Fuerte pelea interna entre las empresas de la Cámara de la Construcción por los ataques del diario La Nación

Una fuerte pelea interna quedó planteada en la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) por la falta de reacción del actual titular de la entidad, Gustavo Weiss ante el último ataque mediático que el diario La Nación lanzó contra los empresarios del sector.

Al menos tres delegaciones provinciales y una decena de constructoras de peso emplazaron a Weiss para que salga cuanto antes al cruce del editorial de La Nación del último sábado que calificó a la CAC como la “Cámara Argentina de la Corrupción”.

Las constructoras del interior están que trinan contra el consejo ejecutivo de la entidad que encaban Weiss (dueño de Eleprint) como presidente y Juan Chediack (de la empresa homónima) como vicepresidente primero porque aún no salieron a defender a la cámara de la dura acusación propinada por el diario de la familia Mitre, un histórico y tradicional aliado económico y político del sector que ahora levanta un discurso de transparencia y honestidad.

Con el título “La necesaria renovación de la dirigencia”, el editorial de La Nación del sábado pasado arremetió contra las entidades empresariales y los gremios acusándolos de endogámicos por mantener sus cúpulas directivas sin cambios a través de los años.

En el caso específico de la CAMARCO, el texto del editorial destacó que “por sus antecedentes, que se suman a las expectativas que despierta, el tema de la Cámara Argentina de la Construcción, irónicamente -pero con mucho fundamento- denominada “Cámara Argentina de la Corrupción”, es un asunto aparte”.

Tras cartón resaltó que “es tan amplia la convicción entre políticos, magistrados, periodistas y ciudadanos comunes de que las obras públicas costeadas por el erario público en los tres lustros de gobiernos kirchneristas han constituido una de las áreas más contaminadas por la corrupción de doble mano, que todo lo que se haga por remozar esa cámara empresarial parecerá poco. El enroque cosmético de figuras en su conducción resulta claramente insuficiente”.

Esta última aseveración significó una estocada directa a Weiss que tras haber sido presidente de la CAC entre 2013 y 2015 volvió a ocupar ese puesto a fines de 2016 mediante un llamativo enroque con el anterior timonel de la entidad -Juan Chediack- quien dejó el cargo máximo para volver a la silla de vicepresidente.

Tanto Eleprint, como la constructora Chediack integran la lista de las principales constructoras que más se han beneficiado con contratos de obras públicas durante la administración kirchnerista.

En su embestida contra la dirigencia empresarial y la CAMARCO, el editorial subrayó que “el Estado nacional, las provincias y hasta los municipios están siendo observados con atención por la opinión pública. Alienta las fundadas sospechas el hecho de que no pocos de sus actores proceden de la misma actividad que en Brasil ha sido fuente de escándalos que derivaron en fuertes temblores en sus principales instituciones. De modo que el llamado de atención sobre los procedimientos que involucran la concesión de las obras públicas concierne por igual tanto al sector privado como al público”.

Pese a las presiones recibidas de sus pares, Weiss ha optado hasta ahora por seguir dilatando una respuesta institucional contra el diario a la espera de que la bronca interna se diluya.

Pero lejos de querer dejar pasar por alto la cuestión, desde tres delegaciones provinciales ya le advirtieron directamente a Weiss que si no sale a fijar posición contra ese editorial, serán las empresas del interior las que tomarán el tema a su cargo para cuestionar su inacción y repudiar los agravios de La Nación.

Antonio Rossi

Share

8 comments for “Fuerte pelea interna entre las empresas de la Cámara de la Construcción por los ataques del diario La Nación

  1. Eduardo Bisognin
    02/06/2017 at 12:24 AM

    No es creíble que se defina a los K como los gobiernos mas corruptos de la historia sólo por la obra pública de Santa Cruz. Si se hubiesen robado sólo el 100% del dinero de Santa Cruz, Argentina sería menos corrupto que Suiza. El problema es que la matriz de saqueo se utilizó en todo el país. Y algunos “muchachos” de la Cámara están preocupados. Por ahora, Lázaro es al Kirchnerismo, lo que Ma. Julia fue al Menemismo. En cana por no pertenecer a la corporación respectiva.

  2. Carlos1950
    02/06/2017 at 9:53 AM

    Es una manera de leer, segun el articulo, a las informaciones y editoriales de La Nacion como un ataque a la Camara Argentina de la Construccion.
    No creo que sean ataques sino que son informaciones objetivas de algo que cualquiera de nosotros puede inferir……
    Y como pasa en todos los ambitos de la vida, los directivos que asistieron a ese festin durante los años del kirschnerismo, es imprescindible e inevitable que den un paso al costado, empiecen a rendir cuentas por lo actuado, y que aparezcan nuevos interlocutores mas validos que ellos, que permita, como a cualquier institucion, continuar caminando con nuevos representantes. Estos representaron una manera de vivir e interactuar que ya no los correlaciona con los nuevos parametros de la obra publica.

  3. Carlos R.
    02/06/2017 at 1:53 PM

    Carlos 50 lamentablemente la obra publica sigue en las mismas manos que ayer. Algunos para tratar de zafar lo que se les viene, apresuradamente han hecho arreglos y vendido…..ficticiamente a amigos que les toman las empresas, a cambio ….de favores. No seamos ni ilusos, ni hipocritas. Los hechos estan a la vista. la Patria contratista esta enquistada y sigue haciendo dano hoy como ayer.
    No digo que las empresas trabajen a perdida, pero NO a robando descaradamente. Se entiende el concepto?

    • Carlos1950
      02/06/2017 at 6:22 PM

      Es verdad todo lo que decis…, y lo pienso igual, pero por algo tenemos que empezar……sino estariamos entregados a cualquiera…Corrijamos lo mejor que podamos los desastres en que estamos inmersos.

  4. 02/06/2017 at 6:59 PM

    Un velo inmaculado de ” honestidad” está esparciéndose sobre la dirigencia de los distintos estamentos de este , nuestro, desquiciado país. Desde un “pichi” del más remoto lugar del país , hasta los más encumbrados del panorama nacional, según se está viendo todos los días, están contaminados de un tufillo degradante y maloliente de indignidad, del que será difícil salir airoso. Creo , humildemente, que más de uno no le alcanzará, por lo que se ve, el fondo del patio para esconder pruebas y pedir turno al Registro Civil de turno, para cambiarse el apellido; para salir con la frente en alto a la calle, según se está observando a diario con los escraches (condenables o no) que se manifiestan en varios lados de la geografía de esta mediocre y vapuleada Nación (de la que por supuesto forma parte, mal que me pese).
    Quiero aclarar que con una inmensa verguenza estoy asistiendo a todos los acontecimientos que pululan a diario en las informaciones y demostraciones y me digo que no hemos sabido ,a través de más de 70 años, (tengo 75) elegir a los mejores. Esto mismo ocurre con las instituciones privadas, salvo excepciones. Un manto de oscurantismo nos cubre y no nos damos por enterados de lo que realmente nos está pasando. Los que debieran informarnos con certeza y seriedad están vendiendo humo por doquier. Un periodismo adicto a los de turno, que dan asco. Otro sector que por cobardía o interés tampoco nos dice la verdad. Una iglesia que, desde SS hasta el último fraile de pueblo, parece , muchas veces, estar prendiéndose en cuestiones ideológicas y terrenales; que de verdad producen lástima, dilapidando el prestigio que alguna vez gozó la Iglesia argentina. Resumen: Un espantoso, triste y preocupante cambalache en el que en lugar de la “biblia” y el calefón·” estamos los supuestos honestos y los incorregibles corruptos, en la misma frecuencia de lo que alguna vez se dijo eramos un gran país. Já. No jodamos….(Perdón por el remate, poco educado). Gracias IP.

    • Carlos1950
      03/06/2017 at 1:20 PM

      Ese velo de inmaculada honestidad a la que ud hace referencia, es necesario ante las nuevas reglas de juego, que de ninguna manera pueden exigir que los que se dedicaronn a la construccion y la obra publica toda su vida profesional, se vayan, o los que se dedican a los servicios con la administracion publica desaparezcan, o cualquiera que haya manejado sus asuntos con el estado durante los gobiernos peronistas de la manera que todos conocimos durante su nefasta administracion, sean parias que se deberian retirar definitivamente de sus actividades….. De ninguna manera lo entiendo asi. Se deben adaptar y corregir a lo que marquen las nuevas autoridades.
      Si estas devienen en corruptas como moldeò y permitiò el peronismo durante todos sus gobiernos, tendran la misma catadura de estos, pero demosle la posibilidad de mejorar.
      Y como ejemplo tomemos lo ocurrido con los cientificos nazis durante la terminacion de la 2da guerra mundial, que jamas dejaron de ser nazis….. Los yankis -asi como los rusos-los reconvinieron y hasta le dieron el manejo y direccion de su propio desarrolllo espacial(caso Von Braun).
      Somos todos recuperables despues del desastre, lo que tiene que cambiar es la conduccion. Y ahora parece…., solo parece todavia…, las cosas podrian llegar a ser diferentes.

  5. 03/06/2017 at 5:40 PM

    Carlos: Dos cosas, gracias por leerme, la primera. La segunda , estoy de acuerdo; pero deberá ser titánico y puro de pureza total el proceder de los nuevos gobernantes para insuflar al pueblo, todo, la mayor cuota de esperanza posible. Ese mismo pueblo debería ser más justo consigo mismo , sobre todo los opositores actuales que hasta ayer dieron verguenza con el gobierno al cual ellos adhirieron; llenándonos de corrupción y oprobio. Sí , debo decir, adhiero a sus tres renglones finales. La esperanza es lo último que se pierde(vaya el viejo dicho). Gracias IP.

  6. perdomo
    06/06/2017 at 11:06 AM

    LA ÚNICA AUDITORIA EN LA OBRA PUBLICA QUE REALIZO VIALIDAD NACIONAL EN EL GOBIERNO PREVENDARIO DE CAMBIEMOS FUE SOLAMENTE EN SANTA CRUZ, LES QUEDA CLARO COMO CHOREARON NUESTROS DINEROS DE LOS IMPUESTOS, LES QUEDA CLARO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *