Aborto. La trampa

Es absolutamente falso que quienes hoy proponen la despenalización del aborto, la obligatoriedad de que los médicos practiquen abortos y no puedan fundamentar razones de conciencia para no practicarlos, etc., etc., etc., sea una discusión sobre la soberanía del cuerpo femenino para decidir qué hacer con él. Esto es FALSO. Podrá haber algunos/as que creen que esta es la discusión, pero no es así. Es simplemente una pulseada de poder político ideológico buscando generar una suerte de interbloque global entre pseudos cools autodenominados progresistas y otros a los denominan ultra conservadores, fascistas, gorilas, misóginos, machistas, homofóbicos y clericalistas.

En otras palabras, ayudados por un universo periodístico mayoritariamente abortista, pretenden que la sociedad se exprese a favor del aborto libre, gratuito y financiado por el Estado, so pena de querer ser caracterizado como… ultra conservador, fascista, gorila, misógino, machista, homofóbico y clericalista.

¿En qué radica la trampa?

Muy simple, invitar a pseudo debates promovidos en un pseudo (disculpen la redundancia) equilibrio, en donde de una lado está el atractivo y cool personaje pro aborto y del otro, algún energúmeno/a con un fisique du rol que transpire fundamentalismo sin argumentación o con poca capacidad dialéctica de respuesta, para que la simple comparación entre el agraciado/a y el neandertal conservador/a, genere el rechazo visceral del público.

O sea, una misa en escena para que sus propias miserias dejen de serlas por la aquiescencia de sus colegas y seguidores. En otras y más simples palabras… si una persona mira por una mirilla una escena privada es un voyeur, pero sí millones lo hacen en el formato de un reality se siente así justificado en su pequeña perversión miserable. O sea, hagamos de lo extraordinario algo común y así lo común dejará de ser común para ser una rareza extraordinaria.

Obviamente el tema central de la discusión no quiere ser tratado. Y este es, si hay o no hay un ser humano en el feto o embrión. ¿Por qué? La realidad es muy simple. Si la hay, estaríamos hablando de la muerte provocada por un ser humano a otro ser humano. O sea, una Pena de muerte disfrazada de un pseudo principio libertario sobre el propio cuerpo. Por el contrario, si no hay un ser humano en un embrión, estaríamos hablando de la interrupción de un embarazo sobre un cuerpo indefinido y sin vida. El tema es que la Ciencia ya decidió sobre esto y lo decidió con métodos científicos, no especulativos ni filosóficos, ni siquiera religiosos.

Como bien dice el Doctor Ernesto Beruti, jefe de Obstetricia del Hospital Universitario Austral y del Hospital Público Materno Infantil “Ramón Sardá”, Médico egresado con Diploma de Honor de la UBA, Obstetra, Toco ginecólogo, médico legista, docente en la Facultad de Medicina de la UBA, docente en la cátedra de Obstetricia de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral y Conferencista a nivel mundial… “No se trata de una ideología, una creencia o una postura política sino de una evidencia experimental. La ciencia ha probado con certeza que la vida humana comienza en el instante mismo de la fecundación del óvulo por el espermatozoide. Si interrumpimos este proceso vital en cualquier momento de su desarrollo, la ciencia ha demostrado que se elimina un nuevo ser humano.

En otras palabras, podrá discutirse y de hecho ya se legisló sobre cuáles son las condiciones legales para un aborto y eso está establecido en el Código Penal:

  • En casos de peligro para la vida de la mujer.
  • En los casos de peligro para la salud de la mujer.
  • Cuando el embarazo sea producto de una violación.
  • Cuando el embarazo sea producto del atentado al pudor sobre una mujer idiota o demente.

Esto es lo que la Ley argentina establece y claramente está fundado en razones médicas y/o por la preexistencia de un delito como es la violación; y así, esté o no de acuerdo con este marco legal, es el que nos rige, aún con los errores que esto pudiera suponer. Y pongo un ejemplo: Hace 8 años una menor de 17 años acusó a su padre y a su tío de haberla violado y un Juez dispuso la detención de los mismos y el aborto del producto de la supuesta violación. Unos meses después y cotejado el ADN del feto con los detenidos (padre y tío) el resultado indubitable fue que el feto no era de los detenidos, o sea que la hija había mentido. Obviamente el padre y el tío fueron liberados, se supone que el hijo abortado era del novio de la menor. En resumen, personas inocentes sufrieron cárcel, un bebé no tuvo la oportunidad de vivir y el Estado se hizo cargo de todos los costos de la mentira de una adolescente que llegó al extremo de inculpar a su padre para victimizarse frente a su novio y a la sociedad. Por aquellos tiempos, organizaciones sociales y de Derechos Humanos se movilizaron para pedir el aborto de la presunta violada. Ninguna movilización se sucedió cuando la mentira quedó expuesta. La vida del bebé de la mentira no tuvo lágrimas ni compasión social.

Volviendo al inicio de la nota y a la trampa que esconde el supuesto debate, esta quedó brutalmente evidenciada hace unas semanas con quien iniciara esta última movida comunicacional que despertó la campaña pro aborto.

Dijo Ingrid Beck (Directora de la escuela de periodismo TEAarte y la revista Barcelona) en Intrusos con Jorge Rial…“Los funcionarios están poniendo sus creencias religiosas y personales por encima del bien público”. En esta frase, no expresada azarosamente sino luego múltiplemente repetida por muchísimos conductores de la televisión, radica la nueva trampa. Esto es; negar la decisión moral, científica o religiosa de quienes no están de acuerdo con el aborto, para imponer bajo el pretexto de un concepto libertario, el derecho al aborto como si este fuese una respuesta estadual y social del tipo universal. O sea, mis posiciones (ideológicas, religiosas, morales o científicas) en contra son descartables por ser personales, mientras que las posiciones a favor son atendibles porque son sociales y estaduales. Una falacia, una trampa diseñada para confundir. Una suerte de… tus verdades son relativas, las mías son absolutas. Y, ahora, establecida la falacia, discutamos sobre el derecho de las mujeres a abortar y no sobre los derechos del feto/embrión o bebe abortado a vivir. Pocos o nadie en la televisión quieren hablar sobre esto. Están TODOS a favor de la vida, pero de la vida del bebé embrión no quieren hablar. ¿Por qué? Muy simple, porque deberían aceptar que están asesinando a otro ser humano en función del derecho femenino a disponer sobre su cuerpo. Y no estoy hablando ni de violaciones, ni de mujeres en riesgo de muerte por el embarazo, ni de disminuidos mentales abusados, o sea los casos que la actual legislación prevé.

La importante cantidad de métodos anticonceptivos de acceso libre y gratuito en los hospitales públicos es de tal magnitud que también deberíamos considerar que existe displicencia en la conducta sexual a la hora de asumir riesgos innecesarios de embarazo. Ahora bien, si por todas las displicencias conductuales o fallas en las políticas comunicacionales del Estado vamos a generar un cuerpo jurídico que exceptúe el costo de los riesgos asumidos, estamos, como sociedad, en serios problemas. Excepto que los ideólogos de esta movida, así lo estén buscando, aprovechando la falta de análisis de los comunicadores y su vocación de ser amados por aquellos que más daño pueden hacerle si los caracterizan de… “cerrados, ultra conservadores, fascistas, gorilas, misóginos, machistas, homofóbicos y clericalistas”. Nadie en la televisión moderna sobrevive dos minutos al aire si es caracterizado con estas calificaciones. Sí en cambio no tendrá ningún problema si es caracterizado de feminista, plurisexual, progresista, ateo o agnóstico. ¿Y quién caracteriza a unos u otros? La respuesta real es simple. Todo aquel que no es feminista, progresista, ateo, plurisexual o agnóstico, es porque es ultra conservador, fascista, gorila, misógino, machista, homofóbico, clericalista y chupa sirios. Obvio que no lo van a expresar de esa manera y mucho menos todo junto. Pero en el transcurso de los minutos o las horas, así serán caracterizados.

No son pocos los que buscan las palabras más correctas para ocultar los motivos más viles.

No es tiempo de hipocresías. Mientras un sector descalifica brutalmente a otro y ese otro busca las palabras justas para no hacer sentir mal al primero, la vida se escurre en un mar de palabras políticamente correctas pero que no representan el sentir profundo de las convicciones mutuas. Así que digamos las cosas como son y que cada uno tome su decisión con absoluta claridad. Si van a priorizar la decisión femenina sobre decidir dar o no dar a luz, cualquiera sea su motivo, acepten también que están decidiendo sobre el derecho a vivir de un niño, porque un embrión es un niño aunque no tenga ojos desarrollados, así como un ciego es un ser humano aunque no vea.

Lic. Rodolfo Patricio Florido

rodolfoflorido@hotmail.com

Share

46 comments for “Aborto. La trampa

  1. roberto
    26/02/2018 at 7:25 AM

    Las feministas enardecidas con el tema se dicen dueñas de su cuerpo y con derecho a decidir si el embarazo continua o ” interrumpe “, y quieren ademas que sea el estado quien pague por ello, lo dicen sin empacho, libre y gratuito..
    Para colmo quieren algunas “interrumpir” el embarazo antes de las 13 semanas, es decir con unas horas mas seria un crimen, horas antes esta bien, estaria permitido, como en Inglaterra. Pienso es una barbaridad.
    El ser que se esta gestando sera unico e irrepetible, ya con el ADN impreso, con toda su carga genetica, y el vientre de la madre lo alimenta, aunque ella no quiera, es una vida que comienza, y hasta que madura ve la luz y se convierte en otra persona. La ley, buena o mala ya establece cuando los abortos son permitidos, este nuevo hito contra-natura pertenece a un grupo de personas progresistas que exigen que los demas, el Estado, se hagan cargo de ” su problema “.y gratis. No hay nada gratis, ni material ni moral, todo tiene su costo, su carga, somos humanos y lo sabemos. Y hay algunas personas, hombres, que estan de acuerdo, lamentablemente.
    Cual es la proxima jugada de estas mujeres ? Que el nacido con problemas, tambien sea asesinado ? Seria “una carga demasiado pesada ” mantener un discapacitado ?
    Estas mujeres no se dan cuenta que estan solicitando que la ley las libere de la culpa de asesinar un ser en gestacion ? Y no les importa para nada la carga moral del medico y ayudantes del asesinato de un inocente. Cuando la solucion es mas simple, simplemente limitar la apertura de piernas, y no echar a los demas la carga de sus propias responsabilidades. Eso es lo que pienso.

    • Enrique
      26/02/2018 at 10:25 AM

      Porque les dicen feministas si a los hombres les dicen machistas. Dwben decirles hembristas

  2. mari
    26/02/2018 at 8:55 AM

    En el grito silencioso se ve el sufrimiento del feto al ser destruido.Fue un médico que en un principio apoyo el asesinato de los no nacidos que al darse cuenta de su error dijo todas las mentiras que se decían para lograr justificar ese fin
    Ellas dicen que mueren muchas mujeres en los asesinatos ilegales ,pero en realidad hay que hacer ver que son dos los muertos la mujer a la que no se le puede decir madre y el bebe inocente
    Llama mucho la atención la gran cantidad de lesvianas que apoyan estos asesinatos Ellas no tienen problemas de quedar embarazadas y si quieren un bebe lo hacen por inseminación
    También hay que destacar el enorme negocio que se hace con los fetos ya que en USA se puede asesinar al feto en cualquier etapa de su desarrollo
    Hace unos años en Mendoza una chica discapacitada la hicieron asesinar al bebe a pesar que estaba en el quinto mes de embarazo.Un verdadero crimen A la madre de la jovencita el diario Uno la nombro mujer del año por su lucha yo desde ese día me prometí nunca más comprar ese diario
    Uno de los errores es llamar aborto a lo que es un asesinato En eso tiene culpa la iglesia porque ella también lo llama
    aborto

    • part
      26/02/2018 at 5:28 PM

      el uno es de manzano…manzana podrida

    • part
      26/02/2018 at 5:32 PM

      http://gravida.org.ar/homegravida/
      no seas mentirosa mari
      eso que decís NO es cierto

      • part
        26/02/2018 at 5:35 PM

        La iglesia dice que es un asesinato lo que no dice es que las que abortan quedan en pecado mortal y si no se arrepienten y se confiesan se van al infierno. Se van para el lado de la psicología y eso no les sirve para salvar las almas.

        • part
          26/02/2018 at 5:44 PM

          https://www.lanacion.com.ar/1687935-el-grito-silencioso-del-aborto

          https://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:AMFm0rSw9cEJ:https://lagospadigital.jimdo.com/2011/07/29/es-el-aborto-un-derecho-autor-nueva-cristiandad/+&cd=9&hl=es&ct=clnk&gl=ar
          ………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

          La Conversión de Bernard Nathanson, “El Rey del Aborto” defiende ahora el derecho a la vida del feto.

          Extracto de la conferencia pronunciada por Bernard Nathanson en Canberra (Australia) en febrero de 1981, patrocinada por la Asociación Para el Derecho a la Vida.

          feto

          Tomado de Apologetica.org

          Después de ser uno de los principales promotores de la legislación del aborto en los Estados Unidos, hasta el punto de ser conocido en Nueva York como “el rey del aborto”, el Dr. Bernard Nathanson experimentó un cambio radical. El conocimiento de los avances médicos que demuestran la existencia de una vida humana en el feto le abrió los ojos.

          Un hombre que ha realizado personalmente casi cinco mil abortos, afirma ahora: “Dramáticamente tengo que reconocer que el feto no es un trozo de carne: es un paciente”.

          I. Una amiga embarazada

          Mi interés por el aborto comenzó a raíz de mi paso por la Facultad de Medicina y de la experiencia, casi obligada, de tener una amiga que quedó embarazada. En aquella época era casi imposible obtener un aborto; finalmente lo logramos, pero el sujeto que lo realizó era un charlatán que por poco la mató. Después siguieron algunos años de práctica en obstetricia y ginecología ocho años, para ser exacto. Fue entonces cuando se despertó en mí una gran sensibilidad por lo penoso de la situación de aquellas mujeres que se exponían a lesiones graves e, incluso, a la muerte, en los abortos practicados clandestinamente. Y en el período siguiente, de 1957 a 1967, ejerciendo ya como médico, me reafirmé en mi creencia de que era necesario cambiar las leyes que prohibían el aborto, por considerarlas restrictivas e injustas.

          II. El éxito de una campaña propagandística.

          Así que en 1968 organicé un grupo llamado Asociación Nacional para la Renovación de las Leyes del Aborto. A nuestros contrincantes los cogimos durmiendo. En esta organización, que unió todas las fuerzas que había entonces en pro del aborto, ideamos una serie de tácticas para nuestra campaña. Le dijimos al público que de diez a quince mil mujeres morían cada año debido a los abortos clandestinos. De hecho, sabíamos por nuestras investigaciones que el número era más bien de doscientas o trescientas. Inventamos también lemas sumamente persuasivos y agresivos, como “la mujer tiene derecho al dominio de su propio cuerpo”, “libertad de elección”, “la conspiración católica” y otros similares.

          Tuvimos un éxito extraordinario. Trabajamos con un presupuesto de siete u ocho mil dólares anuales, echamos por tierra la ley en el Estado de Nueva York en dos años. Gracias a una telaraña de mentiras y calculada intriga, logramos tener, por vez primera en Estados Unidos, una ley que permitía absolutamente el aborto. Hicimos de Nueva York la capital del aborto en el país, mientras que mis colegas me calificaban en la prensa como el “rey del aborto”. Por supuesto, no nos consideramos satisfechos simplemente como haber logrado la despenalización del aborto. Aspirábamos a poner en marcha toda una operación masiva, que permitiera a cualquier mujer –también a las pobres- obtener un aborto barato, rápido y seguro. Y establecimos una clínica bajo el nombre de Centro de Salud Sexual y la Reproducción, un eufemismo bastante bueno para lo que a fin de cuantas se convirtió en matadero. Durante la época en que fui director de la clínica se practicaron 60,000 abortos, aproximadamente 120 diarios.

          Yo mismo, personalmente, he realizado cerca de cinco mil abortos a lo largo de mi vida. La clínica generaba uno ingresos de cinco millones de dólares anuales. De hecho, entonces era la única instalación de ese tipo. De 1970 a 1972, atraíamos a mujeres de la mitad Este de los Estados Unidos, y jamás volverá a darse una experiencia tan concentrada en un solo punto, ya que la sentencia de Tribunal Supremo (en 1973) levantó las restricciones al aborto en todos los Estados.

          III. El ataque contra la iglesia Católica

          Otra táctica muy importante fue presentar la oposición al aborto como injerencia de la iglesia Católica. No se trataba de fustigar al Papa porque el centrar la atención en un solo hombre podría despertar una reacción de simpatía. Desechemos también condenar a todos los católicos porque esto diluiría el tema demasiado. Además, íbamos a necesitar algunas mujeres católicas para llevarlas al frente, como escudo, para que dijeran que estaban a favor del aborto. Y así lo hicimos.

          Por eso concentraremos el ataque en los obispos y altas jerarquías, un grupo lo suficientemente reducido para que absorbiera el castigo y lo bastante amplio para que fuera obvio. Ahora pienso que si en la propaganda de aquellos años, en la que arremetíamos contra la Iglesia Católica, hubiéramos sustituido la palabra “católica” por la palabra “negro” la opinión pública nos hubiera aplastado. Pero entonces se había puesto de moda fustigar a la Iglesia Católica, y nos aprovechamos de ello.

          Para que un lema sea eficaz debe esgrimirse un argumento. En este caso, el de que la Iglesia no debe inmiscuirse en los asuntos del Estado. Sin embargo, todos sabemos que Martín Luther King era un ministro protestante y llevó a cabo una de las revoluciones sociales más profundas en los Estados Unidos. También recordaremos que algunas de las personas más activas en la abolición de la esclavitud en Boston fueron miembros del clero. También escucharán ustedes que el aborto es un problema médico, que debe dejarse en manos de los doctores. Pero el que el aborto sea una técnica médica no lo convierte en un problema médico, del mismo modo que la pena de muerte no es un asunto de los ingenieros electricistas por el hecho de que se use la silla eléctrica. Cada año se practican en Estados Unidos 1,300.000 abortos, a un promedio de 350 dólares por aborto, hacen 500 millones de dólares anuales, que van a parar a los bolsillos de los médicos y de los responsables de las clínicas. Dejar una cuestión como la del aborto en manos de los más interesados en ella económicamente es locura e irresponsabilidad.

          IV. La farsa del aborto terapéutico

          También tenemos bastantes experiencias en Nueva York sobre los comités del “aborto terapéutico”, cuando antes de 1970 el aborto sólo era posible por necesidad médica. Estos comités, formados por tres doctores en cada hospital, dictaminaban sobre la validez de cada solicitud de aborto. Aquellos comités bien pronto se convirtieron en una farsa. Las solicitudes de aborto iban invariablemente acompañadas de dos certificados extendidos por psiquiatra, manifestando que la mujer en cuestión tenía tendencias suicidas a causa del embarazo.

          Naturalmente, siempre que tenía una paciente que deseaba abortar, la enviaba a dos psiquiatras amigos míos. Estos extendían los certificados acostumbrados –una tarea rutinaria que no les llevaba más de cinco minutos- y cobraban los cien dólares acostumbrados. Yo enviaba los informes al comité que los revisaba les estampaba su sello y la paciente obtenía rápidamente el aborto solicitado. Los comités eran algo absolutamente vacío, invitaban al descrédito y al abuso de la ley, y cuando ésta fue abolida en 1970 se desbandaron.

          Otro dato ilustrativo sobre el llamado “aborto terapéutico” es el cambio que se produjo en 1976, cuando el Congreso aprobó una enmienda en virtud de la cual sólo podrían ser financiados con fondos públicos los abortos motivados por violación, incesto o porque estuvieran en peligro la vida de la madre. En pocos meses, el porcentaje de abortos sufragados por el Estado cayó a un 2%. Estaba claro que la inmensa mayoría de los abortos no respondían a ninguna “necesidad medica”.

          V. Los avances científicos me abrieron los ojos

          Renuncié al cargo de director del “Centro de Salud Sexual y la Reproducción” a fines de 1972, no porque estuviera desilusionado del aborto o porque tuviera serias dudas, sino porque tenía demasiados compromisos, estaba minando mis fuerzas y me sentía casado. Cuatro meses después me pidieron que organizara y dirigiese el servicio de embriología y perinatología en el hospital St. Luke’s, uno de los más importantes de Nueva York, perteneciente a la Universidad de Columbia. Esta unidad engloba las disciplinas médicas que estudian el ciclo de vida, los hábitos, la psicología, la sensibilidad y la fisiología del feto.

          Esta nueva rama de la Medicina ha sido posible gracias a los logros de ciertas tecnologías, como el ultrasonido, la inmunoquímica, el marcador de corazón de feto y otras técnicas muy complejas. Allí tuve ocasión de entrar en contacto con estos avances que han venido a arrojar luz sobre el obscuro campo de la vida del feto.

          Cuando era estudiante de Medicina en la Universidad de McGill de Canadá, manejábamos un libro de texto conocido como Williams. Todavía hoy es un texto clásico en medicina. La edición que yo utilicé era 1947, hacía la octava y tenía 22 páginas dedicadas al feto, del total de 750 u 800 páginas de que contestaba el libro. Actualmente se encuentra en su decimosexta edición, publicada en 1980. Tiene 137 páginas sobre fisiología del feto y otras 127 sobre diagnósticos de enfermedades embrionarias, esto hace aproximadamente una tercera parte del libro, lo que es un índice de la importancia que ha cobrado el estudio del feto en los últimos ocho o diez años, desde que se constituyó la ciencia de la embriología.

          Desde que comprobé con absoluta claridad, gracias a nuevas técnicas, que el feto respira, que duerme con unos ciclos de sueño perfectamente definidos, que es sensible a los sonidos se ha comprobado que reacciona de distinta manera ante diferentes tipos de música, al dolor y a cualesquiera otros estímulos que ustedes y yo podemos percibir, me resultó insoslayable que el feto es uno de nosotros, de nuestra comunidad, que es una vida: una vida que debe ser protegida.

          Incluso mujeres que están decididamente en pro del aborto, cuando estén embarazadas y se someten a pruebas tales como un ultrasonido, saldrán impresionadas. Es tremenda la sacudida que se recibe al ver al feto tan cerca, en el monitor, moviéndose, respirando, chupándose el dedo o rascándose la nariz ya a los dos meses y medio o tres de vida.

          Es una revelación conmovedora, y estoy convencido de que pasar por esta experiencia se convertirá en el argumento más poderoso para detener la matanza. La falsedad de los lemas abortistas ¿Qué queda, pues, de los slogans abortistas?. Tomemos ése de la “Libertad de elección”. Todos estamos a favor de la elección. Siempre y cuando, claro está, que la elección sea una elección ética. Si una de las alternativas no es éticamente aceptable, la elección no soporta el escrutinio: de hecho, no es una elección, y por tanto, la “libertad de elección” es lema vacío.

          Supongamos que estoy en quiebra: puedo elegir entre trabajar para pagar dinero, o robar un banco, o asaltarle a usted para quitarle la cartera; pero las dos últimas no son elecciones éticas. El del “derecho al dominio del propio cuerpo” es otro lema de gran atractivo. Hoy gracias a la inmunología, se sabe con absoluta certeza que el feto no es una gran parte del cuerpo de la madre. Los glóbulos blancos de la sangre son capaces de reconocer cualquier cuerpo extraño al organismo y de poner en marcha los mecanismos de defensa para destruirlo.

          Cuando el feto se implanta en la pared del útero, el sistema inmunológico materno reacciona para expulsar al intruso, pero, naturalmente, el feto está dotado de un delicado método de defensa ante esta reacción. En algunos casos la defensa no es tan eficaz como debiera, y el feto es expulsado y se malogra. Esto muestra que el feto no es una parte del cuerpo de la madre. Simplemente está ahí como huésped de paso y ella no puede disponer sobre él.

          VI. “No soy un hombre religioso”

          No soy un hombre religioso; de hecho no he estado en un templo desde los trece años. Pero si quiero decirles que hemos de detener ese proceso ineficaz y destructivo, cuyo resultado es una mayor disolución de la familia. Debemos reafirmar el amor entre nosotros, especialmente para el ser más pequeño e indefenso. Ahora veo el aborto como un mal, indefendible éticamente, a la luz de nuestros actuales conocimientos sobe el niño aún no nacido.

          Dr. Bernard Nathanson

          Extracto de la conferencia pronunciada por Bernard Nathanson en Canberra (Australia) en febrero de 1981, patrocinada por la Asociación Para el Derecho a la Vida.

          https://apologeticacatolica.org/Vida/Vida05.htm

        • mari
          26/02/2018 at 7:10 PM

          Hace algunos años yo fui a hablar con un cura y le pregunte porque ellos lo llaman aborto ,´porque no le decían asesinato y él me dijo que fuera yo la que lo dijera Yo a una persona que había abortado le dije que era un asesinato ,ella se enojo mucho y creo que eso de llamar aborto ayuda para que muchas mujeres no tomen conciencia de lo que hacen

          • .....................................
            01/03/2018 at 10:26 PM

            ABORTO: TESIS, ANTÍTESIS Y SÍNTESIS.

            Resultado de imagen para imagenes de cobardes chistosas A raiz del tema de la posible legalización del aborto, veremos la postura de un Sacerdote línea media, la de un joven tradicionalista que le contesta, y la vomitiva conclusión del Episcopado argentino.

            La primera es la típica posición cobarde del cristianismo vergonzante que – bajando la puntería- sólo quiere defender el tema en términos naturales, es el catolicismo trasvestido al que le toca aquello de que “Quien me negare delante de los hombres, Yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos”. (Mat. 10;33) .
            El joven contradictor pone las cosas en su punto justo y por fin, el Episcopado le da la razón, porque una defensa en el plano natural – hoy por hoy- desemboca en el diálogo democrático que promueven estos burros mitrados. La primera postura, es simplemente la tercera, porque si lo que propone es engatusar a los hombres de fuera de la Iglesia ocultando al Cristo, lo que finalmente hace es engatusar a los fieles perplejos haciéndolos rendirse ante la democracia. Cuando se sale del plano sobrenatural, retrocediendo cobardemente del testimonio, se caerá sin duda alguna en la trampa democrática. Veamos.

            *CUANDO LA VE ES MUY CORTA* Por el Padre Diego de Jesús.

            La Iglesia hace muy bien, en su lucha contra el aborto, en esgrimir eminentemente argumentos de orden natural. En el areópago del mundo es crucial librar esta batalla desde la sola razón natural, orden desde el cual sobran argumentos sólidos y rotundos para demostrar que se trata de un aberrante asesinato.
            Y así lo hacemos los católicos, en los diversos ámbitos en que toca hacerlo.
            Sin embargo, no sería correcto decir que este tema nos incube SÓLO en el orden natural. O como a veces se expresa: que este tema ES del *orden natural* y que por tanto es allí donde ha de ser tratado y _sólo_ allí.
            Pues no.
            Que hunda sus raíces, que fragüe sus cimientos en el orden natural no significa que se limite a él. Todo lo contrario. El tema del aborto es un tema profundamente religioso, sobrenatural, *“de Fe”*.
            _No sólo_ es de razón; _sino también_ es de Fe. (Qué bien le sientan al catolicismo los _sed etiam_).
            Que para la palestra donde batallar el tema con el mundo haya que descender dos mil metros, no significa que después no volvamos a subir a los diez mil de navegación, cuando se trata de instruir a nuestras filas internas, *cuando se trata de formar un cristiano*.
            Decirle a los formandos en catequesis de confirmación, o en los grupos de formación en general, que está mal el aborto porque hay que estar a favor de la “vida”, así sin más, es un achicamiento monstruoso de lo que en verdad nos ha de importar.
            Los griegos distinguen _bios_ de _zoon_. Nosotros tratamos de marcar esa distinción en el mejor de los casos aportando *una ve corta mayúscula, pero corta al fin*.
            Al menos cinco asuntos sería importante transmitirle al cristiano medio respecto al aborto.
            Veamos:
            1. El acento del daño no habría de ponerse en el niño-por-nacer. De hecho, en un matrimonio normal, abierto a la vida, ocurren cientos de abortos naturales, la mayor cantidad de las veces sin que sus padres se enteren siquiera. El “drama” mayor no es que estos niños no nazcan; *el drama es que sean asesinados por sus padres.*
            2. Sí cabe decir (sin muchas certezas teológicas, pues es un gran misterio) que no deja de ser penoso que estas personas no reciban el bautismo. Y que no puedan, naciendo y creciendo _en gracia y santidad_, alcanzar una estatura plena en Cristo. Seguramente no carezcan de la visión eterna, no obstante, “es de Fe” saber, en buena teología, que la bienaventuranza eterna no es por sí o por no, sino que admite grados. Y que estar impedidos de merecer en el Destierro les limita en la divinización, *en el grado de bienaventuranza*.
            3. El punto central, sin dudas: el pecado del agente. Ante todo sus propios padres, pero en grado muy semejante, todos los cómplices, por acción u omisión, cometen un asesinato tan atroz, incurriendo en *un pecado tan grave y mortal*, que: *a)* si no mediara una confesión bien hecha, es casi imposible imaginar su salvación eterna. *b)* dándose la confesión, en la cuidadosa distinción que la teología católica hace entre culpa y pena, de no mediar una vida penitente muy intensa y extensa, es muy difícil no imaginar un arduo purgatorio para la persona. *c)* Y en el mejor de los casos, la disminución en bienaventuranza es un daño irreversible.
            También hay que instruir acerca de la *excomunión*, con que la Iglesia pena tan grave pecado justamente en razón de estos tres peligros.
            Uno es libre de pensar en los caminos extraordinarios de la Misericordia divina, pero sería brutalmente *irresponsable* no avisar claramente al que se forma en la Fe que, desde el humilde umbral en que nos atañe otear el Juicio, esto es lo que nos cabe presumir.
            4. Y también es “de Fe” saber que cada uno de estos actos aberrantes y abominables *ofenden a Dios*. No es el lugar aquí para explicarlo mejor, pero el concepto de _un Dios ofendible_ está por demás erosionado en la teología moderna. Recuperar este Misterio del dolor divino es crucial para poner en foco y centro la verdad más honda y vertiginosa de lo que acontece con cada aborto.
            5. Y en fin, nuestra Fe nos enseña (y no la razón) otro asunto no menor: cómo en esta *Guerra* invisible entre Potestades y Principados, entre el Reino de Cristo y el de Satán, un acto de caridad hace crecer el Reino divino entero, como por el contrario, un solo pecado implica la pleamar y la avanzada de demonios sobre el mundo. Y en este doble movimiento no pesa toda falta igual. De lo que cabe inferir que el asesinato de indefensos niños por manos de sus propios padres significa, uno por uno, acto por acto, el avance de huestes enemigas sobre el terreno en pugna. No es de razón sino de Fe esta escalofriante verdad, que coloca al aborto entre los actos (y ritos) satánicos más monstruosos y aberrantes con que el Diablo libra esta batalla final, previa a la Parusía.

            Y retorno al inicio: no sólo es lícito sino conveniente y necesario que en la lucha contra el aborto, en la contienda con el Mundo, el cristiano debata desde la razón y el orden natural. Pero sería una barbaridad que, muros adentro, a la propia tropa, a los católicos en formación, no se los educara desde los argumentos y motivos *de orden sobrenatural*.
            Caeríamos en un vitalismo biologicista; en un inmanentismo horizontalista, en una distracción y un empobrecimiento atroz de lo que en verdad está en juego. Terminaríamos defendiendo los fetos como una suerte de _Greenpeace_ católico: ellos ballenas; nosotros nonatos.
            Si la mitad de una verdad es una mentira, pues aquí hay mucho más que una mitad en juego…
            La ve corta de _vida_ es muy corta. Infinitamente corta. Y *aunque se vista de mayúscula, corta queda*.
            No estamos (solamente) _a favor de la vida_. Estamos combatiendo por un Reino que avanza y retrocede como las mareas; estamos en lucha tenaz por una Eternidad –ese vertiginoso _para siempre, siempre, siempre¬_ – que puede ser de Cielo o de Infierno.
            Estamos, eminentemente, para defender al Dios inerme en Cristo Jesús, que entre escupitajos, burlas, trompadas, espinas y flagelos prolonga su Pasión hasta el fin del mundo.
            Ahorrarle un solo golpe justificaría mi vida entera. Y la vida de cualquier cristiano de buena ley. Por eso luchamos contra el aborto. Por eso.

            Ps: _sugiero vivamente difundir estas ideas, a ver si entre todos levantamos un poco la puntería…
            http://loscocodrilosdelfoso.blogspot.com.ar/2018/02/tesis-antitesis-y-sintesis.html

          • .....................................
            01/03/2018 at 10:32 PM

            CUANDO EL ERROR ES GRANDE. Por Bernardo Calabrese.

            El texto del Padre Diego de Jesús peca de NATURALISMO.
            Es naturalista al decir: “no sólo es lícito sino conveniente y necesario que en la lucha contra el aborto, en la contienda con el Mundo, el cristiano debata desde la razón y el orden natural. Pero sería una barbaridad que, muros adentro, a la propia tropa, a los católicos en formación, no se los educara desde los argumentos y motivos de orden sobrenatural.”
            Indudablemente, es cierto que es conveniente y necesario no prescindir de los argumentos de orden natural en la lucha con el mundo y el aborto. Lo que ocurre es que, según se desprende de la interpretación literal del texto, el Padre De Jesús, recomienda que nos quedemos sólo con estos argumentos, en la lucha contra el Mundo. Nos invita calurosamente, a que demos el combate contra el mundo y el aborto, SÓLO con argumentos de orden natural. Con la excusa de que el mundo ya no cree en lo sobrenatural, el monje pretende que debemos adaptarnos a sus limitaciones y caprichos, y silenciar LA Verdad. Reducirla a lo meramente sensible. Cercenarla a aquello que no desagrade tanto al enemigo, como si éste nos hiciera el mismo favor. Con ese criterio, ¿cuando el mundo ya no crea en el orden natural también tendremos que silenciarlo?
            Desde que el mundo es mundo, pelea como tal. Pelea como enemigo de LA Verdad, como enemigo de Cristo. Pelea contra el orden de Dios mostrándonos su peor cara. Usando las artimañas más perversas que tiene a disposición. Pelea junto con el Demonio y con la Carne. El mundo nos tira con sus mejores armas y nosotros como unos imbéciles ¡¿entregamos las nuestras?! ¡¿Vamos al combate cómo el Mundo quiere que vayamos?! ¿No nos damos cuenta del engaño? En definitiva terminamos cayendo en sus trampas. Para el Mundo, es el mejor negocio que aceptemos dar la lucha con sus condiciones, que discutamos en sus términos. Pero como decía San Jerónimo: “Hablar impropiamente es el origen de las herejías. Por eso no debemos tener con los herejes ni siquiera el lenguaje en común, para no favorecer sus errores”.
            No podemos pretender que sea conveniente y necesario pelear contra el Mundo y dar la lucha contra el aborto, con argumentos únicamente naturales. Por más vueltas que quieran darle, el monje contrapone los dos órdenes al decir que frente al mundo se pelea con fundamentos naturales, y que sólo puertas adentro(?!) (al decir: “PERO muros adentro…”) debemos dar los verdaderos argumentos de la lucha. Es ridículo sostener algo así. ¿Acaso no sabe el Padre, que no hay aspecto alguno del orden natural que no tenga fundamento en el sobrenatural? ¿No sabe que el orden natural no se puede sostener por sí sólo? Todo, absolutamente todo lo que conocemos, está sostenido y fundado en el orden sobrenatural. Desde que NSJC vino al Mundo para redimirnos, no podemos quedarnos en el plano natural. Como dice el R.P. Develliers, en su libro “Política Cristiana”: El naturalismo hace ineficaz la acción política cristiana. Ha contribuido a hacernos perder todas las batallas: divorcio, aborto, escuela libre (laica), etc. EL orden sobrenatural nos ha sido dado para curar el orden de la naturaleza. Jamás podemos aceptar la separación que se pretende contra toda la enseñanza de la Iglesia….Dicha separación, privando al enfermo del remedio, hará su curación DEFINITIVAMENTE imposible”http://loscocodrilosdelfoso.blogspot.com.ar/2018/02/tesis-antitesis-y-sintesis.html

        • 05/03/2018 at 9:25 PM

          La VERDADERA Iglesia católica, no el engendro surgido del llamado Concilio Vaticano II, que se hace pasar por Iglesia Católica, penaliza a la que se somete a un aborto, y a TODOS los que intervienen para llevarlo a cabo, con la EXCOMUNIÓN.

      • mari
        26/02/2018 at 6:59 PM

        Que no es cierto?

  3. raul
    26/02/2018 at 11:26 AM

    Me adhiero a la nota. Pero me llama la atención que ni el autor, ni ninguno de los casi unánimes periodistas y opinólogos que saturan con el tema, pongan el acento en que el aborto está fulminado en la Constitución Nacional y en los tratados internacionales anexados a la misma. Declaracíón Universal de Derechos Humanos, Pacto de San José de Costa Rica, Convención de los derechos del niño, etc., como bien lo señaló el Dr. Jorge Vitale en este medio el 24/2.

  4. Peronismo = Delincuencia
    26/02/2018 at 1:11 PM

    Es un artículo berreta. Uno es dueño de su cuerpo y punto.

    • raul
      26/02/2018 at 2:43 PM

      Más allá del error grosero de tu afirmación, SI VOS SOS EL DUEÑO DE TU CUERPO, EL ABORTO PAGALO VOS.

    • .....................................
      26/02/2018 at 6:03 PM

      Podría argumentarte que sos dueño de tu cuerpo pero no dueño del cuerpo del bebé, pero sería un argumento humanista por lo que voy a decirte la verdad, ni siquiera sos dueño de tu cuerpo porque en el juicio particular, que aunque no creas es una verdad, le vas a tener que dar cuentas al creador de lo que hiciste con tu cuerpo y con tu vida, Dios es dueño de todo y le tendrás que rendir estricta cuenta. Que no creas no invalida.

      Te pongo un ejemplo: la acción de la gravedad existe, podés pretender que no existe y lanzarte de un precipicio pensando que no te vas a caer, pero te tengo una noticia te vas a hacer papa frita contra el piso pues la gravedad existe aunque lo niegues una y mil veces. Lo mismo las realidades eternas que están veladas a nuestro entendimiento pues así quedamos luego de la caída. Dios es el creador de lo visible y de lo invisible. Lo visible tu cuerpo, lo invisible tu alma. Que no se vea el alma no significa que no existe.

    • Picardía Cruz
      28/02/2018 at 3:18 PM

      Tan falso es tu comentario, pobre en palabras y carente de argumentos, que mañana te sale un tumorcito y pasado mañana estás con una metástasis desde los sesos hasta el dedo gordo del pie y…. ¡CHAU DUEÑO DE TU CUERPO!

  5. Elea
    26/02/2018 at 4:33 PM

    Conclusión: a muchos deberian haberlos matado de chiquitos o no nacido así de grandes no sufrían…bah como dijo Almafuerte: VIVE LA VIDA PLENA ..PERO MUERTO

  6. patricia
    26/02/2018 at 4:54 PM

    Si el aborto se transforma en Ley, habremos perdido cómo Sociedad y la humanidad estará destruyéndose moralmente
    Nuestra Sociedad agoniza y en un futuro no muy lejano y en algún momento de sus vidas, todas aquellas mujeres que abortaron sentirán el vacío de pensar que podrían estar junto a un ser que asesinaron. Todo llega y es fuerte psicológicamente hablando. Sé de muchos casos y son realmente tristes. Yo soy atea y éste es mi pensamiento. La familia es o más importante que tenemos en la vida.

    • part
      26/02/2018 at 5:03 PM

      asi es

    • part
      26/02/2018 at 5:05 PM

      Ud no es atea. Es el enemigo de su alma que la bloquea. Trate de salir de eso ¿no peregrinó alguna vez a Medjugorje?

  7. ROBERTO
    26/02/2018 at 5:57 PM

    Es verdad lo que dice el articulista respecto de como se pretende instalar por un 5%, una “verdad” al otro 95% que no considera para nada prioritario el tema aborto. Y con la complicidad y conveniencia de la inmensa mayoría de medios, opinadores y periodistas.
    Es muy obvio como arman y conducen los “debates”. Los participantes pro vida casi no pueden opinar, y cuando lo hacen son interrumpidos constantemente por las/os abortistas y/o los conductores de los programas.
    Por otro lado, la Academia Nacional de Medicina ya se expidió con abosoluta claridad cuándo comienza la vida. Palabra oficial de la ciencia.
    En cuanto a lo no ideológico y/o religioso y/o moral, los/as pro aborto, no le van en zaga. Pertenecen a la izquierda, al progresism, al ateísmo y, en definitiva, al anarquismo. Pero lo que es peor, responden, colaboran y participan del nuevo orden mundial cuyo principal componen es el capital financiero internacional y la masonería, algo que desde la boca para afuera dicen repudiar.
    El negocio de la medicina que propone el control de la natalidad, en cantidad y también en calidad. Pronto veremos quien puede nacer y quien no. Metodología nazi en su máxima expresión.

    • .....................................
      26/02/2018 at 6:07 PM

      • .....................................
        26/02/2018 at 6:08 PM

        • .....................................
          26/02/2018 at 6:08 PM

  8. PANAMA PAPERS
    26/02/2018 at 6:40 PM

    EL MEGAWATS EN FRANCIA CUESTA LA MITAD QUE EN ARGENTINA Y NO TIENEN PETROLEO

    LA CULPA ES DEL KIRCHNERISMO ???? PELOTUDOS !!!

    FUERA MACRI CON TODAS SUS LARVASSSS YA !!!!!!!!!!!

    • name
      26/02/2018 at 7:00 PM

      por supuesto que la culpa es del kirchnerismo y mucho más

    • .....................................
      26/02/2018 at 7:02 PM

      FUIRA PERONCHOS KIRCHNERISTAS DE MIERDA POR CULPA DE LA KAKADA ESTÁ EL MACRIAVÉLICO EN LA PRESIDENCIA

  9. Carlos Martinez Junor
    27/02/2018 at 12:42 AM

    Mi oposición a la legalización del aborto, no es religiosa, política, social o como quieran nombrarla, es meramente el respeto a la vida de un ser humano, fundamentalmente indefenso, e inocente.
    Cuando se habla de la cantidad de abortos ilegales que se producen, se habla de miles y decenas de miles en nuestro país, sería conveniente analizar valores estadísticos que demostrarían lo exagerado de los números que se citan y tal vez una trampa o mentira mas a las ya mencionadas en el artículo..
    Como se menciona en el mismo, el Código Penal especifica claramente las situaciones en que se permite realizar uno. No entro el la disquisición si está bien o mal, en definitiva se está autorizando legalmente el realizar un ejecución, con el resultado de la muerte de un ser humano.
    A lo largo de mis años he aprendido que el interés y el respeto por la vida, ha ido decreciendo en nuestro país. En los últimos 70 años las organizaciones que supuestamente defienden los derechos humanos se han dedicado a la defensa de los derechos de terroristas, delincuentes y corruptos.
    Nuestro actual Gobierno cuyo Presidente dijo que finalizaría con “el curro de los derechos humanos”, terminó por oficializar dicho curro, realizando acuerdos con la secretaría de Derechos Humanos, a cargo de un individua que de respeto a la Constitución Nacional, nada sabe y no he escuchado nada al respecto sobre la defensa de la minoridad que fija nuestra carta magna..
    Ahora el Señor Presidente autorizó a la bancada de cambiemos (disculpen las minúsculas, pero no lo puedo escribir con mayúscula), a tratar la legalización del aborto en el Congreso Nacional; según entiendo, los Senadores y Diputados del mismo tienen una representatividad que depende de las necesidades de las provincias representadas (Senadores) y del pueblo de la Nación (diputados) y no del Poder Ejecutivo.
    En fin, no es éste el asunto que quiero tratar, si quiero tratar sobre el aborto.
    Sugiero, ver los videos cuyos links les adjunto, son necesarios desde el punto de vista educativo, sobre todo para aquellos que sin conocer los terribles métodos empleados, similares a los desmembramientos empleados en las cámaras de tortura de la edad media, mejorados seguramente por los avances tecnológicos, defienden la postura de despenalizar el aborto con la pobre excusa de la potestad de la mujer, sobre su cuerpo.
    Legalizar el aborto no es otra cosa que legalizar el asesinato de un ser, primero, absolutamente indefenso y segundo, totalmente inocente de la barbaridad que pretende hacer la mujer que quiere abortar por un acto sexual llevado a cabo con algún hombre, del que el niño no es responsable.
    Indudablemente que las variables por las que se llegó a ese embarazo son para analizar para determinar caminos a seguir, que no son intención comentar o tratar en el presente comentario ya que lo importante es el asesinato del que sí, pretendo dejar claro, que no debe ser el final de los caminos analizados.
    Los links que agrego, son para educación de quienes nada saben de cómo se llega a la destrucción, mejor dicho el desmembramiento, mediante un pinza de acero de ese feto o bebé que en plena gestación es un ser humano vivo.
    Por supuesto no es nada agradable verlos, seguramente las abortistas que dicen ser dueñas de su cuerpo, tengan el estómago para mirarlo, ya que por otro lado, sí lo tienen para proponer un asesinato legalizado.
    Como dice el dicho “una imagen dice más que mil palabras”

  10. BENEDICTO
    27/02/2018 at 9:04 AM

    “MUCHAS NACIONES SERÁN ANIQUILADAS” PARTE DE LO QUE DICE LA TERCER PROFESÍA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA…Y ALGUNOS CREEN QUE SERÁN ANIQUILADAS POR BOMBAS! NO, ES MUCHO PEOR, SERÁN ANIQUILADAS POR FALTA DE FÉ… Y RUSIA VOLVERÁ A MARÍA Y SALVARÁ AL MUNDO…HABRÍA QUE ANALIZAR LA ACTUALIDAD DEL MUNDIAL.

    • Me cayó la ficha
      28/02/2018 at 11:27 PM

      ¡Para eso se lleva “una buena moneda” Sampaoli!!

    • DIEGOTE
      28/02/2018 at 11:28 PM

      ¡Para eso se lleva “una buena moneda” Sampaoli!!

    • .....................................
      01/03/2018 at 9:38 PM

      EL BENENITO COBARDE QUE NO QUISO HACER LA CONSAGRACIÓN MEJOR QUE SE CALLE.

  11. CAMBIEMOS=KIRCHNERISMO
    27/02/2018 at 10:41 AM

    HOLA SOY LAZARO BAEZ Y QUERIA COMPARTIR MI ALEGRIA CON UDS

    Una buena para Lázaro Báez: lo sobreseen gracias a la nueva Ley Penal Tributaria

    El empresario K fue sobreseído parcialmente mientras que sus hijos lograron ser sobreseídos de FORMA COMPLETA

    GRACIAS MACRI , GRACIAS CAMBIEMOS Y PRO

    LOS GILES NO SE DIERON CUENTA QUE VOS MAURI SOS EL QUE PUSO CRISTINA

    BESOS A TODOS Y TODAS

  12. 28/02/2018 at 6:51 PM

    Muy clara la nota, ahora digo; está claro que quienes no estan dispuestos a legalizarlo, tienen asumida la posición, que si tienes dinero, podrás hacertelo en las mejores clinicas/sanatorios y equipos médicos, y si no tienes dinero, probablemente te mueras de septicemia, eso es humanista….por favor, brindemosle a quienes no tienen recursos, la posiblidad de decidir como aquellos, que si cuentan con el dinero; es más, seguramente con la contención pre-intervención, muchas de las mujeres que piensan abortar, no terminen haciéndolo….o es que en la Argentina, como no está legalizado el aborte, el mismo no se practica?…..

    • mari
      01/03/2018 at 7:25 AM

      Importante nota en Urgente 24 sobre el negocio con los fetos Muchos acá ya se preparan para hacerlo y quizás ya lo hacen Cuando se habla de la muerte de la mujer como pretexto para asesinar al bebe no se tiene en cuenta que en realidad son dos los muertos ,porque el feto verdadera víctima inocente e indefensa es masacrado y tirado en la basura o llevado a fabricas para aprovecharlo y así hacer cremas que muy probablemente la madre comprara,porque para eso si va a tener plata

      • .....................................
        01/03/2018 at 9:37 PM

        Esas madres son abortos espirituales del puto jp2

      • Gujeolpan
        02/03/2018 at 12:36 AM

        En C del N . Aseguran hacer una sopa exquisita.

  13. Eficiencia
    01/03/2018 at 12:17 AM

    Con médico cardiólogo, anestesista y quién lleva a cabo la intervención.
    Claro que cuesta.
    Pero buen servicio.
    A quienes puedan pagarlo.

    • mari
      01/03/2018 at 7:30 AM

      Y si seguramente surgiran clínicas muy capacitadas para sacar al feto y utilizarlo para hacer cremas y otros empleos Una gran ley que garantiza el derecho a asesinar víctimas inocentes, nos pondrá entre los países mas avanzados del mundo y seremos ejemplo para esos pueblos bárbaros que todavía defienden la vida

    • .....................................
      07/03/2018 at 3:55 PM

      callate eficiencia GENOCIDA

  14. .....................................
    01/03/2018 at 9:36 PM

    LO INDEBATIBLE, A DEBATE

    Último e insuperable hito entre los socorridos por el élan liberal en su descenso a los más sellados infiernos, la legalización del aborto concita todos los horrores que una mente no agostada por esa nueva patología llamada brain fog o «niebla mental» podría sufrir en esta ardua hora. Es ciertamente de malnacidos andar alentando la carnicería atroz de los más débiles e inocentes, es de un ensañamiento ciego como de perros rabiosos este retozar entre argumentos a cuál más sofístico y enclenque para sumarse al coro infecto de los que piden cuchillo contra el indefenso. “El derecho a disponer del propio cuerpo”, apuran con crasa inconsecuencia los mismos que cuestionan el derecho natural de propiedad, resemantizando de paso esa incipiente vida ajena en quiste o forúnculo. “El número de mujeres que mueren por abortos clandestinos”, lagrimean los que omiten que, tanto en abortos clandestinos cuanto en aquéllos perpetrados sub lege, mueren siempre y sin excepción los niños. En un ciento por ciento: que lo adviertan estos merodeadores de estadísticas amañadas.

    Nunca estará de más recordar aquella descripción del Juicio Final que sólo san Mateo trae entre los cuatro evangelistas (25, 31 ss.) y que consta entre las últimas enseñanzas públicas de Jesús. El tema de la caridad como condición para la bienaventuranza eterna, en la sociedad de la previsión y de la obsolescencia, reclama extenderse a aquellos cuyo mero alumbramiento depende hoy como nunca del arbitrio de otros, incluidos los legistas. Es aquello que, sin el imponente escenario esjatológico, urgía a grandes voces el profeta: parte tu pan con el hambriento (…), cuando veas a alguien desnudo, cúbrelo, y no desprecies al que está hecho de tu propia carne (Is 58, 7), recomendación esta última que cabe del todo literalmente a las mujeres tentadas de abortar. Hoy el mal del coco alcanza tal cota que no faltan tontos escépticos que, descuidados los otros nueve mandamientos, recurren al «no matarás» como principio doctrinario del vegetarianismo o de la prohibición de la tauromaquia, mientras aprueban el descuartizamiento sistemático de aquellos que son «nuestra propia carne» recién gestada.

    Si algo faltaba para agregar sombras a esta lúgubre demoniocracia era convocar una sesión en el Congreso para debatir sobre la licitud del filicidio. De sobra sabemos de qué modo son tratados la verdad y el honor en estas gimnasias parlamentarias. El propio ministro de Cultura de Macri blandió un lema que se define solo: «tiene que ser una discusión madura y, después, que gane la mayoría». La mayoría parlamentaria como omnímodo principio de determinación en los asuntos morales, con el populacho llamado a intervenir a su modo, entre regüeldos, al otro lado de la acaparadora pantalla. Es sabido: hay una muchedumbre de juicios erróneos que el mundo inspira en nuestros contemporáneos acerca de demasiadas cosas. Quizás éste de la condescendencia con el aborto sea el más expresivo del estado de confusión demoníaca, el velo más tupido con que se ha cegado la sensibilidad del común respecto del problema del mal.

    Ante nuestros ojos se desenvuelve un drama invisible a los más, que corren a ocupar su sitio a la diestra o la siniestra del sumo Juez aun antes del dies irae decretado, siendo el aborto y su legislación la ocasión para anticipar el criterio último con el que Aquel obrará la obligada distinción entre ovejas y cabritos. Pues no sólo en la casi obvia identificación de Nuestro Señor con «el más pequeño de sus hermanos» reside el paralelismo del caso, sino en la actuación de sus principales actores. Así, si esta repentización de la disputa respondiera al propósito de distraer el malhumor colectivo tras el incontrolable aumento del precio del combustible y las tarifas (como verosímilmente se ha señalado), menudo nuevo rasgo de semejanza con Pilatos se habrá adosado Macri, cuando aquél entregó al Justo para aplacar un furor popular que anunciaba sedición. Incluso la aparición en escena de Cristina Kirchner para avalar la convocatoria al debate revela una inesperada concordia entre ésta y el actual mandatario después de tantos desencuentros, semejante a aquella de Herodes y Pilatos, que «aquel día [con ocasión del proceso de Cristo] se hicieron amigos, porque antes eran enemigos» (Lc 23, 12). Ni faltó ese único obispo que, a semejanza de José de Arimatea, hizo públicas las dos o tres observaciones pertinentes al caso, ganándose el escarnio de los animadores y payasos de este circo de sangre. Pues habló de la falta de principios de Macri y su pandilla, y de paso tocó el tema de la pátina católica que imprimen colegios y universidades por éstos frecuentados, de los que se sale sin siquiera saber hacer correctamente la señal de la Cruz. Y del hipócrita silencio al que se han juramentado la prensa y los políticos cuando, tomando pretexto de los embarazos por violación, omiten, v.g., todo debate sobre la pena de muerte del agresor, proponiendo en cambio la disputa acerca de la eliminación del más inocente.

    Era obvio, por lo demás, que la Conferencia Episcopal iba a apresurarse en hacer las veces del Sanedrín, instando calurosamente a un “diálogo sincero y profundo en el que se escuchen las distintas voces”, lo que pronto fue correspondido con la gratitud de los ideólogos del control demográfico por vías las más cruentas.
    https://in-exspectatione.blogspot.com.ar/2018/02/lo-indebatible-debate.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *