El escándalo de los fondos policiales en Florencio Varela salpicaría a Pereyra y Mussi

Uno de los nuevos y frecuentes escándalos de corrupción en la policía bonaerense podría tener implicancias políticas significativas. Ahora fue el turno de la seccional 1° de Florencio Varela, en cuya caja fuerte hallaron $ 500 mil, después de que el jefe de la Distrital, Adolfo Martín Matos (47), retirara otros $ 750 mil de la cuenta de la dependencia, sin poder explicar por qué. Todo terminó con tres policías desplazados: el propio Matos, el titular de la comisaría, Pedro Gabriel González (38), y su pareja, la administradora de las horas adicionales (Polad) Gisela Luján Cordara (29).

La maniobra fraudulenta se detectó el lunes pasado, cuando el jefe de la Fuerza, comisario general Fabián Perroni, denunció ante Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense el retiro de dinero de la cuenta corriente que la seccional 1° de Varela usa para que depositen el pago de los servicios adicionales.

Los jefes

Pero lo que no se dijo y formaría parte de una carpeta que atesora el Ministro de Seguridad Cristian Ritondo, es que tanto los fondos en la caja fuerte como los extraídos formarían parte del financiamiento de campañas electorales. Más concretamente, se trataría de plata destinada a los gastos de campaña de los dos intendentes de la zona, el de Berazategui Patricio Mussi y el de Florencio Varela, Julio Pereyra. Ambos estarían sumamente preocupados porque el Jefe de la Distrital, Adolfo Martín Matos, ahora detenido y con seguridad pronto dado de baja, pudiera empezar a revelar la verdad sobre los fondos en cuestión y los intendentes. De un modo u otro, la información en danza sería un arma que el macrismo podría disparar en cualquier momento sobre el Frente para la Victoria.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *