Gobernador neuquino estrecha su alianza con Macri

La legislatura neuquina comenzará a tratar esta semana un proyecto de ley que envió el gobernador Omar Gutiérrez para eximir del impuesto a los Ingresos Brutos al gas domiciliario. Esto beneficiará de manera directa a los 170.000 usuarios de Camuzzi Gas del Sur de toda la provincia, y más de 100 mil hogares solo del conglomerado metropolitano de Neuquén, Centenario y Plottier.

Gutiérrez, también presidente del MPN que gobierna la provincia desde hace 50 años, es un firme aliado de Macri al punto de haber desatado una interna por su alianza con el Gobierno nacional -como en el pasado lo hizo su antecesor y mentor, Jorge Sapag con Cristina Fernández de Kirchner- y ahora busca su reelección para el 2019.

Sin embargo ninguno de los dos senadores que responden al MPN en la cámara alta responden a rajatabla al mandatario como son Lucila Crexell y Guillermo Pereyra, aunque este último con un indudable vuelo propio por ser, además, secretario general del poderoso sindicato de Trabajadores Privados de Gas y Petróleo de Neuquén, Río Negro y La Pampa, es con quien tiene mayor afinidad a pesar de responder a líneas internas diferentes.

Esas diferencias se pondrán de manifiesto en agosto próximo cuando se realicen las elecciones internas del MPN para cargos partidarios y que se agudizaron cuando hace 15 días Gutiérrez lanzo su reelección de la mano de su antecesor y hombre clave en el partido Jorge Sapag. De todos modos Pereyra, quien mantiene un fuerte encono con el exgobernador, tiene una buena relación con el propio Macri y fue el ejecutor del convenio colectivo de trabajo para Vaca Muerta que fue elogiado no solo por el gobierno central sino también por las grandes multinacionales que se quieren asentar en el mayor reservorio de gas y petróleo que tiene el país.

Pereyra ya voto junto con la mayoría del PJ en el Senado para frenar la suba tarifaria y en un giro político se ha mostrado crítico de las políticas económicas macristas mientras que Crexell mantiene un dubitativo silencio y al mismo tiempo se presenta como muy crítica del gobernador Gutiérrez. Los votos de ambos senadores son claves para sustentar la alianza de Gutiérrez con Macri al punto que no hay funcionario nacional que visite Neuquén y no se reúna con el gobernador en desmedro del aliado natural que es el intendente local, Horacio Quiroga, aspirante a la gobernación y defraudado por las preferencias del presidente, especialmente a partir de las operaciones del ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Sin embargo en la Legislatura provincial, el gobernador espera contar con el apoyo del bloque de Cambiemos que se referencia en Quiroga, y con ello lograr la sanción de una ley clave que se suma a otro anuncio pro macrista: “la provincia se hará cargo de la mitad de lo que se invierte en la tarifa social de gas, que beneficia a 26.300 usuarios”. Pero no todo está a favor del mandatario neuquino, incluso en su propio frente interno. El vicegobernador Rolando Figueroa ya anunció que enfrentará a Gutiérrez en el 2019 y se ha mostrado contrario al macrismo, evidenciando cierto acercamiento con la propuesta peronista en cuanto a las tarifas y al discurso doctrinario, en general.

El resto corre por cuenta del PJ neuquino, todavía sumido en una diáspora llamativa, presidido por el diputado nacional, Darío Martínez, quien hace de su lealtad a Cristina Fernández de Kirchner, su rosario cotidiano, y en el Frente Neuquino que responde al legislador del Parlasur, Ramón Rioseco quien nació a la vida política de lo más rancio del piqueterismo local y totalmente identificado con el kirchnerismo de paladar negro aunque después muy suelto de cuerpo dijo que no descarta una alianza con Quiroga para enfrentar al MPN en el 2019

Los fundamentos de Gutiérrez para estar en línea con el presidente son los siguientes:

  • “Es el único impuesto provincial que todavía se cobraba a la tarifa de un servicio público esencial y, de esta manera, Neuquén será la primera provincia en el país que no gravará con ningún impuesto o tasa provincial los servicios de gas, luz y agua”.
  • “La inclusión de esos impuestos genera sobrecostos que nada tienen que ver con el costo real de la prestación de esos servicios”.
  • “El año pasado todas las provincias y la Nación firmamos un pacto fiscal que implicaba un compromiso de ir disminuyendo gradualmente los impuestos provinciales. En Neuquén decidimos ir más rápidamente en esa disminución de impuestos”.

Hugo Morales

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *