Juicio oral sobre obra pública

Al Gran Bonete CFK se le hubieron perdido muchísimos direccionamientos de obra en Santa Cruz y quiso que los consultaran a los Jefes de Ministros del período en el que Lázaro Báez pasó de tener “una bicicleta y un martillo, que llevaba en la mochila” a ser el beneficiario casi excluyente (Austral Construcciones mediante) del 80% de la obra pública de Santa Cruz.

El juicio oral en curso está convirtiéndose en una remake devaluada de esas películas de Columbo que habremos hecho favoritas durante muchas temporadas. Aquellas preguntas que formulaba, en apariencia tontas, casi sin sentido (que fatalmente desembocaban en la trampa que le tendía “el inspector” y que terminaba con la auto incriminación y condena del acusado). Claro que en boca del Dr. Beraldi la pregunta al testigo suena algo pueril (usted recibió órdenes para asignar obras que favorecieran a un determinado oferente, ¿o supo por terceras personas que eso estaba ocurriendo durante su gestión? ¡Mmmmm!

El Capitán Ich declaró; “tudo legal” cuando debió contestar al sagaz Beraldi. El ex jefe de gabinete Aníbal Fernández fue más lejos, no sólo negó igual que “Ich” sino que no escatimó elogios hacia la por entonces Presidente y otros ministros. La semana pasada declaró Abal Medina, como es de suponer “como calcada la respuesta”.

Si la estrategia de la defensa es ésta les adelanto partes del fallo condenatorio del Tribunal Oral 6 que dirá;

Señores; tiene pelo, cuatro patas y ladra… ¿Qué se supone que es?

Mariano Aldao

maldao1966@gmail.com

Share
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments