Con Nisman no basta

Nisman-sombras

El Consejo de la Magistratura logró sacar del medio al juez Luis María Cabral, de la Cámara Federal de Casación Penal, uno de los más críticos del Gobierno nacional. La mayoría del voto kirchnerista fue esencial para poder proceder a la remoción del magistrado, quien aseguró que la medida no sólo fue arbitraria sino improcedente, dado que el órgano no estaba habilitado para ello.

El acuerdo con Irán sigue siendo tan espinoso como antes. Para el lector medio cabe la pregunta de: ¿Qué más hay atrás de ésto que tanto encrespa al oficialismo? ¿Qué otra razón los mueve a sacar del juego a quienes pretendan dejarlo sin efecto?

Verdaderamente esconde algo misterioso porque a primera vista tiene muchas aristas incomprensibles. Si el mismo estado de Irán no lo ratificó, ¿cuál es la razón para defenderlo a capa y espada? Más espadas que capas, según quienes opinan que el caso se cobró la muerte del fiscal Natalio Alberto Nisman, además de otras acciones de alto costo político por parte del oficialismo.

El juez Luis Cabral tenía que intervenir en la decisión sobre la constitucionalidad del acuerdo con Irán, entre otras causas y el Consejo de la Magistratura logró desvincularlo por siete votos a cuatro y designó como reemplazante de su subrogancia en la Sala I de Casación al conjuez Claudio Vázquez.

Hay quienes opinan que se puede considerar afortunado porque al menos salió vivo. Hace ya varios años que algunos de sus pares, sostenían que su subrogancia era irregular, algo que otros consideraban más que discutible, pero la causa de Irán lo centró en la mira.

El juez Cabral, junto con sus colegas Juan Carlos Gemignani y Ana María Figueroa, debía pronunciarse el martes próximo sobre si el Memorándum con Irán por el caso AMIA es o no constitucional.

“Lo sacan a Cabral porque ese convenio iba a salir inconstitucional 2 contra 1 y ahora va a salir 2 contra 1 constitucional. Han nombrado jueces a sus medidas y a sus conveniencias”, señaló el exconsejero, Alejandro Fargosi, quien consideró que la medida viola la Constitución Nacional y los tratados internacionales.

La subrogancia de Cabral “era sin término” y no vencía el 30 de junio, como argumentaron los consejeros que lo removieron, pero esto permite la inclusión de Claudio Vásquez de quien están seguros que votará tal como lo requiere el Gobierno de declarar constitucional el Memorándum con Irán.

Aunque Cabral apelará la decisión del Consejo a través de una presentación judicial, el nuevo juez viene con el fallo bajo el brazo.

Está visto que para el kirchnerismo la Constitución suele ser un escollo menor, al igual que los tratados internacionales. La “obediencia debida” se puede aplicar a cualquier cosa. ¿Cuánta agua pasará aún bajo el puente del “acuerdo con Irán”, cuál será su costo verdadero y en base a ¿qué contraprestación? Es muy difícil de responder, pero está visto que con Nisman no fue suficiente. (Diario Castellanos)

Share

2 comments for “Con Nisman no basta

  1. Ricardor
    28/06/2015 at 5:32 PM

    Creo que la “Anti-patria” ya entregaron el País a las potencias terroristas, como venganza para destruír la República.

  2. QUE SE VAYAN TODOS
    28/06/2015 at 8:21 PM

    MAKIAVELICA FORMA DE SACARSE AL JUEZ CABRAL DEL MEDIO…..AEROLINEAS ARGENZUELA….COMPLICE DEL HECHO….!!!!

    Joaquín Morales Solá cuenta una historia terrible en el diario La Nación sobre cómo se desplazó de una sala de la Cámara de Casación al juez Luis Cabral:

    LA NACION-28-06-15-

    “Era una mañana de sol en Resistencia. Ni una nube estropeaba el cielo diáfano el jueves pasado. Sin embargo, un avión de Aerolíneas Argentinas, que debía salir a las 8, comenzó una larga demora por las “condiciones meteorológicas”. A las 9, el aeropuerto quedó en condiciones de operar. El avión seguía cerrado a cal y canto. No estaban los pilotos ni las azafatas. En el aeropuerto, el diputado nacional del radicalismo Gustavo Valdés comenzó a tuitear: “¿Dónde está el piloto?” Los pilotos habían recibido órdenes de la compañía de no abandonar el hotel de Resistencia, donde pasaron la noche. Valdés es miembro del Consejo de la Magistratura, por su partido, y había sido convocado a las 17 del día anterior a un plenario extraordinario para ese jueves, a las 12.

    Desesperado, Valdés buscó un testigo. Lo encontró en el encargado del bar del aeropuerto, que nunca terminó de entender qué le decía. “Si hoy lo sacan al juez Cabral, usted debe ser testigo de que a mí me retuvieron aquí”, le suplicó. (…)

    Luis María Cabral era juez sub-rogante de la Sala I de la Cámara de Casación Penal, que debía divulgar el martes la sentencia sobre la constitucionalidad del tratado con Irán. Cabral fue apartado de esa Cámara el jueves en un trámite exprés por la mayoría simple y kirchnerista del Consejo de la Magistratura.

    Cabral y otro juez de esa cámara, Juan Carlos Gemigniani, habían adelantado que ellos consideraban inconstitucional el pacto con los iraníes. El tribunal tiene tres jueces (la tercera es la jueza Ana María Figueroa, presidenta de la sala y cercana al oficialismo), número que convierte a aquellos dos en mayoría.

    (…) Cabral fue apartado por siete votos contra cuatro en el Consejo de la Magistratura. Faltaban los dos de procedencia política, que representan a los bloques más importantes de la oposición. Esos representantes son el senador radical Ángel Rozas y el propio Valdés. Rozas estaba en Nueva York, confiado en un acuerdo político con los kirchneristas del Consejo de la Magistratura según el cual no se trataría nada importante antes del 2 de julio. Además, la próxima reunión plenaria ordinaria del Consejo estaba convocada para el 18 de julio.

    (…) Con Rozas y Valdés el resultado habría sido igualmente perdidoso para los no oficialistas, pero no es lo mismo siete a seis que siete a cuatro. (…)

    Versiones seguras confirmaron que fue Carlos Zannini (flamante candidato a vicepresidente de Daniel Scioli) el que imaginó una ingeniería a dos bandas: la causa judicial por el tratado con Irán fue asfixiada desde el Consejo de la Magistratura y desde la propia Cámara de Casación. (…)

    El tratado con Irán será seguramente revisado por otra sala de Casación. La propia jueza Figueroa promovió siempre que ese expediente volviera a la Sala II, su sala original. Desbaratado el tribunal que la tenía a consideración, es probable que Figueroa se dé ahora el gusto. En la Sala II está volviendo de unas largas vacaciones la jueza Ángela Ledesma, integrante de Justicia Legítima junto con otro juez de esa sala, Alejandro Slokar. El caso del tratado con Irán se resolverá irremediablemente en la Corte Suprema de Justicia.

    (…) El avión de Aerolíneas Argentinas del diputado Gustavo Valdés partió de Resistencia después del mediodía del jueves. Valdés es diputado por Corrientes, pero ese jueves decidió tomar el avión más tempranero, que salía de la cercana Resistencia. El vuelo hasta la Capital dura una hora. No bien llegó al aeroparque porteño, Valdés llamó por teléfono a Cabral. Cabral le informó que ya era tarde para todo. “Ya votaron. Ya estoy afuera”, lo notificó a quemarropa. Un juez clave había caído por un disparo seguro y certero.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *