Manual para el arrepentido K

k-llorando

Ante la realidad de muchos ciudadanos argentinos que no pueden asumir como propios los fracasos del gobierno kirchnerista que han votado, y también de los afiliados y dirigentes hoy arrepentidos que apoyaron fervientemente el modelo de la Década Ganada, es aconsejable que hagan suyas las siguientes pautas, para demostrar que, pese haber perdido el poder, siguen siendo seguidores y nunca van a claudicar del liderazgo de Néstor, Cristina y Máximo.

1) Apropiarse del mérito del crecimiento: Si la recuperación K vino acompañada de un viento de cola provisto por la coyuntura internacional, todo kirchnerista debe adoptar como propios los méritos circunstanciales, y tratar de evitar comparaciones con otros países que crecieron a tasas similares sin haber caído en la peor crisis de su historia.

2) Hacerse la víctima: interpretar cualquier interpelación como un ataque. No responder preguntas: se puede quedar en riesgo de no poder justificar lo injustificable.

3) Sembrar miedo político: a pesar de haber transcurrido más dos décadas de la finalización de la dictadura militar, no omitir hacer referencias a las mismas en toda comunicación y plantee que el fantasma de un nuevo golpe, y el riesgo de volver a dichas épocas es muy latente, si no ganan las elecciones el 2017. Nunca olvidar mencionar la palabra “golpista” y “desestabilización” cuando hable de sectores opuestos al modelo K.

4) El pasado debe ser su mejor aliado: cuando se está imponiendo nuevas medidas económicas, mencionar que se trata de todo lo contrario a lo que sucedía en la década del 90. Si por el contrario, se trata de medidas sociales, no omita contrastarlas con lo sucedido en el 2001. Si no consigue culpables en los años 70, 90 y 2000, acuda al capital extranjero. (Imperialismo).

5) Colaborar en la causa justa de Derechos Humanos: Haga sentar a los dirigentes de las organizaciones a las que ayudó económicamente, en la primera fila y que aplaudan sus discursos para volver a obtener credibilidad social.

6) Hacer uso de las viejas estadísticas manipuladas del INDEC.

7) Jamás olvidar emplear las siguientes palabras en sus discursos y declaraciones: “Redistribución de la riqueza”, “Gobierno popular”, “Defensa de la democracia”, “Renta extraordinaria”.

8) Justifique más que nunca con firmeza el desmantelamiento de las FFAA, y la necesidad de hambrearlas, desacreditarlas socialmente, perseguirlas sistemáticamente y cerrar bases y cuarteles.

9) Siga defendiendo la reformulación de la familia, mediante anticonceptivos, autorizaciones de abortivos, liberalizar el aborto, promoción del preservativo, educación sexual, esterilizaciones, fomento del concubinato, de las uniones homosexuales, devaluación de la patria potestad frente a los funcionarios del Estado, pornografía desembozada a toda hora en la TV pública. En síntesis: Eliminación de toda influencia de la Iglesia Católica.

10) Ahora, cambie: haga confundir la victoria electoral del PRO con la creencia de que ella NO habilita al ganador para hacer lo que quiera con el país y el que acepte, es un antidemocrático.

11) Afirme la necesidad de financiamiento, sólo mediante créditos externos, si es de la Venezuela de Maduro, aunque caro es siempre mucho mejor.

12) Si aún no puede justificar estas medidas enunciadas, y sigue sin encontrar culpables de la derrota, culpe de la actual falta de gas, energía y combustible al nuevo gobierno.

13) Ante la crítica que sus diputados y senadores votaron el pago a los Fondos Buitres, pese a sus predicas antiimperialistas, digan que fue para no poner palos en la rueda al actual gobierno.

14) Si continúa su desasosiego, al ver la alegría popular de los prefectos, gendarmes, clase media, trabajadores, jubilados, etc. que se manifiestan a favor del nuevo gobierno, y en contra de las fechorías del kirchnerismo y sus funcionarios, acuse de todo al pueblo, diputados y senadores traidores, que no son quienes para ponerle freno a la continuidad del modelo K, que fue dialoguista, sensible, y diga que “pueblo” son solamente los sumergidos y marginales, los que reciben subsidios y los beneficiados por los “nuevos derechos” y las leyes penales progresistas (maricas, lesbianas, travestidos, ladrones y violadores).

15) Ante la crítica deque fue el gobierno más corrupto de la historia, diga: Robaron, pero hicieron, o diga la cita Bíblica: No hay ponerle morral al buey que trilla, o robaron pero también repartieron planes, pensiones y jubilaciones a todos y todas.

16) Digan que están censurados, y que Clarín, La Nación y el 99% de los medios mienten. El relato K es el que vale.

Por último, para salir definitivamente de su desazón, es elemental no olvidar, y decir que los kirchneristas hoy son perseguidos políticos, que Milagros es una mártir, que Jaime es un santo varón, que a Néstor hay que beatificarlo, y que Cristina es sagrada… y no se la toca.

Aníbal Hardy

1 comment for “Manual para el arrepentido K

  1. Carlos de Lanús
    06/04/2016 at 1:01 PM

    FUTUROS SUICIDAS. NO LO PODRÁN SOPORTAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *