¿Suicidio asistido u homicidio consentido?

fiscal-viviana-fein-caso-nisman

Asistimos sorprendidos a la última suposición de la Fiscal Fein respecto de la causa de muerte del Dr. Alberto Nisman. A punto de cumplirse nueve meses del hecho, la zigzagueante conducta, así como las disparatadas interpretaciones de la representante de la Vindicta Pública desorientan al más pintado.

No hace falta enumerar cada una de ellas por harto conocidas, pero su última “sospecha” de que simplemente se trató de un “suicidio asistido” merece al menos algunos comentarios al respecto.

Ha sido demostrado en forma concluyente que el arma utilizada contenía en parte de su empuñadura y adyacencias, restos de pólvora correspondientes al disparo que dio muerte al fiscal. También contundentes son las pruebas de la inexistencia de dicha sustancia en sus manos. Por lo cual quedó demostrado sin lugar a dudas que la víctima no disparó su arma, que no se trató de un suicidio. Si fue un homicidio doloso, culposo o preterintencional, o simplemente un accidente, es lo que debería resolver la Fiscal.

Pero fiel a su estilo, la Dra. Fein insiste con los disparates. Ahora asegura que se trató de un SUICIDIO ASISTIDO.

Este particular punto de vista nos lleva a imaginar que habiendo ingresado un extraño al departamento, burlando alegremente la guardia permanente montada en la puerta del edificio, el fiscal aprovechó la presencia del intruso para pedirle que le pegue un tiro, ofreciéndole el arma a tales efectos y cuidándose de hacerlo con guantes para no dejar rastro alguno. Cumplido el pedido, el intruso abandonó la residencia y pudo salir sin ser visto por la guardia ni captado por las cámaras de seguridad.

No merecen mayores consideraciones estas elucubraciones de la Fiscal Fein. Si luego de nueve meses de investigación, todo lo que nos puede decir es que se trató de un Suicidio Asistido, entonces demos vuelta la página y abandonemos toda esperanza de llegar a resolver este asesinato.

En una de sus últimas declaraciones, la fiscal pidió que “la querella” aporte “pruebas directas” que sostengan la hipótesis de que Nisman fue asesinado. Bonita manera de dar un paso al costado y cargar a la esposa con la obligación de investigar, eludiendo alegremente su propia responsabilidad.

Pero volviendo al “suicidio asistido”, debe quedar en claro que al no estar tipificado en nuestra legislación, las manifestaciones de la fiscal resultan abstractas, en nada afectan la investigación.

El suicidio asistido se diferencia de la eutanasia en que es el mismo sujeto quien se da muerte, asistido técnica o científicamente por un tercero quien le asesora sobre métodos a tal fin. Pero no es contemplada tal posibilidad ni en la ley 26529 del año 2009 ni en la 26742 de Mayo último. Sólo se refieren una y otra a la “muerte digna”.

Y de las pruebas colectadas surge con absoluta claridad que el fiscal Nisman fue asesinado, porque aunque Dra. Fein considere que el intruso que ingresó al domicilio recibió autorización plena para descerrajarle un balazo, aun admitiendo esa fantasiosa e improbable posibilidad… HABRÍA SIDO UN ASESINATO.

Dra. Fein, es hora de que se dedique a cumplir con el fundamento de su cargo. Usted es la representante de la sociedad, usted es la encargada de la investigación criminal y del ejercicio de la acción penal pública.

Y usted hace nueve meses que está perdiendo tiempo, permitiendo que la comisión de un magnicidio termine sin resolverse a causa de la absoluta ineficacia del Ministerio Público.

Juan Manuel Otero

7 comments for “¿Suicidio asistido u homicidio consentido?

  1. MONGOCHO
    08/10/2015 at 4:10 PM

    FEIN….SIMPLEMENTE MIRATE AL ESPEJO Y…..NO TE QUEDA OTRA QUE SUICIDARTE !!!! INFAME !!!!

  2. 08/10/2015 at 5:53 PM

    La señora fiscal toma mate demasiado caliente. Obsérvese la quemadura que ostiende en su ápice, inmediata y a la derecha de la hendidura central. Ello es evidencia de las extensas cavilaciones que le imponen sus responsabilidades. ¿Cómo se atreve a exigirle aceleración, Otero?

  3. rifle sanitario
    08/10/2015 at 10:16 PM

    hace rato que esta delincuente de fein tiene que estar presa

  4. nadie nos quiere
    09/10/2015 at 3:35 PM

    Solo cabe preguntar por el barrio si esa tragica madrugada se vendieron un monton de facturas o no, en la panaderia mas cercana. Si alguien que labure ahi dice que si, que se vendieron un monton de facturas, entonces el relato de Natalia fue veridico, el relato que luego esta bruja le hizo cambiar, y todos los ahi presentes disfrutaron del buen cafe de la cafetera de Nisman con un par de facturas, todos los ahi presentes tuvieron tiempo y comodidad de sobra de cambiar papeles, de meterse en la pc del fiscal y de cambiarle los escritos que de repente” carecian de contenido”, y subrayando y acabando con los marcadores amarillos ahi presentes. Una cosa lleva a la otra y todo tiene que ver con
    todo. Todo fue fraguado, cambiado y acomodado a la conclusion de a lo que DEBE llegar la doctora…
    Otra, donde la doña fein es doctora?, no encuentro un solo indicio de sus estudios, no existen Ella fue puesta a a dedo, es decir fue nombrada de acomodo…

  5. Fidel Castro
    09/10/2015 at 9:39 PM

    Lamentablemente la Sra. Fein sigue dando muestras de su total incompetencia (quiero creer eso, porque sino seria mala fe o corrupcion lisa y llana), transformando al sistema judicial argentino en un completo asmerreir, para cualquier observador de la Argentina. Fiscales como estas (con jueces corruptos y una Corte Suprema que mira para cualquier lado, dejando actuar a esta asociación ilicita, son la principal barrera para la entrada de capitales o inversiones genuinas. Resabios de una Argentina vieja que no se resigna a desaparecer y esta dispuesta a dinamitar todo antes de dejar paso a algo nuevo.
    Una pena

  6. Nadie nos quiere
    31/05/2016 at 11:17 AM

    Nadie salio a contestar, de donde es o fue doctora la sra Fein? Fiscal de donde? donde se graduo de tal? hay que ser abogada primero para ser fiscala? como es la cosa? porque ella no tiene un cv, curriculum, hoja de vida o algo que se le parezca? me termina de resultar inmunda x no decir otra expresion Cuando le oigo justificar su trabajo, que fue impecable y decir suelta de cuerpo que no hubo contaminacion. Que vaya al ropero, busque sus sandalias y aun ahi en las suelas encontrara la sangre ya secada del fiscal, el verdadero. EL SEÑOR FISCAL.
    Sangre que fue pisoteada y humillada, vejada, por sus propias patas, con sus sandalias….eso encontrara, que no fue en todo caso, dira una pisada contaminada….?. Espiritu carcomido por la podredumbre mas pesada.Esa es su alma, que disfrute de su jubilacion.
    Si puede y si la conciencia no le susurra nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *