Elecciones claves en Neuquén que se proyectan a Vaca Muerta

Los candidatos del PRO-Cambiemos y del provincial Movimiento Popular Neuquino (MPN) sobresalen entre los siete representantes de 27 agrupaciones políticas que competirán este domingo por la intendencia de Neuquén, la ciudad más importante de La Patagonia y proveedora clave de servicios para las empresas que operan en el megayacimiento de gas y petróleo en Vaca Puerta. Marcelo Bermúdez por el macrismo y Mariano Gaido por el emepenismo son las cabezas de ambos sectores que se completan con otros aspirantes municipales como Marcelo Zúñiga que va por el peronismo kirchnerista de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner que gira en la órbita del candidato a senador, Oscar Parrilli, quien fuera secretario general de la Presidencia y jefe de la AFI (ex SIDE) durante el gobierno de la ex presidente. Parrilli ganó cómodamente las PASO del pasado 11 de agosto dejando en el camino al actual intendente, Horacio Quiroga, máximo referente de Cambiemos en Neuquén y a Guillermo Pereyra, secretario general del poderoso gremio petrolero de La Pampa, Río Negro y Neuquén y presidente de la influyente comisión de Energía del Senado nacional.

Después de un turbulento proceso interno derivado del enfrentamiento de Quiroga con el gobierno nacional a raíz del apoyo indisimulado del presidente Mauricio Macri al gobernador Omar Gutiérrez que relegó a Quiroga en sus aspiraciones por la Gobernación en las elecciones del pasado marzo, Bermúdez logró alinear detrás de su candidatura a los socios de la alianza nacional como son los radicales del Comité Neuquén y de la Coalición Cívica-ARI que se reporta a Elisa (Lilita) Carrió en la figura de la concejal quiroguista Karina Montecino aunque el acuerdo de este candidato con Libres del Sur le provocó un cisma con sus viejos socios como sectores radicales que encabeza la presidente de la Convención provincial, Jenny Fonfach, actual secretaria de Desarrollo Social de la Municipalidad y mujer de confianza política de Quiroga. No pudo disciplinar a radicales críticos que se reportan al diputado provincial, Alejandro Vidal que se reporta a Ricardo Alfonsín con duros cuestionamientos a Quiroga y a Macri. En contrapartida Vidal es un dirigente bien visto por Gutiérrez pese a la estrecha relación del gobernador con el presidente. En ese cuadro sorprendió el lanzamiento del diputado provincial quiroguista, Juan Monteiro como otro de los candidatos del espacio.

Por el lado del MPN aparece Gaido con definido alineamiento con Gutiérrez y 16 colectoras que lo acompañan a partir del juego de alianzas que dibujó el mandatario provincial. Para el gobernador estas elecciones son muy importantes por sus consecuencias internas y externas. De ganar Gutiérrez consolidará su poder partidario desplazando de la primera línea a su mentor, el ex gobernador Jorge Sapag y relegará en el control del MPN al senador Pereyra, quien se juega una fuerte apuesta el 27 de octubre próximo cuando intente revalidar títulos para el Senado. Si pierde el sindicalista, un hombre mimado de las multinacionales que operan en Vaca Muerta, se vería menguada su influencia partidaria y podría desatar una dura interna en su propio gremio. Marcelo Rucci, ganador intendente de Rincón de los Sauces que se encuentra en el corazón del megayacimiento y Ricardo Astrada, su segundo en el manejo del poderoso gremio petrolero, no ocultan sus intenciones de ir por el principal sillón gremial. Y por si fuera poco, Pereyra se vería expuesto a la acción de la Justicia provincial que se encuentra al acecho para acelerar juicios por denuncias de presunta corrupción.

En tercer lugar aparece Zúñiga, un concejal que viene militando en Unidad Ciudadana que preside el diputado nacional Darío Martínez, quien fuera bajado de sus pretensiones a la candidatura de senador por la propia Cristina Fernández de Kirchner, quien ordenó que el candidato por Neuquén a la Cámara Alta sea Parrilli, un hombre de su más absoluta confianza y con intenciones, en caso de llegar a la banca, de ocupar el lugar de Pereyra en la comisión de Energía. Parrilli ya comenzó a incursionar por temas directos sobre Vaca Muerta y en la ciudad tendría a otro soldado del kirchnerismo como es Zúñiga, quien -entre sus propuestas-, pretende incorporar una política de servicios públicos y de infraestructura con alta impronta estatal.

Los otros candidatos prometen seguir manteniendo el actual nivel de obra pública como expresó Bermúdez y la incorporación al presupuesto municipal de la construcción de viviendas, como prometieron Gaido y el ex gobernador Jorge Sobisch. Este último, fue socio de Macri cuando quiso ser presidente de la Nación, pero hoy se siente traicionado por el actual Jefe de Estado a partir de los penosos sucesos que rodearon la muerte del maestro Carlos Fuentealba y que dieron por terminada su carrera presidencial. Este lamentable asesinato en manos de un agente de la policía provincial, lo postergó por más de 10 años en Neuquén en su intento de retornar al poder como lo muestran sus magros guarismos en las elecciones para gobernador de este año. Sobisch está enfrentado a Gutiérrez y se cobijó en el marco de la Democracia Cristiana, un sello político que le facilitó el ex senador menemista, Daniel Baum pero con escasa incidencia electoral. Sobisch supo acompañar a Quiroga pero hoy al pretender ser electo sus adherentes no votarán a Bermúdez.

El candidato oficialista municipal estará acompañado por el PRO, Libres del Sur, Nuevo Compromiso Neuquino y la Coalición Cívica-ARI, todas como listas espejo. Asimismo, tendrá otras dos listas colectoras en apoyo: Somos Neuquén y el Movimiento Integración y Desarrollo (MID), que llevarán sus respectivas nóminas de concejales. En tanto, Gutiérrez del MPN logró que acompañen a Gaido, pero con concejales propios las siguientes colectoras: Unión de los Neuquinos (UNE), Unión Popular, Integración Neuquina, Movimiento de Unidad Popular, Movimiento por la Igualdad, la Ciudadanía y la Justicia Social, Frente Integrador Neuquino, Frente Nuevo Neuquén, Frente Social por la Dignidad, Iguales, Causa Común, Contrato Social, Inquilinos Unidos, Juntos, Movimiento para el Desarrollo Neuquino y Más por Neuquén. Todos ellos, más los candidatos Lucas Ruiz (Movimiento al Socialismo) y Angélica Lagunas (Frente de Izquierda y de los Trabajadores-Unidad) se someterán al veredicto de los 212.000 electores que plasmarán sus votos en una boleta electrónica que una hora después del cierre de los comisiones -19 horas- podría indicar la tendencia al revelar el 20 por ciento de los sufragios, según anticipó el presidente del Tribunal Electoral, Germán Busamia.

Como dato político indudable, se puede mencionar que Gutiérrez retuvo la gobernación por segundo período el pasado marzo, triunfando por un amplio margen con el 40.19% de los votos, quedando en segundo lugar Rioseco del peronismo- kirchnerismo con el 25.93%, mientras que Quiroga quedó relegado a un 15,04 por ciento, afectado por la alianza Macri-Gutiérrez y la campaña en contra que desarrollaron personeros del PRO como el diputado nacional Leandro Lopez, que recomendó un voto útil a favor de Gutiérrez para frenar a Río Seco, pero fundamentalmente a Cristina Fernández de Kirchner y sus pretendidas intenciones de controlar Vaca Muerta. Un presagio que podría concretarse en octubre si se impone Parrilli por sobre Quiroga y Pereyra como se reflejó en las últimas PASO.

Hugo Morales

Share
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments