuela de Frankfurt , en sus esfuerzos por lograr una ingeniería social masiva y levantó la perdiz en el libro que escribió en 1951, The Impact of Science on Society (Impacto de la ciencia en la sociedad). En él sostiene que “la fisiología y la psicología proporcionan campos para la técnica científica que aún no se ha desarrollado”. La importancia de la psicología de las masas “ha aumentado enormemente gracias al crecimiento de los métodos modernos de propaganda. De estos, el más influyente es lo que llamamos ‘educación’. Los psicólogos sociales del futuro tendrán a cargo un número importante de clases en los colegios sobre los que probarán diferentes métodos para producir la inquebrantable convicción de que la nieve es de color negro. Pronto se llegarán a varios resultados. En primer lugar, que la influencia del hogar pone obstáculos. Segundo, no se puede hacer mucho a menos que el adoctrinamiento comience antes de los diez años. Tercero, las letras de las canciones, entonadas en forma repetitiva son muy efectivas. Cuarto, la opinión que la nieve es blanca se la debe presentar como un gusto patológico para excéntricos. Pero, me estoy anticipando, les toca a los científicos del futuro hacer estas máximas concretas y descubrir exactamente cuánto cuesta por cabeza hacer que el niño crea que la nieve es negra, y cuánto menos costaría hacerles creer que es de color gris oscuro. Cuándo las técnicas se hayan perfeccionado, los gobiernos que estuvieron a cargo de la educación de una generación, serán capaces de controlar firmemente a sus súbditos sin la necesidad de ejércitos ni de la policía”.

En un artículo de 1992, en Fidelio Magazine, The Frankfurt School and Political Correctness (La Escuela de Frankfurt y lo políticamente correcto), Michael Minnicino observó la manera en que los herederos de Marcuse y Adorno actualmente dominan completamente las universidades, “enseñando a sus propios alumnos a reemplazar el razonamiento por el ejercicio ritual de lo ‘Políticamente correcto’”. Existen muy pocos libros de teoría del arte, literatura e idioma publicado en EEUU y Europa en los que no se reconozcan abiertamente deudores de la Escuela de Frankfurt. La caza de brujas en los campus de la actualidad es tan sólo la implementación del concepto de Marcuse de “tolerancia represiva” –tolerancia para los movimientos izquierdistas, pero intolerancia para los de la derecha- puesto en vigencia por los alumnos de la Escuela de Frankfurt”.

LAS DROGAS.
El Dr. Timothy Leary nos facilitó otra visión de lo que había en la mente de la Escuela de Frankfurt en el relato que realiza sobre el trabajo del Proyecto de Drogas Psicodélicas de la Universidad de Harvard: “Flashback”. Cita una conversación que tuvo con Aldous Huxley: “Estas drogas cerebrales, producidas en masa en los laboratorios, traerán un inmenso cambio en la sociedad. Ello sucederá con o sin mi consentimiento ni del suyo. Todo lo que podemos hacer es propagarlas. El obstáculo para esta evolución, Timothy, es la Biblia”. Luego Leary continúa: “tenemos que enfrentarnos con el compromiso judeo-cristiano de un solo Dios, de una religión, de una realidad que ha maldecido a Europa por siglos y a EEUU desde su fundación. Las drogas que abren las mentes a múltiples realidades inevitablemente conducen a una visión politeísta del universo. Presentimos que ha llegado el momento de una nueva religión basada en la inteligencia, el pluralismo afable y el paganismo científico”.

R. Nevitt Sanford, uno de los directores del proyecto de Personalidad Autoritaria, jugó un papel preponderante en el uso de las drogas psicodélicas. En 1965 escribió en una edición de un libro de la editorial del Instituto Tavistock de Inglaterra: “La nación parece estar fascinada con los cerca de 40.000 adictos a las drogas, que son vistas como personas alarmantemente incontrolables, que deben ser contenidas a toda costa, a través de costosas actividades policiales. Únicamente un puritanismo preocupado podría apoyar la práctica de concentrarse en los adictos a las drogas (en vez de hacerlo con los 5 millones de alcohólicos que hay en nuestro país) y tratarlo como un problema policial en vez de considerarlo un problema médico, mientras reprime las drogas que no son nocivas como la marihuana y el peyote junto con las que son peligrosas”. Los destacados propagandistas del actual lobby de las drogas basan su argumento para obtener la legalización en la charlatanería científica repetida durante todos estos años por el Dr. Sanford.

Dentro de los mencionados propagandistas se encuentra el ateo multimillonario George Soros que eligió, como uno de los programas nacionales, financiar todos los esfuerzos para impedir la eficacia de la guerra contra las drogas, la que cuesta a EEUU unos 37 mil millones de dólares anuales. El Centro Lindesmith respaldado por Soros, actuó como la voz que lidera a los estadounidenses que quieren la despenalización del consumo de drogas. Soros es el “’Daddy Warbucks’ de la legalización de las drogas” afirmó Joseph Califano (h) del Centro Nacional de adicciones y Abuso de Sustancias de la Universidad de Columbia (TheNation, 2/9/1999).

LA MÚSICA, LA TELEVISIÓN Y LA CULTURA POPULAR.
Theodor Adorno se convertiría en el jefe del centro de “estudios musicales”, donde su Teoría de la Música Moderna promovió la posibilidad de liberar la música atonal (3) y otras músicas populares como armas para destruir la sociedad, así como otras formas degeneradas de música para promover la enfermedad mental. Dijo que podría destruir EEUU con el uso de la radio y la televisión para promover una cultura del pesimismo y la desesperanza. A fines de la década del 30, Adorno, -junto con Horkheimer- había emigrado a Hollywood.
También la expansión de los juegos violentos de video colabora en gran medida con los objetivos de la Escuela.

EL SEXO.
Alan Bloom, en su libro The Closing of de American Mind (La estrechez de la mentalidad estadounidense), observó como Marcuse atrajo a los universitarios de los años 60 con una combinación de Marx y Freud. En Eros y Civilización y El Hombre Unidimensional, Marcuse prometió que la superación del capitalismo y de su falsa conciencia resultará en una sociedad donde sus mayores satisfacciones serán sexuales. La música rock logra los mismos efectos en la juventud. La libertad de expresión sexual, el anarquismo, la destrucción del inconsciente irracional y el darles rienda suelta, es lo que tienen en común.

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.
Los medios modernos de comunicación –especialmente con Arthur ‘Punch’ Sulzberger (h), quien en 1992 se hiciera cargo del New York Times- están altamente inspirados en el estudio de La Personalidad Autoritaria (The Authoritarian Personality, Nueva York, Harper, 1950), un clásico de la Escuela de Frankfurt. En el libro Arrogance (Warner Books, 1993), su autor Bernard Goldberg –ex periodista de la CBS News- destacó respecto de Sulzberger, que aun cree en todas esas nociones de los 60 sobre “la liberación” y el “hombre que cambia el mundo”… “De hecho, esos años felices no han sido más que una continua marcha por el “Boulevard de lo Políticamente Correcto”, con una sala de redacción ferozmente dedicada a todo tipo de diversidad, excepto la intelectual”.
En 1953 el Instituto se volvió a instalar en la Universidad de Frankfurt. Adorno falleció en 1955 y Horkheimer en 1973. El Instituto de Investigación Social siguió en pie, pero no asi lo que se conoció como la Escuela de Frankfurt. El “marxismo cultural” que desde entonces se ha apoderado de nuestras escuelas y universidades –el famoso “políticamente correcto” que se encargó de destruir nuestros lazos familiares, nuestra tradición católica y toda nuestra cultura- surgió de la Escuela de Frankfurt.

Estos intelectuales marxistas fueron quienes, más tarde, durante las manifestaciones contra la guerra de Vietnam, acuñaron la frase “haz el amor, no la guerra”; esos intelectuales fueron quienes promovieron la dialéctica de la crítica “negativa”; esos teóricos fueron quienes soñaron con una utopía donde gobernaban sus normas. Fue su concepción la que dio lugar a la actual moda de reescribir la historia y a la moda de la “deconstrucción”. Su slogan: “las diferencias sexuales son un contrato; si te hace feliz, hazlo; hace la tuya”.

En un discurso a la Academia Naval Estadounidense, en agosto de 1999, el Dr. Gerald L. Atkinson, comandante retirado de la Armada, en una conferencia donde explicaba la Escuela de Frankfurt recordó a su audiencia que la “infantería de élite” de la Escuela de Frankfurt fue la que introdujo las técnicas de “entrenamiento de la sensibilidad” que se utilizan en las escuelas públicas desde hace 20 años (y que hoy en día los militares norteamericanos también las usan para educar a sus tropas sobre el “acoso sexual”). Durante el entrenamiento de la “sensibilidad” se aleccionó a los profesores no para que enseñen, sino para que “faciliten”. Las clases se convirtieron asi en centros de autoevaluación, donde los niños hablan de sus propios sentimientos subjetivos. Las mencionadas técnicas fueron diseñadas para convencer a los niños de que ellos eran la única autoridad en sus propias vidas.

Atkinson añadió: “La Personalidad Autoritaria”. Estudiada por la Escuela de Frankfurt entre los años 1940 y 1950 en EEUU, preparó el camino para la subsecuente batalla contra el género masculino promovida por Herbert Marcuse y su tanda de revolucionarios sociales bajo la máscara de “la liberación de la mujer” y el movimiento de la Nueva Izquierda de la década de 1960. La prueba de que las técnicas psicológicas para cambiar la personalidad buscan la castración del hombre estadounidense, es proporcionada por Abraham Maslow, fundador de la Tercera Fuerza de la Psicología Humanista y promotor de la clase psicoterapéutica, quien escribió que “… el próximo paso en la revolución personal es la trascendencia de la masculinidad y la feminidad a un humanismo general”.

El 17 de abril de 1962, Maslow dio clases a un grupo de religiosas del Sagrado Corazón, colegio católico de mujeres en Massachusetts. Anotó en su diario el éxito que había tenido la charla, lo que le pareció preocupante. “No deberían aplaudirme”, escribió, “deberían atacarme”. Si fueran totalmente conscientes de lo que estoy haciendo, deberían atacarme”.

LA RED.
En su folleto “Ingeniería sexual y social” (Sex&Social Engineering; Family Education Trust, 1994 (, Valerie Riches observó como a fines de los 1960 y a principios de los 1970, se hicieron intensivas campañas parlamentarias que provenían de un gran número de organizaciones en el campo del control de la natalidad (léase anticoncepción, aborto, esterilización). “Desde el análisis de sus informes anuales, era evidente que un número relativamente pequeño de gente se encontraba involucrada en grado sorprendente en una variedad de grupos de presión. Esta red no se encontraba únicamente ligada por individuos, sino también por fondos, ideología, y en ocasiones, por discursos; también la apoyaban intereses creados, y subsidios, en algunos casos de dependencias del gobierno. En el centro de la red se encontraba la Asociación de Planificación Familiar (FPA) con su propia colección de filiales. Lo que salió a luz fue una estructura poderosa con enorme influencia”.

“Otras investigaciones más profundas revelan que la red, de hecho se extiende más allá, la eugenesia, el control de la natalidad, reformas legales del derecho familiar y sexual, educación sexual y para la salud. Sus tentáculos se extendieron hasta las editoriales, los establecimientos de investigaciones, de educación y médicos, las organizaciones para la mujer y guías para el matrimonio –en cualquier lugar donde se pudiera llegar a influir. Parecería que ejerce una gran influencia en los medios de comunicación y sobre los funcionarios permanentes que se encontraban en ministerios importantes del gobierno, sin guardar proporción con los números involucrados”.

“Durante nuestra investigación, un disertante del simposio de Educación Sexual de Liperpool resumió las tácticas de educación sexual con las siguientes palabras: “si no introducimos la educación sexual, los niños seguirán simplemente las convicciones de sus padres”. En poco tiempo quedó en evidencia el hecho de que la educación sexual sería el vehículo de los mercachifles del humanismo secular”.

“No obstante, en ese momento, el poder de la red y todas las consecuencias de su actividad no se comprendieron completamente. Se creía que la situación se reducía a Gran Bretaña.
Las repercusiones internacionales no se habían comprendido”.

Poco después, se publicó un pequeño libro con el enigmático título de “El hombre detrás de Hitler- Advertencia alemana para el mundo”. Su tesis decía que el movimiento de la eugenesia, que ganó popularidad en el siglo veinte, pasó a la clandestinidad luego del holocausto nazi, pero que aun se encontraba activo y funcionaba por medio de organizaciones que promovían el aborto, la eutanasia, la esterilización, la salud mental, etc. El autor exhorta a sus lectores a mirar dentro de su país y en los países vecinos, ya que seguramente se encontrarían con que los miembros y los comités de esas organizaciones se entrecruzan en gran medida”.

“Otros libros y diarios de fuentes independientes confirmaron más tarde la situación… Se publicó en EEUU un sorprendente libro que documentaba las actividades del Consejo Estadounidense de Información y Educación Sexual (SIECUS). Llevaba el título de “The SIECUS Circle, a Humanist Revolution”. SIECUS fue fundado en 1963 y sin perder tiempo se dedicó a un programa de ingeniería social por medio de la educación sexual en los colegios. Su primer director ejecutivo fue Mary Calderone, quien también estaba muy ligada con la Planned Parenthood (Paternidad Responsable), la equivalente norteamericana de la FPA británica. Conforme al SIECUS, Calderone apoya los sentimientos y las teorías de la humanista Rudolph Dreikus, tales como:

. Fusionar o revertir los sexos o roles de cada sexo.
. Liberar a los niños de sus familias.
.Abolir la familia tal como se la conoce”.

En el libro “La mente sitiada”, los autores Tim La Haye y David A. Noebel confirmaron los hallazgos de Riches sobre la red internacional. “Las autoridades principales del Humanismo Secular pueden ser descriptas como los miembros de un equipo de béisbol: el lanzador es John Dewey; el receptor es Isaac Asimov; el primera base es Paul Kurtz; segunda base es Corliss Lamont; la tercera base es Bertrand Russell; el parador corto es Julian Huxley; el exterior izquierdo es Richard Dawkins; la exterior central es Margaret Sanger; el exterior derecho es Carl Rogers; el manager es ‘el cristianismo para los perdedores ’ Ted Turner; la bateadora titular es Mary Calderone; entre los jugadores del cuadro interior se encuentran los cientos que aparecen al final del Manifiesto Humanista I y II que incluyen a Eugenia Scott, Alfred Kinsey, Abraham Muslow, Erich Fromm, Rollo May y Betty Friedman”.

“En las gradas vemos sentados a los patrocinadores u organizadores que la sostienen, como… la Escuela de Frankfurt; el ala izquierda del partido demócrata; los Social-Demócratas de EEUU; las universidades de Yale, Harvard, Minesota y California (Berkeley); más otros dos mil colegios y universidades más”.

Un práctico ejemplo de como el maremoto del pensamiento de Maslow está envolviendo las escuelas inglesas se revela en el artículo de la British National Association of Catholic Families (NACf), donde James Baffrey alerta sobre el programa de Ciudadanía (PSHE), materia dentro del plan de estudios en Inglaterra e Irlanda del Norte; programa que poco tiempo después sería redactado como el Programa de Educación Nacional. La clave está en la ‘elección’ de palabras que se repiten con frecuencia en la documentación de Ciudadanía y el gran énfasis que se pone en las discusiones de los alumnos y en la ‘clarificación’ de sus propios puntos de vistas, valores y elecciones respecto a cualquier tema. Esto no es más que el concepto de ‘Clarificación de Valores’ –concepto anatema para el catolicismo, o por cierto también, para el judaísmo e islamismo”.

“Los primeros en aplicar este concepto fueron los psicólogos William Coulson, Carl Rogers y Abraham Maslow, en California en los 1960. Se basaba en la psicología humanista, conforme a la cual los pacientes fueron considerados como los únicos jueces de sus actos y su comportamiento moral. Una vez aplicadas las técnicas de ‘Clarificación de Valores’ los psicólogos lo introdujeron en las escuelas y otras instituciones como conventos y seminarios –con resultados desastrosos. Los conventos se vaciaron, los religiosos perdieron sus vocaciones y hubo una pérdida de fe en Dios al por mayor. ¿Porqué? Porque las instituciones católicas se fundan en creencias absolutas como el Credo y los Diez Mandamientos. La ‘Clarificación de Valores’ supone un relativismo moral en que no existe el bien o mal absoluto, ni la dependencia de Dios”.

“Este mismo sistema está siendo introducido en las mentes vulnerables de los niños y adolescentes desde el 2000 en adelante. La filosofía subyacente en la ‘Clarificación de Valores’ sostiene que los profesores que promueven virtudes como la honestidad, la justicia o la castidad están adoctrinando a los niños, lo que ‘viola’ su libertad moral. Se exhorta a los niños a sentirse libres de elegir sus propios valores; el profesor debe limitarse a ’facilitar’ y debe evitar todo moralismo o crítica. Tal lo comentaba hace poco un abogado sobre las tendencias preocupantes de la educación australiana. El tema principal de la ‘clarificación de valores’ es que no existen valores buenos o malos. La educación en los valores no intenta identificar o transmitir los valores ‘buenos’ que enseña la Iglesia, especialmente la Encíclica Evangelium Vitae”.

A falta de una clara orientación moral, naturalmente los niños toman decisiones basándose en sus sentimientos. Con la gran presión de sus compañeros y liberados de los valores provenientes de fuente divina, aseguran que los ‘valores compartidos” caen al más bajo común denominador. Las alusiones al medioambiente ‘sustentable’ llevan a crear una mentalidad donde tienen cabida los argumentos antivida para el control de la natalidad y son presentados como obligatorios y deseables. De igual manera las “decisiones informadas’ respecto a la salud y estilos de vida son eufemismos de actitudes antiéticas para la visión cristiana de la maternidad, la paternidad, el sacramente del matrimonio y la vida familiar. La ‘Clarificación de valores’ es secreta y poderosa; apuntala toda la base de ‘Ciudadanía’ (PSHE) y pronto se introducirá como ley en Gran Bretaña. Otorgará a los jóvenes valores seculares y los imbuirá con la actitud de que ellos solos serán la máxima autoridad y los jueces de sus propias vidas. Ningún colegio católico podrá incluir materias nuevas como se estipula en el ‘Programa de Estudio del 2000’ dentro de un plan de estudio actual. William Coulson reconoció el daño psicológico de las técnicas de Roger ocasionadas en los jóvenes y las rechazó, de allí que dedico su vida a denunciar sus peligros”.

¿No deberían las autoridades de la educación católica hacer lo mismo, de la misma manera que ‘Ciudadanía’ hace su propuesta mortal?

Si permitimos que continúe la subversión de valores que proponen y que prosperen sus intereses, en las futuras generaciones perderemos todo aquello que nos fue legado por nuestros ancestros, y por los cuales sufrieron y murieron. Estamos advertidos, señala Atkinson. Una lectura de la historia (todo se encuentra en las principales crónicas históricas), nos muestra que estamos a punto de perder nuestro bien más preciado: la libertad individual.

“Lo que estamos experimentando actualmente” escribe Philip Trower en una carta al autor, “es una mezcla de dos escuelas de pensamiento: la Escuela de Frankfurt y la tradición liberal que se remonta al Iluminismo del siglo XVIII. La Escuela de Frankfurt tiene, desde ya, su origen en el Iluminismo del siglo XVIII. No obstante, como el marxismo de Lenin, es un movimiento disidente. Los objetivos inmediatos del liberalismo clásico y de la Escuela de Frankfurt fueron esencialmente los mismos (véanse los once puntos mencionados más arriba) aunque el objetivo último es diferente. Los liberales aspiran a ‘mejorar’ y ‘perfeccionar‘ la cultura occidental; la Escuela de Frankfurt, en cambio, procura su destrucción”.

“En contraposición a los marxistas de línea dura, la Escuela de Frankfurt no hace planes para el futuro. Sin embargo parece ser mucho más previsora que los secularistas y liberales clásicos. Al menos ven que la desviación moral que promueven, terminará por hacer imposible o intolerable la vida en sociedad. Pero esto, plantea un gran signo de interrogación respecto a cómo será el futuro dirigido por ellos”.

Mientras tanto la Revolución Silenciosa sigue su marcha.

Notas del Director:

1.- Ralph de Toledano; autor de “Cry Havoc!”; uno de los más renombrados periodistas norteamericanos de origen judío sefardí (Marruecos). De socialista se convirtió en conservador y ayudó a fundar el National Review. En Cry Havoc!, su último libro –que premeditadamente esperó para publicarlo muy poco tiempo antes de su muerte, en febrero de 2007- Toledano documenta con detalles cómo una camarilla de intelectuales, burócratas de la educación y políticos, manipulados por una bien financiada conspiración mundial, organizó la estrategia para socavar el sistema norteamericano. Asigna la principal responsabilidad de esta situación a la Escuela de Frankfurt, basándose en importante documentación que fue recogiendo a lo largo de su vida, asi como de personalidades de la vida pública norteamericana.

2.- Debe agregarse a esta lista a Sigmund Freud, quien realizó el importante aporte de sus teorías psicoanalíticas.

3.-Música “atonal”: la atonalidad (del griego a: sin y el español tonalidad) es el sistema musical que prescinde de toda relación de los tonos de una obra con un tono fundamental y de todos los lazos armónicos y funcionales de su melodía y acordes, no estando sujeto a las normas de la tonalidad. Generalmente el sistema opuesto al atonalismo no se llama tonalismo sino sistema tonal”.

Más específicamente, el término describe la música que no se ajusta al sistema de jerarquías tonales que caracterizaba el sonido de la música europea entre el siglo XVII y primeros años del XX. Generalmente son atonales la mayoría de las composiciones de música artística compuesta desde 1900 hasta nuestros días, donde la jerarquía de los centros tonales no se usa como manera principal de organizar un trabajo. El sistema tonal es el sustrato en que se basaron todos los compositores entre 1600 y 1900. En esas obras musicales existe un sonido que actúa como centro de atracción de toda la obra. Aunque en el transcurso de la misma se haya cambiado muchas veces de centro tonal por medio de modulaciones, por convención hacia el final siempre prevalecía la fuerza de ese núcleo original y la composición terminaba al llegar a la tónica, o sea al sonido de atracción.*

🏡
🏡
4 months ago

K

🏡
🏡
4 months ago

panoramacatolico

Monseñor Alighiero Tondi

Uno de los casos más sonados de espionaje comunista en la Curia Romana ocurrió bajo el reinado de Pío XII. Su entonces Prosecretario de Estado, Monseñor Juan Bautista Montini tenía a sus órdenes como secretario personal a Monseñor Alighiero Tondi. Relatamos a continuación la historia de este famoso espía cuyas informaciones costaron la vida de miles de católicos bajo regímentes soviéticos. Monseñor Montini fue trasladado a una diócesis y el Papa juró nunca darle el capelo cardenalicio. Bajo el reinado de Juan XXIII Monseñor Montini fue reivindicado y llegó a ser Sumo Pontífice bajo el nombre de Pablo VI.

Por el P. Henri MOURAUX

Me encontraba yo en Roma, cuando el murmullo de un acontecimiento se extendía entre los habitantes de la Ciudad. En efecto, se había visto salir del Vaticano a un hombre esposado, al que un coche celular se lo había llevado. Este hombre despojado de su sotana por orden de Pío XII, no era otro que Mons. Alighiero Tondi, jesuita, secretario particular de Mons. Juan Bautista Montini, éste a su vez, Prosecretario de Estado de Pío XII–.(Alighiero Tondi, joven italiano, era miembro del Partido Comunista; ingresó en el Instituto de los Jesuitas por orden del Partido. En el año 1943 fue ordenado sacerdote.)

“He tratado este asunto en dos números de Bonum Certamen”. Pero como ha producido un revuelo escandaloso, debo resumir los hechos.

Pío XII, envió detrás del Telón de Hierro, sacerdotes disfrazados de viajantes para proporcionar los sacramentos a los Católicos, así como a Obispos, para realizar ordenaciones. Estos desgraciados fueron arrestados y después fusilados en la URSS. En vano Pío XII buscaba explicar este drama, cuando el Arzobispo de Riga, le reveló que un espía vivía en el Vaticano.

Entonces lo hizo vigilar por agentes de policía disfrazados de prelados. (Encomendó la operación a un agente francés especializado en contraespionaje.) El resultado no tardó en producirse: Mons. A. Tondi fue sorprendido en el momento en que estaba fotocopiando documentos secretos. Interrogado, declaró que era agente de la KGB, formado en Moscú y que transmitía a sus jefes de la URSS, los documentos que podía robar a Pío XII. Los documentos eran dirigidos a Moscú por mediación de Togliatti (Secretario General del Partido Comunista Italiano), amigo de infancia de Juan Bautista Montini. Ante esta revelación, Pío XII cayó enfermo; tras destituir a aquél, trasladó a Milán a Mons. Montini.-En cuanto a Mons. Tondi, fue condenado a dos años de prisión, donde se casó con su querida, Carmen Zanti, militante del Partido Comunista. Terminada la condena, Mons. A Tondi y su concubina, se trasladaron a la Alemania del Este.

A aquel le fue dado el cargo de Secretario de Walther Hulbrich, hombre fuerte del comunismo alemán. Fue también profesor de Ateísmo en la Universidad Marxista Leninista”. (Por cuenta del Partido Comunista hizo muchos viajes. Pronunció innumerables discursos, y escribió libros contra la Iglesia).

Mons. Montini, en tiempos de Mons. Tondi

“Al advenimiento de Paulo VI, Mons. Tondi y su concubina, volvieron a Roma; él se instaló en el Vaticano en calidad de empleado civil; ella fue elevada a muy altas funciones del Partido Comunista. Pronto, Paulo VI, sin ninguna retractación ni reparación, y confesando Tondi que aún guardaba la Cédula del Partido Comunista, legitimó su matrimonio civil por “sanatio in rádice”, es decir, sin necesidad de tener que presentarse ante ningún sacerdote. (C.F. “Aurore”, del 12 de Marzo de 1965)”.

¿Había abjurado de su ateísmo la ex secretaria de Togliatti? Para nada. Cuando murió, en 1979, su sepelio dio lugar a una enorme manifestación del Partido Comunista, como si se tratase del mismísimo Togliatti o de Enrico Berlinguer…

“Un religioso amigo, bien enterado de lo que pasa en el Vaticano, me aseguró que Mons. A. Tondi, colocado por Paulo VI en un puesto muy secundario, era en realidad su Embajador Personal en sus contactos con la URSS”.

“Sobrevenido Juan Pablo II, se perdió por un tiempo el rastro de este individuo, cuando súbitamente, aparece en el primer plano de las noticias religiosas. La prensa italiana hace saber que Mons. A. Tondi, pide al Cardenal Seper, en Octubre de 1980, ser reintegrado al sacerdocio. Y, en diciembre de 1980, Juan Pablo II, lo reintegró al Sacerdocio sin condiciones”. Y quizá para honrar su anterior actividad como profesor de ateísmo, fue designado prelado de honor… No abundan los espías conocidos en la historia de la Santa Sede; seguramente ninguno de ellos tuvo la insólita fortuna de Alighiero Tondi. “Con gran estupor, han visto católicos a Mons. A. Tondi decir misa en público, la misa del Ordo-Bugnini, claro está; pero sin casulla y adornado con mil caprichos…”

Texto tomado de De “Bonum Certamen”, del mes de Mayo-Junio 1981. Director de esta publicación, el Rvdo. Padre Henri MOURAUX.

Pío XII dispuso la inmediata cesantía de Montini como funcionario dela vital Secretaría de Estado y, fiel a la tradición de mesura y discreción de la diplomacia vaticana, el desplazamiento fue cubierto con su designación como arzobispo de Milán (aunque juró que, mientras viviese, jamás le concedería el capelo cardenalicio, lo que cumplió) (La nota es nuestra).
Tondi, fue excomulgado y la justicia italiana pudo juzgarlo y condenarlo a dos años de prisión, según cuenta el singular padre Apeles en un interesante libro, algo excesivamente titulado “Historia de los papas”. (La nota es nuestra).