La verdad sobre los despidos en Argentina

despidos-macri

¿Alguna vez escucharon a alguna persona a la que estaban echando algo así como “en realidad es cierto… yo cobraba pero apenas iba…” o “la realidad es que la tarea que hacíamos entre cinco la podían hacer perfectamente dos”?

En los últimos 12 años, el empleo público pasó de 2 millones de personas a 3,5 millones. Pero más allá de este impresionante crecimiento del 75%, hay algunos datos que sobresalen porque no resisten el análisis más básico de razonabilidad.

En el año 2012, lo que entonces era la Secretaría de Cultura, contaba con 2500 empleados. No hay información de la cantidad de empleados en el 2013 (no es que yo no la tenga… simplemente ni siquiera el gobierno tiene la información). En el año 2014, cuando se transformó en Ministerio, los empleados llegaron a 3100 y para finales de 2015 ya eran 4064 personas.

De estas 4064 personas, solamente 500 están en planta permanente y en blanco. De este Ministerio se echaron 494 personas, de las cuales 400 habían sido nombradas en 2015. A su vez 40 de estas 400 habían sido nombradas una vez que Mauricio Macri ya había ganado las elecciones. Como nota de color podemos agregar que en el Ministerio se desayunaron de la existencia de más de mil facturas impagas por un monto de $ 158 millones de pesos.

Aquí podemos evocar al conocido adagio que indica que “para muestra alcanza un botón”. Esto que se vive en el Ministerio de Cultura se refleja en un sinfín de lugares de la administración pública. ¿Por qué es esto relevante?

Por lo pronto acá hay con claridad múltiples casos de defraudación al estado, en donde los responsables son tanto quienes contrataban como los contratados. Así mismo, sería muy ingenuo pensar que el total de gasto destinado a los contratados, les llegaba efectivamente a ellos. Esto termina siendo funcional para: maquillar el desempleo con tareas no genuinas y para desviar fondos estatales.

Una última comparación, antes de enumerar diferentes curiosidades de otras dependencias del Estado. Esta última comparación tiene que ver con el Congreso de la Nación.

No hay una cifra oficial que indique la cantidad de empleados que tiene el Congreso. Sin embargo, reconstruyendo el rompecabezas de diferentes notas periodísticas, la estimación es que hay aproximadamente 15.000 empleados. Estos se reparten de la siguiente manera:

Empleados-Congreso

Para poner algunas cifras en perspectiva:

  1. En el año 2007, los empleados totales del Congreso eran 10900 y en 2011 la cifra había llegado a 12400.
  2. Para tener una idea del obsceno número de empleados de la Biblioteca del Congreso, basta mencionar que la British Library tiene 1490 empleados con la sutil diferencia de que tiene 147 veces más material para exhibir a sus 16.000 usuarios diarios en sus 625 km de estantes.
  3. La Imprenta del Congreso de la Nación (ICN) imprime los Diarios de Sesiones de ambas Cámaras, Órdenes del Día, Trámite Parlamentario, Diario de Asuntos Entrados, etc. ¿Alguien en su sano juicio cree que se necesitan más de 500 empleados para realizar esta tarea?
  4. Cómo si no fuera poco, el Congreso de la Nación es tan grande que tiene su propia Obra Social. “Ayuda Social para el Personal del Congreso”.
  5. En la Cámara de Senadores hay 6000 empleados. Dado que hay 72 senadores. Esto equivale a decir que hay 82 personas que asisten a cada Senador Nacional. Bajo cualquier punto de vista, esto es una estafa. El ideólogo detrás de este crecimiento desfachatado de los empleados del Senado ha sido el célebre ex Vicepresidente, Amado Boudou.

¿Por qué es importante todo esto? Porque le pega directamente a todos los contribuyentes. Porque los recursos son limitados, y lo que se malgasta en tareas innecesarias es lo que se podría asignar a algo más útil como más sueldos para maestros o más medicamentos. En cualquier caso, en última instancia, podría significar una reducción mínima en el déficit fiscal, que está en la génesis de la inflación de la Argentina.

Aquí otros puntos tristemente salientes del empleo público:

En el INDEC se detectaron 60 contratados con menos de 2 horas de trabajo promedio por día.

En Justicia, 50 contratados vivían en el interior y no iban al ministerio, y encontraron 500 contratados sin funciones asignadas.

En Yacyretá descubrieron 130 contratados que no asistían.

En el Senado había 2000 contratados en 2015, y no tienen espacio físico ni para 1000.

En la Secretaría de Comercio, 130 contratados no tienen tareas específicas.

En el Instituto Malbrán ingresaron 200 militantes de movimientos sociales sin ir al trabajo, y en Fabricaciones Militares algo así como 190.

En el Centro Cultural Kirchner hay 600 militantes sin roles asignados.

En la Secretaría de Medios, 500 contratados convivían en tres oficinas.

En el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos hallaron 35 contratados sin tareas asignadas.

En la Biblioteca Nacional había 1000 personas con tareas superpuestas.

En lo que era Planificación, había un teléfono por diez telefonistas.

En el BCRA echaron a 47 empleados que habían sido puestos como efectivos sin concurso, entre quienes estaban la mujer y el hijo del ex Presidente del Banco.

En Jefatura de Gabinete descubrieron que había diez personas con funciones de fotocopiado para una sola fotocopiadora, y en Cultura, 30 empleados hacían un resumen de noticias.

Miguel Ángel Boggiano

Carta Financiera

16 comments for “La verdad sobre los despidos en Argentina

  1. hdedomenici
    16/02/2016 at 2:56 PM

    Sr. Boggiano: un artículo muy claro sobre el sobredimensionamiento del empleo público. Lamentablemente se le pasó por alto o no quiso hacerlo por alguna otra razón, la cantidad de empleados en toda la administración pública -nacional, provincial, municipal y organismos descentralizados- desde, digamos, 1945, y el correlativo aumento de población durante el mismo período. Por lo que me acuerdo haber leído, en 1942 el Ministerio del Interior tenía, contando desde el ministro hasta el último ordenanza, 262 personas ¿Cuántos tiene ahora? Se que desprenderse de golpe de todos los empleados sobrantes en la administración causaría un efecto social catastrófico, pero en algún momento se deberá comenzar una tarea de depuración muy grande sobre todo a partir que por medio de la inversión se creen empleos genuinos en el sector privado absorbiendo el sobrante del sector público.

  2. 16/02/2016 at 3:02 PM

    Todos estos datos tendria que dar a conocer el gobierno publicamente,para que el Pueblo se entere, de la herencia recibida del ex gobiernoK… el mas corrupto de la historia argentina… Increible lo que aqui se lee…pero asi los K han estafado al Estado y nos han mentido,durante 12 anos,sobre la real situacion economica,social, y cultural

  3. epicardio
    16/02/2016 at 3:13 PM

    Si a eso le sumamos los retornos: Yo te nombro y de tu sueldo dejás tanto para el partido o lo que fuera… Eso es malversación de fondos públicos o lisa y llanamente ¡¡¡CORRUPCIÓN!!!, al más alto nivel de la imaginación. ¡¡¡Qué asco!!!

  4. ERU
    16/02/2016 at 4:01 PM

    FERRERES EN UN ARTICULO DE LA NACION CONSIGNA QUE EL EMPLEO PUBLICO A NIVEL PROVINCIAL ASCIENDE A 3.400.000 PERSONAS. ELLO SIN CONTAR LOS CARGOS DE LOS MUNICIPIOS. A NIVEL NACIONAL QUE SON 700.OOO SUMANDO LA ADMINISTRACION PUBLICA Y LOS ORGANISMOS DESCENTRALIZADOS. SI HAY 8 MILLONES DE JUBILADOS Y 5 MILLONES DE PLANES SOCIALES Y EL 40% DE LA POBLACION SON MENORES DE 18 AÑOS SURGE QUE MAS DEL 80% SON SECTORES IMPRODUCTIVOS. NO HAY PAIS QUE PUEDA FUNCIONAR DONDE SOLO EL 20% TIENE QUE MANTENER AL RESTO

  5. petercat
    16/02/2016 at 4:41 PM

    Lo ùnico que pretendo es que el Presidente Macri cumpla con las promesas que se hicieron en la campaña. Los ñoquis AFUERA YA MISMO. qUE GRITEN TODAS LAS CONSIGNAS QUE LES DE LA GANA, pero no puede ser que sigan cobrando por hacer CEBO.

  6. jubilado
    16/02/2016 at 7:29 PM

    Siempre hubo ñoquis en mayor o menor medida, no se los ve por ningún lado en las oficinas… pero si uno llega a ubicarlos simpre dicen que son trabajadores… la complicidad es parte de la corrupción

  7. David Gimenez
    16/02/2016 at 8:58 PM

    Quisiera ver como justifican estos atropellos d’elia, kisiloff, bonafini, y todos esos!que hacen actos en plaza de mayo. Deben de dar publicidad todos estos locuras que cometió la faraona, porque sino le estamos dando pasto a las fieras

  8. 16/02/2016 at 9:42 PM

    En mi modesta opinión es un error comentar los retornos.

    Por su naturaleza y modo operativo, sólo pueden probarse por confesión. En el Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Juan Lavalle, el hijo de un conocidísimo ideólogo tenía 30 empleados puestos a $ 12.000 mensuales cada uno, que le daban el 50%, o sea dicho hijo que se llevaba limpios $ 180.000 por mes a la casa. Si resucitase su difunto padre, no santo de mi devoción, la pateadura lo enviaría al hijo a la fosa desocupada. Pero, comparando dimensiones, esa suma es de perejiles.

    De modo que conviene no obrar al respecto, creo. Y perseguir al empleado por los $ 12.000 que firmó como recibo sin haber prestado servicio por ese valor. Ahí veremos aflorar las confesiones.

    Pero necesitamos perfeccionar los delitos de los arts. 172 y 173 CPN. Y analizar qué legislador los adecua para perseguir a los empleados inferiores, forzarlos a “entonar” la verdad de los retornos, y perseguir a los “empleadores” en base a dichas confesiones, para lo cual alcanza y sobra la legislación presente.

    Hay que analizar, me parece, si la figura del arrepentido, pensada para casos como la de “la banda de Los Cuatro”, necesita retoques para aplicarse también a esos empleados.

    Creo que todos debemos contactar a los legisladores de confianza sobre estos y aportas ideas, o por lo menos concientizarlos acerca de este detalle, que será resistido por todos los delincuentes aún enquistados en las legislaturas.

    Atentos saludos,

  9. Miguel
    17/02/2016 at 12:20 PM

    Con respecto a los despidos de empleados del Estado (Nacionales,Provinciales y Municipales), deberíamos reflexionar los argentinos que con esos dineros que se pagaron y pagan aún a personas que no trabajan,no producen , que fueron nombrados políticamente y que hicieron aumentar la pobreza al recibir dineros que no les correspondía, cuanto más se podría a´portar a dar a los que menos tienen. Basta de decir que cuantas familias están ahora sin trabajo. Piensen en los pobres que no tienen ni agua corriente, ni cloacas y les falta lo indispensable para vivir. Todos esos vagos no trabajaban por menos de $ 30.000 al mes. Multipliquen esta cifra por 2.000.000 al mes y luego me dicen de cuanto dinero podrían disponer lpara bajar en serio la pobreza.

  10. AntiKK
    17/02/2016 at 12:29 PM

    Tendrían que dar los nombres de todos esos ñoquis, así la Argentina finalmente conoce a sus parásitos.

    • Lucas
      17/02/2016 at 12:57 PM

      Tambien seria bueno saber que no todos los empleados publicos son nioquis ni parasitos, que trabajan y cobran sueldos de 8000$ por las mismas 8 hs de trabajo y estan en su puesto sin parar… Antes de hablar, por favor, informarse.

  11. José Bernard
    19/02/2016 at 11:59 AM

    Recuerdo que el empleo público no era una carrera promisoria desde ningún punto de vista y solo aseguraba poder llegar a la jubilación sin contratiempos. Por ello, la empresa privada siempre ofreció mejores perspectivas de progreso. ¡Que diferencia con los tiempos de hoy!.

  12. francisco
    19/02/2016 at 12:29 PM

    Si hay 82 empleados por cada cenador de la H.C.Nación,una total desproporción y además cada senador tiene un presupuesto propio para nombrar sus asesores,empleados y demás personas que lo asisten durante su mandato como AP o no,tienen además fondos para subsidios que los destinan en forma discrecional,los pasajes abiertos aéreos y terrestres,además de la compensación por arraigo en el caso de los senadores del interior,sin tener en cuenta su dieta,abultada por cierto.Entonces cuanto nos cuesta cada uno de nuestros representantes elegidos por el voto popular.Me parece que hay que sincerar a la clase política y pedir un mínimo de renunciamientos personales.Sus DIETAS surgen de los aportes tributarios del Soberano esa es la pura verdad.CAMBIEMOS de una vez por todas.El pueblo agradecido

  13. Martin
    25/02/2016 at 7:07 AM

    Nadie defiende la contratación de ñoquis, que se ha hecho demasiado común en la Nación, en las Provincias, en los municipios y hasta en la CABA. Pero el trabajo propagandístico esta hecho sobre supuestos falsos, con el objeto de justificar las medidas adoptadas.

    – Se presume que todo ñoqui es kirchnerista. La Ciudad de Buenos Aires hace 8 años que es gobernada por el hoy presidente de la Nación, y cuenta con un sinnúmero de personas contratadas que no prestan servicio regularmente.

    – Se presume que “si lo echaron, es por ñoqui”. El Estado Nacional no hizo ningún tipo de análisis para despedir trabajadores. Quieren solo bajar números, por lo que despidieron trabajadores que cumplían con sus funciones.

    – Dicen que es insostenible un país con tanto empleado público. Hay países con mayor presión tributaria que cuentan con una mayor proporción de empleo público. Al eliminar retenciones al agro y a la mineria, el número de trabajadores estatales ” sostenibles” se reduce.

    – Hoy los números de empleo dan más despidos en el sector privado que en el empleo público. Es importante no olvidarse que este gobierno esta generando desempleo, y no sólo “limpiando ñoquis”.

    Y más importante que todo lo anterior, munca hay que olvidarse que el trabajador que se queda sin trabajo es una familia que no come.

  14. carlos
    10/05/2016 at 12:13 PM

    Tanto hilar fino si ñoquis si o ñoquis no..! Los hubo, hay y habra. O acaso este corrupto que nos gobierna no esta ubicando gente propia en los “huecos” que dejan los despedidos..? Es un problema insoluble para esta sociedad ya que si cualquier gobierno que pretenda darle un minimo de bienestar al pueblo no emplea gente,seguramente le va a ir muy mal en las estadisticas. No hay tambien responsabilidad del gran empresario que so pretexto del “costo laboral”, no toma a nadie? Que hace cualquier Estado ? Deja la gente en bolas? La ayuda, o que?…,Indudablemente que un gobierno como el actual, plagado de empresarios devenidos en funcionarios no va a tener ninguna actiud distinta de la que tiene. Aunque el mono vista de seda, mono queda…Que la pesada herencia, que los chorros, que la yegua, que la ladrona, que…que….que….Y Macri que? Borro con el codo lo que prometio, mintio, falseo y para colmo nos llenan la cabeza con cualquier verdura distractiva y casi ni se habla del corupto n° 1 que esta lleno de cuentas offshore que todos sabemos que son (aparte de otras yerbas) pura y exclusivamente para EVADIR impuestos de dinero mal habido. Esa aparacion se llevo puestos a dos presidentes, un ministro y a otros funcionarios. Este caradura sigue impavido como si todo lo que lo rodea fuera puro y transparente. Se olvido de SEVEL, Manliba, Correo Argentino? Se olvido de la millonada que debia el clan familliar y que se la pagamos todos cuando el atorrante de Cavallo estatizo la deuda de los privados? Los “K” nos “robaron” 12 años segun algunos, pero ninguno de los componentes de Sociedad Rural se fundio, los oligarcas siguieron “funcionando” como si nada, como siempre….moviendo los hilos del pais desde antes de Rivadavia hasta estos tiempos…Suerte a todos,la vamos a necesitar…

  15. Victoria
    28/02/2017 at 10:03 AM

    Y los despidos del sector privado.. También eran personas que no trabajaban y que las empresas carenciadamente los mantenía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *